BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de marzo, 2018

Arganda del Rey entrega el servicio de recogida animal sin avisar a la protectora de la ciudad

Coli, un macho de galgo joven y tranquilo, de tamaño grande.

Me escriben desde ACURN, una sociedad protectora madrileña (suyos son los animales que aparecen en ese post) que está contemplando como el primer concurso para entregar el servicio de recogida animal (el servicio de perrera municipal, para entendernos clarito) de Arganda del Rey, está siendo entregado  a una empresa en la que es dudoso que el bienestar animal sea una prioridad.

Una empresa sin instalaciones propias (con un acuerdo para tener unas instalaciones que la protectora considera insuficientes); un concurso  que no comunicaron  a ACURN, por lo que no pudieron presentarse; un concurso cuyo encargado está siendo investigado; un concurso que fue repetido ya en una ocasión y que repetidamente recayó en la misma empresa.

Lo mínimo que deberían hacer  desde ese ayuntamiento es repetirlo para que no haya la menor duda sobre el procedimiento empleado.

Antes de proseguir con el caso de Arganda, os voy a pedir que leáis este post que publiqué hace dos años, ¿Sabes cómo funciona la perrera de tu municipio? ¿Quién tiene la gestión? ¿Si se esfuerzan en salvar vidas?, del que os voy a dejar un extracto:

Las perreras, aunque por temas de imagen se las llame con muchos otros nombres, son un servicio de recogida de animales que es obligatorio que los ayuntamientos tengan. Están obligados a recoger a todos los perros y gatos de su municipio, así que no pueden poner límites a las entradas de animales. Pocas veces están gestionadas por entidades protectoras (que sería lo ideal), con demasiada frecuencia están en manos de empresas con poco o ningún ánimo de ayudar a los animales que gestionan, gente que tenía un terrenito en las afueras y buenos contactos en el ayuntamiento, empresas que llevan otras tareas como el servicio de limpieza o recogida de residuos, personas más interesadas en el dinero, la influencia o un conjunto de contratos que puedan obtener con esa gestión.

Blaki, una hembra jjoven y sociable con otros gatos.

Dinero de todos, dinero público que debería destinarse a salvar vidas, a lograr el mayor número posible de adopciones, de segundas oportunidades para los perros y gatos que albergan. Dinero en grandes cantidades ya que estamos hablando de multitud de ayuntamientos, dinero que nadie se ha molestado en controlar, en elaborar un informe preciso de cuánto supone.

Tampoco los ciudadanos de a pie, incluso los que aman a los animales, se molestan en informarse de cómo funciona ese servicio de recogida de animales en su ayuntamiento, de cómo se gestiona y quién tiene la concesión. Y deberían, deberíamos. Deberíamos saberlo y pedir que se rindan cuentas. Los ayuntamientos deberían ser transparentes dando números sobre cuántos animales entran en sus instalaciones cada año, cuántos son sacrificados y cuántos encuentran un nuevo hogar. Deberían… vamos a dejarlo ahí.

Y ahora prefiero que sea ACURN la que hable. Os copio prácticamente íntegro el texto que aparece en la petición de Change.

Durante casi un año, desde la Asociación ACUNR, hemos venido prestando el servicio de recogida de animales en el municipio de Arganda del Rey. Exactamente desde el 6 de marzo de 2017 al 12 de marzo de 2018 con contratos menores. En este periodo hemos recogido 156 animales, entre los que había tanto animales identificados que fueron devueltos a sus dueños, como animales sin identificar que pasaron a formar parte de la familia ACUNR. Muchos de ellos han encontrado familia pero otros siguen esperando, y mientras tanto les ayudamos a curar sus heridas tanto físicas como del alma.

El Ayuntamiento de Arganda del Rey, hace cerca de 6 meses, sacó un primer concurso para el servicio de recogida animal, presentándose tanto esta Asociación, como la empresa Recolte,S.A. El concurso fue adjudicado a la empresa Recolte, S.A., si bien con la pequeña “irregularidad” de que esta empresa carecía de un centro legalizado donde llevar a los animales recogidos. Tras el recurso presentado por esta Asociación, el Ayuntamiento no tuvo más remedio que dejar desierto el concurso, y repetirlo. Queremos insistir en la idea de que si no llega a interponer recurso la Asociación, se hubiera concedido la recogida animal a una empresa que no tenía ni donde llevar a los animales, salvo curiosamente un centro que poseen en Toledo, donde el sacrificio está permitido. Este es el interés del Ayuntamiento de Arganda del Rey en los animales de su municipio.
Lee el resto de la entrada »

Un petardo, un niño con autismo, un perro, otro ejemplo de animales que curan #AnimalesQueCuran

Antes de nada, os voy a pedir que leáis a esta madre, a la que conozco hace bastante por redes sociales, y que veáis el vídeo:

A continuación voy a hacer un inciso sobre algo que os he comentado muchas veces: los petardos no son sólo estresantes e incluso peligrosos para los animales domésticos y fauna silvestre, también pueden resultar terroríficos para personas con discapacidad, ancianos y convalecientes. La diversión de unos no vale más que el malestar de otros. Por eso hay cada vez más ciudades que los prohíben en su término municipal, más reglamentación y más peticiones de civismo en su uso.

Volvamos al vídeo. Emocionante, ¿verdad? Tampoco nos sorprende. Lo hemos visto más veces en distintas manifestaciones.

Este vídeo de Belén es otra pequeña muestra de que los animales nos curan, que entre todo lo que hacen por nosotros también se encuentra el mejorar nuestro bienestar.

Nos acompañan incondicionalmente; son un apoyo emocional, una compañía que de nada depende; nos impulsan a movernos, a salir a la calle, a no permanecer encerrados entre cuatro paredes; acariciarlos reduce la tensión arterial, reduce el estrés en general; cuidarlos nos hacer sentirnos útiles, necesarios, algo vital para seguir avanzando, porque ningún ser humano puede vivir como una isla.

Y pagamos esa devoción, con frecuencia cotidiana, con abandono y malos tratos. Aunque ese sea otro tema, el que asoma casi cada día en este blog.

(GTRES)

Precisamente este año la Fundación Affinity se está dedicando a concienciar sobre los #AnimalesQueCuran, centrándose en las Terapias Asistidas con Animales (TAA). Intervenciones en aumento que no pueden convertirse en una nueva vía de instrumentalización de los animales, de maltrato.

Lee el resto de la entrada »

¿Te animas con el reto de estar una semana sin comer carne? #semanasincarne

Hoy, como cada 20 de marzo, se celebra el Día Internacional sin Carne. Sí, ya lo sé… hay días internacionales para casi cualquier cosa, no hace mucho tuvimos el del pistacho sin ir más lejos. Pero este día en concreto me apetece destacarlo este año y desde este blog.

¿Por qué? Pues todo viene de la mano de ProVeg, una organización para la conciencia alimentaria que quiere reducir un 50% los alimentos de origen animal para 2040, y que me escribió el mes pasado, contándome que querían movilizar marzo como el mes sin carne y retar a pasar una semana prescindiendo de ella, un reto que tiene a Clara Lago como madrina.

Me pareció un buen reto, aunque solo fuera para tomar conciencia de la mucha proteína animal que consumimos a diario sin saberlo. Encuentro con frecuencia a gente que me dice que apenas come carne, que consume muy poca. Estoy convencida de que incluso esas personas que se creen casi vegetarianas, si probasen a eliminar durante un mes la carne de su dieta, se darían cuenta de que comen más de la que creían, de que la carne está más presente de lo que pensaban en su dieta.

Y una dieta saludable es aquella en la que la carne es poca y se sostiene sobre los alimentos de origen vegetal. Nutricionistas, que incluso son omnívoros, de prestigio como Marián García (boticaria García), Juan Revenga o Julio Basulto han hablado del tema largo y tendido. En sus recomendables blogs podéis encontrar más información al respecto.

Volviendo al reto, yo también os propongo intentar esa semana, apenas siete días, sin comer carne ni pescado. Podéis empezar cuando mejor os venga, es un reto flexible y personal.

Así sabréis si efectivamente coméis mucha o poca carne, así valoraréis mejor el verdadero peso que tiene en vuestra dieta. Así tal vez reflexionaréis un poco sobre los modelos actuales de producción animal, muchos muy discutibles, sobre la poca información que tenemos en el etiquetado de alimentos sobre el grado de bienestar animal que hay detrás.

Lo de reflexionar e incluso leer al respecto también es voluntario, igual que el reto.

¿Alguien se anima?

De nuevo una camada de cachorros tirados a la basura, esta vez en Córdoba

Ayer os mostraba unos galgos que esperaban un hogar desde Córdoba, desde la protectora El Amigo Fiel. Hoy seguimos en la misma provincia de la mano de otra asociación: Arca de Noé.

Me hacen llegar algo que, por desgracia, es demasiado habitual: abandonar animales en la basura, tratar a ser vivos indefensos como desperdicios inanimados. Me asombra lo mucho que sucede y la conclusión que se extrae de ello, que es que nos cruzamos demasiado a menudo en nuestro día a día con bípedos sin alma. Hay que tener poca bondad para desoír los gemidos de unos cachorros recién nacidos, para arrojarlas a un contenedor sabiendo que eso supone su muerte y darles la espalda.

Ojalá actos así dejaran una marca visible en el rostro, igual que sin lugar a dudas la dejan en el corazón.

La otra conclusión es también obvia. Lo necesario de la esterilización, de limitar la llegada de camadas no deseadas. Aunque bien es verdad que también se abandonan así animales adultos.

Una vez más, otro caso de personas sin corazón que tiran vidas recién nacidas a la basura, como si de objetos se trataran. Afortunadamente, sus llantos y súplicas han sido escuchadas por personas que no iban a dejarlos allí y han hecho todo lo que estaba en sus manos para salvarlos. ¡GRACIAS!

Estos pequeñines aún no pueden darse en adopción. Son muy pequeños y necesitan crecer sanos, fuertes y llenos de cariño en sus casas de acogida. Pero sí, cuando comiencen a comer solitos sí que buscarán con todas sus ganas una familia para siempre.

Necesitábamos mandar este correo y contaro nuestro día a día, la dura realidad que desgraciadamente, solo es la punta del inmenso iceberg de esta crudísima situación.

En la protectora que los ha recogido necesitan hogares de acogida y adoptantes. Para estos cachorros en un futuro próximo y para otros animales que también albergan. Os animo a visitar su web y sus redes sociales y conocer sus necesidades para ver si podéis echarles una mano.

Contacto: elarcadenoecordoba@gmail.com

Ahora resulta que hay tantos perros de terapia como de caza, un 0,4% del total

Al menos eso afirma el estudio de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, AMVAC, del que ya os hablé la pasada semana.

Estupefacto se podría quedar uno viendo los resultados de este sondeo hecho en las clínicas veterinarias de la Comunidad Autónoma de Madrid. Este país está lleno de perros que se usan como instrumentos de caza. Para comprobarlo no es preciso acudir a un entorno rural en el que sea frecuente esta actividad, basta con ver cómo abundan por las aceras urbanas animales afortunados que pasaron de ser herramientas a miembros de una familia, o pasarse por cualquier perrera y protectora (por sus webs vale) y ver la gran cantidad de perros de caza abandonados esperando aún su segunda oportunidad.

Claro que en realidad no sorprende nada. Hay otra explicación a este dato absurdo y es que la mayoría de los perros usados como instrumento de caza no han visto una clínica veterinaria ni de lejos. Eso explica además el hecho de que la abrumadora mayoría de los descartes de caza a los que las protectoras rescatan a tiempo no tengan el (obligatorio) chip implantado.

Si queremos saber el porcentaje de perros de caza existentes en España no podemos acudir a estudios elaborados por veterinarios. Ni siquiera serviría recurrir a los registros oficiales vinculados a chips y cartillas. Aunque se pidiera el dato de a qué se va a dedicar a ese animal, no serviría de nada, porque un porcentaje importante jamás pasaría por ahí. La mayoría de los perros de caza existen al margen de cualquier registro. Existen, nacen y mueren, sin que conste en ningún sitio.

Sakari, el galgo atigrado, proviene de un pueblo de Badajoz. Tenía un dueño cazador que se quería deshacer de él, y de su compañero Kyril.

Las condiciones en las que nos han llegado son de pena, esqueléticos, con heridas por todo el cuerpo, con ese olor típico de los lugares en los que los tienen, con un pánico atroz y con una mirada perdida que poco hay que imaginar para saber la vida que han llevado. Nos los trajimos sin un mísero collar, despojados de todo, hasta de su dignidad de ser animales.

Ambos han sido usados para cazar, pero uno de ellos está peor, la vida que le han dado es muy dura, ha tenido hasta 3 propietarios diferentes, todos lo han usado para el mismo fin y ha pasado de mano en mano como pura mercancía. Con 5 años a sus espaldas son muchas las temporadas de caza que este animal tiene padecidas en sus huesos.

¿Qué decir del mercadeo de estos animales? Son comprados, cambiados por otros, usados, probados, criados, acostumbrados a una vida en la que una muestra de cariño les suena a algo nunca visto. Así están estos dos pobres galgos, no saben jugar, no saben lo que es una cama con unas mantas, no saben lo que es una caricia…

Está en manos de la protectora cordobesa El amigo fiel.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

La Fundación Affinity solicita la colaboración de las protectoras para elaborar su estudio anual sobre el abandono de animales de compañía

El mejor estudio que tenemos sobre protección animal, el más completo, el que lleva años dándonos pistas del panorama existente, parte de una iniciativa privada, de la Fundación Affinity.

Para elaborarlo recaba datos de perreras municipales y asociaciones protectoras que, voluntariamente, se prestan a participar.

Justo estos días están preparando el próximo estudio, el que en pocos meses nos dará los datos de 2017. Invitan a toda asociación que quiera participar a contactar con ellos.

Cuanto más amplia sea la muestra, más fidedigno resultará, así que os animo desde aquí a participar y difundirlo.

Sé bien que el día a día es complicado, que hay muchas urgencias y tareas cotidianas que atender por el bien de los animales, que el tiempo es precioso, pero merece la pena dedicar un poquito a esta radiografía que conciencia, que asoma a todos los medios y que ejemplifica la necesidad de legislar y poner recursos para intentar detener esta problemática.


Os dejo un pequeño extracto de la entrevista que publiqué en este mismo blog el año pasado con Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.


Affinity tiene presencia en muchos países, ¿no se plantean extrapolar el estudio español a algún otro?

El estudio que tenemos es España es muy difícil de replicar en otros países porque parte de la voluntad de las protectoras de colaborar con la Fundación y eso es posible porque se empezó a hacer hace muchos años y la fundación tenía ya entonces una credibilidad. Si tuviéramos que hacer este mismo estudio en otro país o en este mismo país ahora me cuesta imaginar que se pudiera construir, que las protectoras nos fueran a ceder sus datos. A menos que en ese país hubiera un censo de protectoras y que los datos tuvieran que compartirlos con las instituciones públicas y estuvieran coordinados y unidos en algún lugar.

Pero su informe no se elabora solo con datos de protectoras, también participan perreras.
La gestión municipal está controlada en España y supongo que en otros países también y recibimos los datos de los ayuntamientos que gestionan protectoras o perreras. Hay una parte pública que se podría hacer y tampoco se hace. En España se hace porque la lleva a cabo Affinity.
¿Hay algún país al que podamos mirar como ejemplo a seguir?
Cuando miramos otros países sí que vemos cosas que funcionan mejor y decimos “¡que mal estamos!”. Vemos que en Francia o en Portugal ya cambiaron el código civil, en Inglaterra que fueron los primeros en incluir el delito de maltrato, en Alemania la gente adopta y no compra, en Holanda casi se ha erradicado el abandono… Hay ejemplos diversos en distintos países, pero no hay ninguno en el que haya una situación ideal.

Poniendo por ejemplo el caso de los animales abandonados, pues sí que hay animales en refugios. Lo que nos pasa cuando miramos otros países es que vemos temas parciales que son positivos, pero hay muchísima falta de información, de datos. Por ejemplo, respecto al problema del abandono no tenemos conocimiento de que exista en ningún otro país un dato oficial o un dato oficioso como el del estudio que hacemos en España. No lo hay, ni siquiera en los países más avanzados. ¿Cómo puede ser que un problema tan generalizado como el abandono no se recojan datos? En Francia hay una entidad que tiene muchos años de historia y muy fuerte, que gestiona 46 refugios y sí que publican los datos de animales que gestionan y a veces se usa su dato como si fuera de toda Francia, pero no es un dato real porque hay muchos más refugios. Decimos que España es el país que más abandona y no lo sabemos, es el país que tiene datos, y aunque sean unos datos insuficientes porque no participan todas las protectoras y haya lagunas, es el único que recoge de forma evolutiva este problema.

En diez años la venta de animales de compañía en tiendas ha pasado del 25% al 15%

Es el resultado de un estudio que ha llevado a cabo la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, AMVAC. Son datos relevantes, el porcentaje es importante. Hace diez años uno de cada cuatro animales de compañía se adquirían en tiendas, ahora es uno y medio  de cada diez.

Los autores lo relacionan con un aumento de la opción de la adopción sobre la compra. Lo hacen aportando que el incremento de adopciones en ese tiempo ha sido similar. Puede ser, algo de eso habrá, pero yo no acabo de tenerlo claro.

Como bien explicaba mi compañero Javi Yanes en su blog Ciencias Mixtas, correlación no es casualidad. No se ha establecido en este caso que la causa sea claramente esa. Y además hay otros muchos factores que pueden influir en este descenso y que pueden indicar que lo que realmente sucede es que está cambiando el modo en el que se adquieren.

La venta por internet puede estar simplemente eliminando la figura de la tienda como intermediaria.  Tiendas que además son conscientes de la mala imagen creciente de exponer animales vivos en cristaleras, por lo que muchas van renunciando voluntariamente a esas ventas (con los perros y gafos como punta de lanza).

Muchas compras se están llevando a cabo mediante el contacto directo con criadores buenos, malos, regulares y pésimos o con particulares que también venden. Antes, no hace tanto, todos estos vendedores de animales sólo disponían de los anuncios en revistas especializadas, los clasificados de los periódicos impresos, tablones de anuncios varios y las tiendas.

En AMVC es algo que deslizan, aunque pongan el foco en el contrapeso de las adopciones. Ojo a la negrita.

Comprar un animal de compañía en una tienda ya no es siempre la primera opción para los propietarios de mascotas. Cada vez más españoles se decantan por la adopción y los acuerdos entre particulares a la hora de sumar un animal al hogar, según los últimos datos de AMVAC, que dibuja una evolución hacia una “adquisición emocional”, sin transacciones comerciales de por medio. “La mayor visibilidad del maltrato animal y los abandonos en los medios de comunicación ha sido determinante en esta tendencia hacia una creciente concienciación de la sociedad española”, asegura Jaime Díaz, Gerente de AMVAC.

En 2007, solo un 4,9 por ciento de los animales de compañía procedían de centros de acogida; en 2017, la proporción ya es del 14,9 por ciento. Asimismo, los acuerdos entre particulares suponen un 15,4 por ciento de las adquisiciones, un 5,6 por ciento más que hace una década.

Entre la información recogida por las clínicas veterinarias madrileñas también se encuentran los motivos por los que sumamos un animal a nuestra familia. 

Las principales motivaciones son el gusto por los animales (48,4%) y la compañía para paliar la soledad (18,7%). Que “los niños querían uno” o era un “regalo para los niños” sigue siendo el tercer motivo de adquisición con el 9,6%. La “adopción ante abandono o sacrificio” se sitúa en cuarto lugar con un 6,2%. Estoy pendiente de comprobar la muestra sobre la que se sostiene la encuesta, algo siempre relevante en estos casos.


 
Cascabel es una gatita de seis años que necesita un hogar.

Su mamá humana está pasando un problema muy grave de salud, y es por esto que se ha tenido que llevar a Cascabel a una casa de acogida. Cascabel es un amor de gatita, buenísima, tranquila y mega cariñosa, no entiende nada de lo que está pasando, echa de menos su hogar, allí ha dejado a la que era su mejor amiga (la niña pequeña de la casa) y está muy triste.

En su casa de acogida convive con otra gata con la que se lleva fenomenal aunque aún no sabemos cómo convivirá con perros. Cascabel necesita urgentemente una familia que le devuelva la alegría y a quién poder amasar durante laaaaargos ratos.

Se encuentra en Murcia, pero se puede enviar a otras provincias. Se entrega con chip, cartilla, vacunas, desparasitada y castrada.
Contacto: www.equipobastet.com/contacto

Kika ha pasado toda su vida, siete años, en la perrera

Hoy os traigo una vida, una que ha transcurrido sin conocer un hogar, hasta hace poco. Kika es una cruce de podenco que ha sido siempre invisible, que no ha logrado enamorar a una familia en sus siete años de vida, que jamás ha salido de un chenil.

Hasta hace poco os contaba, porque ha logrado pasar a vivir en una casa de acogida. No es un hogar definitivo, pero es un cambio a mejor sustancial. La labor de las asociaciones protectoras sería mucho más complicado sin esta figura, sin gente que abre su hogar a un animal temporalmente, hasta que encuentra su hogar definitivo.

Eso es lo que necesita ahora Kika, un hogar para siempre.

Por fin hemos podido sacar a Kika de la perrera. Ahora está en una casa de acogida, y queremos darle la oportunidad que hasta ahora no ha tenido, queremos encontrar para ella la familia que también ella merece.

Sabemos y valoramos mucho la labor de las casas de acogida. Son ese lugar de paso antes de una adopción definitiva. Gracias a Ainhoa, su casa de acogida, Kika está descubriendo el mundo más allá de su chenil, una cama blanda y calentita, mimos, siestas de sofá, está aprendiendo lo que es que alguien cuide de ella, tiene incluso hermanas de acogida con quien comparte paseos.

Pero aún falta el verdadero final feliz de Kika, su familia definitiva. Kika aún está esperando que la adopten, aún espera a esa persona(s) con quien compartir el resto de su vida.

A pesar de no haber convivido nunca con humanos, es una perra muy sociable. Y aunque todo es nuevo para ella, nos demuestra día a día que es una campeona, aprende muy rápido. Es muy buena, tranquila, equilibrada, capaz de convivir con otros perros.

Así que, quien quiera compartir su vida con esta podenquita de ojos preciosos, debe ponerse en contacto con nosotras.

Se entrega con chip, vacunas al día y contrato de adopción. Está en Madrid. Quien la adopte también contará con la asesoría de educador canino si hiciera falta.

Contacto: perrigatossinfronteras@gmail.com 670959688

La protectora de animales ‘K-Project’ ha sido arrasada por el temporal, necesita casas de acogida y ayuda para su reconstrucción

K-Project es una pequeña protectora ubicada en Fuente El Fresno, Ciudad Real. Es decir, una protectora que trabaja por los animales en primera línea, en una de esas zonas de España en la que abundan los abandonos por la caza, las camadas indeseadas, en la que escasean las adopciones y la mentalidad que sostiene y alienta a los que se preocupan por el bienestar de los animales de compañía.

Es tristemente irónico recurrir al refrán de que luchan por los animales contra viento y marea, porque el refrán en este caso ha sido literal. El viento, el temporal que ha azotado este fin de semana gran parte de España, ha destruido gran parte de sus instalaciones. Los cheniles han quedado tan dañado que han tenido que recurrir a casas de acogida y a pagar una residencia canina.

Ya el dos de marzo pedían ayuda para reformar los cheniles, a los que la lluvia insistente estaba anegando. Pero tras el temporal todo ha ido a peor.

Sus voluntarios llevan tres días pidiendo ayuda “urgentísima”.

Ha sido un fin de semana horrible. Queremos dar las gracias a todo el mundo por su apoyo, difusión, ayuda económica y llamadas. Sobre todo a la gente que han ido a la protectora a aportar su granito de arena.

Todo sigue igual. No habido más desperfectos, hemos sacado todo el agua de los cheniles e intentado mejorar alguna de las vallas que se calleron. Hasta que no cese la lluvia no se puede hacer las reformas.

PEDIMOS POR FAVOR QUE ESTE SUCESO NO QUEDE EN EL OLVIDO. PUES OS VAMOS A NECESITAR EN CUANTO CAMBIE EL TIEMPO Y SE PUEDAN HACER OBRAS DE MEJORA.


Necesitan donación de material de construcción, mobiliario para guardar las donaciones y el pienso. Ayuda económica para costear las obras y las residencias. También voluntarios, adoptantes y padrinos para sus animales.

Unicaja: ES66 2103 0474 2200 1001 4992
Paypal: albufera119@hotmail.com

¿Qué debe hacer un corredor si se le acerca un perro?

Sucedió durante la maratón del Valladolid de México, un corredor, en pleno esfuerzo, se encontró con un perrillo que consideró aquello de tanta gente corriendo un fiesta y decidió acompañarle corriendo a modo de juego. Que para el animal era pura diversión lo sé yo que conozco bien cómo se expresan los perros perrunas. No sé si el maratoniano era capaz de darse cuenta, si se asustó, si simplemente le molestó. La cuestión es que reaccionó dándole una patada al perrillo que es imposible justificar.

Su reacción, ya en frío, ha sido pedir disculpas y ofrecerse a pagar los gastos veterinarios que haya podido causar. Así que no voy a hacer sangre por ese lado. Los hay que piden que jamás pueda volver a participar en un evento de atletismo y me parece exagerado. Los hay que sentencian y condenan a toda velocidad sin conocer los detalles.

No, no debió jamás patear al perro. Pero ese perro no debería haber estado suelto en ese entorno urbano y durante una celebración deportiva popular. Tendría que haber tenido un dueño responsable que lo mantuviera bien controlado a su lado. Por puro sentido común, pensando tanto en la seguridad del animal como de los corredores. Lo mismo estaba perdido o abandonado, espero que no.

En cualquier caso, ya os dije hace un par de meses que no deberíamos soltarlos en los lugares en los que no está permitido, por mucho que nos fastidie no contar con suficientes lugares de esparcimiento canino. No deberíamos soltarlos nunca si no tenemos del todo claro que su comportamiento será ejemplar con cualquier persona y con otros perros.

Una situación así, nunca se tendría que haber producido de entrada.

(GTRES)

La cuestión es que perros y corredores están destinados a encontrarse. Con frecuencia las zonas que los bípedos trotones les gustan para ejercitarse coinciden con las que buscamos los dueños para soltar a nuestros perros. Lo sé bien porque soy dueña de perros, pero también porque he sido parte de esa horda moderna a la que le ha dado por salir a correr.

Os voy a contar una anécdota un tanto escatológica. Hace ya más de una década que sucedió. Andaba yo tranquilamente por el campo por mi perra, que entonces era joven y enérgica y necesitaba todas las mañanas al menos una horita de paseo suelta por el campo. Como entraba en el periódico a media mañana y aún no tenía hijos, podía permitirme coger el coche y patear felizmente en su compañía entre pinos. Una de esas mañanas Troya descubrió algo que le llamó la atención tras un árbol apartado de la senda y allí se fue de cabeza. Y yo detrás claro, en cuanto oí los gritos de lo que resultó ser un corredor en cuclillas y con las mallas por los tobillos, poniendo su propio pino en miniatura y congelado sin atreverse a apartar a mi perra, que no es precisamente pequeña, y que estaba empeñada en olfatear intrigadísima aquello que estaba haciendo.

Miré aquel cuadro barroco. No me miró. Llamé a mi perra y nos fuimos dejándole en la intimidad que merecía. El susto que se llevó fue morrocotudo y yo siempre creí que de aquellas habría perdido el pobre un par de años de vida.

Por cierto, un inciso para esa horda moderna de corredores de la que hablaba. Vale que corriendo uno puede tener un apretón, los intestinos se mueven y tal… Vale que ha sitios tan, tan campestres que no tiene sentido recogerlos. Pero hay parques en los que juegan los niños y ahí no es buena idea dejar ese tipo de recuerdos. Lo de recogerlo con la bolsita como hacemos los dueños cívicos de perros puede ser buena idea. Yo estaría encantada de prestaros una (y sí, los que no recogen las cacas de sus perros son unos guarros y a los que más nos indigna es a los dueños que sí las recogemos, pero ese es otro tema).

A lo que íbamos, corredores y perros sueltos pueden encontrar que sus caminos se cruzan. ¿Qué hacer en esos casos? No hay una respuesta rápida. Lo primero sería interpretar la actitud con la que el perro se acerca a nosotros. Si lo hace con ganas de juego, con curiosidad, o si mantiene una actitud agresiva.

Por regla general, va a pasar lo primero. Muchos perros pueden interpretar que ese tipo que ha pasado corriendo es una excelente excusa para pasarlo bien, corriendo a su lado o incluso saltándole encima amigablemente. Se les reconocerá porque se acercan a saltos, erráticos, tienen una expresión amistosa, la cola en alto… Que ladren no es indicativo de nada. Hay muchos vídeos en Youtube que ayudan a distinguir las expresiones corporales de los perros, si sois de los que no venís de serie capacitados para distinguirlas.

En esos casos lo mejor es dejar de correr al tiempo que lo ignoramos. Si nos ponemos a caminar con tranquilidad  dándole la espalda, sin mirarle directamente, lo más probable es que el animal también nos ignore. O, como mucho, que nos pida alguna caricia e insista un poco en el juego. Puede que así demos tiempo a su dueño a llegar y controlarlo, pero si reaccionamos así no tardará en aburrirse y dejarnos en paz.

Acelerar no es buena idea, salvo que vayamos en bici y tengamos clarísimo que tenemos las fuerzas o la cuesta abajo suficientes como para ser capaces de dejarle atrás. Acelerar invita aún más a que nos persiga y casi cualquier cualquier perro es capaz de alcanzar a un humano corriendo.

Tampoco lo es coger palos, que el perro puede interpretar como una amenaza, lanzar manotazos o patadas o gritarle. Insisto, dejar de correr y no hacerle caso, sin establecer contacto visual y dándole la espalda, es la mejor opción.

Si el perro no tiene dueño, si sospechamos que puede estar perdido o abandonado, algo que tampoco es raro que suceda, la solución más ética es complicarse un poco la vida y no dejarle en esa situación. Hace un año os contaba qué hacer si te encuentras a un animal abandonado, y la respuesta tampoco era rápida.

(Leanne Graham/GTRES)

Y aunque pueda costar, la respuesta idónea es la misma cuando tenemos dudas de que el perro sea amistoso. Si se acerca enfadado o temeroso, con una actitud que indica prudencia (erizado, mirándonos a los ojos, con la cabeza a media altura, gruñendo directamente…), alejarse de él despacio, manteniéndose de lado o dándole la espalda, es lo mejor. Sin correr y sin perderle de vista por si la situación se complica. Tal vez nos hayamos metido en lo que considera su territorio, de hecho es lo que suele pasar.

En la gran mayoría de los casos, el animal se limitará a amenazarnos hasta que nos quitemos de en medio. La cosa no irá a mayores. El ataque es el último recurso

Ante un ataque de un perro de un tamaño que suponga un peligro real, si no hay posibilidad de subir a un alto o resguardarse, es preciso tener sangre fría. Tal vez se le pueda distraer con una mochila, una botella o una prenda de ropa. Si se tiene un gran objeto que usar a modo de escudo a mano, una buena opción es interponerlo entre el animal y nosotros. No intentar golpearle, sino procurar que sea eso lo que tenga como opción para morder. Si es incapaz de fijar la mordida en algo grande y plano, en pocos intentos desistirá. Si se lanza por nosotros, conviene curvarse protegiendo nuestras zonas sensibles (rostro, garganta y torso), permanecer inmóvil y alejarse despacio cuando el animal se vaya. Hay consejos por ahí sobre cómo enfrentarse a los perros en una pelea cuerpo a cuerpo, usando nuestro peso, inmovilizándoles, indicando dónde golpearles… Mi opinión personal es que no suele ser buena idea salvo que veamos las cosas muy negras o que haya hecho presa en un punto concreto y no la suelte. Todo va a depender mucho de las circunstancias de cada ataque.

Tras este enlace hay información en abundancia para profundizar en el tema, en inglés, eso sí. La doctora Yin, que murió hace cuatro años, fue una veterinaria y experta en comportamiento animal reconocida internacionalmente y su web es una mina de oro. El gráfico es suyo.