Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Aclarado el enigma: Rivera es un dandy

La regeneración de Ciudadanos era esto: apoyar a la ultraderecha y el PP gratis. ¿Gratis? Algo siempre se cobra por las gestiones. Este debe de ser el fallo de los diagnósticos y críticas que le llueven a Rivera.

Algo debe de obtener, aunque de momento no se vea claro qué es. Los fundadores de C’s, el presidente de Francia, el propio Valls (ahora expulsado por evitar que BCN sea indep ERC), de todas partes, incluyendo a Vox, le llueven chuzos y venablos a Rivera.

Quizá es un dandy, o un esnob camuflado de normalidad. Sea lo que sea Rivera es un misterio de estos días post y quizá preelectorales. España siempre está en elecciones, le hemos cogido la marcha. Hasta contratamos empresas que hacen un barato por recontar mal los votos a bulto, en plena postprecariedad.

A Rivera no se le ven motivos para actuar tan erráticamente como lo hace. Arrimadas le apoya y le saca la cara ante la ferocidad de Ana Pastor, que al contrario que Pablo Motos no deja hablar. La última locura de Rivera es echar a Manuel Valls (o “romper” con él) por haber dado sus tres concejales a Colau y evitar que BCN tenga un alcalde indep. ¿? ¿No nació para eso Ciudadanos? Es verdad que Colau, como suele, ha repuesto el lazo en la suite nupcial, y que va siempre por el alambre, pero no es lo mismo que ERC.

La única solución, de momento, al enigma Rivera, es que es un dandy, que busca epatar, disrumpir o disromper… Y lo está consiguiendo.

Lo único que puede aplacar temporalmente a un dandy oculto es la presidencia.

Lo que más disrumpiría es que le diera el sí a Sánchez en el último minuto.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.