Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Entradas etiquetadas como ‘runners’

Cuenta tu experiencia corredora más estrambótica

Agosto es un mes con montones de horas de luz. Pero en invierno se han escuchado historias terribles. Los corredores han afrontado sombras, luces, hasta -casi- avistamientos UFO.

¿Nos cuentas tu extraña experiencia mientras saliste a correr?

rruner

Mi “ese día” está relacionado con la guerra.

Afortunadamente no vivo en un país con un conflicto armado declarado. Solamente exiwsten los fines de semana con crucial ‘derby’ futbolístico. Ni los debates políticos son guerra ni de guerrilla.

Pero una madrugada transitábamos los del grupo de las seis de la mañana. Esa heladora matinal de Enero tocaba variar el recorrido que habitualmente movíamos entre parques y avenidas del periurbano de Madrid. Desolados, como siempre, no presentan problemas de atropello.

Uno bajo cero. Variamos a la puerta del polideportivo. Los dos antonios y servidor vuestro. Rodaje o trote lleno de charla, apenas hubo que mencionar la luna llena como iluminación suficiente. Nos atrevimos a adentrarnos unos metros en las anchas pistas de tierra de la Dehesa Boyal. Barrera de entrada, las encinas dejan apenas un pasillo de claridad al que nuestros ojos se acostumbran con cierta rapidez.

Diez segundos más, las retinas pueden enfocar con comodidad a la blanca arena, claramente delimitada por lo negro, por la hierba casi quemada por el hielo. Y, de repente, una sombra.

Dos sombras, cuatro, seis. Y puntos rojos.

El frenazo, ahora que lo pienso (y nos hemos reído de ello muchas veces ya), podría haber puesto alguna de esas sombras en situación de alarma. Y una sombra alarmada podría ser un incidente. Gordo. Aquellas sombras eran soldados de los cercanos acuartelamientos de Madrid-El Goloso. Estaban haciendo ejercicios nocturnos y se habían metido encinar adelante hasta el mismo borde de la ciudad.

¿Y si nos da por gritar o asustarnos más? ¿Estaban avisados aquellos militares de qué hacer si alguien gritaba o si un civil se cruzaba como un conejo?

Imaginad la adrenalina, cómo corría de regreso a las heladoras calles del barrio.

Mándanos tu foto de corredor de verano

Estoy recopilando algunos de los peores momentos de mis carreritas de verano. Mentalmente me da angustia siquiera acordarme del calor, de las malas sensaciones. Pero luego pienso que, en estos casos, suelen salir algunas imágenes muy simpáticas.

Os pedíamos una foto de un trote de verano

ESTO HA SIDO EL BARRIDO QUE ENVIÁSTEIS. GRACIAS A TODOS

Las colgaremos en este post y, cuando pasen los meses, nos reiremos y añoraremos (añoraréis) las cálidas temperaturas.

PASAMOS AL MODO GALERÍA. Búscate. Hasta ahora tenemos…

Stefan, melena al viento. Si es que somos unos killers.
Al mal tiempo, buena cara. 94km en las piernas de Juagaror.
Chema también pasa los veranos de esta guisa: corriendo por el campo de Elche.
La mía, tostado total. Si las imágenes dieran la temperatura…
DrinkingRunners, 06.30am Madrid. Hoy.
Suso se rehidrata.
Manuwar y sus calorinas.
“No olvideis la gorra”, dice Juanjo.
Rafa y su banda del cortafuegos.
Oscar se fue de carreras.
Vacio bajo los pies de un loco coom Raúl.
Carlos, en la playa de Vallirana. Calentando.
Javi Carmona al lío desde Madrid.
¡LuisTry compitiendo, miradlo!
Y Juan subiendo el cerro de la Degollá (caray con los nombres)
Cris y Drako.
Rubén y su Abanto particular en primer plano.
Luis sube que te sube. ¡Vaya rampas!
Quique y Jorge, escondiendo el papel del bocata.
Y cerramos la galería con Juan, que suda lo suyo en Burgos.

GALERIA:

 

Correr y las ‘operaciones biquini’

Llega el verano. Atropelladamente, con prisa. Y las prisas, como se dice, no son buenas nada más que para los ladrones y los toreros malos. Para adelgazar no hay nada peor que tener prisa. Pero salir a correr las semanas inmediatamente antes de las vacaciones playeras es muy utilizado. Por que llega la operación biquini. (o bikini, que la RAE admite ambas)

¿Hacemos bien? Hombre, empezar a  correr siempre es sano. Teniendo en cuenta dos o tres principios básicos ayudará a que nos sintamos mejor. También, que es a lo que vamos, a perder algún kilo de los que nos sobra. O sea, que sí. Corredores pata negra, asumidlo: se nos unirá un contingente temporal con el único objeto de perder una talla.

No es mi culpa. Estoy rodeado de estímulos para que lo haga.

Claro. Adelgazar es un mercado. Muchos lo llaman ‘periodismo-salud’. En las últimas meses ha sido más que evidente que ha aparecido una buena batería de artículos sobre el running en medios poco habituales. En las portadas de salud o generales de diarios han aparecido artículos hablando sobre cuan de moda está. El Huff dice esto de “la droga saludable”, habla de los beneficios del correr y diversos testimonios aparecen contando lo que al fin y a la postre mueve a muchos: dedicar un rato a la semana, dos o tres o seis, a correr unos kilómetros. El País titulaba lo de ‘correr está de moda y es saludable‘, y como una alegre oleada en pantalón corto se escurrían los sesos en ABC con mini-vídeos.

Y la primavera multiplica las noticias porque los corredores ocasionales aparecen como las setas. Es fácil, barato y rápido de cogerle el truco, sí, pero durante Mayo y Junio la cosa va de perder esos kilos.

Incluso en las revistas especializadas hay un mensaje subyacente: correr… te ayudará a perder unos gramos. En las redes sociales se reproducen los mensajes en pos de esos gramos. Sólo en los últimos tres días, a todo color y con imágenes a todo color…

 

 

Vale. Que no me ciegue por los cantos de sirena. Pero ¿qué consejos sigo, entonces?

¿Me animo a este hobby y de paso pierdo unos gramos sudando o mejor me encierro en una sauna o en un atasco en la M40?

1. Abrigarte más no te hará perder más peso. Estás en la antesala del verano. Colócate dos capas más o un chubasquero y sudarás más. Perderás más sales. Bordearás la línea del colapso por hipertermia y la sanidad, recuérdalo, la pagamos entre todos. Pero la combustión de grasas se logra trotando más días durante más minutos.

2. Si eres constante el premio estará más cerca. O sea, correr no es un remedio inmediato. Ten en cuenta que el cuerpo no reacciona hasta pasadas unas cuantas sesiones. Cuando eres capaz de correr más de media hora seguida se desencadenan más mecanismos metabólicos. Digamos que el cuerpo ‘sabe quemar calorías’ pero necesita que se lo recordemos, especialmente después de una vida sedentaria. Recuerda que acabas de empezar a correr como remedio a tus excesos.

3. Tendrás más sed. Bebe agua para calmar la sed. Es natural, has comenzado un ejercicio en plena primavera. No la mitigues con ‘la cervecita’ o con ‘el zumito’. Recuerda que quieres perder calorías, usándolas. No las repongas alegremente. Corres el riesgo de ingerir más de las que has quemado. Un zumo o una bebida azucarada y con gas está plagado de azúcares añadidos que significan calorías directas. Más aún con los siropes de jarabe de maíz que se usan actualmente en muchas bebidas.

4. Aprovecha las horas más frescas del día. Evita el calor. Sí. Quieres el calor para sudar, pero por ahí no van los tiros. El mismo calor excesivo te echará atrás o te mandará a Urgencias. Si quieres que correr sea efectivo, hazlo en condiciones más favorables. Justo antes o después de desayunar, con el cuerpo aún fresco, estarás más preparado para el ejercicio. La diferencia de temperatura con la parte central del día puede ser de hasta veinte grados.

5. Como resumen, recuerda abonarte a la paciencia y afrontar de manera optimista este nuevo hábito. Esto tiene pocos secretos y sí muchas maneras de darse de morros con el fracaso.

No es zen. Es que te voy contando lo que llevo visto en más de treinta años corriendo.

SANYO DIGITAL CAMERA

Loles Vives: la eterna bala de la velocidad española

En Julio de 1973 se inscrustaba en la élite del atletismo nacional una menuda niña prodigio, Loles Vives. La velocista nacida en Manresa había conseguido 12″3 manuales. Sin haber cumplido los dieciséis años era subcampeona de España de cien metros lisos y apuntaba más allá de los 5,20m en salto de longitud. Había buenas expectativas para  una de aquellas atletas bajitas y potentes de la incipiente velocidad española. Después, un parón en una progresión que, en atletismo, no siempre es lineal. Como ella comenta, hubo bajones de forma.  Y es que se mantuvo en competición en categoría absoluta hasta los 28.

El ciclo de apertura del atletismo español estaba en 1979 a punto de dar un paso adelante. España competía en un nivel internacional ‘B’. Los seleccionados de la época competían en las denominadas Universiadas o en la Westathletic, un encuentro deportivo sin los deportistas del Telón de Acero y sin la losa de las locomotoras  estatales en lanzamientos o velocidad. Eran los titanes de la generación del 57/58, gente que hizo de padre espiritual de los chicos de Barcelona’92. Los velocistas Ángel Heras, Javier Moracho y Carlos Sala en las vallas, marchadores de hierro, Benjamín y Jose Luis González y Jose Manuel Abascal en las vueltas a la pista o el saltador Antonio Corgos. Las chicas pugnaban por alcanzar la internacionalidad un peldaño más abajo dado que la herencia del franquismo había mandado a las mujeres a las catacumbas del deporte. ¿Cómo salir del ‘techo ‘?

El dominio de la ex-RDA era evidente.  Muchas velocistas, con posteriores historiales de dopaje masivoEra la época en la que el sprint puro estaba polarizado entre las velocistas americanas y las complejas historias detrás del Telón de Acero. La Europa del Este dominaba desde su concepción del deporte-Estado y empleaba las armas que fueran necesarias para derrotar al enemigo capitalista. Se vivía un apasionante duelo entre la líder mundial, Marlies Gohr, de la República Democrática Alemana, y la estadounidense Evelyn Ashford, una bala bajita con cañones en las piernas.

11.99

En la prueba que determina la mujer más rápida del planeta estaban rompiéndose ya los once segundos. Marlies Gohr lograba en Dresde unos 10,88 eléctricos (en algunas pruebas de los años 70 aún se tenía cronometraje manual) y abría las puertas a las velocidades del futuro, como un 9.90 en hombres. En España la barrera de los doce segundos en cien metros femeninos equivalía al primer partido de Amaya Valdemoro en la WNBA, a un título del circuito LPGA de una golfista como Azahara Muñoz.

En España los títulos nacionales en 100 metros se enjugaban alrededor de ese margen de los doce segundos. Las contendientes eran, por un lado, la longeva sprinter Lourdes Valdor que con 18 años ya ganaría con 12.4 en 1972 y por otro Ela Cifuentes, que consiguió con la ayuda del viento 11.9 o Yolanda Oroz y sus manuales 11.8 ventosos. Todas mordiendo esa barrera. Todas queriendo dar un salto adelante y entrar en el mismo segundo de las inalcanzables y entrenadísimas europas del Este. Quizá la apuesta más cercana por romper la barrera era Valdor, que con condiciones favorables y viento a favor correría el 13 de Agosto por primera vez bajo ese tiempo en el estado Serrahima, en un día de verano tormentoso en esa montaña mágica de Montjüic. Pero el viento es el principal enemigo del velocista puro, irónicamente. Casi cinco metros de velocidad de viento invalidaban la marca. La cántabra confirmaría en años sucesivos la evolución de la prueba y dominaría las tablas de ránking hasta la llegada de la principesca Teresa Rioné.

Vives habla de una barrera mental:

Lo curioso fue que tras hacerlo yo, muy pronto otras lo consiguieron. Fue como romper una barrera psicológica. En aquella época, las atletas españolas estábamos muy poco valoradas y salvo alguna excepción teníamos un gran complejo de inferioridad cuando salíamos a competir por Europa.


Foto: Archivo Loles Vives.

Pero tres semanas antes Loles Vives daba un golpe en la mesa en un quince de Julio, durante los campeonatos de Cataluña. El piso recalentado y el tartan ondulante del Serrahima la ven volar con una marca 11.99. Loles es así la primera velocista española que baja de los doce segundos. La grada abarrotada (antes se llenaban los estadios) es testigo de la némesis del trabajo del esprinter. El momento en que todo el entrenamiento recibe una justa recompensa y los tobillos parecen impulsar un poco más, el trabajo del tren superior parece perfecto… Todos tenemos en mente esos momentos de ingravidez que repiten los vídeos de los corredores a cámara lenta. Loles coronaba las listas de la velocidad en 1979.

El duelo entre Vives y Valdor se prolonga durante todo 1980. La primera, en estado de gracia, encadena tres meses excelentes. En Mayo bate el récord de España por tres centésimas. En Junio lo coloca en 11.95 y llega Julio con la temporada lanzada. Es año olímpico y, aunque la mínima para los Juegos de Moscú queda lejos, la del Bagés resta otras catorce centésimas a la mejor marca absoluta. En un año se ha pasado de 12.00 a 11.81. Pero llegan los Campeonatos de España y Loles pasa a ser tercera. La rosada pista del estado Vallehermoso regala en la sesión del Viernes un tiempo sensacional y Lourdes Valdor recupera el trono con 11.80. Un mazazo para Vives, que se queda en discretos 12.2.

La revancha llega con el mágico discurrir del tiempo.

Diez años sin practicar atletismo a alto nivel y una vida enfocada a  completar sus estudios universitarios y el nacimiento de su primer hijo. Casada con Martí Perarnau, periodista y también atleta internacional, era inevitable que el ambiente atlético, las competiciones en televisión y las tertulias deportivas estuvieran demasiado cerca. Vives regresa tras sus últimos 12.0 logrados con 27 años. Comienza con el exigente entrenamiento para salto de longitud con cuarenta años y se planta en 5.40m, su marca con dieciocho.

Un conocimiento excelente del propio cuerpo y el paso de los años lleva a Vives a los primeros lugares del atletismo veterano. En 2013 mantiene el salto por encima de los cinco metros. Ha perdido algo de resistencia pura y en cien metros cuesta mantener los trece segundos pero trabaja a tope en la explosividad pura. Aún así, ha hecho unos magníficos test sobre la recta completa y se convierte en la primera española que baja de 13.00 con cuarenta y nueve años.


Foto: NacioDigital.cat

Tal y como se encarga de recordarle su entrenador, Alexis Sánchez: “no por entrenar más, correrás más rápido”.

A mis 55 años esta frase debo tomarla al pie de la letra (no siempre lo he hecho) porque excederse en las cargas de entrenamiento supone un alto riesgo de lesión. Cuando eres mayor los parones y las recuperaciones castigan mucho más y te hacen perder muchas décimas de segundo. Por eso, entreno duro, pero siempre con un punto de prudencia, evitando ejercicios de riesgo y cuidando mucho el descanso. Sin embargo, a pesar de todas las precauciones, las lesiones siempre están al acecho, pero mientras pueda ir superándolas estaré al pie del cañón.

El trabajo da sus frutos. En 2007 bate el récord del mundo femenino de 60 metros en pista cubierta para W50. 8″01 con cincuenta años. Con veintiséis corría en la recta de la pista cubierta solamente una centésima más rápido. La bióloga y especialista en dietética y nutrición busca sus puntos fuertes y los trabaja. Seis años después mantiene una salida pegada al material sintético y unos primeros apoyos magníficos. Pasa el tiempo y conserva los 8″42 que perduran como la mujer más rápida del planeta con más de cincuenta años.

Hace treinta y tres años que se rompía una barrera en el atletismo español. La protagonista está empeñada en que no se olvide la importancia del trabajo metódico y está restando valor a aquellos once segundos. Lo ha sustituido por la fórmula de la eterna juventud.

Larga vida a la chica bajita de Manresa.

Uniendo París, Hamburgo y Rotterdam por relevos

Entre los eventos que pasan sin pena ni gloria para los medios de comunicación europeos hay uno con carácter. La RoPaRun (Rotterdam-Paris-Run). Tiene suficiente empaque para mencionar que este año ha recaudado cinco millones y medio de euros para la investigación contra el cáncer. Es un triángulo que lleva corredores y sus equipos de apoyo desde Hamburgo y París hasta Rotterdam.

La ROPARUN es una prueba por relevos que se inició en 1992. Entonces unía Rotterdam con París. Atravesando durante aproximadamente 520 kilómetros las tierras de las batallas contra el mar y las batallas entre los europeos. Desde el primer año la roparun demostró que era una cuestión de organización, espíritu de equipo y un mínimo de treinta horas corriendo entre los diferentes componentes. Los equipos tienen máximo ocho corredores que tendrán que repartirse más de sesenta kilómetros cada uno.

Con llegada desde 2004 en el mismo Coolsingel, la avenida central de Rotterdam donde se establece la meta del mundialmente conocido maratón, equipos e instituciones tienen como objetivo la combinación de la aventura deportiva y la consecución de un fin solidario. En 2004 se invertía el sentido de la prueba y la ruta adquiría la dirección Sur-Norte. Para 2004 el componente de charity se había acrecentado de manera exponencial, de los 40.000 euros hasta los 2,400.000 de esa edición.

La ampliación de la prueba de mediados de Mayo al territorio alemán y acogiendo así una segunda ruta supuso en 2013 el diseño de un recorrido alternativo. Así, durante 560km, se une Hamburgo con la ciudad del Maas.

¿Una idea para 2014?

Fotos: Roparun.nl+PhoToos.nl

 

Este famoso comparte contigo una pasión: correr

Heidi Klum mantiene sus cuarenta primaveras a tono gracias al deporte (eso, y que no tiene que comer en un bar de un polígono industrial, probablemente). Correr, correr y correr.

Y es de todos conocido que la moda del correr se estableció en la sociedad como uno de los más apasionantes métodos de relajarse, adelgazar, gastar dinero y hasta volcar nuestros complejos y frustraciones. Pasaron los difíciles años ochenta pero esto del correr ha regresado. Hay un segundo subidón del trote.

Chicos, chicas, correr lo es todo. Y las celebridades están muy metidas en esto de calzarse unas zapatillas y tonificar los músculos y escurrir los sobrantes. Bueno y, ¿a mí, qué? Quizá a tí nada. O quizá sí. Participas de un movimiento deportivo o recreativo global. Puede que te fastidie, por si habías encontrado alguna trascendencia cósmica en correr, pero imaginemos por un momento el alcance de la actividad social de un famoso runner. Los 1,500.000 seguidores de la cuenta de Heidi Klum podrían tener por unos segundos la tentación de salir a correr. ¿No es un estímulo suficiente para una sociedad?

Llévalo al plano de la revancha social.

¿Sabías que mientras boqueas por esa cuesta arriba, en algún punto del planeta, alguien hipermillonario se está sintiendo todavía más miserable que tú? Sí. Gwyneth Paltrow puede que esté trotando con flato por Central Park o que la misma modelo alemana esté desgranando sus agujetas en su blog (Klum mantuvo durante todo un verano el blog Summer Run)

Correr, trotar o practicar el jogging es también una pasión para mucha otras caras conocidas. Madonna corre como si la persiguiera un calendario. Katie Holmes pretendió haber corrido el maratón de Nueva York, en el que la cantante Alanis Morrisette es asidua. La Kournikova luce palmito con un dorsal prendido en su divina camiseta. Oprah Winfrey usó el corretear como método para perder peso y es una activista del hobby que te ha traído hasta estas líneas.

El bendito tote cochinero. ¡Qué tendrá!

llossa

Pero no solo ellas. Entre los varones, grandes y chicos, superfamosos y mitos (los que no tiran por la vertiente canalla) se plantan la gorra eterna, las gafotas de sol y el chándal. Durante años Vargas Llosa fue un propagandista del jogging, “un placer intelectual”, decía.

Corre Santi Millán (y pedalea y suda como un demonio) y corre Jesús Calleja, en plena efervescencia etíope, según cuenta, tras un periodo con tendinitis varias y semanas de recuperación. Corre el cantante Dani Martín (El Canto del Loco) y tuitea sus sensaciones.

Corrieron Zapatero, Aznar, Bush o Cameron (nadie dijo que habías escogido una afición pura y excluyente) y miles de caras conocidas de cientos de países, a buen seguro, corren.

Es lo que hay.

Siempre puedes sentirte reconfortado por un hecho. Que alguien constantemente acosado por su vida pública piense que un trote de media hora es una válvula de escape significa una cosa: no todo está perdido con la especie humana.

Al menos, no totalmente perdido.

Estados Unidos celebra el National Running Day

Sí. El calendario está lleno de efemérides variadas. Los días internacionales de algo han llenado y dado tres vueltas a los trescientos sesenta y cinco días. Así que no faltaba más que alguien lo propusiese.

Hoy cinco de Junio se celebra en Estados Unidos el día del corredor. En versión original sin subtítulos (aberrantes), National Running Day. De situación variable en el calendario, dado que se celebra el primer miércoles de Junio. Suponemos que se trata de un día fantástico para correr con los primeros calores.

Se trata de lo siguiente (del original)

specific purpose of the day is to get people inspired to go running in many different ways such as becoming committing to a new training plan or just by heading out on to run with a group of friends who share the same passion

Las claves están establecidas en inspirar a la gente a salir a correr, y que esa pasión sea compartida.

¿A santo de qué es hoy?

No parece encontrarse una razón conmemorativa detrás. Un nacimiento o luctuoso momento. Lo que sí es cierto es que las grandes organizaciones han respaldado este día nacional. Los grandes maratones norteamericanos, Boston, Chicago, Houston, Nueva York o Marine Corps muestran su soporte y esperarán, a posteriori, una repercusión en sus filas. Las organizaciones institucionales y comerciales como RunningUSA o Competitor, obviamente, también lo respaldan.

Una simple acción corporativa o un movimiento inteligente del sector, arrimando el hombro todos a una, las instituciones punteras del running norteamericano han establecido un día en el que, desde 2009, explotan las conexiones entre corredores e internet. De cualquier modo, el éxito no está discutido: la página de Facebook ya contiene más de cuarenta mil seguidores. En la web están presentes las principales etiquetas de los principales actores.

2fd8jppi_1370411651

Corredores solidarios recaudan 6.700kg de comida

La iniciativa que ha estado haciéndose visible por las carreras populares bajo la etiqueta #kmsxalimentos ha llegado a un final exitoso.

La campaña, que fue puesta en marcha por un grupo de corredores de Madrid, ha funcionado durante cuatro meses de ‘running’ solidario. El total recaudado, que remataba ayer el empaquetado y entrega en una de las firmas colaboradoras, ha sido de 6.756 kilos recogidos y que se entregarán al Banco de Alimentos de Madrid. La sorpresa que redondeó el esfuerzo solidario de todos vino al recibir del mayorista Makro el doble de lo que se aportaba. 

El equipo Vinilo FM – Drinking Runners iban convirtiendo de manera automática los kilómetros que han sumado sus piernas en los últimos meses. En concreto, en todas las diferentes carreras en las que participaron en su preparación para la Maratón de Madrid.

El equipo de las camisetas verde chillón ha corrido maratón, medios maratones, ha totalizado horas y horas en el exitoso intento de correr cien kilómetros en el parque Juan Carlos I, todo con ilusión y ganas enormes de ayudar. Recordamos que el equipo Vinilo FM está compuesto por compañeros del programa A Tu Ritmo, uno de los escasos espacios periodísticos dedicados al running.

Entrega Palé

 

#RNRmaratonmadrid ¿dónde podremos encontrarte?

Descubre tus cartas. El domingo se celebra el maratón de Madrid, con sus rocanroles y sus cuestas y sus cuarenta y dos cosas especiales.

¿Correrás? ¿Cuál será tu ritmo?

¿Vas a ir de voluntario? ¿En qué lugar te han asignado?

¿Estarás entre el público asistente? ¡Queremos chocar tu mano!

¡Escribe tu dirección de twitter, di dónde y prometo apuntarlo pasa saludarte! 

———–

@_spanjaard [en ruta]
@runningconsult [globo 3h15, en ruta]
@ricohill8 [k15, animando, liebre]
Julio Molina [en ruta]
Daniel [k38, con niños y caramelos]

[aquí tu nick y localización]

Éxito en la campaña #kmsxalimentos

¿Os acordáis del día en que me quejaba de que se me salía la energía por las entradas?

¿No? Sois lectores sabios y con capacidad discriminatoria; habéis aprendido a descartar información irrelevante.

La cosa es que aquel trote maratoniano pertenecía a mi pequeña aportación a una campaña. Los chicos de @DrinkingRunners, sedientos y solidarios corredores, están teniendo un éxito con su campaña de donación de alimentos al Banco de Alimentos de Madrid.

Desde el inicio de la campaña, el 28 de enero, han superado ya la cifra de 3.000 kilos recogidos en nombre de #KmsXalimentos. Y eso está muy bien. Ya que nuestros gestores disimulan, nosotros actuaremos.

El próximo sábado 20 de abril vuelven a la carga, junto al parking del Zoo de Madrid. La (alusiva) iniciativa se enmarca en el proyecto solidario #KmsXalimentos que ha puesto en marcha el equipo de formado por Vinilo FM Radio (desde su programa dedicado al ‘running’ A tu Ritmo) y el grupo mencionado. Si quieres tostarte al sol un rato por la Casa de Campo, toda la información la encontrarás en su web, facebook, twitter, organillero y hasta pregonero con trompetilla. Así que a rastrear en su página web, que eso también entretiene.

¿Qué llevo?

No perecederos: paquetes de arroz, legumbres, harina, pasta o botellas de aceite.

Cuerpo para correr. No es imprescindible que te tundas como una bestia, sabiendo además que el domingo siguiente tenemos el Maratón de Madrid.

Con eso y ganas de pasarlo bien, suficiente. La cita, 09.30am.

 Foto: DrinkingRunners.com