Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

‘Historias lamentables’ de Javier Fesser, la comedia científica

Magnífica peli Historias lamentables, de Javier Fesser. La segunda historia es La cabina (Mercero, 72) pero al revés: uno sale de casa y no puede volver. El actor es una reencarnación de José Luis López Vázquez, toda la peli con el bañador, a la busca de su destino. Genial.

La introducción se hace larga, hasta que ves toda la peli, y entonces se hace corta. Fesser comba los tiempos, sus pelis incluyen ya la relatividad como una de las bellas artes populares. Y la física cuántica y, sobre todo, el efecto mariposa (teoría del caos).

Las pelis de Fesser llevan ya asumida la ciencia en la que creemos sin entenderla, o precisamente porque no la entendemos. Es la nueva religión, por eso las pelis de Fesser son siempre metafísicas o teológicas, que es la risa infantil.

A los personajes les vas cogiendo cariño.

Lo bueno de que esté en Amazon es que la puedes y la debes ver dos o más veces. Cuantas más veces la ves más te gusta porque más la entiendes… hasta que ves que no podía ser de otra manera. Las historias son la vida misma, almas perdias y conectadas en un mundo ideal que vamos soñando mientras otros y otras nos sueñan. Todos somos secundarios en las pelis/vidas de los demás. Todos esos hilos son las supercuerdas, tal como anticipaba El milagro de P.Tinto. O sea, un Nolan que se entiende.

La historia más complicada acaba por tener su lógica, como todo lo que ocurre, y al final encajan las piezas, incluso las que no tendrían que encajar. El camionero del azar da el mantra de la época: dejar fluir las cosas y no atormentarse con el pasado.

Al igual que en Antidisturbios, el otro crack de estos días covídeos, sale un desahucio y un inmigrante decisivo.

Hay una cosa estupenda: el uso genial del tan habitual error de apreciación que lo cambia todo. Crees que has perdido la cartera o un valioso anillo; crees que te abandonan en una gasolinera…

Y todo se complica… o se arregla. Lo que se pierde y lo que aparece es el gran tema de esta película de risa científica.

Y detalles maravillosos, como los acentos: el gallego o el zaragozano, que es algo diferente del aragonés. Quizá en vez de jugar al poker deberían jugar al guiñote: esto se justifica por si la peli va a por el oscar, que el poker se entiende mejor, es más global.

Una maravilla. Los actores estupendos, incluyendo a Tommy. La producción, espectacular.

Por lo demás, el título es muy apropiado al momento hispano, y mundial. Trump podría ser uno de los personajes de esta obra maestra que por la deriva surreal del mundo es hiperreal. Qué buen rato de sufrir gozar.

Actualización 24-11-20

Se me había olvidado lo más importante: “¡Akagoro kototo molunda sindeio!” (¿De qué sirve tener riqueza si el vecino no tiene pan?).

La dice Ayub.

 


Actualización 11-12-20 La Buena Estrella 197 Luis Alegre
El jueves 10 de diciembre el ciclo ‘La Buena Estrella’, en su formato online, celebra la sesión 197 sobre la película ‘Historias lamentables’, con la participación de Javier Fesser, Laura Gómez Lacueva, Alberto Castrillo Ferrer, Jorge Asín y Luis Manso

:

Los comentarios están cerrados.