BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Brian -Brenda-David Reimer

En 1965 los médicos circuncidaron a la pareja de gemelos Bruce y Brian Reimer, con tan mala suerte que el cauterizador eléctrico empleado para la intervención quemó el pene de Brian y lo dejó inútil.

El Doctor Money, una supuesta eminencia en la psicología de género en los años 60, decidió poner en práctica sus teorías sobre la total independencia entre sexo genético y cultural, y consiguió convencer a los padres de Brian de que lo convirtieran en Brenda (gracias a operaciones quirúrgicas, tratamientos hormonales y psicológicos) y la criaran como tal.

El psicólogo y los padres pensaron que si Brenda nunca descubría que había nacido varón y vivía como una niña normal llegaría a convertirse en una mujer feliz. Pero no. Porque Brenda nunca se sintió una niña y rechazó con tal energía su “reasignación”, que sus padres no tuvieron más remedio que contarle la verdad a los 15 años. Entonces decidió volver a convertirse en hombre (más cirugía, más hormonas y más tratamiento psicológico) y llamarse David. Pero tampoco.

David se casó con Jane y llegó a ganar mucho dinero gracias a los beneficios de la publicación de un libro sobre su vida que escribió John Colapinto en el año 2000 y cuyos derechos para la versión cinematográfica compró Peter Jackson. Pero tampoco: David se casó con Jane, ganó mucho dinero, se divorció, se arruinó por culpa de una mala inversión y nunca salió de la depresión en la que había vivido desde su infancia, que se agravó tras el suicidio de su hermano Bruce en 2002 y terminó con su propio suicidio en 2004.

Todos los documentos que he consultado para conocer la historia de David (a quien descubrí gracias, muchas gracias, a mi amiga M.S.M.) terminan con una inquietante búsqueda de culpables de su infelicidad y su suicidio: el Dr. Money y sus disparatadas teorías, los señores Reimer y su decisión…, y tienen un tufillo pro-genetista que me escama y no termina de convencerme.

Porque David/Brenda/David fue sólo una persona, un caso médico – durante mucho tiempo, de éxito – pero sólamente uno. Tan insuficiente para sostener una teoría, como para desmontarla. Porque nadie sabe qué habría sido de él si nunca hubiera sido Brenda, o nunca hubiera vuelto a Brian/David . Y porque ninguno de los artículos menciona lo que a mí me resulta más interesante del caso: si sus padres tuvieron la grandeza de mirar durante 15 años a Brenda sin hacerla sentir “anormal”.

10 comentarios

  1. Dice ser nano

    Estoy completamente de acuerdo contigo: un solo caso es un solo caso, como prueba tanto a favor (?) como en contra del entorno o de la genética, no tiene ningún “peso” estadístico (Como dicen Les Luthier: “de cada diez personas que ven la televisión la mitad…son cinco) Ahora, eso sí, con que alegre desfachatez algunos que van de científicos -e ignoran lo más “santo” en ciencia: su provisionalidad, su refutabilidad, su comprobabilidad- juegan con vidas de seres humanos. Dr Money, ¿un nombre premonitorio? En cualquier caso, un cabrón engolado, seguro.

    03 Abril 2006 | 7:23

  2. Dice ser Capitán Harlock

    Qué historia más escalofriante y qué duro tiene que ser que te obliguen a sentir lo que no eres.

    03 Abril 2006 | 9:49

  3. Dice ser gianis

    era mono. era mona. era mono.

    03 Abril 2006 | 10:09

  4. Dice ser Concha

    Gracias por haberme hecho descubrir esta fascinante historia. Acabo de encargar el libro de Colapinto. Impresionada estoy todavía!!! Esta perspectiva me ha hecho recordar la historia de Aurora de sangre, ya sabes, la tal Aurora Rodríguez que mató a su hija Hildegart a la que, dieciseis años antes, había concebido y había ido moldeando tal como ella quería que fuera. En fin, no dejan de sorprenderme y de inquietarme historias como la de estos gemelos.

    03 Abril 2006 | 13:50

  5. Dice ser G

    Vaya, quizas esta historia haya inspirado un poco a Jeffrey Eugenides a escribir su libro Middlesex. Que es una maravilla, se los recomiendo.

    03 Abril 2006 | 16:06

  6. Dice ser paaq

    Hace un par de semanas leí Genoma, un estupendo libro de Matt Ridley, en el que explica de manera amena este tipo de cosas.Algo que me dejó muy impactado del libro es que los que denuncian el determinismo genético parecen sentirse muy a gusto con el determinismo social ¿Acaso es mejor un determinismo que otro?

    04 Abril 2006 | 9:15

  7. Dice ser nano

    Estoy de acuerdo con paaq, es un libro estupendo. Y aún mejor el siguiente: “Que nos hace humanos”

    04 Abril 2006 | 9:31

  8. Dice ser Teresita

    Bueno, yo lo que quisiera es sacar mi conclusión sobre el caso David Reimer.Los hombres que se transexualizan como mujeres es común. Las mujeres que se transexualizan como hombres es menos común pero eso no significa que no pueda suceder.Ahora aquellos hombres que siendo bebés fueron castrados quirurgicamente ya sea por a o por b, como sucedió con este muchacho, son casos muy aislados, por lo tanto son casos que pueden llegar a resultar impactantes.Con respecto al Doctor Money y su tratamiento que ha efectuado con David y su hermano es macabro. ¡A que psicologo o psiquiatra se le ocurre mostrarle a un chico figuras pornográficas y luego hacerlo desvestir!Es espelusnante. Por lo tanto la culpa la tiene Money, los medicos que le aplicaron la circuncisión desastrosa y los padres por permitir que castren a ese bebé.

    17 Junio 2006 | 20:46

  9. Dice ser latina

    woow es increible como el ser humano puede llegar a joder todo, y como algunos padres creen que por el hecho de ser los “padres” pueden hacer y deshacer con sus hijos como si fueran “objetos”, me parece indignante que este tipo de cosas sucedan entre los que se supone que somos “los seres superiores” a veces los seres humanos somos mas crueles que las bestias mismas,y no respetamos el derecho de desicion de los demas.

    20 Junio 2006 | 21:02

  10. Dice ser Ana Victoria

    Bueno, yo creo que todo es según el cristal con que se mira. En los años 60 seguramente la gran mayoría de la población mundial hubiran pensado como el Dr. Money. La teorías psicologicas parecían solicionar todo en lo referente a la mente. Yo vivo en México y puedo asegurar que aun se piensa así aqui. Lo que le sucedio a David/Brenda se puede comparar con la transexualidad, la cual no es muy aceptada aun por la gran mayoría de las personas. Es decir hay gente que aunque nasca baron o mujer su cerebro es del sexo contrario y se tiene que pasar por un calcario para lograr adaptar el cuerpo a la mente, o bien, como en estos casos no hay antecedentes visibles, lo cumún es que las personas transexuales terminan, muchas veces, se resignan a vivir toda la vida en el rol sexual que no les corresponde. No se trata de que la gente tiene un trauma y por eso se siente del sexo opuesto. Los sentimientos de los transexuales son como los Brenda que siendo niña se sentía y deseaba ser un hombre.

    27 Junio 2006 | 16:52

Los comentarios están cerrados.