Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El relevo rutinario. Bajar el recibo de la luz

El titular de este periódico –20 Minutos– es el mejor. He repasado todos. El titular es

De bajar el recibo de la luz a subir las pensiones: los compromisos de Sánchez

A los ciudadanos  nos interesa más el recibo de la luz que una pancarta en el balcón o el ondear de banderas, lazos y símbolos. Nos han clavado en la espalda muchas tontadas sobrevenidas, interesadas, pero el recibo sigue subiendo. Y las pensiones bajando.

Es cierto que el PSOE también es responsable del delirante estado del recibo de la luz, algo metafísico, incalculable, incomprensible… pero que siempre sube. Y así con casi todo. El trato del Estado a los ciudadanos/súbditos, por ejemplo, en hacienda (manifiesto de catedráticos del 18 de mayo).

Al precario nuevo gobierno se le abre una rendija para sobrevivir… unos días, y al PSOE la oportunidad para restañar sus errores históricos. A ver si Sánchez mantiene el lunes que va a bajar el recibo de la luz o se pone a hablar de trapos de colores.

Solo que disipara en un 10% esa sensación de que nos maneja una oligarquía despótica e implacable, que solo mira por sus amigotes ya habría triunfado. Aunque no duraría ni diez minutos en el cargo.

 

Cambio de gob de un día para otro. Qué bien funciona la democracia. Es tan poca noticia que hay que adobarla con lo de crucifijo y la biblia, que son detalles menores, de atrezzo, en un estado laico, aunque cristiano, o del occidente cristiano, católico.

Es genial que no haya nada más que destacar. Uno llega, promete lealtad al Rey, allí presente y firmes, y a la Constitución, y otro se va, sin prometer nada. Mera rutina institucional. Lo mismo en Cat, casualmente ha coincidido el posado del nuevo gobierno, sin imputados ni prófugos, mientras de forma automática (quizá por el algoritmo), decaía mansamente el artículo 155. Luego Torra ha colgado la sábana con sus reivindicaciones en el balcón. Como hay tema, el propio hecho de un gob limpio, resquemores, rebelión o secesión o lo que sea (ya lo dirán en Alemania), en Cat no ha hecho falta subir al titular la cruz y la biblia.

Amén.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.