BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Gwen Shamblin, SALVADORA

¡Albricias! Esta señora rubia (TeÑiDa – ¿acaso tengo que repetir mi teoría acerca de lo perverso de los tintes?) me promete la salvación a través de su revolucionario sistema de pérdida de peso: The Weigh Down Workshop.

Esta señora me sonríe desde la diestra de Nuestro Señor Jesucristo y me promete que puedo adelgazar con la ayuda del Señor. Bendita Sea.

Ella toma mi mano y me habla, al tiempo que clava su mirada en mi barriga, mientras yo, atónito, no puedo dejar de preguntarme cuánta laca sostiene esa obra civil capilar. Ella me habla:

Tenemos dos huecos en nuestro cuerpo: el estomago, y el corazón. Pero, cuando nuestros estómagos están llenos y nuestros corazones están heridos necesitamos llenarlos con Dios en vez de la comida. Las personas que siguen llenando sus corazones con la comida siempre quedarán en el camino del sobrepeso. Sin embargo, este programa puede ayudar a todos a encontrar fe y amor por el Creador, así produciendo una nueva persona en usted, permanentemente delgado, sin más ansiedad por la comida o sobrepeso.

Nuestras manos empiezan a sudar y mis ojos siguen fijos en su melena marmórea. Es entonces cuando empiezo a llorar. Gwen siente que comienzo a creer:

Cuando sientas el deseo de comer sin tener hambre, anhela a Dios para satisfacer esas tentaciones.

Qué maravilla. Dios puede salvarme. El Señor es una Talla M (de Milagro). La fe puede sanarme y sacarme de esta XXL en que anego mi alma glotona y mi rechoncho cuerpo pecador, que Gwen observa de arriba abajo para juzgar con dureza mis pantalones bombachos militares, mis medias a rayas en fusia y negro, mi enorme chal de lana de Dior. Y me habla de otro plan más completo, de El Último Éxodo:

“Si te has sentido atrapado o adicto a algo en este mundo, como la comida, los cigarrillos, la TV, la lujuria, la homosexualidad o el dinero, y no puedes liberarte, este es el programa para ti.

(…) Sólo Dios puede liberarte. Nunca serás el mismo.”

“Amén” – grito. “¿Cuánto me va a costar?” – pienso. “¿Qué le ha puesto a este ginfizz?” – pregunto al camarero.

12 comentarios

  1. Dice ser M.k

    Dios como entrenador universal y como adelgazante.La verdad, con creyentes como esa señora, poco campo nos dejan a los ateos.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Plusque

    Yo es que ya me he vuelto Panateo, no creo en ninguno de todos los dioses que pululan por ahí. Y muchísimo menos del dios anorexico de esta Señora.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Grumete

    ¿Cómo que cuánto te va a costar? ¡Joder, que estamos hablando del Señor!¡¡Del Señor, coño!!(Aquí podrían ir unos gritos en como “Él me encontró, Él me salvó”, “Es el Señor”, “Aaaaleluyaahh” -Éste último en plan gospel-)Y el Señor cura sólo por mera misericordia, y si tienes que ingresar tus sucias y pecaminosas divisas en la cuenta astral de esa señora de sonrisa profident es porque esa pobre súbdita de tan caritativa alma y elevadas intenciones no puede multiplicar los panes, los peces ni el botox, ¡joder!Si es que en el fondo estoy hartándome de vuestra visión capitalista del mundo…xD

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser M.K

    PANATEO, me encanta, y panteista también, para no ser coherente

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  5. Dice ser Sergio

    Esto es coña no??????

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  6. Dice ser Jose Ma

    una dieta de hostias?no es mala idea.

    31 Enero 2006 | 13:32

  7. Dice ser gianis

    yo me he sentido adicto a la lujuria, el dinero, la homosexualidad, los esfínteres, los chándales, la ropa interior masculina, las pollas circuncidadas y al pan Bimbo.supongo que lo mío no tiene solución, a no ser que me moldee el cerebro como la gwena de Gwen

    31 Enero 2006 | 14:19

  8. Dice ser J.P.

    ¿Chal de lana de Dior?.Umm,…

    31 Enero 2006 | 19:54

  9. Dice ser Tracy Lord Lords

    Sí, chal de lana de Dior. Dieu + Or= Dior. Todo lo que tengo que explicar. Así es como rezamos algunos, encomendándonos a Christian Dior, para que nos quepa ALGO.

    31 Enero 2006 | 22:24

  10. Dice ser ulalumen

    Si el que no entra en el reino de Dios delgado es por que no quiere. Pero me asalta una duda: si un pecador es adicto al sexo, ¿qué aguejero ha de llenar con Dios?

    01 Febrero 2006 | 11:17

  11. Dice ser J.P.

    Treisy Lou, mi amor, quizá sería mejor que pensaras en encomendarte a Extra + Diva = “Stradivarius”.

    01 Febrero 2006 | 19:51

  12. Dice ser Tracy Lord Lords

    Yi Pi, my dear, por encima de mis cenizas.

    02 Febrero 2006 | 8:36

Los comentarios están cerrados.