Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

¡Luis, manda dinero!

Luis De Guindos va a ser vicepresidente del Banco Central Europeo. Gastó 56.996 millones de euros en reflotar el sistema bancario y ha recuperado 4.837. Antes estuvo en Lehman Brothers. Su CV es intachable. Ideal para el BCE.

Nada más conocer su nombramiento, Rajoy le ha llamado. Pero De Guindos ya no estaba para nadie.

Así que Rajoy ha empezado a mandarle whatsapps:

“Luis, manda dinero”.

Cuando De Guindos ha bajado de los ídem y ha recordado quién era ese Mariano que le estaba colapsando el whatsappero, ha respondido con la típica evasiva que utiliza cualquiera al que acaban de nombrar vicepresidente del Banco Central Europeo:

–Que no me han dado la llave de la caja.

–¡Pues imprime, Luis, imprime dinero, que estamos pelaos!

–Pero Mariano, que no sé donde está la impresora.

Entretanto, en las terminales patrióticas se desataba la sana euforia: España vuelve a la división de honor, el lugar que le corresponde, bla bla.

Se han encargado cientos de elogios y glosas en todos los idiomas oficiales –¡hasta en catalán!– y lenguas muertas del Estado: hasta en aragonés se han traducido las églogas de prensa al nuevo estatus hispano: la Oficina Municipal de la Lengua Aragonesa de Huesca ha tenido la luz encendida toda la tarde.

En los ministerios corría el champán mezclado con cava y jamón ibérico congelado.

–Ahora se va a enterar ese Évole –clamaban los taurinos del cerdo.

Puigdemont, deprimido por el peso del Estado 155, ha borrado de Google Maps su mansión de Waterloo para que no le manden un dron.

Al saberse lo de de De Guindos Marta Sánchez ha tenido una nueva revelación y se ha puesto a componer otro himno.

La hispanofilia se ha desbordado. El Real Madrid ha ganado su próximo partido de Liga ¡antes de jugarlo!

Y así todo.

Solo el pobre Rajoy, que sabe –más o menos– el pufo que deja el ascendido mantiene el torvo semblante estoico del que va a ser desahuciado, embargado, investigado…

–¡Luis, manda dineroooo!

En vano se desgañita el pobre Mariano. El ungido ya le ha bloqueado el número.

Y eso no es todo. Ahora, con semejante agujero en las cuentas, Rajoy sospecha-sabe que nadie va a aceptar la cartera de Economía.

Menos mal que hay asesores con recursos. Uno de ellos exclama, también por inspiración modo-Marta-Sánchez:

–Ofrécesela a Rato. Seguro que la acepta… Y méritos no le faltan.

–Ah –dice Rajoy– pues mira, oye…

 

 

_______

_______

Ah, fuentes de la Moncloa indican que esta info contiene errores. Así, al parecer, los mensajes de Rajoy no eran para Luis de Guindos sino para Luis Bárcenas. Aparte del error de destinatario, que a cualquiera le puede ocurrir y le ocurre, el problema ha sido, como siempre, del texto predictivo…

Pero, ¿qué ha respondido Bárcenas?

Por lo visto ha dicho lo de siempre:

–¡Voy!

 

______

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Dice ser fin

    El PP que arruina a España arruinará a Europa.

    Del documental del PP (el que tendrían que hacer) al de OT

    Y que nadie de OT se sienta ofendido si alguna vez lo lee que nunca seguí mucho el programa y casi no conozco a los concursantes ni me se sus nombres, que no era mi intencion ofenderlos a los de OT que no PP

    Además he confundido a Miriam con Mimi que se parecen tanto en la foto de carné de triunfito. Cuando lo vi este programa algunas veces la mitad ya ni estaban y no se ni quienes son y no los he visto nunca

    20 febrero 2018 | 1:56 pm

  2. Dice ser fin, para el que le interese

    otra confusion

    Mireya con Mimi no Miriam con mimi

    20 febrero 2018 | 2:04 pm

Los comentarios están cerrados.