BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

Bricktopía, nuevos espacios con viejos sistemas

A menudo existe una gran distancia entre aquello que decimos y lo que finalmente acabamos haciendo. Esta circunstancia también sucede en la arquitectura.

Es notorio como durante las últimas décadas se ha extendido por mesas de debate y conferencias de postín, el discurso sobre la prefabricación, la estandarización y los cánones de calidad basados en la similitud y la repetición. Bien al contrario de lo que sucede en la calle, donde es prácticamente imposible hacer dos viviendas iguales (1) , ni siquiera parecidas y donde un solo cambio influye en tantas partidas y tajos de la obra que un cambio de posición de un tabique se convierte por arte de birlibirloque -¡que ganas tenía de soltar esto!- en un completo lifting del proyecto que lo modifica por completo.

Por todo ello, las intervenciones puntuales, no enfocadas a estandarizar la edificación, me parecen una apuesta valiente y arriesgada digna de mención. Si además, están basadas en los sistemas constructivos, más que en la espectacularización -¡toma!- gratuita de las formas, es cuando es preciso detenerse a observar y a aprender.

Imagen gentileza de : Paula López Barba y Manuel de Lózar

Imagen gentileza de : Paula López Barba y Manuel de Lózar

“Bricktopia”, de los arquitectos del colectivo internacional Map13 (www.map13.net), es el proyecto ganador en la categoría “Build-it” del Festival Internacional de Arquitectura Eme3 que se celebró del 27 al 30 de Junio en Barcelona. Se puede visitar durante todo este verano en la plaza del recinto de la antigua fábrica de hilaturas Fabra i Coats del barrio de Sant Andreu.

 

Esta intervención configura una nueva plaza en la que se pueden realizar diferentes actividades, tanto bajo la bóveda como alrededor de ella. Espacios públicos de baño, sol, bar y escenario para disfrutar del verano 2013.

Se trata de una estructura abovedada de ladrillo que emplea el tradicional sistema constructivo de la bóveda tabicada (o “volta catalana”) calculada con nuevas herramientas digitales de optimización estructural a través de la geometría. La propuesta es el resultado de la investigación académica que llevan actualmente a cabo Marta Domènech Rodríguez, David López López y Mariana Palumbo Fernández, cofundadores del colectivo Map13, con la ayuda de distintos profesores de campos diversos y varias escuelas de arquitectura.

Imagen gentileza de: Paula López Barba y Manuel de Lózar

Imagen gentileza de: Paula López Barba y Manuel de Lózar

Al tratarse de un proyecto experimental que hace trabajar este sistema tradicional al límite, ha sido necesario realizar mucho esfuerzo por parte del festival Eme3 que lo promociona y se define por el apoyo que da a los jóvenes a llevar a cabo su proyecto, por parte de las empresas que han aportado material y mano de obra y por parte de los trabajadores, los voluntarios y los estudiantes de arquitectura que lo han levantado.

 

(1) Excepto en bloques de viviendas o promociones de “chaletes” y otros adobados, donde el usuario final no participa en los requerimientos iniciales del proyecto.

 Nota del arquitectador: Es verdaderamente satisfactorio, ver como mediante innovadoras propuestas nuestros jóvenes recuperan y pretenden mantener y actualizar sistemas constructivos tradicionales.

 

 

5 comentarios

  1. Dice ser Maria

    Enhorabuena por el blog, es el único que conozco sobre arquitectura y me ha gustado mucho. Os dejo un video que me ha parecido muy bonito por si os apetece verlo: http://xurl.es/9oxqz

    28 Agosto 2013 | 14:14

  2. Dice ser El Soberano

    Confiésalo arquitectador… ¿Eres colega de Ted Mosby?

    28 Agosto 2013 | 15:38

  3. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Me hago una pregunta…
    ¿Si la postura en la aeronáutica, es darle una vida útil a los aparatos, por la estimación que se le da a la resistencia de los materiales, como consecuencia de su agotamiento y por la seguridad que ello implica, pudiendo aprovechar los materiales en reciclaje, como es que nos aferramos con uñas y dientes a la arquitectura realizada sin contar que la misma, si bien su vida debe ser mayor que la de un avión, por no estar sometida a las mismas tensiones, pretendemos, perdurar y perdurar en la misma de forma infinita y si por encima, le pones la correspondiente firma en el cajetín, no hablemos, independientemente, de que la misma haya cumplido con creces las previsiones realizadas (si es que se hacen) y no se tenga en cuenta, que su permanencia, condena el suelo rústico del entorno de la ciudad, ya que la voracidad de la especulación, así se encargar de hacerlo, en lugar de la eliminación de todo aquello que no tenga utilidad física para la sociedad (un cuadro no ocupa prácticamente nada en una pared y deleita igualmente la vista, y no se me venda con los espacios que genera) … ?, así podríamos estar divagando …

    29 Agosto 2013 | 08:14

  4. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Perdona, si meto lo que no debo en el presente blog. Lo hago ya que no he encontrado otro lugar donde hacer una reflexión sobre esta noticia, y como en parte siempre lo podemos relacionar con la cultura que la arquitectura nos ha ofrecido a lo largo de la historia, pues aquí os la pongo:

    Un millón de euros para la Victoria de Samotracia
    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/08/29/cultura/1377776859.html

    La reflexión es la siguiente: Llevan 3 y necesitan 1, total 4. CUATRO MILLONES DE EUROS, para salvar una obra de arte, que como otras, están sujetas a los rigores del tiempo… como todo…
    Desde mi más humilde opinión, creo que la gente (pues entiendo que las personas, son más sensatas), ha perdido totalmente la orientación y el sentido de la vida.
    ¿Quien se está beneficiando de esa cantidad de dinero?
    ¿Cuanta gente podría estar haciendo trabajos realmente necesarios para sociedad con esa cantidad?
    Pensemos… 4.000.000/18 €/h (coste medio de un operario con todos los gastos e impuestos incluidos, por ejemplo) = 22.222,22 h de trabajo dividido por unas 1470 h al año = 151,17 años o lo que es lo mismo, 151 operarios trabajando durante un año, con lo que pueden comer 151 familias.
    ¿Cuantas familias pueden comer, realmente con el acondicionamiento de esta obra?
    Hemos perdido muchas maravillas del mundo, bien por acción directa del hombre (expoliación, guerras, etc.), por los efectos extraordinarios de la naturaleza (Terremotos, huracanes, etc.), y por los más normales, (viento, lluvia, sol, calor, frío, hielo, salinidad …) y por el propio proceso de envejecimiento del los materiales, en su proceso de descomposición en el caso de los elementos pétreos y algunos metales, ya que los nobles, por lo general no suelen verse tan afectados como otros …
    Como las personas, pasamos de tener la piel tierna, hidratada de un recién nacido, ha la piel arrugada, reseca, quemada, con manchas… de una persona envejecida. Si, algunos, se preocupan de cuidarla, con mínimas actuaciones, y bajo coste, pero otros, tras sofisticadas operaciones y no menos costosas, siendo en el fondo, el alma (su forma de ser, su afecto y sus buenas obras), las que harán que prevalezcan en el recuerdo.
    Visto esto, que será más importante:
    – Hacer pozos de agua para los pueblos que no los tengan, en el lugar que sea.
    – Tener sanitarios (Y digo sanitarios, ya que muchos se conformaría con personal auxiliar, ya que donde no hay nada, como se suele decir, cita “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”, fin de la cita… JAJAJA).
    – Plantar abobes que puedan ser contemplados por nuestro nietos. Cuidarlos, mimarlos,…
    – Preparar terrenos desérticos para que sean cultivables y poder producir y alimentar a los pueblos que no pueden producir…
    – En educación, que buena falta hace, ya que para comprender, primero te tienen que enseñar…
    .
    .
    .
    Creo que a lo largo de la historia, ya los antiguos, nos han dado más lecciones que las que podríamos darles a ellos, pues como bien se hacían reproducciones de las obras clásicas (pues bien es sabido, que las que hoy tenemos, ninguna o muy bien pocas, son del autor al que se acredita, si bien lo es en su origen, pero no en el tiempo, por eso mismo, por su deterioro, o por hacer copias de obras, por los correspondiente mecenas de la época, para perdurar la obra creada antaño. ¿No sería más económico, el hacer una réplica de la original? Siempre sabremos su historia, pero desde luego, creo que es triste, recordarla, por lo que ha costado, que por lo que en realidad representa.
    Y todo esto, reza, no sólo por esta obra, lo digo por todas aquellas, a las que se les destina cantidad ingente de dinero, para su mantenimiento y conservación, donde se pasa, como ya he dicho, como en nuestro propio cuidado de la piel, a la desmesura del despilfarro, sin tener en cuenta, el valor real de las necesidades del ser humano.
    Me repito en mis disculpas, por haber introducido en el presente blog, la noticia y la reflexión. Lo siento si con ello, no he procedido bien.

    29 Agosto 2013 | 16:12

Los comentarios están cerrados.