BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

El dilema moral de David Tennant en The Escape Artist

¿Por qué un abogado defiende a un culpable? ¿Por qué poner en juego su imagen por representar a alguien que él mismo sabe que ha cometido el crimen del que se le acusa? “Todos tenemos derecho a una defensa”, es el aforismo de estos casos. “Todo el mundo es inocente (o no culpable) hasta que se demuestra lo contrario”, es el otro mantra. También hay que pensar que un gran sector de abogados vive de lograr que alguien sea condenado o salga absuelto.

Escape1Al final todo se reduce a la ley. Debemos aceptar que cualquiera tiene derecho a ser defendido ante un juez. Hay que asumir que alguien al que todos los indicios apuntan como culpable puede ganar el juicio y salir a la calle gracias a la habilidad de su letrado, que apura todos los vacíos y resquicios legales para lograr su objetivo.

Antes de seguir metiéndome en jardines por hablar sobre un tema del que no tengo ni idea, aviso de que lo anterior tiene que ver con las serie de este post. Y es que The Escape Artist plantea un dilema interesante a la vez que peligroso: la del asesino que queda libre gracias a su abogado aunque sea culpable. Dejándole las manos libres para que pueda volver a cometer un crimen. Y todo en nombre de la ley. El argumento tiene reminiscencias de un asunto muy reciente en España que involucra a tribunales internacionales. Seguro que os suena.

Escape7

The Escape Artist es una miniserie de tres capítulos emitida por la BBC que cuenta la trágica historia de Will Burton (David Tennant), un abogado que no ha perdido ningún caso a pesar de que le ha tocado defender a la escoria más selecta de Reino Unido. Su habilidad y su buena fama provocan que le coloquen el sobrenombre de ‘The Escape Artist’, en una referencia explícita al mago Houdini por sus números de escapismo. Su filosofía radica en que hay que defender a todo el que lo necesita, y en su despacho nunca se dice que no a nadie.

Escape3

Será entonces cuando le reclamen para defender a Liam Foyle (Toby Kebbell, le recordaréis por The Entire History of You, el tercer capítulo de la primera temporada de Black Mirror), un joven misántropo con una sonrisa escalofriante que es el principal sospechoso de haber asesinado de forma brutal a una estudiante. Will nunca deja entrever lo que piensa, ni se lo dice a su cliente, pero intuye que Foyle es culpable. Y aun así, le defiende, aunque le provoque renuencia y no se atreva ni a estrecharle la mano. Con lo que no cuenta el protagonista es que su filosofía de darlo todo por presuntos criminales que tienen todo en contra puede llegar a volverse contra él. Y que entonces le tocará sentir las hieles de la derrota.

¿Por qué es tan bueno David Tennant?

Como se vislumbra, todo gira en torno a David Tennant. Reconozco que soy neófito sobre su carrera, ya que no le he visto tanto como se merece (no he visto Doctor Who, y tengo pendiente Broadchurch). Donde sí le vi fue en Spies of Warsaw, en la que estaba impecable y demostraba que es un genio. En The Escape Artist vuelve a hacer magia ante la cámara. Y es que solo con la presencia del actor escocés ya tenemos garantizada una serie de calidad.

Escape5

David Tennat no tiene un vozarrón, no es guapo, y es algo desgarbado. Tampoco resulta carismático a simple vista, ni parece un ligón. Pero tiene algo. Ese rasgo invisible que le hace ser tan atractivo para el espectador. Atrapa como nadie (algo que comparte con Benedict Cumberbatch). Te provoca tal empatía que te sumas a su causa con solo dos frases que suelte. Es tan bueno…

El mayor logro de The Escape Artist es que no nos sintamos atraídos por el malo, como suele ocurrir en la mayoría de ocasiones. Y es que el mamón de Toby Kebbell acojona. Se te eriza el vello al verle en pantalla, y sobre todo cuando hace la mueca de sonreir. Porque sabes que algo va a pasar cuando Liam Foyle está en escena. El actor inglés se ha convertido así en candidato a ‘villano del año’ por este personaje, que es el típico gilipollas huraño con el que nadie se quiere mezclar. “No soy una persona muy agradable”, dice él mismo en el primer episodio. Y así lo demuestra.

Escape8

Se trata de la enésima maravilla en forma de miniserie de la BBC. Un prodigio televisivo empapado de la calidad de David Tennant. Todo gracias a un argumento interesante con un dilema moral y judicial, unas interpretaciones bestiales, y una carga emocional con la que muchos pueden derrumbarse. El resultado es inmejorable.

Esto último puede llegar a generar un debate peligroso. Especialmente si esta serie cae en manos de gente que se toma como realidad una historia de ficción (ante esto, mejor leer este artículo de Ernesto Filardi). Me refiero a esa dicotomía entre ley judicial y justicia popular. La que lleva a que familiares de una víctima concreta pidan que se incrementen penas bajo el pretexto de que “no salga barato” matar a alguien, o incluso a exigir el incumplimiento de una sentencia si no les satisface.

Escape2

Porque, como es obvio, para un familiar nunca existirán suficientes condenas de cárcel para el que les ha arrebatado a su familiar. Y puede que sientan que la ley es injusta. Porque alguien que tenga ese particular sentido de la justicia y confunda una serie de televisión con la vida diaria puede emplear The Escape Artist como asidero para justificar su postura. No sería sorprendente. La ley te puede dar y te puede quitar. Pero si apostamos por eludirla y optar por otra vía, caemos en el ojo por ojo. Aunque la ley del Talión nos resulte lo más adecuado, no es la que debería regir entre las sensibilidades de un país civilizado.

La perfección en tres capítulos

Existe algo mejor que el desarrollo de los tres episodios: el final. La última media hora de The Escape Artist es para enmarcar. Merece ser guardada, expuesta a todo el mundo y visualizada por todos los estudiantes cuyo futuro se proyecte a la ficción, la televisión o los medios. Es en esos minutos cuando Tennant saca todo su arsenal interpretativo para asombrar y dejar claro que también sabe emplear la malicia, el maniqueísmo y el maquiavelismo. Para dejar claro que puede hacer lo que le dé gana con su expresión corporal. Un logro que pasaría más desapercibido si la miniserie no fuese tan brutal.

Escape6Al menos a mí me parece la mejor serie de lo que llevamos de año efectivo (y de temporada desde septiembre, también). Las razones son las mismas que he esgrimido anteriormente. El peso de Tennant es perentorio, claro. Pero el mérito es compartido: todos los actores y actrices están perfectos en sus roles. Muchos de ellos ya nos resultan conocidos, como Anton Lesser (Endeavour), Michael Cochrane (Downton Abbey) o Sophie Okonedo (Mayday).

Actores, un protagonista insuperable, una ambientación acertadísima y un guión novedoso hacen que esta serie de abogados defensores que logran que sus clientes, aun estando seguros de que son culpables, salgan a la calle, haya resultado lo que muchos llevábamos tiempo esperando. Esa maravilla que le exigíamos a este 2013.

5 comentarios

  1. Dice ser pedrium

    Se nota que no has visto utopia, pero viendo que empezaste breaking bad cuando acabo, tampoco es de esperar nada nuevo

    16 Noviembre 2013 | 22:44

  2. Dice ser ¡¡Carallo rapas!! Pero que diaños dis¿?

    David Tennant también figura en otra serie británica de principios de año, Broadchurch, bastante recomendable. No he visto The escape artist, ¿¿¿es mejor????

    Como TOP2013 no dudaría en incluir Utopia (mencionada en el comentario anterior), House of cards y Orange is the new black,… me extraña que la que mencionas logre superarlas, pero habrá que verla. Thanks por la recomendación.

    17 Noviembre 2013 | 13:37

  3. Dice ser Nipona

    Utopía está absolutamente sobrevalorada. Cada uno tendrá su opinión, pero está sobrevalorada.
    Aquí la vimos y según empezaba el capítulo 4 ya habíamos destripado todo el “misterio”.
    La actuación de la actriz principal es horrible.

    Sois cansinísimos con Utopía, parece que acabéis de descubrir la televisión, por favor.

    Dejad tranquilos ya al personal. Es cuestión de gustos. Que no le guste semejante truño no significa que tenga mejor o peor criterio a la hora de valorar cualquier otra serie. Es una cuestión subjetiva. Una serie no marca todo el camino.

    Pesados ya, que parecéis ortodoxos!

    17 Noviembre 2013 | 13:37

  4. Dice ser Aquende, de nuevo

    Nipona, no quería ser un pesado, simplemente daba mi opinión. Además, es la primera vez que menciono a la serie Utopía en esta page, producción cual -desde mi punto de vista- se encuentra entre lo mejor de 2013. Y no tengo ningún reparo en decirlo y repetirlo de nuevo. No he descubierto la televisión, no soy ortodoxo, y seguramente mis opiniones sean las menos objetivas y fiables. Más no creo que mi comentario anterior se aleje de la realidad. Yo no he dicho que tal serie fuese una Obra maestra, sobresaliente, notable, de una consideración magna y crepuscular o de una innovación jamás vista en la televisión. Simplemente la coloqué en el ranking de un año que por el momento está siendo bastante pobre, pienso. No podría encontrar alguna que otra producción a la altura de las que he indicado, hablando de 2013 claro; donde destacan precuelas exiguas (Bates motel, Hannibal), adaptaciones mediocres (Sleepy Hollow), mierdas SI sobrevaloradas (Vikings, La cupula, Spartacus, The bridge), británicas interesantes (My mad fat diary, Dates, In the Flesh, The fall, Derek), innovadoras pero correctas (Orphan Black, Rectify, Top of the Lake), cagadas que no fui capaz de pasar del primer episodio (Agents of shield, The blacklist, The following) y atractivas (The americans, Broadchurch, Masters of sex) & buenas producciones (Orange is the new Black, House of Cards)…

    Eso sí, siempre desde una percepción subjetiva y particular.

    ¡Saludos!

    17 Noviembre 2013 | 14:35

  5. Dice ser Javi

    Allons-y!
    Efectivamente Tennant tiene algo, no se sabe bien el qué, pero tiene algo. Al margen de ser un grandísimo actor, tiene algo especial.

    17 Noviembre 2013 | 18:40

Los comentarios están cerrados.