BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Alvaro de Marichalar… y yo

A mí, lo que más me gusta de Alvaro de Marichalar (hermano de Jaime de Marichalar y por lo tanto, cuñado de Elena de Borbón, y por lo tanto… ¿qué más?) es su faceta de motorista de agua y conferenciante. Es genial.

Tú rellenas un formulario en una web y por un precio módico puedes tener a Alvaro de Marichalar dando una conferencia en tu salón parroquial, en tu comunidad de vecinos o en una de las sesiones de alcohólicos anónimos a las que vas, porque Alvaro de Marichalar habla como nadie de la superación personal. Y hasta puede llevar la moto de agua a la conferencia (aunque, eso sí, sale un poquito más caro).

Alvaro de Marichalar, en palabras de Thinking Heads (la agencia de conferenciantes que le representa) es un lujazo, anda que no:

Si usted cree que es un ponente que no interesa, si usted cree que al ser aristócrata lo ha tenido fácil, si tiene prejuicios hacia él, debería escucharle en una intervención. Olvídese de sus prejuicios y disfrute, porque merece la pena. Álvaro de Marichalar presenta una charla extraordinariamente elaborada, con DVD, voz en off, y una enorme emotividad. Se trata de los mejores conferenciantes del panorama nacional. Para las conferencias es posible exhibir la embarcación “Numancia”.

JAJAJAJAJA, “una charla extraordinariamente elaborada, con DVD, voz en off, y una enorme emotividad.” JAJAJAJAJA.

¿Que cuántos grados me separan a mí de Alvaro de Marichalar? Que pueda contar, dos: un amigo mío se lo encontró una mañana en el Starbucks de Ortega y Gasset de Madrid y me relató su numerito con un billete de 500:

(…) camisa a rayas abierta hasta el canalillo para lucir colgante con motivos de nudos marineros, pantalones vaqueros planchados con raya efecto globo y un bronceado del 8.3 en la escala de Rachel – Welch -, Don Álvaro de Marichalar intentó pagar su Frapuchino en el Starbucks de la calle Ortega y Gasset de Madrid (justo enfrente de la residencia de su hermano y su cuñada) con un billete de 500 euros:

ALVARO DE MARICHALAR: … lo siento, pero tengo prisa

EMPLEADA DEL STARBUCKS: Más lo siento yo por usted

… pero no aceptamos billetes de 500

AdM: Eso lo deberian poner en algun sitio.

De “Don Alvaro o la fuerza del chisme“, BobPop 08.11.2005 (¡festival autorreferencial!)

Grados: 2º

4 comentarios

  1. Dice ser bob

    de Elena me separan dos grados. Pero he prometido a mi enlace con ella (que ayer me confesó que compartió karaoke con Alvaro de Marichalar) no decir ni mú. Lo siento…

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Artista_loca

    Jajajaa,muy bueno el comentario sobre este “señor” sin embargo, me atrevo a decir que son más de 6º los que te separan de los miembros directos de la familia real. Me encantaría una anécdota sobre la “intocable” Elena..Un afectuoso saludo.

    17 Agosto 2006 | 20:07

  3. Dice ser Artista_loca

    Mmm..al menos lo intenté! Gracias de todas formas y espero que tu sección de verano pueda continuar, aunque sea de vez en cuando, durante el resto del año.Aunque sea fuera de tu sección de verano, me encantaría que un día escribieras sobre la gran Madonna. Saludos.

    18 Agosto 2006 | 19:43

  4. Dice ser Arturo

    Soy un recluso de Alcalá-Meco.Álvaro vino a dar una conferencia enabril de 2005.Cuando acabó su intervención de hora y media, todos los internos nos levantamos emocionados a aplaudir a un tío con dos cojones y un valor, que yo nunca había visto en toda mi vida (y mira que he visto cosas…)Álvaro decía, que a los que le critican sin tener ni idea de lo que hace, les ignora porque no saben lo que dicen, ni lo quieren saber ya que pase lo que pase ya tienen un prejuicio dentro de su limitado cerebro; y que no merece la pena siquiera pensar en ellos.Nos decía que las cometas más altas siempre vuelan contra el viento.Sin embargo, yo a los que le intentáis destruir, os digo que sois unos putos cobardes y envidiosos. El del blog éste se ha lucido..Cuánta mentira tienes que vomitar sobre un valiente, para esconder tu miserable cobardía.Álvaro sigue adelante!! Que nunca te influyan los perdedores que te critican sin molestarse en saber la gran persona que eres.Un gran abrazo, Arturo (el que te prometió dejar de fumar… (aún no lo consigo…)

    25 Noviembre 2006 | 19:19

Los comentarios están cerrados.