BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

¡Que mal se construye en España!

Se habla mucho sobre “lo mal que se construye en España”, hacemos verdaderas disertaciones desde nuestra experiencia personal o simplemente desde la sensación que crece a cada asentimiento de cabeza de nuestro interlocutor, sobre lo chapuceros y tenazas que somos en nuestro trabajo y en como ha ido empeorando la profesionalidad de nuestro sector y “lo bien que se hacían las cosas antes”.

Imagen de una obra de rehabilitación

Imagen de una obra de rehabilitación

Antes de que en una de esas tertulias de barra tan nuestras, alguien se levante para dejarnos en evidencia, os quiero dar algunos datos desde mi experiencia, que siendo humilde, es bastante opuesta a esta sensación general. Me explico:

-En los último 20 años se ha pasado de una formación generalista en la construcción -como en casi todos los sectores- a una especialización, que ha hecho que los profesionales del tajo hayan ganado en conocimiento de su trabajo, aunque han perdido en “cintura”, en esa ibérica habilidad para solucionar entuertos con imaginación y pocos recursos. Os recuerdo que en este país hubo una receta de tortilla sin huevo en tiempos relativamente recientes.

-Las exigencias normativas han hecho que los sistemas constructivos incorporen nuevas exigencias que mejoran significativamente la habitabilidad y las condiciones de las viviendas, que es el uso del que solemos echar pestes.

-Los sistemas constructivos y los materiales han mejorado tanto en los últimos años que el salto cualitativo en nuestros edificios ha sido exponencial tanto en acabados como en confort. Baste ver una ventana de hace veinte años y la peor de las ventanas de ahora.

El número de técnicos, inspectores y controles ha aumentado de manera exponencial. Si hace veinte años era frecuente que un tajo se diese por bueno con el mero hecho de estar terminado, hoy ha de pasar por numerosos filtros y comprobaciones.

Si damos estas premisas por ciertas, ¿que ha pasado para que la sensación de que somos poco más que un Pepe Gotera se acreciente entre gran parte de la población?. Tengo algunas teorías :

La exigencia del usuario ha crecido de manera notable. La población que venía de viviendas rurales a las ciudades tenía un nivel de exigencia mínimo. En el año 60 del siglo pasado el hecho de vivir en un lugar donde el agua llegase hasta la vivienda con la fuerza necesaria, tener un baño en el interior de la casa o luz eléctrica en la vivienda, era casi un lujo. Difícilmente iban a ponerle pegas a aquella vivienda que compraron en las afueras de una gran ciudad.

La tristemente celebre publicidad que se ha hecho para vender un piso ha hecho muchísimo daño. He visto -como diría aquel replicante- cosas que vuestros ojos no creerían, viviendas a 20 km de la ciudad que decían encontrarse en el centro, he leído folletos donde decían que no oiríamos a nuestros vecinos, he escuchado anuncios que contaban como el azulejo cocido era un acabado de lujo, y he disfrutado alicatados hasta el techo y “rodapiel” en todas las habitaciones como si fuesen trajes de Armani para nuestra casa. Yo solo espero que los hijos de los que idearon estas cuñas publicitarias sean hoy arquitectos. Pobres criaturas.

-Inquilinos por el mundo también ha hecho lo suyo. Ni lo normal, ni siquiera lo bueno es noticia. La noticia, el titular, está en ese edificio que algún cabestro construyó sobre un vertedero y ahora tiene más grietas que la cara de Darth Vader. De ahí a la normalidad hay un mundo, pero tristemente eso crea sensaciones.

-Somos españoles. Lo hacemos todo mal. Eso nos encanta decirlo. ¡Por el amor de Dios, si estabamos esperando llegar a cuartos de final -de lo que fuese- con el hacha levantada! Es extensible a todo, el antichauvinismo contradictorio de siempre. Spain is diferent y en la frase siguiente, como en España en ningún sitio. Olé. Arsa.

Y por supuesto la autocrítica. Es absolutamente cierto que hay problemas endémicos en nuestras viviendas que no hemos podido solucionar desde hace mucho tiempo. Quiero escribiros algún monográfico sobre el tema, pero me la vais a liar, que os conozco:

¿Como os explico que esos suelos de madera que calificamos de lujo, están vivos y se mueven y merman y crecen y crujen y se retuercen?

¿Como convenzo a mi cliente de que la madera en la meseta castellana es un suicidio?

¿Como le explico a la señora Juani, sin picarle toda la casa, -señora esas croquetas que está haciendo deben estar de muerte- de que los olores de su vecina al cocinar no tenemos ni puñetera idea de por donde se le meten, que hemos sellado todo con kriptonita pero sigue oliendo a sardina en su armario?

¿Con que cara le digo que hemos hecho dos tabiques y puesto aislante acustico en su dormitorio, pero que cuando llegue la Yenifer -la hija del del cuarto, oigame como le ha empollinao la chica a la Maruja, que hace nada le estabamos trenzando coletas- a las siete de la mañana, clavando los tacones, va a despertarle y a dinamitarle el sueño?

¿Que postura pongo para que me crea cuando le digo que esa gotera es condensación  que le llega el moho al bigote del abuelo, que se le está poniendo verde?

¿Como puedo quedarme serio explicándole a esta gente que el hierro de su estructura dilata y no hemos sabido solucionar sus problemas de fisuración sin emplear juntas que le subiesen el precio de su casa un diez por ciento?

¿En que momento no supimos plantarnos y sentarnos hasta solucionar ese problema que se repite una y otra vez en todas las obras?

No tengo las respuestas. No todas. Tengo muchas justificaciones, pero le escuche a una clienta una vez que en la vida hay dos tipos de personas: los “esques” y los “hayques” y no me gustaría acabar perteneciendo a los primeros, aunque os aseguro que todos tenemos muchos esques para responder a estas preguntas. Por mi parte no me queda más que hacer análisis de conciencia y aseguraros para vuestra tranquilidad que hoy, disponemos de más formación, medios y conocimientos, aunque hay muchos, muchos, muchos asuntos en los que hay que mejorar. No solo los técnicos, desde el ultimo peón hasta el propio propietario.

Pero esa es otra historia y os envenenaré con ella otro día.

 

 

 

 

28 comentarios

  1. Dice ser Fer

    Es cierto que combinar todos los sistemas que componen una vivienda es complicado. Y después está el agua…maldita pesadilla para toda obra, edificación o civil…

    La gente debería pararse a pensar lo difícil que es controlar ciertos asuntos, por muy preparado que esté el que lo diseña o ejecuta. Al igual que el agua, el ruido es otro de los aspectos difíciles de tratar. Y no por desconocimiento, si no por economía… ¿Son realistas las prescripciones del CTE en cuanto a determinado aislamiento acústico?. O el aire: todo el mundo puede darse cuenta de lo complicado que resulta impermeabilizar algo al aire, y más si hay tantos “agujeros” (marcos de puertas, ventanas…)

    Pero no hay que olvidar que, dentro de la vorágine en las que estuvimos inmersos en los últimos (ya no tan últimos) años en el mundo de la construcción, muchas de estas edificaciones se realizaron a contrarreloj, sin prestar suficiente atención a los detalles. y AHÍ SÍ, ahí está la chapucería. (Y después está el mundo de las “ñapas”, que ahí hay de todo…)

    Por cierto, no entiendo muy bien esta frase:

    ¿Como puedo quedarme serio explicándole a esta gente que el hierro de su estructura dilata y no hemos sabido solucionar sus problemas de fisuración sin emplear juntas que le subiesen el precio de su casa un diez por ciento?

    06 Junio 2013 | 22:08

  2. Dice ser noe

    ¡Cualquiera te contrata como arquitecto!.

    Mi mujer es arquitecto desde hace 15 años y exhala mucha más profesionalidad y estilo al hablar de los problemas de sus obras o al resolverlos.

    06 Junio 2013 | 22:28

  3. Dice ser zasca

    Claro, por eso en el 90% de los pisos de nueva construcción desde hace 20 años se escucha mear al vecino de arriba y al de abajo de lo finas que son esas paredes y no hablemos ya del aislamiento. Venga hombre!!

    06 Junio 2013 | 22:52

  4. Dice ser AscoDePaís

    No te lo crees ni tú. Lo que pasa que muchos pepitos hiperhipotecados y estafados por la gran estafa nacional de “los pisos nunca bajan”, “son una inversión segura”, por vergüenza ajena no van a mostrar la mierda que les han metido por dos o tres veces su valor real.

    Ojala los bancos no den créditos hipotecarios en la puta vida, para que los cerdos de constructores y los puercos de los especuladores, se arruinen.

    06 Junio 2013 | 23:02

  5. Dice ser AscoDePaís

    Ah!! y te lo dice uno que vive muy feliz de alquiler y no piensa dar a ganar a ningún hijo de perra que piensa que su piso vale el oro y el moro y a ningún cabrón de banco.

    06 Junio 2013 | 23:04

  6. Dice ser wer,rt

    Estamos como siempre y toda la vida no hay control ni ley ni nada de la justicia ni hablar.

    Todas las controles deben estar hechos antes que se firma escritura.

    Pero para que hablamos para perder el tiempo, porque debe yo cumplir la ley, si los ministros entran en la cárcel por terrorismo del estado y el papel del boletín oficial del estado esta comprado con un sobre precio que beneficia el partido en el poder.

    Si el político es corrupto desde 35 años porque debo yo de ciudadano ser honrado.

    Porque debo yo el constructor de un edificio ser honrado si todos que me dan permisos y licencias son los primeros en cobrar dinero en B.

    06 Junio 2013 | 23:14

  7. Dice ser ecoloJeta

    1º Pilares ejecutados “girados” respecto a su posición en plano en edificios de más de 10 plantas…
    2º Aceros en demasía, en defecto o cambiada su calidad en forjados o pilares….
    3º Recubrimientos de barras inexistentes….
    4º Naves con soportes a inversas de su inercia….
    5º Instalaciones para vdas de uno o dos circuitos…
    6º Cubiertas calculadas sin considerar vientos …
    7º Solape de aceros diam. 20 en contenciones de 2 o 3 cts, y a veces soldados “a pie de obra”….esperas de pilares de un palmo de longitud
    8º Espesores, compactado de firmes de carretera y drenes “inexistentes”…
    9º Corte de taludes sobre yeseras o filitas sin escolleras, drenajes o contenciones…
    10º Ingenieros que no saben NADA de obras y las dirigen…
    11º Arquitectos que no saben de arquitectura….
    12º Cimentaciones con desplazamientos de “metros”…..
    13º Hormigones para obra caducados….o puestos en carga antes de fraguado
    14º Pantanos o balsas sobre terrenos con fallas o cueles….
    15º Clotoides y transiciones de carreteras de trazado “surrealista”….
    13ºetc…etc…etc…etc…para escribir un bestiario….

    Eso es lo que me he encontrado a lo largo de mi vida profesional….a veces siento verguenza ajena de ser ingeniero

    06 Junio 2013 | 23:30

  8. Dice ser almicantarat

    En España hay muy buenos técnicos, desde arquitectos a albañiles; de encofradores a aparejadores….

    El problema es que están en paro…. sí, son parados de larga duración. Cuando trabajaban construían bien, como habían aprendido, como lo habían hecho desde siempre….

    Pero llegó un “cerebrito” a su empresa y decidió prescindir de ellos. Por el precio que pago a este español contrato a tres “de fuera”. Y… entre esos “de fuera” venía gente muy preparada… pero no lo eran todos… y se siguió mandando al paro a los profesionales de siempre, a los buenos y, cada vez más, contratando a personas con menor cualificación y sueldo… hasta que a estos también les echaron.

    A aquellos ni les fue bien el “boom del ladrillo” ni a ninguno de todos les agrada su situación de paro….

    Pero eso es culpa del “cerebrito de la empresa” no de ellos que siempre fueron y serán unos excelentes profesionales, como también siempre lo demostraron.

    07 Junio 2013 | 00:12

  9. Dice ser Emo

    Tiene toda la razón “ecoloJeta” y me da la impresión, por lo que yo he visto, que se ha quedado cortazar…

    07 Junio 2013 | 00:22

  10. Dice ser se cayó el chiringuito

    Nunca la construcción destruyó tanto .

    07 Junio 2013 | 00:25

  11. Dice ser manU

    Controlarlo todo en construcción tiene que ser muy jodido, no hay duda. Pero a mi entender el principal problema son los plazos mal planificados y ejecutados y sobre todo la avaricia que caracteriza a este ser humano nuestro. Si utilizo este hormigón un poco mas barato y que también pasa controles, y estas varillas de acero que son mas económicas aunque mas delgadas pero también soportan la estructura aunque igual cede un pelin, pero poco eh. El caso es minimizar costes a costa de la calidad para sacar unos eurillos mas en limpio. Y luego también entra en juego las pocas ganas de hacer las cosas bien. Ir al tajo, acabar cuanto antes con el mínimo esfuerzo posible y cobrar a fin de mes. El problema es que no hay filosofía de trabajo. ¿a que tu ídolo es el que mas se escaquea y no el mas eficiente de tu curro? Pero ojo ni por parte de los jefes ni por parte de los empleados, que la culpa es de los dos bandos y hablo como empleado.
    Anda que no hay que cambiar cosas para que un adosado salga bien jajajaja. Empecemos por nosotros.

    07 Junio 2013 | 00:35

  12. Dice ser Veccia

    El problema es que hay muchos profesionales que se dedican a ciertos trabajos que no están preparados. Un pintor se tiene que dedicar a pintar, un electricista a instalaciones eléctricas etc. Luego están los que quieren acabar pronto aunque quede una auténtica chapuza y desaparecen del mapa después de haber cobrado, y los que saben hacer de todo pero no saben hacer de nada pero salen baratos.

    07 Junio 2013 | 00:50

  13. Dice ser Mariana

    Yo no compro nada construido por moros negros y machupichus, la calidad de los ultimos años los abalan.

    07 Junio 2013 | 01:01

  14. Dice ser Carla

    Te aseguro que en algunas ciudades de Francia se construye incluso peor.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    07 Junio 2013 | 01:10

  15. Dice ser CiudadanoIngidnado

    Pues por el precio que se piden por los pisos, bien podrían estar hechos de oro em vez de ladrillo. No entiendo todo esto de subir el precio por estar mejor aislado, entonces, ¿cómo se justifica el precio que ya tienen los pisos?

    07 Junio 2013 | 07:43

  16. Dice ser Lorcueja

    El tema es complicado: sueldos cada vez más altos, materiales cada vez más caros, suelo cada vez más caro…

    En cuanto a la profesionalidad, pues el empresario (constructor en este caso) tiene de profesional más bien poquito, tirando a nada.

    Se trata de sacar la mayor rentabilidad al dinero que yo pongo (en muchos casos ni siquiera han tenido que poner dinero) y

    Rentabilidad = Ingresos – Gastos

    Si no aumentan mucho los ingresos habrá que reducir los gastos salvajemente con tal de que los beneficios no disminuyan y podamos seguir haciéndonos millonarios. Contrato gente que no tenga profesionalidad (no necesariamente negros, moros o sudamericanos porque también ha habido mucho nacional que dejó los estudios para apuntarse al carro de ganar dinero fácilmente), compro materiales de baja calidad (de ahí la expresión de “material de obra”) y a vender las viviendas a precio de oro.

    Si lo juntamos con la avaricia de la banca y sus préstamos sobredimensionados (para que te compres el piso y, además, tengas para un coche nuevo y un viajecito) y con la nula intervención de la “casta política” para regular el tema y que no se fuera de las manos… BOMBA DE RELOJERÍA. Tanto que ha terminado explotando en las manos de ¿los políticos? ¿los banqueros? NO. En manos de los de siempre.

    En este país no tenemos remedio.

    07 Junio 2013 | 08:18

  17. Dice ser Papua

    A veces parece que la gente no entiende la sociedad, el capitalismo se basa en la productividad y en ganar dinero haciendo lo mínimo y ganando lo máximo.

    Los constructores españoles son modelos a seguir, jajaja.

    07 Junio 2013 | 08:30

  18. Dice ser Letizia

    Yo solo con que los aislaran acusticamente en condiciones para no oir a mis vecinos ya me daba por satisfecho.

    07 Junio 2013 | 09:09

  19. Dice ser hansy

    Ya esta el españolito ,culpando a los de afuera por los desastres de la construccion!!

    Cuando hay algo bueno, “es un español el que lo hizo”

    Cuando hay algo malo “es un inmigrante”

    Anda que ni tu te lo crees!! sois unos fracasados y punto.

    07 Junio 2013 | 09:20

  20. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Que gran razón tienes, y sólo los que lo sufren en sus carnes lo llegan a entender.
    Por desgracia, hay tanta ignorancia en muchas ocasiones por clientes, como mala praxis por ciertos técnicos, por no decir de los curritos de las obras, a los que les gusta decir y añadir a la obra inicialmente contratada… “ya que estamos” … perdición y desesperación de todo inquilino, propietario o cliente …

    En contestación a CiudadanoIndignado, yo le contestaría a la pregunta de ¿cómo se justifica el precio que ya tienen los pisos?, principalmente por la pura y dura especulación, la usura de los mismos, de los intereses de los bancos…, la construcción no es lo que encarece, es lo otro.
    Evidentemente en función de calidades, el precio varia al igual que no vale lo mismo un utilitario que un deportivo (para no hacer propaganda), y el aislamiento es un coste, pero compensado con el ahorro energético.
    De un buen diseño con un buen programa, tendremos una buena obra, siempre y cuando el que la ejecute, no sea el “chaiñas” de turno y que tenga inducida a la propiedad, con su dilatada experiencia (que si bien cuenta en ocasiones, son de los que tropiezan en la misma piedra no sólo una vez… una detrás de otra, y el primer tropiezo, es creerse que son los únicos que entienden de lo que están haciendo)
    Otros tienen que bajarse del pedestal, en eso estamos todos conformes, pero no todos están en pedestal y si muchos con el barro hasta las orejas, y lo que me corresponde, yo nunca he salido limpio de una obra … para entenderla y valorarla, tienes que estas dentro, y en ella, como todos, terminas pringado, desde la silla del estudio, no se puede defender la obra, si puedes estudiarla, y planificarla, pero defenderla, tienes que defenderla a pie de tajo.
    Malditos especuladores, impulsores de la crisis, y el que se crea inocente, que tire la primera piedra…

    07 Junio 2013 | 09:36

  21. Dice ser Javi

    En España el problema no es que se costruya mal.

    El problema es que todo se hace mal por ir rápido y abaratar costes y sacar el mayor rendimiento posible. Es así de triste.

    Pero yo conozco muy buenos profesionales de la construcción. Buenos arquitectos, aparejadores, albañiles, pintores, electricistas, carpinteros, etc… muy muy profesionales.
    Pero claro, si una obra que en principio debe durar 6 meses, la terminan en 4 porque así pueden comenzar otra, pues mejor que mejor. Y eso lógicamente tiene consecuencias.
    Además, el constructor (que son el verdadero problema de todo esto) mete materiales de mierda para ahorrarse unos duros, pues ya ni hablamos.

    Yo he visto como antes de que estallase la burbuja inmobiliaria, en mi barrio se vendían pisos por 175.000 euros (en las afueras de una capital). Ahora esos pisos están en unos 70.000 euros de media.

    Así que como poco, el constructor le sacaba mas de 100.000 euros de beneficio a cada piso. Y encima tenía los santos cojones de “engañar” a los futuros compradores con la calidad de los materiales para aumentar mas si cabe el beneficio.

    Ahí está el problema de España. Que la gente no tiene límites. Que no les vale con ganar 100.000 euros por cada piso, sino que si encima te pueden colar otros 5.000 o 10.000 euritos en ahorro de material, pues lo hacen.

    No hay ética en la construcción, al igual que está pasando en muchos negocios. Desde hace unos años, en España manda el “todo vale” con tal de sacar unos eurillos. Y así nos pasa.

    07 Junio 2013 | 09:52

  22. Dice ser Skorpion

    Con un mano de obra multicultural compuesta por tíos que en sus países trabajaban en cualquier cosa menos en la construcción y dirigidos por encargados de obra españoles sin formación ni experiencias la chapuza está servida.

    07 Junio 2013 | 10:04

  23. Dice ser carloscsj

    Mi novia ha terminado hace nada el Ciclo Superior de Proyectos de Edificación y está flipando. Nadie suele cumplir la normativa.

    07 Junio 2013 | 10:04

  24. Dice ser Lola

    Hace unos años me vi en la necesidad de mudarme a un piso un poco más amplio, me dediqué a buscar, pisos nuevos, viejos, de todo. Con la dichosa burbuja todo estaba por las nubes, pisos de más de cuarenta años, a precios desorbitados, y pisos nuevos que aparte de los precios parecían pensados con el trasero y no con la cabeza. Uno de los pisos que fuimos a ver, de nueva construcción, ya tenía las tuberías en mal estado, o mal colocadas, no sé, el caso es que cuando entramos al piso nos recibió un inmenso charco.
    Al final terminé en un piso de hace más de 40 años, bien cuidado, con un precio razonable, donde no se oye al vecino roncar, es cierto que tuvimos mucha suerte, he visto edificios recién estrenados con la fachada de gresite cayéndose a los dos meses, cocinas donde el extractor estaba a dos metros de donde estaba colocada la placa, en fin ¿para qué aburrirlo con las maravillas que se hacían en los últimos años?

    07 Junio 2013 | 11:29

  25. Dice ser noname

    para ecoloJeta . Ese bestiario pertenece al siglo 18? o es de algún país africano? , por favor, si no sabes de lo que hablas callate, porque para que pase eso hoy día tienen que ocurrir que la obra la haga el “sabiondo” del pueblo solito. En la ultima obre que hice tuve 17 técnicos entre arquitectos, aparejadores, ingenieros y demás para hacerme controles semanales.
    Que en la construcción se han hecho chapuzas?, si, pero por favor no digamos chorradas.

    07 Junio 2013 | 11:36

  26. Dice ser yomisma

    Pues yo he currado de Topografa ya desde unos cuantos años antes de la crisis y siempre decia “si la gente supiese como se hacen sus casas no las comprarian” la teoria es una cosa, y a pie de cañon es otra, marcar un pilar en un sitio al milimetro y que el jefe lo mueba un palmo y medio porque simplemente el piensa que asi es mejor, o que hagan los acabados de cualquier manera porque “que mas da se va a vender igual y mientras quede bonito…”, chalets de millon de euros construidos sobre pasos de agua naturales “si se ha de caer no sera mientras estemos aqui”, otros rozando lineas de alta tension”luz fluorescente gratis”, fincas con un forjado de cada tamaño (algunas tenian forjado de la mitad del grosor que no solo por ley sino por sentido comun deberian tener)…
    Yo misma he caido en mi propia frase y compre un piso “nuevo” hace unos meses, y ahora me fijo en los detalles, suelos desnivelados (tiras agua en una punta del pasillo y sale lanzada hacia abajo), rodapies sueltos, marcos de puerta que se caen y el colmo, la tuberia del calentador no llega al baño, dejaron de ponerla a mitad camino…
    No se pueden hacer las cosas a prisas y porque si…resumiendo, habra de todo, pero todo lo que yo he visto es cutre.
    Y de las rotondas ni hablamos, que da igual lo que se marque que si el que lo hace cree que es mejor de otra manera lo hace a la suya y si alguien se queja la culpa del que lo marca….TOPOGRAFOS INCOMPRENDIDOS DEL MUNDO!!!

    07 Junio 2013 | 11:41

  27. Dice ser Brisha

    Coño, una profesion que tiene los problemas de todas las demas: falta de profesionalidad, intrusismo, malas materias primas, prisas….

    A llorar al parque.

    Soy programador hace ya casi 20 años y me piden calidad como a todos los demas.. Que seria de bancos, hospitales, etc.. sin unos buenos programas informaticos..

    Pero la mitad de las veces no lo desarrollan quien deberian y la otra mitad se salta a la torera los controles de calidad.. Y si, esto es spain y es diferente, pero en latinoamerica en los EEUU y en el resto del planeta funciona de la misma manera..

    En fin, cuando quedamos a tomar una birras todos juntos y lloriqueamos de nuestras profesiones??

    07 Junio 2013 | 12:44

  28. Dice ser Caronte

    El problema para mi es de base. Resulta que en este país se tiene la sensación de que todo proyecto -ya sea arquitectónico o ingenieril de cualquier especialidad- es un “gasto”, en lugar de una inversión. Se prefiere cuadrar las cuentas en base a abaratar costes que en el valor añadido que supone un trabajo de calidad (cosa que tampoco debiera extrañar habida cuenta de la inflación alcanzada por productos como la vivienda hasta que llegó la crisis). Somos demasiado cortoplacistas y nos negamos a ver las ventajas de pagar más por un producto de mayor calidad y durabilidad. Preferimos el ahorro inmediato, entre otras cosas porque tampoco tenemos demasiada confianza en que pagar más nos garantice un plus, dado que si no participamos en la elaboración de algo, no sabemos cómo está hecho y nos solemos decantar por, ante la duda, desconfiar (cree el ladrón…). Aparte de que, como todos sabemos, llega un momento en que el aumento de calidad no es directamente proporcional al coste y para mejorar un poquito tenemos que pagar mucho en materiales, mano de obra y control de calidad.

    14 Junio 2013 | 13:09

Los comentarios están cerrados.