Entradas etiquetadas como ‘etiquetado’

“Calcular el valor energético de los alimentos es un lío, debería unificarse”

monicabrMónica Broullón dice que la UE debería proponer fórmulas de etiquetado común para poder calcular fácilmente su valor energético.

El etiquetado sobre propiedades nutritivas está armonizado en toda la Unión Europea. Dicho etiquetado es facultativo, pero será obligatorio cuando en la etiqueta o en la publicidad figure una declaración de propiedades nutritivas.La norma que lo regula es la Directiva 90/496/CEE del Consejo, de 24 de septiembre de 1990, relativa al etiquetado de propiedades nutritivas de los productos alimenticios

“Cuando voy al súper a comprar y miro las propiedades y los ingredientes de un producto a veces no te enteras de nada. Por ejemplo, para calcular el valor energético hay dos tipos de media. Unos productos llevan una y otros la otra. Si quiero comparar me tengo que llevar la calculadora para saber la diferencia entre las calorías y los julios y ya bastante tengo con calcular lo que me puedo gastar para encima tener que hacer estos cálculos. Debería proponerse un etiquetado con unas características comunes que nos haga la vida más fácil a los ciudadanos”.

“Hay que informarse de la procedencia de todo lo que compramos”

Casi el 5 % de los productos cárnicos etiquetados como vacuno en la Unión Europea (UE) contienen ADN de caballo, según los primeros resultados de los controles realizados por los Estados miembros, anunciados por fuentes comunitarias.

Venta de carne de caballo en Alemania

Venta de carne de caballo en Alemania

Los resultados de estos análisis, que serán publicados con más detalle durante este martes por el Ejecutivo comunitario, también indican que aproximadamente el 0,6 % de las muestras de carne equina analizadas en mataderos europeos contenían fenilbutazona, un antiinflamatorio prohibido en la cadena alimentaria.

En España, las autoridades sanitarias detectaron ADN de equino sin etiquetar en un 4 % de las pruebas realizadas, y han descartado “problemas de seguridad alimentaria” al no encontrar restos de fármacos veterinarios prohibidos, según informó el lunes el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En base a los resultados y a la opinión de los expertos de la UE, Bruselas también descartó que exista un “riesgo sanitario inmediato” a nivel comunitario por la presencia del citado antiinflamatorio en la carne de caballo, según dijo el portavoz comunitario de Sanidad y Consumo, Frédéric Vincent.

“Hay que informarse de la procedencia de todo lo que compramos”

María Gómez, jubilada, considera que hay que exigir a las marcas que detallen toda la información de los productos.

La Directiva 2000/13/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de marzo de 2000 se refiere a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios.

“Yo apenas consumo carne pero me parece fatal que utilicen carne de caballo haciendo creer a los consumidores que es otro producto. De todos modos pienso que la gente tiene que leer y fijarse un poco más en lo que compra porque muchas veces se va a lo más barato y no se piensa en su origen. Hay que informarse de la procedencia de todo lo que compramos y por supuesto exigir a las marcas que detallen toda la información al respecto”.

“La calificación energética de los electrodomésticos debería extenderse a todos los productos”

consejo_etiquetaComo si se tratase de electrodomésticos, las viviendas van a tener de manera obligatoria una etiqueta energética. Pero de tan anunciada, su retraso empieza a no entenderse. Diversas entidades relacionadas con la certificación energética de viviendas reclaman al Gobierno que apruebe ya –como se esperaba– el decreto que ponga en marcha el procedimiento.

Así las casas tendrán una etiqueta energética, por su potencial para activar la rehabilitación y aumentar el ahorro de energía. El sector no se explica por qué el real decreto que debería obligar a tener un certificado energético al vender o alquilar una vivienda sigue en los cajones del Ministerio de Industria a pesar de que se ha superado el plazo fijado por Bruselas para su aprobación.

Así lo asegura el presidente de la Asociación española para la calidad en la edificación (Asece), Adrián Sánchez, quien califica el retraso como “una tomadura de pelo”. “Este año he estado en bastantes congresos y desde el ministerio siempre han dicho que la aprobación era inminente”, critica Sánchez.

El proyecto de real decreto del Ministerio de Industria, que salió a consulta pública en julio del año pasado, fijaba el 1 de enero de 2013 como fecha límite para que todas las viviendas objeto de compraventa o alquiler contaran con un certificado energético.

El certificado, que ya se usa en las casas de nueva construcción, lo pagará el propietario del inmueble que quiera vender o alquilar, y tendrá una validez de diez años. Es una etiqueta similar a la que se utiliza en los electrodomésticos, con un código de color y una letra que va de la “A” (la más eficiente) a la “G” (la menos eficiente) en función de las emisiones de carbono por metros cuadrados de vivienda.

Según Asece, más de 15.000 propietarios han solicitado a la asociación presupuesto para la contratación de la etiqueta energética de sus viviendas, pero no pueden empezar hasta que el Gobierno apruebe la normativa.

No solo electrodomésticos y viviendas, sino a todos los productos

Alberto Sampedro es ingeniero técnico en Diseño Industrial. Alberto busca siempre la calificación energética A en la etiqueta de los electrodomésticos para que consuman menos y cree que debería extenderse a todos los productos energéticos.

La Directiva 2010/30/UE del  Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010,  es la que regula la la indicación del consumo de energía y otros recursos por parte de los productos relacionados con la energía, mediante el etiquetado y una información normalizada.
albertosampedro

Lo primero en lo que me fijo cuando compro un electrodoméstico es en que tenga una calificación energética A, porque me garantiza que tendrá un menor consumo . Creo que es muy importante que todo el mundo sea consciente de la importancia de consumir productos eficientes energéticamente, no solo por una cuestión de sostenibilidad, sino porque implica un ahorro importante a los consumidores.

Está muy bien que la Unión Europea regule que los productos lleven esta calificación, pero creo se debería ir más allá y exigir esta clasificación a todos los productos que estén relacionados con la energía.

Sé que en Francia las viviendas ya se califican con el mismo sistema, de modo que cuando compras o alquilas un piso ya sabes que si tiene una clasificación C, D o E es probable que tengas un coste energético muy alto, mientras que si tiene una A, sabes que será una vivienda eficiente energéticamente y te saldrá más barato vivir en ella.

De todas formas, está por que ver cómo se aplica esta norma en España y cómo afecta a los ciudadanos

“Los productos ecológicos implican una economía sostenible para el productor”

42_Etiquetado Ecológico_1830-2003Tomás Gómez, inspector de Sanidad de la comarca de Liébana (Cantabria), cree que “los alimentos ahora son más naturales y seguros” e insiste en que la Unión Europea ha conseguido fomentar la seguridad alimentaria, y armonizar y controlar la producción ecológica.  El Reglamento (CE) nº 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007, reguló la producción y etiquetado de los productos ecológicos, derogando el Reglamento (CEE) nº 2092/91.

Soy inspector de Sanidad en Cantabria y por mi experiencia puedo hablar de las ventajas que ha logrado este reglamento europeo. Las normas aprobadas en Europa respecto a la producción animal, vegetal, acuicultura ecológica y producción de algas marinas han sido muy beneficiosas. La primera de esas ventajas es la facilidad para identificar el producto con el logotipo europeo, un fondo verde y una hoja con estrellas comunitarias. Otra ventaja es que estos productos son más seguros porque están sometidos a controles más exhaustivos, y también más naturales, porque el 95% de los ingredientes son naturales.

Estos controles implican una economía sostenible para el productor, ya que los productos se realizan con tratamientos naturales que aprovechan el medio ambiente y los recursos que le da la naturaleza. El consumidor final es el gran beneficiado, ya que puede hacer su compra diaria con total tranquilidad porque existe una completa información del etiquetado, que asegura un mayor control. Así, los alimentos son de mayor calidad.

“Cada vez hay más clientes que buscan productos con denominación de origen protegida en los restaurantes”

mejillonÁngela López Gómez, es propietaria de un restaurante y jefa de cocina, considera que la Denominación de Origen Protegida (DOP) ofrece garantía de calidad a hosteleros y consumidores. El Reglamento (CE) nº 510/2006del Consejo de 20 de marzo de 2006 establece la protección de las indicaciones geográficas y de las denominaciones de origen de los productos agrícolas y alimenticios.

Como jefa de cocina es muy importante ofrecer a los clientes buenos productos, ya que es fundamental para que regresen otra vez. La gente es muy exigente y si no les doy lo que vienen buscando, lo encontrarán en otro sitio. Cada vez hay más clientes que buscan productos con denominación de origen y yo estoy obligada a tenerlos en mi carta porque la verdad es que se venden bien, sobre todo a los turistas.

Creo que tenemos que cuidar lo nuestro y ahora es cuando más en cuenta se tiene todo esto. Yo, cuando voy a la compra, tengo que asegurarme que lo que me llevo al restaurante como producto de la tierra tenga su denominación de origen. Si no, imagina lo que me diría un cliente si pide unos mejillones de Galicia y les sirvo de otro sitio.

Los hosteleros y los consumidores tenemos ahora más garantías que antes. Cuando compras algo con DOP de Galicia, como el mejillón, la ternera o un albariño sabes que el producto procede de aquí y que tiene que cumplir ciertas normas de calidad. Esa calidad es la que realmente busca la gente.

“Tengo una hija celíaca y tengo que revisar todo lo que come desde que era pequeña”

Raquel Alcolea tiene una hija pequeña celíaca, por lo que se ve obligada a repasar los ingredientes de todas las etiquetas para detectar si los alimentos contienen gluten. La directiva 2000/13/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de marzo de 2000, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, facilita su labor.

Una de las primeras cosas que enseñé a mi hija celíaca cuando aprendió a leer fue que supiera identificar en las etiquetas de los helados y las chuches si esos productos contenían gluten. Era la única forma que tenía de protegerla porque no podía estar con ella las 24 horas del día.

Aunque he pasado momentos malos, es verdad que las cosas han ido cambiando poco a poco para bien. Mi hija no ha podido quedarse en el comedor del colegio hasta hace dos años porque no hacían comida especial para niños celíacos, lo que me supuso un verdadero problema a la hora de encajar mis turnos de trabajo con las salidas del colegio. Ahora le dan una comida especial y puede comer allí con total seguridad.

Desde hace años me fijo en los ingredientes de los alimentos que comemos en casa y la verdad es que me siento más protegida y más tranquila. Es una garantía que se obligue a los fabricantes a incluir una gran cantidad de información en las etiquetas, no solo la fecha de caducidad o la cantidad de ingredientes. Por eso sabemos exactamente de qué está hecho cada producto y si es apto para personas con su enfermedad. Me facilita las cosas porque desde que le detectamos la enfermedad de pequeña he tenido que revisar todo lo que comía para evitarle problemas.

He visto cuando he viajado por Europa que en los productos de alimentación el etiquetado es como en España, incluso muchos de ellos están escritos en castellano, lo que me permite estar informada correctamente de los alimentos que consumimos.

También las personas mayores se beneficias de un etiquetado claro. MªCarmen Alonso es consciente de que “gracias a la información de la Unión Europea en las etiquetas de los productos, sé la cantidad de azúcar que traen, todas las proteínas para consumo de las personas mayores que tienen problemas de salud, y así estoy bien informada”.