Entradas etiquetadas como ‘tabaco’

“Hemos pasado de proteger a los fumadores a proteger a nuestros hijos y a los profesionales de la hostelería”

Tonio Borg

El comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg , sostiene una cajetilla de tabaco con un diseño que se ajusta a la nueva directiva. (EFE/Olivier Hoslet)

Las medidas para reducir el consumo de tabaco entre los ciudadanos de la Unión Europea avanza constantemente. A mediados de diciembre de 2012 el comisario europeo de Sanidad y Consumo, Tonio Borg, presentó en Bruselas la nueva directiva sobre el tabaco y los productos derivados, que tiene como objetivos principales aumentar los mensajes disuasorios en las cajetillas o envoltorios y prohibir aditivos como el mentor o sabores como el de vainilla.

La norma tiene que recibir el visto bueno del Parlamento Europeo y de los Veintisiete, por lo que no entraría en vigor hasta 2014. Es una medida, según ha explicado Borg en rueda de prensa, “ambiciosa y equilibrada”, ya que pretende reducir un 2% en los próximos años el porcentaje de fumadores europeos, que ahora se sitúa en un 27%.

Para empezar, si hasta ahora las advertencias sanitarias sobre los efectos del consumo del tabaco ocupaban entre un 30% y un 50% de la superficie de cajetillas de cigarrillos y paquetes de tabaco de liar, ahora ocuparán tres cuartos de la superficie de todas sus caras e incluirán imágenes y texto al mismo tiempo.

Dichas fotos deberán provenir de una “biblioteca común” de la UE, según Borg, quien mostró el ejemplo de una fotografía que compara los pulmones de un fumador y de un no fumador.

La obligación de informar sobre el contenido de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono será sustituida por un mensaje especificando que el humo de tabaco “contiene más de 70 sustancias que causan cáncer”. Habrá excepciones: se permitirá la venta de “empaquetados neutros” en casos “debidamente justificados”.

Por otro lado, se quieren prohibir los cigarrillos y el tabaco de liar con “aromas fuertes característicos”, como el mentol o la vainilla, así como los aditivos que aumenten la toxicidad y el potencial de adicción del tabaco. Los aromas no deberán ocultar el sabor del tabaco.

“El tabaco debe parecer tabaco y saber como tabaco”, dijo el comisario, quien señaló que determinadas novedades introducidas por los fabricantes como “los paquetes que parecen cosméticos o golosinas” o los cigarrillos con sabor a fresa y chocolate hacen a estos productos “más atractivos para los jóvenes”.

Gracias a esta normativa, lo que conseguimos es sobre todo proteger  a nuestros hijos, que están en un período de crecimiento y es cuando más le afecta ese humo; y a los profesionales de la hostelería, que se pasaban horas como fumadores pasivos.

“Antes se protegía a los fumadores

Marta Ferradas, madre y persona no fumadora, habla sobre la Resolución del Consejo Europeo y de los Ministros de Sanidad de los Estados miembros reunidos en el seno del Consejo, de 18 de julio de 1989, sobre la prohibición de fumar en lugares destinados al público, una de las primeras medidas adoptadas por la UE en su lucha para limitar los efectos adversos del tabaco.

Como madre, como persona no fumadora, veo que hasta ahora a quien protegíamos era a los fumadores, permitiendo en fumar en todo tipo de espacios. Mientras que ahora, con esta ley, lo que estamos consiguiendo es proteger a nuestros hijos, a nosotros mismos y a los profesionales del sector de la hostelería.

El 40% de los españoles han fumado en el último año

En la última ‘Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y otras Drogas’, que se realiza cada dos años en España y que se hizo pública en enero de 2013, determina que un 26,6% de los menores consume tabaco, frente al 40,6% de los adultos.

El 40,2% del total de los encuestados dice haber fumado en los últimos 12 meses (42,8% en la encuesta anterior), y el 37,6% (39,4%), en los últimos 30 días. En 1997 un 46,8% dijo haber consumido en los doce meses anteriores.

Desciende en todas las edades, salvo en mujeres de 15 a 34 años: el 30,4% dice haber fumado tabaco diariamente en el último mes (31,8% en la encuesta anterior). Por otro lado, explica la encuesta, aunque la edad media de inicio en el consumo sigue igual (16,5 años) ha descendido la edad media en el consumo a diario, de 19,3 a 18,5 años, aunque un 13,8% de los menores de edad fuman diariamente.

 

Juan considera problemático el coste derivado de las enfermedades producidas por el tabaco.

Yo personalmente no fumo. Fumé de joven, pero me hacía daño y lo dejé inmediatamente. Verdaderamente, el problema es si la sociedad se puede costear las enfermedades que vienen derivadas del tabaco. Efectivamente, aquel que toma la decisión de fumar tiene que saber que le va a costar muy caro, no solamente por los impuestos, sino que si enferma, tiene que ser un poquito solidario con los demás, con los que no fumamos.

“Cuando estaba embarazada, el único lugar donde no había humo era en los parques”

Sobre la Resolución de Consejo y de los Ministros de Sanidad de los Estados miembros del 18 de julio de 1989 que tiene como objetivo proteger el derecho a la salud de los no fumadores contra el tabaquismo involuntario.

Cristina Peinado es agente inmobiliario  en Ciudad Real. Cristina reconoce que la prohibición de fumar en lugares públicos, que equiparó a España con otros países europeos que la aplicaron mucho antes, provocó bastante revuelo al principio. Aplaude la medida y cree que ya nos hemos acostumbrado a ella.

Me parece que es una buena medida que no siempre va a ser aceptada por todo el mundo, en especial, por los fumadores. Aunque ha tardado unos años en llegar a España, por fin se ha hecho efectiva. Tengo un hijo de 25 años y recuerdo que cuando estaba embarazada, el único lugar donde no había humo era en los parques, porque en todos los demás sitios se fumaba: ascensores, panaderías, hasta en los colegios. Creo que es un gran avance que ahora se pueda disfrutar de espacios sin humo en cualquier parte.

En la mayor parte de Europa hace unos años que funciona esta norma y tengo entendido que funciona bastante bien. Aquí se produjo bastante revuelo al principio pero al final creo que todos nos estamos acostumbrando a ella y sabemos que es buena a largo plazo, ya que es algo que es algo que promueve el respeto mutuo.

De todas formas, hay algunos bares en los que todavía se puede fumar, aunque solo cuando están los clientes habituales y van a cerrar. Sé que a los dueños de estos locales les obligaron a hacer una reforma para separar a fumadores de no fumadores, pero luego lo prohibieron totalmente, que es lo que debería haberse hecho desde el principio.