BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Sobre los perros de jardín, de patio, de parcela para correr… que no entran en las casas

Hoy le cedo a Rocío la palabra en este espacio. Rocío es veterinaria y escribió un comentario en uno de mis últimos post, en el que os contaba que los perros lo que necesitan es nuestro tiempo y dedicación y no casas enormes. Con su permiso convierto ese comentario en una publicación porque creo que merece la pena leerlo.

A mí leerlo me recordó a todos esos pobres animales cuya vida transcurre en el exterior y sin compañía en distintos tipos de casas o chalets. Perros que tal vez tuvieron suerte de cachorros y conocieron lo que era vivir en familia para verse de adultos, cuando más tranquilos son y mejor estarían dormitando en el hogar, se ven aislados en patios, jardines, parcelas… con muchos metros que no sirven para que ellos corran sino para que sus dueños se ahorra el paseo que ellos siguen necesitando para recibir distritos estímulos.

Soy veterinaria y tengo una galguita recogida de protectora (desde que ésta tenía mes y medio, y ahora tiene 10 años). Los perros (sobre todo de razas grandes) que viven es casas con jardines enormes a menudo no entran dentro de casa y no crean que por eso están todo el día corriendo felizmente por el jardín. Todo lo contrario, sufren más las inclemencias del tiempo, suelen tener más enfermedades (leishmania, callos por apoyo en superficies duras, etc, etc) y más trastornos psicológicos porque están la mayor parte del tiempo solos, sin sus dueños y “encerrados” en ese maravilloso jardín sin salir a pasear porque sus dueños consideran que ya tienen suficiente espacio para correr en el jardín.

Sin embargo un perro que es sacado a pasear “como Dios manda” y está convenientemente educado, socializado y atendido, ya puede ser un mastín de 80 kilos, que puede vivir perfectamente en un piso de 30 metros cuadrados porque NO SE MOVERÁ DEL SITIO.Y os aseguro que será el perro más feliz del mundo y con muchas menos enfermedades.

Para ilustrar lo que cuento, qué mejor ejemplo que el que tengo en casa: MI GALGUITA. A menudo la gente piensa que los perros de esta raza son hiperactivos y necesitan estar todo el tiempo corriendo. Nada más lejos de la realidad. Ni lo fue de pequeña y mucho menos ahora, de viejita. No conozco raza más tranquila y más cariñosa. No demandan mayor ejercicio que el que pueda requerir una raza pequeña y, si les das este ejercicio todos los días, llegan a casa, se echan en su “colchón” (sofá, mejor dicho…) y no se mueven de ahí hasta que les vuelves a llamar para salir (horas después).

Un perro al que se le presta suficiente atención NO DA PROBLEMAS independientemente de donde viva. Un perro desatendido y tirado SOLO en un jardín y/o una casa súper grande DA PROBLEMAS PERO NO ES CULPA SUYA SINO DEL HUMANO QUE LO SACÓ DE LA NATURALEZA PARA METERLO EN UNA SUPERCASA SOLO Y OLVIDADO.

Cuando la gente dice que no tiene perro por no tener una casa grande o jardín/patio me pongo mala: ¡a menudo eso es una excusa! La verdad es que no quieren perro. Y lo veo lícito: quien no quiera o no pueda, que no los tenga (de hecho, MEJOR que no los tenga). Pero que no diga que no es por no tener espacio. Más bien será porque no quieres o no puedes ocuparte de ellos. PUNTO.

Y los que dicen eso pero por total convencimiento de lo que están diciendo (no es una excusa y, en realidad, sí quieren perro), por favor, que se informen convenientemente porque están desinformados. Seguro que en alguna de las muchísimas protectoras que abundan, encuentran el perro que más se adapte a sus situación personal.

POR FAVOR, NO CONDENEMOS A ESTOS NOBLES ANIMALES ANTES DE INTENTAR SIQUIERA CONOCERLOS.


Los tres galgos que hoy os traigo y que buscan un hogar no quieren muchos metros, quieren familias que los quieran y dediquen tiempo. Entre un piso de sesenta metros o uno de 150 no van a apreciar diferencias. Se llaman León, Candela y Natalia y son víctimas de distintos cazadores. Cada uno tiene su propia historia.

León, macho de dos años. Esterilizado. El cazador que lo tenía lo iba a matar porque no corría, con lo cual era “inútil”. Cuando fue rescatado, lo llevaron al veterinario y resultó que tenía ANEMIA. Es muy bueno y cariñoso. No tiene miedo, sólo le hace falta confiar. Cuando lo sacan al paseo, va siempre pendiente que no lo dejen (miedo al abandono).

Candela hembra de dos años. Fue la más pequeña de la camada, se la quedaron porque pensaron que sería la más veloz. Al tiempo vieron que no fue así. Tampoco servía para la caza. Así que decidieron abandonarla. Es súper buena, cariñosa y dócil. No tiene miedo a los humanos. Apta para familia con niños y/o perros (macho y hembra)

Natalia, hembra de 18 meses. Como salía cada seis meses en celo, le daban pastillas para que no pasase eso. Ya que si la perra estaba en celo no servía para la caza. El cazador dijo que si no se la quedaba, la llevaría a la perrera. Es tranquila, se deja tocar. Aunque tiene algo de miedo a los humanos (sobre todo hombres). Es un poco escapista. Necesita paciencia y cariño para aprender a confiar en el ser humano.

Los tiene en acogida una persona en Toledo a la que los cazadores han llegado incluso a tocar a su puerta para dejar al perro, diciendo que si no lo coge, lo llevaría a la perrera o ya vería la forma de deshacerse del perro, como fue el caso de Natalia.

Todos están en un pueblo de Toledo. Se entregan con cartilla, vacunas y compromiso de esterilización (los q no lo estén). También los adoptantes contarán con la asesoría de educadores para el proceso de adaptación si fuera necesario.

Contacto: iasg1602@gmail.com / 670 95 96 88

21 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Jaione

    TOTALMENTE EN DESACUERDO. Mi experiencia es totalmente distinta. Tengo 2 perros de tamaño mediano y mediano/grande. Vivo con ellos en una casa con mucho jardín pero estuvimos 2 años viviendo en Alemania donde por inclemencias del tiempo (en invierno estábamos a -18 grados, en verano a 40) no podían estar fuera y tuvieron que vivir dentro de la casa los 2 años. Los perros estaban MAL dentro. Se sentían cohibidos, nos miraban con caras tristes, no cuadraban en ningún sitio a pesar de haberles preparado sus camas, haberles cedido una habitación de la casa totalmente para ellos, de que pasaban más horas con nosotros Desde que volvimos hace ahora 2.5 años han vuelto a tener la alegría que les caracteriza. Son dos perros educados y obedientes y aquí, con todo el espacio que quieren para ellos, son felices y alegres. Nosotros les seguimos dedicando tiempo y jugando a la pelota con ellos, sacándoles a pasear…
    Yo creo que es erróneo generalizar, que es lo que estás haciendo con el blog de hoy ” los que dicen eso pero por total convencimiento de lo que están diciendo (no es una excusa y, en realidad, sí quieren perro), por favor, que se informen convenientemente porque están desinformados” chica serás veterinaria pero no creo que tengas la capacidad de realizar semejante afirmación. Y como te digo hablo desde la experiencia, en nuestro caso ha sido muy distinto. De hecho uno de los motivos para “acelerar” la vuelta a España fue por ellos, nos daban realmente pena allí y se alegraban tanto cuando volvíamos aquí de vacaciones que ese fue uno de los varios motivos que sopesamos para volvernos. Quizás la experiencia de otras personas es distinta, seguramente. Cada perro, cada persona, cada situación son distintos. Por eso no me parece correcto generalizar de esta manera.

    09 febrero 2017 | 11:36

  2. Dice ser Daniel 1970

    Para Jaione: en tu caso te doy la razón, pero eres una excepción. Vivo en una zona de muchos cazadores y te puedo asegurar al 100% que es muy triste la vida de los perros que viven en el exterior, la mayoría de estos perros en patios de 15 metros cuadrados, los inviernos son de menos cero grados por las noches y los veranos superan los 40 grados, seguro que enfermarían en la intemperie. Yo tengo un perro dentro de casa desde hace 6 años y te puedo decir que interactua con la familia las 24 horas del día y es muy feliz, los perros son animales que les gusta vivir en comunidad desde que existen en la tierra y cuanto más grande sea la comunidad pues mejor para ellos, un saludo.

    09 febrero 2017 | 11:59

  3. Dice ser Heisenberg

    Recientemente me he ido a vivir al campo y la rutina que hacen mis perros no dista mucho de la que hacíamos en la ciudad. Lo primero, porque dejar que el perro haga sus cosas en la finca me parece una guarrada. Y lo segundo, porque el ejercicio, tanto físico como de socialización, que hacen paseando no tiene nada que ver con la actividad que hacen en la finca. Sus horas de paseo, de caminatas y de juego son obligatorias vivan donde vivan. Por desgracia veo cada día a gente que cree que tenerlos muertos es asco en una finca es lo normal. Tener perros implica un compromiso, vivamos en campo o ciudad, y por desgracia todavía hay mucha gente que no se entera.

    09 febrero 2017 | 13:05

  4. Dice ser Mary Carmen Lopez

    Tengo seis perros, cuatro Mastines enormes, un Tekel y una Labradora. Puedo aportar razones sobre las dos opiniones anteriores.

    La labradora que ya tiene 12 años esta dentro de casa de toda la vida. Sin embargo los otros cinco no consigo ni que traspasen la puerta de entrada, prefieren estar en la calle donde tienen 16 Ha.para correr y perseguir cualquier animal que entre, son súper felices, tienen su caseta en la que solo entran para comer, prefieren dormir en el césped de alrededor de la casa, aguantando heladas de hasta -11º .

    Todos los días mi marido se los lleva de paseo y sin ningún problema.

    Un saludo

    09 febrero 2017 | 13:19

  5. Dice ser yo

    NO ESTOY DE ACUERDO. Hay gente que tiene a los perros dentro desatendidos y hay gente que los tiene fuera “como dios manda”.
    Podrías hacer otro blog mañana hablando de las personas que tienen a sus perros todo el día encerrados en lavadero/cocina/pasillo de un piso sin sentir el aire, el sol, los olores, sin oír nada, etc. “Perros enlatados” en viviendas.

    09 febrero 2017 | 13:27

  6. Dice ser Monica

    Para Jaione: no te quito la razón pero creo que tu caso es especial. Tienes dos perros, por tanto si tienen espacio, correrán y jugarán JUNTOS. En el caso de un perro SOLO, no tienen con quien correr o jugar, les puede dar por ponerse a correr( al mío le pasa eso), pero a los 5, 10 min se cansará. El resto del día, estará solo sin saber que hacer. Por tanto, no creo que tu comentario sea acertado.

    Yo he tenido durante 4 años a un perrigalgo (mezcla de Galgo) y se comportaba exactamente igual a como se dice en el artículo, y aunque tenemos patio, el prefería quedarse en su camita todo el día hasta las horas del paseo. Hace 9 meses adoptamos un cachorrete, y ahora se pasan todo el día jugando, ya sea en patio o dentro.

    Un saludo

    09 febrero 2017 | 13:46

  7. Dice ser carmela

    Los perros quieren cariño ,compañia ,no aburrirse.
    Ni que decir que un perro en un piso , casa , habitacion , con su gente que le quiere , sus cuidados esta feliz.

    09 febrero 2017 | 14:11

  8. Dice ser carmela

    5 ,por desgracia de todo haya.Lo que tu cuentas es lo menos

    09 febrero 2017 | 14:12

  9. Dice ser Joluno

    Muchos seres humanos solos….es lo que ahí, sin familia ni hijos sustituyendo por otros pobres mamiferos su egoismo intrinseco de esta sociedad perversa que hace ver y comparar un animal con un humano…que pena dais

    09 febrero 2017 | 14:57

  10. Dice ser María

    Joluno, hazte mirar lo de la ortografía, que se huele tu “paletismo” a leguas. Y ya de paso de la educación. Bueno, ambas cuestiones suelen ir de la mano 🙂

    09 febrero 2017 | 15:47

  11. Dice ser nemacur

    Tengo 3 perros de raza mediana grande y ninguno quiere ni entrar en casa y mucho menos dormir en ella,que hago? Los llevo al psicologo?,generalizar esta muy mal y decir que los perros que viven fuera de casa enferman mas pues no puedo estar mas en desacuerdo los mios estan como robles con 14 ,8 y 6 años y que lo diga una veterinaria que como minimo sabra que los perros son animales pues me parece que se piensa que los perros son niños

    09 febrero 2017 | 15:51

  12. Dice ser Ana

    Leo a diario noticias en las que parece que se nos quiera imponer tener un perro aunque tengamos un piso diminuto…. ya está bien………..el que quiera un perro que lo tenga y el que no lo quiera que no lo tenga.
    He tenido animales toda la vida, perros y gatos, y desde luego están mucho mejor cuando tienen espacio para correr. Ahora mismo tengo una gata que ha vivido en piso y desde hace año y medio vive en una casa con jardín y no hay ni punto de comparación………ahora está mucho mejor. Entra y sale cuando quiere. Es más, por la noche no dejo que se quede fuera y me toca entrarla a regañadientes.
    Mis padres tienen un perro que entra en la casa, saluda y se va corriendo fuera……….no quiere saber nada de quedarse dentro.
    Y por otro lado, habrá perros muy felices en pisos pequeños pero yo (y me encantan los animales) no lo tendría……….por el propio perro (no creo que sea vida para él) y desde luego por mí.

    09 febrero 2017 | 16:11

  13. Dice ser Rural

    Tener perros encerrrados en un piso de una ciudad si que es un martirio y luego van dando lecciones…

    09 febrero 2017 | 16:14

  14. Dice ser Raul

    Tengo dos perras,una beagle y una mestiza mezcla con Chihuahua,tengo una casa con un patio de 40 metros,pues bien al patio sólo quieren salir lo justto y con buen tiempo.Lo único que quieren es que estemos pendiente de ellas y les demos cariño,salir a la calle a que les demos su paseito y relacionarse con otros perros(la Beagle),la Chihuahua se relaciona mejor con los humanos.Cada perro como cada persona es un mundo.Mis perras son parte de mi familia cómo yo soy parte de su manada.

    09 febrero 2017 | 16:33

  15. Dice ser Puaj

    Hay que ser muy desgraciado para recomendar tener un mastin en un piso de 30 m2. Que por cierto es lo que ha hecho la enferma mental de la finca de enfrente de donde vivo, y desde entonces nuestra calle se ha vuelto una pocilga. El bicho no bajará de los 90 kg (debe ser el perro más grande que he visto en mi vida), negro, acojonante; en longitud me sacará un palmo. Cada vez que lo baja las meadas parecen de 10 l. Yo y varios vecinos ya le hemos ññamado la atención porque TODA la calzada está cubierta y recubierta por sus meados, repasaos varias veces al día. ¡Qué asco! Solo hemos conseguido que se desplace un poco hacia el extremo de la calle porque, en palabras suyas, literalmente “no le da tiempo a llegar más lejos” antes de que el animal la suelte. Desde que cumplió su capricho (no contenta con el perro faldero que ya tenía), nuestra calidad de vida ha empeorado. Desde estéticamente (es desagradable mirar la ventana o salir al balcón y comprobar que toda la calzada es un inmenso meado) hasta sanitariamente (muy higiénico no es) hasta los ladridos que nos ponen en pie cada vez que le da por abrir la boca, normalmente empezando a las 7 de la mañana, y que podréis imaginaros cómo de potentes son a tenor de su peso.

    Y todo esto ¿por qué? ¿Ha ganado algo alguien, aparte de haber satisfecho ella su absurdo deseo? ¿Ha ganado algo el pobre animal, encerrado en un piso de pocos m2, criado y traído a este mundo solo por capricho de humanos egocéntricos que quieren jugar a ser dioses, que se tiene que aguantar el pis todo el día (algo que no creo que sea muy bueno para sus riñones) hasta que a su “dueña” le da por sacarlo a “pasear” (eufemismo de llevarlo a mear y a cagar a la vía pública)?

    Y todavía dice el del comentario #3 que “dejar que el perro haga sus cosas en la finca” le “parece una guarrada”. Pues imagínate a los demás, que no tenemos ni queremos perro, tener que aguantar que tú nos las compartas con nosotros, en un sitio que no es un WC, sin haberlo pedido…

    Aquí la peña se monta toda una parafernalia de valores inventados, y se autoerige en poseedora de la verdad absoluta, y quien no comulga con ellos es menos amante de los animales, está equivocado y es un “paleto”, pero luego es tan grande la chorrada que entre ellos mismos no se aclaran. Vamos a ver. ¿Sentido común? ¡Hooola! ¿Estás ahí? ¿Acaso van a ser todos los perros iguales? ¿Acaso a todos les va a ir bien lo mismo? Yo se de algunos que tienen miedo de bajar a la calle y siempre están encerrados en casa; otros que les encanta correr y salir y estar al aire libre. Es fácil entender que es absurdo dedicar una entrada de blog a defender esto, y que será fácil encontrar otra opinión de otro veterinario que sea justo la contraria de la reproducida aquí.

    En fin…

    10 febrero 2017 | 0:25

  16. Dice ser Ruben

    Los animalistas teneis una patologia digna de estudio.
    Cada vez mas fanaticos y fundamentalistas.
    Sois una secta como muchas de las que florecen en la actualidad.

    10 febrero 2017 | 8:30

  17. Dice ser me rio de janeiro

    Un perro puede estar tan desatendido en una casa como en un campo, depende de los dueños. Tengo conocidos que conviven con sus perros, que no sacan, con los que no juegan y a penas interaccionan, eso que pasan juntos muchas horas al día. Tengo conocidos que abandonan a sus perros en su finca/campo/chalet y los visitan cada 3/4 días para darles de comer. Por tanto, la desatención no depende del entorno sino de los amos.

    Yo tengo una perra de tamaño mediano y el piso se la queda pequeño, o esa es mi impresión. Esta claro que ella quiere estar siempre a mi lado pero no es el mismo animal dentro y fuera de casa. En casa no juega, no corre, no salta, sólo pulula buscando caricias. Fuera ni te mira!! Va a lo suyo, a ser un perro, a oler cacas y pis, a marcar, a oler otros perros, a correr a los gatos, a moder palos o a escarbar como una loca. Por eso sacrifico dos horas al día para sacarla, eso si estoy deseando moverme al campo.

    Para mi lo más importante es no olvidar que un perro es un perro. Eso no quiere decir que lo trates mal o con desprecio sino que lo trates como un perro. He visto gente que riñe a su perro por oler cacas o culos de otros perros…si señor!! ¿Qué pretendes que haga? ¿Qué le pida el Facebook?.

    Y por último, ¿Qué un galgo (precisamente un galgo) es feliz en una casa? Claro que si porque no. Eso no quita que seguro qeu sería mucho más pleno si hiciese cosa de galgo, eso para lo que ha evolucionado durante millones de años, “Correr como un loco detras de un bicho, atraparlo y destrozarlo a dentelladas”. Me parece casi tan triste un galgo que nunca haya cazado como un pájaro que nunca haya volado. Y como prueba de esto, hay numerosos estudios de grandes carnivoros en zoológicos que defiende la alimentacion con presas vivas para aumentar la calidad de vida de estos animales. Al cazar, son más felices, incluso hace mejor la digestión.

    10 febrero 2017 | 9:28

  18. Dice ser Rural

    Son la secta vegana.Una secta urbana implantada en grandes ciudades.Se les reconoce por su fanatismo y totalitarismo y su deseo como todas las sectas de que la gente se convierta a su causa.

    10 febrero 2017 | 12:23

  19. Dice ser Raul

    Un poquito de respeto señores comentaristas de los comentarios 16 y 18.Y a vosotros en que secta habría que encasillaros ?.En fin,cómo decía mi abuela…A palabras necias,oídos sordos.

    10 febrero 2017 | 16:08

  20. Dice ser Antisectario

    El que se pica ajos come…Raul.

    10 febrero 2017 | 17:42

  21. Dice ser Kata

    Este artículo es un ejemplo fantástico de elevar el caso particular a verdad particular: esta mujer ha decidido que los perros que están en la calle preferirían estar dentro. Y a veces puede ser verdad. Y otras no. Es lo que tiene generalizar, que se tiende a estar equivocado. Y como ella pone a su perra como ejemplo, yo pongo al mío: Mi perro vive en nuestro jardín, no quiere nada más. Nos adora, nos recibe con todo su amor y cada media hora o así se asoma a la puerta del patio para que le abramos, entra, saluda a todos y se vuelve a salir. Pero no se queda dentro nunca si puede evitarlo. Por las noches antes de irnos a la cama, tenemos que convencerle y obligarle a meterse en casa (porque si por él fuera, dormiría en la calle también), y en cuanto se levanta alguien por la mañana, después de lamerte y saltarte alrededor de alegría, se pone a dar con la pata en la puerta del jardín para que le dejemos salir. ¿Estamos maltratando al pobre bicho? ¿Deberíamos obligarle a estar todo el día en casa aunque él no quiera? No lo veo. Cada perro, igual que cada persona, es un mundo, y no se puede generalizar así haciendo de una experiencia personal una categoría general.

    10 febrero 2017 | 20:50

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.