20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘mario’

Mario Kart Wii mola, peeeero…

Me encantan los Mario Kart, ya dije una vez que nada me parece más divertido que esta franquicia de Nintendo. Sin embargo, después de un mes jugando al Mario Kart Wii, no puedo evitar hacerle algunas críticas.

La primera es el volantito dichoso, no me gusta ese tipo de control. Afortunadamente la solución es sencilla, elijo un mando tradicional y listo.

Después, y sin abandonar el tema del control, está la cuestión de los miniturbos. Entiendo en parte que se quiera evitar el truco del serpenteo que se hizo tan popular en Mario Kart DS, pero no era necesario automatizar los derrapes para conseguirlo.

Esa forma mecánica de realizar los miniturbos le resta mucha emoción a la carrera y hace más complicado que un jugador experto destaque sobre uno bueno. El buen dominio de esa técnica servía en el pasado para marcar la diferencia. Repito, no me refiero al sneaking. En otros Mario Kart existía el miniturbo manual y eso no implicaba la posibilidad de serpentear.

Otra cuestión inexplicable: la inexistencia de un modo GrandPrix para dos jugadores. Eso aportaba un gran aliciente tanto competitivo como cooperativo al modo multijugador, pero parece que Nintendo ha decidido apostar fuerte por el online y olvidarse un poco de lo demás.

Tampoco me convencen los gráficos, muy sencillotes. Igual es psicológico, pero me parecen incluso menos nítidos y detallados que los de Double Dash!!.

Aún más grave me parece el diseño de los 16 circuitos nuevos. Salvo excepciones, la mayoría me huelen a viejo, parecen refritos de viejos circuitos que no aportan nada realmente sorprendente. Los circuitos de las versiones de GameCube y de Nintendo DS me parecen muchísimo mejores.

Si añadimos las pistas de las copas retro, nos encontramos con que hay tropecientos “Castillos de Bowser” (aceptable, ya que son bastante variados entre sí) y tropecientos “Circuitos de Mario/Luigi” (demasiado sosos y simplones en su mayoría).

A ver, Mario Kart Wii no es un mal juego. Todo lo contrario, es excelente. ¡Ojalá todos los lanzamientos tuviesen su calidad! Pero precisamente por eso y por el altísimo nivel de la franquicia, creo que es justo exigirle más. Sí, el juego alcanza el sobresaliente, pero yo esperaba matrícula.

¿Os gusta Mario Kart Wii?, ¿es lo que esperábais, os ha decepcionado o ha superado vuestras expectativas?

Mario llega a Vice City

Un poquito de humor para cerrar la semana con una sonrisa en la cara. Este post se lo dedico a uno de mis programas favoritos (con permiso de Muchachada Nui): Robot Chicken.

Se trata de un programa de humor que se basa en la parodia, mediante muñecos, juguetes y figuras de plastilina, de todo tipo de personajes de la cultura pop.

La serie, que ha sido galardonada con un premio Emmy, se emite en el bloque de animación para adultos Adult Swim y se nutre de cómics, series de televisión y, por supuesto, videojuegos para elaborar sus divertidos gags.

Aquí tenéis uno muy currado en el que Mario y Luigi acaban en el “universo GTA” y Yoshi… Bueno, mejor que lo veáis.

En otros vídeos parodian a los Pitufos, las Tortugas Ninja, Michael Jackson, Calvin y Hobbes… Más frikis no pueden ser… y más geniales tampoco.

Por cierto, si sois fans de Star Wars, los chicos de Robot Chicken tienen un programa completo dedicado a la saga galáctica. ¡Antológico!

¿Conocíais el programa? Si es así, ¿cuál es vuestro sketch favorito?

Los juegos desaparecidos de la Wii

Aún hoy me sigue sorprendiendo la brutal demanda que hay de la Wii. Y no sólo de la consola, también de sus juegos estrella.

El pasado fin de semana acompañé a un amigo de compras por el centro de Madrid. Quería pillarse el No More Heroes. Estuvimos en al menos cinco o seis tiendas diferentes, desde comercios especializados hasta grandes superficies.

Nada, ni rastro del juego, agotadísimo. Sólo habían pasado unos pocos días desde el lanzamiento y ya era imposible adquirirlo. Según nos comentaron, apareció y se agotó casi al instante.

Lo que más me sorprende es que, a diferencia de la Wii y de la mayoría de su catálogo, No More Heroes no es un juego casual. Se trata de un título dirigido a hardcore players, o al menos eso pensaba hasta ahora. No es tan minoritario como el “especialito” Killer 7 (otra de las obras de Suda 51), pero el rollo anime y su humor ‘japo’ parecían destinarlo a un público muy concreto.

¿Se habrán puesto a la venta pocas unidades?, ¿la campaña publicitaria habrá sido muy efectiva?, ¿hay más hardcore players con Wii de los que parecía? Sinceramente, no tengo ni idea.

Más alucinante me parece el caso de Super Mario Galaxy, también en paradero desconocido. Es cierto que se trata de un lanzamiento mucho más mayoritario, pero resulta que salió a finales del año pasado, se agotó en Navidades… ¡y no ha vuelto a ver la luz!

Que yo recuerde, ningún juego fabricado por Nintendo (que tienen una enorme distribución) ha pasado nunca tanto tiempo desaparecido, por muy superventas que fuese. Pues nada, ni una mala copia de segunda mano encontramos. El tipo de una de las tiendas nos aseguró que, si éramos capaces de conseguir algunos Super Mario Galaxy en algún pueblo remoto, nos los compraba todos.

¿Alguna vez os ha costado tanto encontrar un juego o una consola?, ¿cuál?

Super Mario Bros, a ritmo de batería

Aparto por un día mis peroratas y vuelvo a dejar que hable la música por mí. En esta ocasión os invito a escuchar un friki e impresionante acompañamiento a la batería de las melodías de Super Mario Bros..

El artista en cuestión es un músico llamado Andrea Vadrucci que, además de retocar temas de Super Mario Bros. y Super Mario Bros. 2, ha hecho auténticas virguerías con la música de MacGyver, Los Simpson, grupos como Metallica o Dream Theater e incluso con los tonos de móvil.

Puestos a fantasear, a ver si Miyamoto se fija en el muchacho y decide incluir estos arreglos en algún futuro juego de Mario. Andrea tiene un punto a su favor: es italiano, como el fontanero.

Podéis ver todos los vídeos tanto en su página personal de YouTube como en la de MySpace. Os recomiendo muy especialmente su interpretación de Guillermo Tell, subidón asegurado.

Mi compañero de Entrada gratuita ya recogió una actuación de Vadrucci hace un tiempo, pero aun así no me he podido resistir a dedicarle este breve post.

Un tributo a las pelis malas

Como ya he mencionado en alguna ocasión, otra de mis grandes aficiones, aparte de los videojuegos, son las películas malas.

Pero no me refiero a esas películas malas que sólo consiguen que te aburras y/o te eches un sueñecito como sucede, por ejemplo, con ese crimen llamado Alatriste (¿de verdad le gustó a alguien?).

No, de lo que estoy hablando es de películas realmente malas, nefastas, que nadan en el cutrerío y están realizadas por tipos con un sentido estético y del gusto por debajo del cero absoluto. La magia del asunto es que estas películas malas, cuando son realmente horrendas, acaban traspasando una línea que las convierte en obras maestras y a sus creadores en auténticos genios.

La legión de los muertos (una Magnolia de las pelis malas), Aullidos 2 (con Christopher Lee en el reparto y los mejores títulos de crédito que he visto y veré en mi vida), Aullidos 3: Los marsupiales (surrealista como pocas), Starcrash (Star Wars a la italiana con David Hasselhoff haciendo de “Han Solo”), Manos: The hands of fate (uno de los peores largometrajes de la historia), cualquiera de las joyas del cine turco de los 60 y los 70 (maravillosa esta web que ha resuelto muchas de mis dudas sobre el séptimo arte en Turquía)…

Cualquiera de estas películas de serie B (serie Z en muchos casos) me ha hecho carcajearme infinitamente más que las más populares comedias tradicionales. ¿Y qué tiene esto que ver con los videojuegos? Pues, por suerte o por desgracia, mucho, ya que la inmensa mayoría de adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla acaban convirtiéndose en auténticas bazofias dignas de análisis.

Street Fighter: La última batalla y Super Mario Bros. son dos ejemplos excelentes de cómo destrozar unos personajes y defraudar a millones de seguidores con horribles adaptaciones que además son malas películas. Habrá que ver si la nueva Street Fighter enmienda el desaguisado. De momento, yo me quedo con lo más fiel que he encontrado, este genial Jackie Chan Vs. Street Fighter (extraído de la película City Hunter):

Pero el infragénero (por llamarlo de alguna manera) de las películas cutres basadas en videojuegos tiene un nombre propio: Uwe Boll, un tipo obsesionado con coger títulos de videojuegos y hacer películas que no tienen absolutamente nada que ver con ellos (en la mayoría de los casos, cualquier parecido es pura coincidencia).

La obra cumbre de este señor es House of the Dead, un esperpento de película (que he tenido el placer de ver en dos ocasiones) basada en el popular juego de disparos de Sega. Entre muchas otras virtudes, el largometraje cuenta con zombis que saltan en camas elásticas, efectos Matrix a porrillo, escenas del videojuego insertadas en el desarrollo sin venir a cuento y diálogos que rozan el dadaísmo (me pregunto cómo percibirá Uwe Boll la realidad, debe de pasárselo muy bien). Cien por cien recomendada a los amantes del anticine.

Lo que me parece increíble es que sigan insistiendo con ‘marcianadas’ como la futura película de Los Sims. ¿Alguien espera que de aquí salga algo bueno?, ¿o al menos algo que no haga vomitar? (si cuando se estrene la película resulta que es buena, me tragaré mis palabras y pediré disculpas públicamente).

Ya dedicaré un post a películas buenas basadas en videojuegos (no sé si tendré material para escribir más de tres líneas), pero ahora me parecía más apropiado hacer este “homenaje” a las malas.

¿Cuáles son para vosotros las peores adaptaciones de un videojuego al cine?

Nada más divertido que Mario Kart

Mario Kart Wii ya tiene fecha de lanzamiento en Europa, el 11 de abril, y yo ya estoy contando los días con los dedos esperando a que llegue (Wii Fit saldrá el 25 de abril, aunque éste me interesa menos).

Desde hace unos años, casi todos los fines de semana suelo quedar con unos amigos para hacer un poco el friki viendo pelis malas y echándonos unos vicios a la consola.

El asunto parece que va por etapas. Últimamente estamos dándole al Call of Duty 4 y al Scene It! (está bastante bien, aunque no es recomendable jugarlo con cinéfilos), ambos de la Xbox 360.

No hace mucho jugábamos al Guitar Hero y al Guitar hero II, al Buzz, a los SingStar

Cada juego tiene su punto y siempre lo pasamos bien, pero aún no he encontrado nada comparable, en niveles de diversión, a la época en la que enchufábamos la GameCube y nos tirábamos horas y horas de risas y piques jugando al Mario Power Tennis, al Mario Party 6 y, sobre todo, al genial Mario Kart: Double Dash!!.

¿Hay juegos técnicamente mejores que los Mario Kart? Sí. ¿Hay juegos más adictivos? Los hay. ¿Hay juegos más adultos? Por supuesto. ¿Hay juegos más divertidos? Rotundamente NO. Aunque los logros de Nintendo se redujesen a la creación de la franquicia Mario Kart, eso ya sería más que suficiente para que la compañía tuviese su hueco en el “Olimpo de los videouegos”.

Me parece que ha quedado claro que me gusta, ¿no? Todas las entregas me parecen alucinantes (Mario Kart 64 es quizás el más flojillo para mi gusto).

Esta vez, con la versión de Wii, estaba temiendo una gran metedura de pata: el periférico con forma de volante que se venderá junto al juego. Me temo que será muy difícil mantener los niveles de jugabilidad utilizando el cachivache ese, ya que una de las virtudes de la serie es la sencillez del control. Pero todos tranquilos, Mario Kart Wii también podrá jugarse al estilo tradicional.

¡Alabemos a Mario Kart! Y el que tenga algo que decir, que hable ahora o quede octavo para siempre.

La Wii no es suficiente (I)

Ya comenté que soy nintendero declarado y que, sin embargo, no estoy del todo satisfecho con la Wii. Desde el principio, esta consola produjo una gran expectación y, posteriormente, consiguió un tremendo éxito de crítica y ha arrasado entre el público (se ha convertido en el producto más buscado y menos encontrado de la Navidad de los dos últimos años).

Reconozco que la Wii es divertidísima, un éxito seguro en las reuniones de amigos. Además, me alegro mucho de que Nintendo, gracias a una sabia etrategia comercial, haya recuperado parte del estatus del que disfrutaba en otros tiempos.

Pero hay algo que me molesta mucho en la estética del blanco chic y la obsesión por captar al público casual: esta filosofía deja de lado a los hardcore players, a los jugones que -con permiso de los dichosos Pokémon- mantuvieron a Nintendo a flote en sus horas bajas.

Es cierto que la Wii ya cuenta con joyas como The Legend of Zelda: Twiligth Princess, Super Paper Mario o Metroid Prime 3: Corruption, pero resulta que los dos primeros son juegos pensados para GameCube que se readaptaron a la nueva consola , y que el tercero, siendo excelente, no ofrece apenas cambios respecto a los Metroid Prime anteriores.

Al margen del juego casual y de las citadas adaptaciones y continuaciones, tan sólo el soberbio Super Mario Galaxy y el reciente Zack & Wiki han mantenido mi interés por las posibilidades de la Wii.

En vista de que ninguna de las consolas de nueva generación ha despegado aún del todo (sólo la Xbox 360 está algo asentada), intentaré ser paciente y mantener mi fe.

¿A vosotros os gusta la nueva filosofía de Nintendo?