20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘super mario bros’

La lamentable película de Super Mario Bros

Leía el otro día en Kotaku una cosa que me hizo bastante gracia relacionada con la película Super Mario Bros., aquel ‘truño’ que vio la luz en 1993. Se trataba de un extracto de un cuestionario (de esos que suelen hacer los medios de comunicación a los famosos) realizado por The Guardian a Bob Hoskins, el actor que interpretó el papel de Mario en la gran pantalla.

Lo cómico del asunto era que la respuesta a tres preguntas consecutivas fueron exactamente la misma. Imagino que podéis adivinar por dónde van los tiros. Digamos que a Hoskins no le quedó un buen recuerdo de aquel largometraje. Probablemente lo detesta incluso más que cualquiera de los fans del fontanero (y eso ya es decir mucho). Las preguntas y respuestas a las que me refiero son las siguientes:

– ¿Cuál es el peor trabajo que has hecho?
Super Mario Brothers

– ¿Cuál ha sido tu mayor decepción?
Super Mario Brothers

– Si pudieras modificar tu pasado, ¿qué cambiarías?
No haría Super Mario Brothers

Más claro, el agua. El caso es que leyendo esto recordé que hace por lo menos más de una década que no he vuelto a ver esta película. En su día me parecía horrible, pero por aquel entonces yo aún no había desarrollado el gusto por el cine malo. Creo que es el momento de revisionar la peli y descubrir si realmente era tan horrenda o si simplemente mancillaba el nombre de Mario y Luigi con una película mediocre y absurda (aunque no lo parezca, hay una gran diferencia entre una cosa y otra, entre una peli mala sin más y una peli “mala pero buena”).

Supongo que por aquel entonces aún no estábamos preparados para lo que se nos venía encima en cuanto a adaptaciones de videojuego a película se refiere. En la actualidad, creo que hemos llegado a un punto en el que nadie espera absolutamente nada bueno de esta relación (a la inversa tampoco se prodigan los éxitos, la verdad).

Miedito me dan las adaptaciones cinematográficas de Uncharted y God of War

World 1-1 en primera persona

Cuando uno piensa que lo ha visto todo, que nada puede sorprenderle, siempre surge algo capaz de dejarle de nuevo con la boca abierta. Pocos videojuegos debe de haber más versionados que Super Mario Bros. (si es que hay alguno) y, dentro del mismo, pocas cosas tan míticas como la primera fase, el mundo 1-1.

Pues bien, esta semana he visto una de las mejores adaptaciones que se han hecho jamás de ese legendario nivel. Es obra de un artista llamado Freddie Wong y muestra , con una calidad visual pasmosa, cómo se ve el Reino Champiñón desde la perspectiva de Mario: Super Mario Bros. en primera persona.

También es obra de Wong otrro sorprendente vídeo que muestra un Super Mario Kart con imagen realista…

Si Super Mario sonase a jazz…

Mientras encuentro tiempo para escribir uno de mis posts habituales (el curro, una interminable mudanza y la preparación de un viaje a Gijón para asistir a Gamelab casi no me dejan dedicarme a otros asuntos), os muestro una breve curiosidad musical.

Algunos ya sabréis que me encantan las bandas sonoras de videojuego, y que me llaman especialmente la atención las versiones realziadas por aficionados (algunas de ellas de gran calidad).

Pues bien, ya que hace mucho que no recurro al tema musical, aquí os dejo una estupenda interpretación muy jazz de un tema de Super Mario Bros 2 a la guitarra (un complemento perfecto para el Super Mario Bros a la batería que posteé hace tiempo).

Si os gusta, también podéis acceder a los acordes del tema y su versión en mp3.

Super Mario Bros ha sido destronado

El año ha empezado con una de las peores noticias que podía imaginar: Super Mario Bros, hasta el momento el juego más vendido de la historia, ha perdido ese merecidísimo puesto. Lo peor de todo es que el título que ha ocupado ese lugar de honor es Wii Sports.

Aviso, voy a exagerar, voy a ponerme melodramático, porque creo que la ocasión lo merece. Super Mario Bros, un videojuego de NES que vio la luz en 1985, ha conservado durante más de veinte años el primer puesto del podio con 40,24 millones de unidades vendidas.

Mario aguantó el subidón de la PlayStation, no se vino abajo con la moda Pokémon, no sucumbió a la fiebre de Nintendogs ni ha caído ante mitos como el Tetris.

La industria ha crecido de forma brutal a lo largo de los años, el mercado se ha ido ampliando y, aun así, el fontanero ha mantenido un título que ganó en tiempos en los que los videojuegos eran algo minoritario. Más jugadores, más publicidad, más inversión, mayor reconocimiento social y cultural… y aquel viejo cartucho seguía en la cúspide, nadie le alcanzaba.

Pero el día de la sucesión ha llegado y el nombre del sucesor me indigna: Wii Sports, que ha alcanzado ya los 41,33 millones de unidades vendidas. ¿Es justo? Pues imagino que sí, los compradores son soberanos y las cifras son las que son. Sin embargo, el hecho de que el juego vaya incluido con la consola en buena parte del mundo le resta un poco de mérito a la hazaña. Casi cualquier persona que se compre una Wii, por fuerza se lleva un Wii Sports.

Si nos fijamos en las ventas por zonas se aprecia que, si de los mercados americano y japonés dependiese, Super Mario Bros seguiría en el primer puesto. En Japón, las ventas de Wii Sports aún son la mitad que las de Mario, y en América la diferencia es ún de 9 millones en favor de la mascota de Nintendo.

Es en el resto del mundo donde el fenómeno Wii se ha llevado la palma y donde Super Mario Bros no consiguió tanta popularidad en su momento. Éste sólo vendió 3,91 millones de unidades frente a los 17,06 millones de Wii Sports.

Este hecho tiene una profunda significación, es un reflejo perfecto de cómo está cambiando la industria. Super Mario Bros es el estandarte de la vieja escuela, de los juegos originales y únicos que buscan divertir e innovar ofreciendo altas dosis de calidad, un tipo de creación que está sucumbiendo al poder de Wii Sports, de los juegos rápidos e inmediatos que ofrecen entretenimiento colectivo, partidas de “usar y tirar” y escasa profundidad.

¿Eso es malo? A mí no me gusta, desde luego, pero tampoco creo que sea malo. Es el curso natural de las cosas: Michael Bay frente a Stanley Kubrick, Ken Follett frente a Homero, Bisbal frente a Beethoven, pipas para todos, caviar para unos pocos.