En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Entradas etiquetadas como ‘Cuando bañar perros’

¿Cuando y cómo bañar a nuestro perro? ¿Conviene usar perfumes? ¿Cepillarlo?

Si estáis esperando una respuesta tipo, dos veces al mes o seis al año, me temo que os voy a decepcionar. La realidad es que depende. No es lo mismo un animal con el que salimos al campo a menudo y disfruta de cada charco de barro que se encuentra que uno que se pasea poco y por pulcras zonas urbanas. Tampoco es igual uno de pelo corto tipo pitbull o galgo, que un pelanas.

No obstante, lo recomendable para la mayoría  se acerca más a lo de las seis veces al año que a las dos al mes. En realidad un perro no solo no precisa baños con champú frecuentes, sino que además pueden ser dañinos para él. Ellos no sudan (bueno, un poco sí pero por pocos lugares como las almohadillas de las patas), el PH de su piel se altera fácilmente con exceso de lavados y el olor típico a perro se acentúa si les sometemos a una limpieza excesiva. Y demasiados baños eliminarán la protección natural del manto, provocando que pierda lustre y suavidad.

Solo si tenemos absolutamente claro que el animal lo necesita hay que meterlo a remojo. Y siempre con champús específicamente pensados para ellos, jamás con champús humanos. Lo mismo vale para las colonias, aunque no se yo amiga de recomendar que los perfumemos y, en todo caso, mejor que se empleen colonias que respeten su aroma natural y no que pretendan que un perro huela a fresas. En muchos casos el uso de perfumes va a conllevar que nuestro perro esté como loco por rebozarse en cualquier porquería que encuentren que contrarreste ese olor tan poco natural para ellos. Recordad que tienen un olfato muy sensible y les sirve para identificarse.

Si se le baña hay que secarlos muy bien y hacerlo teniendo consideración hacia el animal. Intenta que se acostumbre a que es un momento agradable, o por lo menos lo menos desagradable posible. Si tú no disfrutarías bajo un manguerazo sostenido de agua fría, no se lo hagas tampoco a él. Si en casa no te apañas para hacerlo, abundan los profesionales que lo dejarán como una patena. En los perros que agradecen cortes de pelo, esas visitas son obligadas en la práctica totalidad de los casos. Los experimentos caseros, por mucho que uno sea muy manitas cortando el pelo a toda la familia, suelen salir mal.

Cuando digo que solo hay que meterlo a remojo si lo tenemos bien claro y que mejor pocos baños y nada de perfumes, no quiero decir ni mucho menos que haya que descuidar su higiene. El cepillado frecuente es obligatorio con los perros que tengan pelo largo o semilargo. En este caso mejor proponerse un cepillado diario para que luego logremos al menos uno semanal.

Con los de pelo corto, siempre de más fácil mantenimiento, el mejor cepillado a mi parecer son las caricias a conciencia. En cualquier caso hay cepillados y peines para todos los tipos de pelo de perro. De nuevo, aquí lo suyo es dejarse asesorar por algún peluquero canino para adquirir aquellos que mejor resulten con nuestro animal.

Más vale que tengáis muy presente antes de sumar un perro a la familia también estas necesidades. Yo casi ni me peino a mí misma, como para buscar un perro con melenas que requieran muchos cuidados… Lo mismo vale con los gatos. Con pelo largo serán preciosos, pero desatendidos y con nudos ya no tanto y además pueden suponer un problema de salud para el animal.

Y es imprescindible vigilar y limpiar a menudo boca, oídos y uñas. Si estas últimas crecen en exceso por falta de ejercicio o el perro tiene espolones traseros, habrá que recortarlas regularmente con un cortador especial o acudir a alguien que sepa para que lo haga si no tenemos claro cómo hacerlo con bien. Para los perros con problemas de sarro hay cepillados y pastas específicos.


La belleza canina que acompaña este contenido (a la que sí miráis bien veréis que le vendría bien un baño y un cepillado y seguro que así aún se le vería más guapo) es un perro joven, apenas tres años, y tamaño mediano tirando a pequeño, unos 20 kilos. Lo sacaron de la perrera hace un par de años, siendo poco más que un cachorro, pero inexplicablemente aún no ha enamorado a ninguna familia.

Es un perro muy bueno que se lleva bien con perros, gatos y todo tipo de humanos. Buscamos desesperadas una familia que quiera darle a Tayson la vida que merece.

Su único problema es la ansiedad que tiene, desde hace unos meses, no lleva bien estar encerredado todo el día, ya que le gusta mucho el contacto humano y ha canalizado el estrés en coger pelotas y piedras. Tiene la piel sensible y no se le deben de poner collares antiparasitarios porque la piel se le irrita mucho.

Contacto: amigosfelycan@gmail.com