BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

La vida perra de Juanita Narboni… ¡Qué vida!

La lista de libros sobre la ciudad de Tánger, o ambientados en ella, es interminable. A la ciudad le sobran calificativos: hermosa, canalla, internacional, trasgresora, decadente… Y todos han sido sobradamente glosados en mil páginas distintas de cuentos, novelas, ensayos y poemas. Pero, quizá, uno de los libros más destacados sobre esta ciudad que merece, en mi opinión, estar en el altar del Olimpo tangerino, es una novela; rara joya literaria que brilla con luz propia entre todos. Me estoy refiriendo a la novela de Ángel Vázquez, La vida perra de Juanita Narboni, publicada en 1976. En ella, una mujer soltera, desencantada de todo, amargada y cascarrabias, cuenta, en primera persona, recurriendo al monólogo —uno de los monólogos más brillantes y extensos que se hayan escrito nunca—, las peripecias de la señorita Narboni (la protagonista) en una ciudad que irremisiblemente fenece; fenece, al menos, para los occidentales, que poco a poco van envejeciendo, muriendo y huyendo (los que aún pueden) de aquella añorada Tánger internacional de los años 40 y 50 del siglo pasado que ahora es gobernada por Marruecos.

Hoy Tánger es otra cosa; pero aún conserva bajo las cenizas de aquellos tiempos el misterio y el aliento por ser una ciudad diferente. Una ciudad en la que culturas distintas, dicen, se llevaban entonces muy bien. Ahora eso ya no parece tan cierto; y menos tan fácil… La islamización del Tánger abierto a todos y al mundo es ya evidente.

Los comentarios están cerrados.