BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘hearthstone’

‘Hearthstone’ se cuela en el móvil

No son pocas las peticiones que los jugadores de Hearthstone hacen insistentemente a Blizzard: un modo torneo dentro del juego, la opción de jugar dos contra dos, menos aleatoriedad, chat general (algo nada recomendable dado el nivel de educación imperante en la comunidad), la posibilidad de elegir el tipo de sobre en la Arena…

Por fortuna, la compañía ha concedido una de las solicitudes más demandadas por los usuarios de su exitoso título de cartas. No, no han desterrado a los insufribles Face Hunters. La novedad es que han lanzado una versión del juego para teléfonos móviles Android e iOS (los usuarios de Windows Phone tendrán que seguir esperando).

Salió a la luz el pasado 15 de abril. Ese mismo día la descargué en mi Samsung Galaxy S5 y desde entonces ya le he dado bastante uso. ¿La impresión? Magnífica desde el principio. El primer día me saltaron algunos errores, pero siempre en el menú y hubo una partida que se buggeó. Yo usaba chamán, jugué Tótem Lengua de Fuego en uno de los primeros turnos y no sólo no funcionó su efecto de subir ataque a los esbirros adyacentes sino que me bloqueó la posibilidad de hacer cualquier cosa, tanto ese turno como los siguientes.

Aparte de esos incidentes del primer día, todo perfecto, sorprendentemente estable y bonito, muy bonito. Admito que me sorprende el mimo con que Blizzard hace las cosas. A veces meten la pata —¿quién no?—, pero el cariño por sus productos se nota en mil y un detalles. Este Hearthstone móvil no es una excepción, difícilmente se podría hacer una versión más estable y detallada que esta.

HS_on_Phone_2

Los escenarios se han reducido para dejar hueco a la información importante, sobre todo a las cartas, que aparecen pequeñas en la esquina inferior derecha (en la superior izquierda están las del rival) y se pueden ampliar ocupando casi toda la pantalla cuando se van a jugar. Los esbirros, una vez están en el tablero, también tienen un tamaño considerable. Cuando se jugan varios secretos, aparecen superpuestos, con un número que indica cuántos hay en juego al mismo tiempo.

Los modos de juego son exactamente los mismos y las interfaces se han modificado lo justo para ser bien visibles y fácilmente usables en dispositivos pequeños. La espera por la versión móvil ha sido larga, pero creo que ha merecido mucho la pena y que disparará aún más la ya millonaria cifra de jugadores de Hearthstone.

‘Overwatch’ y otras sorpresas de Blizzard

El pasado viernes tuve el honor de ver en directo, junto a los responsables de prensa de Blizzard en España, el evento de apertura de la BlizzCon 2014. ¿Qué podíamos esperar? La compañía siempre tiene algún as guardado bajo la manga de cara a su gran convención anual. Aun así, creo que nadie se esperaba casi nada de lo que mostraron aquella tarde.

Lo que estaba claro desde hace tiempo es que por fin sabríamos algo de la segunda expansión de Starcraft II. Poca sorpresa por este lado, aunque no por ello menos interesante. Legacy of the Void nos mostrará desde el punto de vista de los Protoss el final de la historia iniciada con SCII. Lo curioso de esta nueva expansión es que puede jugarse sin necesidad de tener la primera, Heart of the Swarm.

Overwatch_0

El plato fuerte, lo que nadie se esperaba, era la llegada de una nueva franquicia, Overwatch, un shooter multijugador online en primera persona de batallas por equipos. Con esta especie de Team Fortress 2, Blizzard se lanzará a cubrir uno de los géneros que aún no dominan. Tienen muchas posibilidades de destacar. A simple vista, al juego no le faltan virtudes.

Para empezar, el diseño es maravilloso. Con un vídeo de presentación que casi parecía el tráiler de una nueva película de Disney (me hizo pensar en Big Hero 6), Blizzard presentó a una serie de héroes y villanos que no tardarán en ganarse un hueco en la lista de personajes icónicos de la compañía.

A nivel visual, es colorido y nítido y, en el terreno jugable, parece accesible y variado, con toques estratégicos gracias a armas y poderes muy originales que lo alejan del típico mata-mata. También me llamó mucho la atención el hecho de que, a pesar de desarrollarse en perspectiva subjetiva, ciertas habilidades cambian la acción a tercera persona.

Aún no se sabe mediante qué modelo de negocio funcionará Overwatch ni si verá o no la luz en alguna plataforma que no sea el PC. Si tengo que apostar, yo diría que lo que más le pega es el free-to-play y, además, que tarde o temprano también saldrá para consola, ya que posee una mecánica ideal para ello.

Donde ya ha demostrado su viabilidad el free-to-play es en Hearthstone. A Blizzard le está funcionando de maravilla su juego de cartas y lo que comenzó siendo un proyecto menor está empezando a ganar entidad. Aquí también se esperaban novedades, noticias sobre una segunda expansión. Y eso fue exactamente lo que se anunció. Lo que nadie esperaba era la temática, Goblins vs. Gnomos, y aún menos la fecha de lanzamiento: ¡el mes que viene! Gozo y algarabía, algo insólito en Blizzard, la compañía de las esperas eternas, ¡el anuncio de nuevo contenido un mes y su lanzamiento para el siguiente!

El problema de esta nueva remesa de 120 cartas es que Blizzard va a otenciar lo más criticado del juego hasta el momento, la aleatoriedad, pero aún está por verse cómo afectará realmente al meta. Yo imagino que las cartas con mayor carga de azar acabarán por no jugarse en competitivo pero harán mucho más divertidas las partidas de arenas. Ya veremos, me reservo los comentarios para cuando vea la luz.

Heroes_Of_The_Storm_68283

Por último, sobre Heroes of the Storm no hubo grandes novedades salvo la llegada de la primera beta cerrada (el próximo 13 de enero) y la presentación de unos cuantos nuevos héroes muy esperados: Jaina, Thrall… ¡y The Lost Vikings! Es un deseo que llevaba años pidiendo. De hecho, fue gracioso que hicieran el anuncio pocos minutos después de que yo vaticinase en voz alta (y en tono de broma, claro) que la gran sorpresa sería The Lost Vikings 3.

Y todo esto, el año en que se cumplen dos décadas de Warcraft y una de World of Warcraft y a sólo unos días de que se ponga en marcha Warlords of Draenor, la quinta expansión del exitoso MMORPG.

Notable alto para Blizzard. Esta ha sido, sin duda, la BlizzCon más emocionante en años.

Un paseo por el Arrabal Arácnido

Esta semana por fin se han abierto las puertas de Naxxramas. Desde hace unos días, ya está disponible la esperada primera expansión del juego de cartas de Blizzard Hearthstone. Tras meses y meses de información con cuentagotas, tras meses y meses de incógnitas y espera, ya podemos disfrutar del modo aventura.

De momento tan sólo se puede acceder al Arrabal Arácnido, pero es más que suficiente para hacerse una idea de lo que nos queda por delante. Yo lo cogí con ilusión, quizá demasiada, porque lo cierto es que me supo a muy poco. Sí, sé que es sólo una quinta parte de toda La maldición de Naxxramas, pero se hace corta y, lo peor, muy sencilla. Los tres jefes son un paseo en versión normal, pero resulta que tampoco son un reto excesivamente complicado en modo heroico.

naxx logo

He leído en algunos foros cómo la gente ha recurrido a la insufrible Zoo de Warlock y a otros mazos habituales de competición para completar el modo más difícil. Pues lo cierto es que ni siquiera hace falta molestarse tanto.

Yo, que no me he gastado un solo euro en Hearthstone, completé casi todos los retos a la primera y sin hacer ni una sola modificación en mis mazos. De hecho, ni siquiera seleccioné el mejor de los que tengo (el de maga), simplemente opté por el héroe que más me apetecía jugar en ese momento. Fue tan rápido que la verdad es que no recuerdo ni con qué personajes me pasé a Anub’Rekhan y a Faerlina en heroico.

Tan solo se me resistió un poco la araña Maexxna en heroico. Fue la única en la que tuve que hacer varios intentos antes de ganar. Finalmente lo logré con mi mazo normal de chamán, a base de bajar tótems que, tras devolvérmelos a la mano, podía volver a bajar por 1 maná.

nxx maexx

No soy un jugador excepcional de Hearthstone y mis mazos están muy lejos de la perfección, así que no comprendo que me haya costado tan poco completar esta primera ala de la expansión, sobre todo cuando la propia Blizzard argumentó hace no mucho que con el modo heroico no se dan las versiones doradas de las nuevas cartas porque mucha gente no podría conseguirlas jamás. Veremos el resto de Naxxramas, pero de momento…

Aunque lo peor de lo visto hasta ahora es la nula rejugabilidad. ¿Qué pasa una vez has completado un ala y conseguido las cartas? Pues que se queda abandonada, ya que no hay ningún incentivo para volverla a jugar. Como sugieren multitud de jugadores en foros nacionales e internacionales, lo ideal sería la inclusión de misiones diarias relacionadas con Naxxramas. De este modo, se aprovecharía un poco más el nuevo contenido.

Supongo que acabarán haciéndolo, ya que no debe de ser muy grato para los desarrolladores pasarse meses elaborando un nuevo contenido que queda caduco en menos de 24 horas.

Toca esperar a la semana que viene. ¡A ver qué tal el Arrabal de la Peste!

¿Qué os ha parecido este primer contacto con La maldición de Naxxramas?

Hearthstone, el vicio de World of Warcraft, en versión juego de cartas

Desde hace una semana, World of Warcraft me está volviendo a quitar el sueño. No el MMO al que tantas horas de mi vida dediqué en otros tiempos sino el juego de cartas basado en ese universo, Hearthstone: Heroes of Warcraft, que desde hace poco está en beta abierta y, viendo lo cuidado y bien acabado que está, probablemente abandone esta fase pronto.

El título desprende ese aura de calidad que poseen prácticamente todos los productos de Blizzard. Partiendo de un planteamiento similar al de Magic: The Gathering y añadiéndole el atractivo de World of Warcraft, la compañía ha conseguido crear un título interesante, vistoso y endiabladamente adictivo (este domingo casi no hice otra cosa más que jugar).

hearthstone

Aunque lo que quizá acabe de convencer a los indecisos es que no hace falta pagar ni un céntimo para jugar a Hearthstone. Por supuesto, existe la posibilidad de comprar sobres de cartas con dinero real, pero no hay nada que no se pueda conseguir a base de echar partidas y partidas.

Existen un buen número de cartas comunes que pueden ir en cualquier mazo, pero otras están vinculadas a los grandes héroes de Warcraft. De momento hay nueve, cada uno de una clase diferente: mago, cazador, paladín, guerrero, brujo, sacerdote, pícaro, chamán y druida. Además, Blizzard ya ha anunciado que está trabajando en las clases monje y caballero de la muerte. Lo interesante es que estas cartas exclusivas de cada tipo de personaje, unidas al poder especial que tiene cada uno de ellos (Jaina lanza bolas de fuego, Thrall invoca tótems…), hace que sea muy diferente jugar con el mazo de uno o con el mazo de otro.

Todos tienen posibilidades muy interesantes. Por mi experiencia personal, diría que el guerrero y el pícaro son los que actualmente cuentan con una mayor desventaja, pero quizá es que no he sabido sacarle partido a sus mazos. Hearthstone aún está en fase beta, así que aún hay tiempo de que algunas cosas cambien (la compañía ha asegurado que no muchas). La llegada de expansiones con nuevas cartas probablemente también cambiará las estrategias posibles con muchos de los héroes.

Título gratuito de gran factura aun estando en fase beta. Me ha dejado muy buen sabor de boca. Demasiado bueno. A ver si soy capaz de desengancharme.