BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘24’

La clase de acción y espionaje de Jack Bauer en ’24: Live another day’

244El riesgo de hacer una serie en tiempo real, que se desarrollase en un periodo de tiempo determinado, merece todos los elogios posibles. No es fácil ofrecer una ficción así, cuando los tiempos son tan encorsetados y la acción y el desarrollo han de ser concretos y ágiles. Por estas razones, 24 se ganó nuestra veneración cuando se emitía años atrás: era buenísima, enganchaba como ninguna, y lograba dar una vuelta a todas esas escenas de tiros y peleas que ya habíamos visto en otras.

Cuando me enteré de que Jack Bauer (Kiefer Sutherland) iba a regresar a las pantallas tras cuatro años de ausencia no pude hacer otra cosa que alegrarme. Aunque recuperar 24 supusiese que los que hacen series en EEUU tuviesen que tirar de lo antiguo porque no tenían ideas nuevas que pudiesen triunfar, rescatar las tramas de espionaje, traición y acción de ésta era la opción más adecuada.242

Y es que la serie no ha perdido ni un ápice de la frescura y el interés que la definían durante su emisión original. 24: Live another die retoma las tramas en las que Bauer debe impedir una catástrofe de consecuencias impredecibles. Para ello se ha trasladado a Londres, donde por casualidad se encuentra el presidente de Estados Unidos para negociar un programa de drones no tripulados con el Gobierno británico.

Con esos elementos encima de la mesa, el exagente tiene razones fundamentadas para sospechar que se puede estar cociendo una conspiración en toda regla, y buscará poner fin a la misma. Lo malo es que su propio país le considera un terrorista por los sucesos de años atrás, y tendrá que hacerlo mientras busca la manera de esquivar a la CIA.

245¿Por qué una serie de acción al uso destaca en un género tan manido como el de acción y espionaje? Porque ha logrado reinventarlo. Ya no solo por su apuesta temporal de que un episodio transcurra en una sola hora y la historia entera en un solo día, sino por la manera de ofrecer el desarrollo de la trama. El mayor acierto es el lenguaje que se emplea, vertiginoso y preciso a cada segundo. Es una clase de cómo se debe hacer una serie de este estilo.

También es imposible perderse en 24, más aún cuando en un capítulo te ponen todas las cartas sobre la mesa, y en el siguiente te resuelven las dudas del anterior. Todo sin que la velocidad de su guión y secuencias abrume, porque la rapidez no está reñida con la comprensión. Al menos en esta serie de Fox.241

Pero lo mejor que hace es mantener viva la llama del interés, al abrir nuevos frentes en cada nuevo episodio para tirarnos por tierra ese convencimiento de que ya sabíamos qué estaba pasando y el porqué de la misión de Bauer o de las tropelías de sus enemigos. ¿Cuántas series son capaces de presentar tantos recursos en la actualidad? Haced la cuenta.

No quiero spoilear, por lo que solo os emplazaré a que la veáis. No solo la actual Live another day, sino las ocho temporadas anteriores, que si no las habéis disfrutado estáis tardando. Sí: 24 cumple a la perfección con aquello de “el que tuvo, retuvo”.