Entradas etiquetadas como ‘El señor de los anillos’

¿Cuál ha sido la mejor batalla vista en el cine?

Encuesta

En pocos días han coincidido dos colosales batallas, una en la gran pantalla con el final de Vengadores: Endgame la otra (muy oscura, en todos los aspectos) en el capítulo La larga noche de Juego de tronos, el tercero de la octava temporada, contra los Caminantes Blancos y el Rey de la Noche.

Batallas más allá de las galaxias, en reinos de fantasía o históricas. En ellas sus responsables pusieron toda la carne en el asador con desenlaces épicos, para bien o para mal (no todo son finales felices), y muchas marcaron un hito en cuanto a innovación y espectáculo.

El señor de los anillos

( ©Warner Bros / Sony )

La siguiente lista recoge una decena de las más valoradas y aunque algunas sagas contaron con más de una batalla memorable, solo he escogido una que la represente. ¿Cuál es la mejor o tu preferida?

Al final de la relación se incluyen enlaces a Youtube para verlas o recordarlas. 

Lee el resto de la entrada »

Ya han pasado 15 años desde estas imágenes, las de ‘El retorno del rey’

Encuadres

Igual nos parece que fue hace cuatro días (o unos pocos años). Pero hace una década y media que la Tierra Media encontró su equilibrio y su reposo. Un reinado con un monarca justo para elfos, enanos, hadas, magos, ents, humanos y hobbits. Al menos así lo fue en el final de la grandiosa trilogía cinematográfica dirigida por el neozelandés Peter Jackson adaptando las novelas de J.R.R. Tolkien.

A los cines españoles El retorno del rey llegó el 17 de diciembre, lo que también representa un chutazo de nostalgia, y de como pasa el tiempo, al menos para los que vimos la trilogía completa en la gran pantalla en su momento. Luego llegarían en blu-ray y DVD con sus correspondientes versiones extendidas y ediciones extra plagadas de merchandising.

El retorno del rey (2003)

( ®Sony / Warner Bros )

Lee el resto de la entrada »

‘Bright’: polis rebeldes, orcos y ¿el cine del futuro?

En pantalla

Bright-2017

( ©Netflix )

¿Propuestas como las de Bright serán las que moldearán el futuro de las superproducciones? Los datos de a mediados de noviembre anunciaban que la plataforma Netflix superaba el millón de usuarios, concretamente 1.163.000 según el estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). En seis meses había duplicado el número de suscriptores. ¡Una barbaridad! Hace menos de una semana las cifras seguían poniendo de manifiesto el auge (o moda) imparable de Netflix en Estados Unidos: llegaba a más de 50 millones de hogares. Un espectacular crecimiento que constata la normalización de un nuevo modelo para consumir cine, desde el televisor de casa o cualquier dispositivo móvil sincronizado. Y es aquí donde tienen mucho que decir superproducciones tipo Bright, dirigida por David Ayer contando con un presupuesto de más de 90 millones de dólares.

En un momento en el que magníficas o buenas películas pasan prácticamente desapercibidas por las salas de cine o en el que incluso superproducciones diseñadas para arrasar en taquilla acaban pinchando en las grandes salas, para bien o para mal son títulos del calibre de Bright los que, sean mejores o peores, pueden acabar marcando a una nueva generación de espectadores que ya ni siquiera deben salir de su hogar para disfrutar de la más reciente superproducción hollywoodiense el mismo día o semana de su estreno. La película protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton, disponible en Netflix desde el 22 de diciembre, no solo es pionera sino que también puede ser sintomática de los nuevos tiempos. Un híbrido, en este caso de Dos policías rebeldes (o Día de entrenamiento) con el universo de Tolkien, el de El señor de los anillos (y algo de Harry Potter). Similar a lo que presentaba Alien nación, con humanos y extraterrestres.

Lee el resto de la entrada »

Más allá de Poniente: Las películas favoritas de George R.R. Martin

Listas de cine

George R.R. Martin

( ©GTRES )

Estas son las preferidas, en materia de fantasía y ciencia-ficción, del autor de la saga literaria Canción de hielo y fuego en la que se basa la celebérrima Juego de tronos. Una selección irreprochable de una docena de títulos imprescindibles, al igual que lo es la serie de HBO. También se ha declarado fan de las películas de Marvel o de los clásicos de animación Disney.

“Si no te gustan estas películas es que no te gusta la fantasía”, ¡palabra de George R.R. Martin! (que además ha prometido que escribirá los dos libros que le faltan antes de que acabe el siglo).

Lee el resto de la entrada »

Asombrosas transformaciones. El antes y después de los efectos especiales

Parajes de fantasía o mucho más reales, actores increíblemente caracterizados, batallas espectaculares, escenas de acción de infarto, enormes cantidades de extras donde realmente no hay tantos… Si se puede imaginar, se puede hacer. Los trucajes digitales, sobre todo sobre fondos verdes y azules, están logrando verdaderas filigranas.

Unas maravillas cuya magia, en parte, desaparece si comprobamos cómo se han hecho. Y digo en parte porque los efectos especiales son también todo un arte.

En la conocida página de imágenes y fotos Bored Panda, la usuaria Viktorija G. ha publicado una extensa muestra de ese “antes y después”. He elegido catorce, pero en este enlace se puede ver la galería completa. No tiene desperdicio.

 

‘Juego de tronos’

( El dragón más temible de Daenerys )

Juego de tronos 2Juego de tronos 1

Lee el resto de la entrada »

Fotogalería: Los bebés más adorables, cinéfilos y frikis

La demostración palpable de que desde la más tierna infancia o incluso antes, desde la misma cuna, uno puede empezar a desarrollar sus gustos, preferencias y filias. Bueno, en los siguientes casos condicionados, claro está, por sus respectivos progenitores.

Desde la web de BoredPanda están recopilando un montón de imágenes sobre el tema en una de sus conocidas listas de fotografías. De entre ellas he seleccionado una docena. La mitología de Star Wars, el universo de los superhéroes, las series de televisión, los personajes de Disney, los mundos de Tolkien o Harry Potter, también Mr. Spock.

Los protagonistas de las fotografías posan con toda naturalidad, eso sí, ajenos a la mirada de los demás, al que dirán, y a todo el montaje que se ha realizado en torno a ellos. ¿Los ojos bien abiertos? ¿La mejor de sus sonrisas o poses? No. La mayoría durmiendo de manera envidiable a pierna suelta. Por lo demás,  ¿de tal palo tal astilla? Ya se verá.

(Clic en las imágenes para ampliarlas )

 

Baby Princesa Leia (1)

Baby Princesa Leia

(© abilgerphoto )

Enlace: a.bilgerphoto

Lee el resto de la entrada »

Crítica: ‘El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos’, un tesoro para los fans

Recordaré con emoción esa escena en la que un envejecido Bilbo Bolsón (Ian Holm ya en lugar de Martin Freeman), que se ha pasado años rememorando sus andanzas con la Compañía de enanos, ve rota su rutina diaria para acudir entusiasmado a abrir la puerta a su amigo el mago Gandalf (Ian McKellen). Ha sido el final de un largo, larguísimo viaje y el enlace con lo que sería El señor de los anillos, cuando empezó todo, hace 13 años.

A estas alturas todos sabemos que la adaptación de las novelas de Tolkien a cargo del neozelandés Peter Jackson ha traspasado la frontera de película. El logro que supuso, cinematográfica y narrativamente, a nivel de efectos visuales, la trilogía de El señor de los anillos adaptando lo “inadaptable” le ha otorgado a Jackson y a todo el universo de la Tierra Media una credibilidad y un status supremo que trasciende su condición fílmica. En otras palabras, el gran mérito de Peter Jackson, y todo su equipo técnico y artístico, ha sido el de, a pesar de recurrir a una obra no propia, equiparar ese fenómeno literario sin parangón que ha estimulado la imaginación y pasión de tantos lectores, y jugadores de rol, durante generaciones al terreno audiovisual.

El Hobbit La batalla de los cinco ejércitosLas tres películas basadas en El Hobbit no están a la altura de ESDLA. Está de más decir que ya no sorprenden, que se han alargado excesivamente teniendo en cuenta el material del que partían. Pero ello no es obstáculo para restarle méritos. El Hobbit, versión película, está pensada y hecha para sus millones de seguidores. Un serial cinematográfico en el que tampoco importa si pueda estar “alargado” o no en sus pasajes, secuencias o con la inclusión de nuevos personajes; y donde incluso se le permite inventarse subtramas que no conducen a nada nuevo, como el romance entre la elfa Tauriel (Evangeline Lilly) y el enano guapo Kili (Aidan Turner). Se entiende que los fans de la saga no les “importe” tener más y más, recrearse con las reproducciones de las armas, los ropajes y armaduras élficas o los (des)peinados de los enanos, y seguir en el universo de la Tierra Media y sus personajes el máximo de tiempo posible. Está diseñada para celebración de sus fans. Para ellos es una cita indispensable y una película excelente. Es “su tesoro”, y les daría igual si en lugar de 3 películas hubieran sido 6 ó 15.

Para el resto, o para mí mismo, El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos quizá sea un pasable entretenimiento, una aventura tan digitalizada que incluso condiciona su fotografía, el color y la textura de toda esa Tierra Media, el deber ir “superando” el relleno que supone todo lo que va desde las escenas iniciales con el dragón Smaug atacando Ciudad del Lago, hasta los cuarenta y cinco minutos de la gran batalla entre los ejércitos de enanos, humanos y elfos, por un bando, y el de orcos (trasgos) y huargos, por el otro. Luego, una de sus últimas escenas, y de las mejores, con Gandalf preparándose su pipa junto a Bilbo, o esa encantadora escena final. Después, títulos de crédito al son y homenaje de la canción The Last Goodbye del escocés Billy Boyd, quien fuera Pippin en ESDLA.

Por cierto, un comedido y valioso trabajo de interpretación por parte de Martin Freeman, aunque aquí sea apenas un secundario, un personaje testimonial con sus momentos claves, supeditado al carisma de Thorin Escudo de Roble (Richard Armitage) o Bardo el arquero (Luke Evans).

Y les digo que de aquí a 10 años, Peter Jackson volverá a la Tierra Media. Será con El Silmarillion, Los hijos de Húrin (si los herederos de Tolkien ceden y lo permiten), o tal vez una historia original que transcurra entre El Hobbit y El señor de los anillos. Y con ello volverá a sonar triunfal, épica y también nostálgica la música de Howard Shore. Y será nuevamente una trilogía, y cada una de las 3 películas durará por lo menos dos horas y media. Y será un emotivo reencuentro y toda una fiesta para los fans. El resto también estaremos invitados y quizá sí, tal vez no, aceptemos acudir al banquete.

 

Puntuación:

Icono 6

 

 

 

 

( Imágenes: Warner Bros. )

 

Llegando al final del viaje de ‘El Hobbit’

El Hobbit Bilbo Bolson

No sólo estamos en la semana antes de la Navidad, para millones de fans de Tolkien y Peter Jackson en todo el mundo, nos encontramos en la Semana de El Hobbit. Con La batalla de los cinco ejércitos, que llega este miércoles a las salas, se pondrá punto y final a la adaptación de la novela que dio pie a El señor de los anillos, del mismo Tolkien, y a todo el universo mítico de la Tierra Media.

El libro original consta de más de 320 páginas, y en cine es conocido que a nivel de guión escrito cada página equivale a un minuto de película. Con El Hobbit, Peter Jackson habrá plasmado en su montaje en cines, cuando llegue esta tercera entrega, más de 440  minutos (sin contar, claro, los títulos de crédito; y añadiéndole casi 40 más con las versiones extendidas de las dos primeras en Blu-ray y DVD). ¡Casi nada!. Como todos saben, ha debido de rellenar. Y bastante.

En concreto, unas dos horas y cuarto (144 minutos contando los títulos de crédito) serán para esta tercera parte, la más “breve” de las 6. El esperado colofón y clímax final tiene como plato fuerte una secuencia de batalla que dura nada menos que tres cuartos de hora. En ella, humanos, elfos, enanos, el mago Gandalf  y el pequeño hobbit Bilbo Bolsón deberán enfrentarse a las dos amenazas que se cernían sobre ellos en sendos frentes de batalla, la de la ira del dragón Smaug y las poderosas huestes de orcos al mando de Sauron.

Peter Jackson

Peter Jackson ( GTRES )

Nadie le podrá negar amor, entrega y pasión al neozelandés en estas adaptaciones. Las de El Hobbit podría haberlas dirigido Guillermo del Toro, pero el resultado no habría sido demasiado distinto al que hemos visto. Su puesta en escena y personajes estaban notablemente codificadas con la trilogía de El señor de los anillos. Y los fans han disfrutado, y seguirán disfrutando, sin reparos de la obra tolkiana en la gran o pequeña pantalla, con menos metraje o metraje extendido. A ellos, que son legión, va dedicada especialmente El Hobbit versión cine.

Particularmente, Un viaje inesperado me gustó. Pocas sorpresas podía deparar en su estilo visual, en el diseño de sus personajes y decorados o en la trama; pero mantuvo ese aliento épico, esa buen saber narrativo que Jackson había desplegado en la trilogía de ESDLA. En cambio, La desolación de Smaug fue una completa decepción. Un aburrimiento.

Sé que los más fans imaginarán todo tipo de insultos contra mí por decirlo, pero es que en la segunda todo ese batiburrillo de persecuciones, golpes, barriles por el río… era un torrente de imágenes más cercana a un videojuego (el cine debe de tener lenguaje propio), sin sentido de la épica ni por supuesto de la amenaza física y real de peligro. Por mucho que se golpearan, les dispararan con flechas o se dieran contra paredes, orcos acechándoles y oro fundido cual lava, enanos y hobbit salían siempre indemnes. Sin un rasguño. Era más bien como si fueran “dibus”. Por muchas adversidades, nula sensación de auténtica amenaza o riesgo, y pasemos a otro nivel con un más difícil todavía. De acuerdo que en cierta manera Peter Jackson ya lo advirtió. El Hobbit (¡y lo que disfruté yo leyéndola en su momento!) es más infantil, sin el tono oscuro de ESDLA.

Al menos en esta La batalla de los cinco ejércitos la aventura parece que adquirirá un ritmo y un desenlace más óptimo. La segunda disponía las piezas encima del tablero, en esta tercera la resolución promete ser tan triunfal como, en el fondo, poco arriesgada o innovadora. Y lo que es seguro es que habrá un montón de muertos. Según algunos recuentos de páginas en Internet que ya la han visto, alrededor de 100.00 orcos, un dragón y unos pocos personajes protagonista claves. ¡Es la guerra! También el final del viaje, por ahora…

 

 

( Imagen cabecera: Warner Bros. )