Entradas etiquetadas como ‘mandala’

54 horas para iluminarse con un mandala

This is by far my favourite colour chart 🙂 Blue and Gold. ✌🏼#murderandrose #mandala #art

A post shared by Asmahan Rose Mosleh اسمهان (@murderandrose) on

La artista es yemení y se llama Asmahan Rose Mosleh y vive en Reino Unido. Sus mandalas son pequeñas maravillas hechas con paciencia y pintura acrílica. Entre 8 y 54 horas invierte en cada dibujo. 

Estos trazos y pigmentos parece que despiertan a un abstracto pavo real. La pintura es como un ritual de apareamiento, llama a tus ojos el símbolo que despliega una ilusión geométrica. Estás sometido al espacio concéntrico, perdido en el plumaje que es un círculo de círculos, sabes que las líneas esconden su secreto en las regiones internas.

It's always these little ones that take the longest to complete.

A post shared by Asmahan Rose Mosleh اسمهان (@murderandrose) on

El mandala- término que proviene del sánscrito– es conocido por su linaje budista e hinduista, aunque su devoción abarca otras prácticas espirituales y podemos encontrarlo en representaciones de piedra en América o en las catedrales cristianas y las mezquitas árabes (como en el alucinante templo de Isfahán, Irán). Formas complejas, de composición usualmente circular, arabescos extensivos que representan las fuerzas que regulan el universo y que sirven de apoyo en la meditación o el rezo.

LOST FOR WORDS!! One day! i'A 🇮🇷 #esfahan // Photo by @kozx

A post shared by Asmahan Rose Mosleh اسمهان (@murderandrose) on

Un mandala suele ser un microcosmos que nos guía por el macrocosmos, un símbolo que acoge un significado oculto por desvelar. Decía el filósofo e historiador de las religiones, Mircea Eliade, que el mandala es “a la vez una imagen del universo y una teofanía (manifestación de dios)”, un centro para los iniciados que deciden quemar su ignorancia, un apoyo en la concentración.

Lee el resto de la entrada »

Paisajes de chucherías para explorar la felicidad momentánea

'Bing Bong, Bing Bang' - Pip & Pop

‘Bing Bong, Bing Bang’ – Pip & Pop

Colinas de azúcar rosa pobladas de personajes que podrían decorar tartas, montículos de bolitas de colores, llanuras de motivos florales con colores que despiertan el deseo de comer dulce…

Nicole Andrijevic y Tanya Schultz son Pip & Pop, un dúo de artistas de Perth (Australia) que trabaja con golosinas. Sus miniaturas y paisajes combinan los colores pastel de las chucherías con técnicas inspiradas en los mandalas tibetanos y el kawaii, la cultura japonesa de lo “bonito”, que invade en Japón los objetos y mensajes cotidianos de caras sonrientes, tiernas mascotas y tonos alegres.

En las instalaciones  que realizan desde el año 2007, siempre se han decantado por materiales efímeros —caramelos, gominolas, creaciones de papiroflexia, objetos de usar y tirar— que en conjunto exploran la sensación de felicidad momentánea, el paraíso artificial del consumo y el entusiasmo instantáneo asociado con la infancia.

Cada creación aparece como desparramada en el suelo de la sala de exposiciones, produce visiones que recuerdan a planetas lejanos o vistas aéreas. Los niños acuden encantados.

Helena Celdrán

'Sweet Sweet Galaxy'

‘Sweet Sweet Galaxy’

Elaboración de 'I can hold the sun'

Elaboración de ‘I can hold the sun’

Detalle de 'I can hold the sun'

Detalle de ‘I can hold the sun’

'Three minutes happiness'

‘Three minutes happiness’

'Bing Bong, Bing Bang'

‘Bing Bong, Bing Bang’