BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Sin límites del humor en The Michael J. Fox Show

Jfox5

No hay nada peor que un defensor de los llamados ‘límites del humor’. Que alguien haga una broma sobre una desgracia en Twitter y se le echen encima innumerables personas ya es habitual. Porque, como todos sabemos, la gente se ofende más por el comentario que alguien que ni conoce hace en Internet que por el desmantelamiento del sistema público que se produce en la actualidad. Es más importante desearle la muerte al que hace la coña que no tomárselo a la tremenda. ¿No será más desagradable la persona que realiza un acto determinado contra otras personas o que no presta ayuda en situaciones difíciles? ¿O hay que ir a por el que hace la gracieta? Sirva esto de reflexión inicial para lo que viene a continuación.

Sobre Michael J. Fox se han hecho multitud de bromas en forma de tuit o gif por el párkinson que padece. Y estoy convencido de que él no se preocupará porque se haga escarnio de su enfermedad, ya que es un tipo inteligente y sabe que la gente en Internet puede decir cualquier cosa y que ciertos comentarios no hacen daño. Lo hacen los que se ofenden por esto. En lugar de eso, el actor norteamericano ha decidido que ya que está enfermo el que va a hacer las bromas sobre su dolencia va a ser él mismo. Es parte de la base de la que parte The Michael J. Fox Show, la única comedia de estreno que está gustando realmente.Jfox2

La historia trata sobre el día a día de Mike Henry, un expresentador de noticias que se retiró para estar con su familia cuando le diagnosticaron el párkinson. Esta situación dará lugar a momentos cargados de hilaridad en los que intervienen los que conforman el hogar: su mujer agradable y responsable; sus tres hijos, que son un exuniversitario que quiere ser emprendedor, la adolescente que sigue en el instituto y el pequeño que solo quiere jugar con su videoconsola portátil; además de su hermana, que está con ellos prácticamente todo el día para atenuar la falta de cariño de no tener una pareja estable. Él intenta estar pendiente de todo y de todos, pero ellos lo que quieren es lo contrario: que vuelva a trabajar para poder hacer sus vidas de forma independiente sin tenerle detrás todo el rato.

Jfox1Sin resultar un éxito por el momento, ya que con cinco capítulos no se puede aspirar a relevar a 30 Rock, sí está consiguiendo atrapar muchos; a los que tenemos que ver todo, a los que ven unas pocas, o a los que simplemente han sentido curiosidad por ver qué ha sido de su ídolo de Regreso al futuro. Y todos nos hemos encontrado con un producto cuidado, dotado de un humor inteligente y que no busca en ningún momento la risa facilona. Porque a pesar de que el argumento es el típico de una comedia familiar, aquí la NBC sí ha dado con la tecla en cuanto al protagonista y el resto del reparto. Y los guionistas han logrado hacer algo totalmente distinto y que en la forma se destapa como novedoso.

No se trata de la comedia en la que los personajes hacen chistes o son tan especiales que acabas riéndote de su ridiculez. Lo que propone es aún más simple: situaciones cotidianas que te sacan una sonrisa por lo identificado que te puedes llegar a sentir dada su naturalidad. Y de las que de primeras no te reirías si te pasasen a ti, sino que lo harías a toro pasado.Jfox3

La inteligencia es el rasgo más destacado de The Michael J. Fox Show, con las ocurrencias del propio protagonista o de su hijo mayor Ian (Conor Romero); de su mujer Annie (Betsy Brandt, Breaking Bad), que ha de lidiar con tres niños que son muy distintos entre sí; con la vida complicada de Eve (Juliette Goglia), la hija adolescente de la familia que no acaba de encontrar su camino; o también por el caso particular de Leigh (Katie Finneran), la hermana de Mike que es una escritora venida a menos a la búsqueda de la eterna juventud y que en realidad es una mujer ridícula que no asume el paso del tiempo.

JFox4A Graham (Jack Gore), el niño pequeño de la familia hay que dedicarle espacio aparte. Ese crío que es con el que más te ríes. Un rol que se suele reservar a este tipo de personajes casi siempre para aprovechar el potencial de inocencia y pureza que caracteriza a un chaval de menos de 10 años. Pero es que este es un auténtico genio y dan ganas de llevárselo a casa. Aunque sería un gamberro insoportable en cualquier hogar, con momentos como el de las tres frases que hay que decir a las mujeres. Lo dicho: si te pasa a ti, no te resulta tan gracioso. Pero es que ocurre la mayoría de veces, y acabas diciéndole a la serie: “esto me suena”.

Todo parece estar ideado para aprovechar la condición de enfermo de párkinson de J. Fox. O al menos esa parece la premisa. Pero esto se olvida y se asume como algo más. No se trata de forma especial al protagonista porque esté así, sino que se hace desde una óptica que no es otra que su pasado como estrella televisiva. Tampoco se ridiculiza esta terrible enfermedad, pero sí se hacen chanzas sobre ella. Los guionistas se pasan los ‘límites del humor’ por donde todos estáis pensando y prefieren ser valientes. Aunque sea con uno de tipo blanco, dejando de lado el ‘negro’ y cruel aunque fuese más gracioso.

Hay que darle todas las oportunidades del mundo a The Michael J. Fox Show. Por su armonía y su arrojo. Y más cuando estamos tan necesitados de comedias que cumplan con su deber: hacer reír y generar buenos ratos. Un rasgo que no abunda.

3 comentarios

  1. Dice ser caquita

    Siempre me ha parecido un buen actor.

    19 Octubre 2013 | 16:27

  2. Dice ser Fran

    ¿Por qué pluralizas como si hubiese gente que conoce estas series y las ven?

    ¿Acaso se emiten en las parrillas de las cadenas de la TDT?

    Considero de MUY MAL GUSTO tener que pagar por ver la televisión.

    19 Octubre 2013 | 17:56

  3. Dice ser AngelTor

    El que se pica ajos come.

    19 Octubre 2013 | 22:16

Los comentarios están cerrados.