Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Nueva Perplejidad, terrazas tosiendo

El shock crece

Por dentro y por fuera, cada hora.

Los rebrotes son mayores que la primera ola, según la OMS. El gob avisa de que podría decretar miniestados de alarma por zonas.

El otro shock aun crece más rápido, la pandemia económica está dando un vuelco a todo lo demás, la vida, la muerte, familias y empresas.

Todo se hunde poco a poco. La Unión Europea, en desacuerdo, va aplazando sus reuniones, cada vez más lejos, más imposible.

El fiasco de la fintech alemana Wirecard, a la que le faltan 1.900 M€, un 25% de sus fondos, abre una brecha en la ya esmirriada confianza:

el sistema se rompe, el Titanic no fue el CRACK del año 8, sino ahora.  (El jefe dimitido de Wirecard, Markus Braun, ha sido detenido).

Pero estamos bien, medio vivos, zombimente avizorando, tic clac, echando cables, sirgas, manos… con guantes de plástico.

El gobernador del BdE ha asomado en la comisión aquella de reconstrucción, la que nació medio muerta, como casi todo, y ha dado unas recomendaciones al gob sanchero: que prorrogue los ertes, que cambie las leyes para proteger empresas “solventes” en inminente extinción…

Lo raro es que la auditora que verificaba las cuentas de Wirecard dijera la verdad: que faltan 1.900 M€ en la caja: este es el único indicio positivo.

Los pocos que sobreviven se miran unos a otras con una nueva perplejidad: la incertidumbre se ha espesado y ya alcanza al minuto siguiente… incluso a la década (y al siglo) anterior.

Es la Nueva Perplejidad.

Terrazas tosiendo, mascarillas a media asta (por debajo de la nariz), fatiga de tanto no saber.

Las condiciones laborales y hacinamientales de muchos trabajadores, por ejemplo en la ind. cárnica, resulta que no son las óptimas para esquivar el virus, aquí y el Alemania y en el mundo entero, etc.

Los rebrotes lúdicos botelloneros y los rebrotes por insalubridad XIX bis. Al final este SuperCRACK va a evidenciar que si algo va mal todo va peor. Difícil aislarse de los que te proveen, te curan, investigan por cuatro perras…

Los esenciales de los primeros días están en el fango lleno de virus. El sistema no muta ni muriendo.

En fin.

Pues hay que seguir, inventar cosas nuevas, echar alguna sonrisa (con los ojos, ya hemos aprendido a prescindir de las caras), seguir a tope, con estoica calma y distante amenidad.

Amén.

 

Y Apple cambia el chip

 

Perplejismos (WSJ):

“Los grandes índices bursátiles de EE. UU. cuentan historias diferentes

La ventaja del Nasdaq sobre el Dow y el S&P 500 es la mayor desde 1983. La brecha entre el S&P 500 y el Dow es la más amplia desde 2002, cuando el Dow estaba por delante. La divergencia en el desempeño de los principales índices bursátiles de Estados Unidos este año es la más amplia en más de una década. Un aumento en las grandes acciones tecnológicas ha ayudado a que el Nasdaq Composite se recupere un 12% en 2020, mientras que el Promedio Industrial Dow Jones de acciones de primera clase ha bajado un 8.8%. El índice de referencia S&P 500 está flotando entre ellos, un 3,5%.”  (WSJ)

 

 

 

 

 

 

Tapabocas, taparrabos y los 1.900 M€ de Wirecard que no existen

Estamos abriendo las fronteras, llegan cien aviones por aquí, cien por allá…

Se acaba el aislamiento, ¡la autarquía! Volvemos a estar en el mundo… si el mundo nos quiere.

Aplausos a los primeros turistas. Que van volviendo… al valle de la muerte. Todo cerrado, se alquila, se aguanta como se puede… Uf.

Vuelve la chancleta, el verano con tapabocas y taparrabos…

El año que no hubo procesiones, ni sanfermines… ni fiestas en ninguna parte.

Las rebajas simbólicas… en las que todo se encarece.

 

Tres comarcas aragonesas han retrocedido a una teórica Fase 2, que ya es inaplicable, la Fase 2 de ahora es virtual, teórica, mental.

Lo que indican estas recaídas o rebrotes es que la cosa maldita sigue en danza, está entre nosotr@s, que tengamos cuidado.

Mucha gente va con la máscara a modo de sujetacaras (Ali McBeal trató en un episodio de ese artefacto), que no sirven para nada.

Lo testimonial simbólico, con el virus, no sirve. (Y si sirve no se ha demostrado).

 

Sigue el fastuoso culebrón de la empresa de pagos alemana Wirecard, que confiesa que los 1.900 millones de euros ¡¡¡no existen!!!

Este pufo daña la imago mundi de Alemania (ahora cualquier estornudo hunde un país):

cuando el fraude de la Volkswagen de las emisiones trampeadas no pasó nada (no subió la prima-país, ni se resintieraon las ventas), esta vez puede ser peor, porque estamos ya en el mondo postcovídeo, postGreta, con el polo norte a 38 grados, record absoluto.

Y quizá la gente se haya cansado de fingir.

O quizá es al revés: igual que tras el CRACK del año 8 no pasó nada, nadie fue a la cárcel y nadie devolvió un dólar, podría pasar ahora. En ese caso, el crujido de 1.900 M€ de Wirecard sería el anticipo de una Nueva Era Dorada del Fraude Mundial.

–¿Y el balance?

–Oh, lo estamos cuadrando…

A fin de cuentas, si se puede hinchar el balance añadiendo casi dos mil millones (un 25%) con esa facilidad, es un incentivo a imitar el método.

Nueva ingeniería –contable– alemana.

Lo raro es que la auditora, EY, lo haya pillado, y lo haya publicado, esto es un avance. En el CRACK anterior nadie levantaba la liebre.

A ver cuál de las dos tendencias se impone: el fraude universal o echar la cuentas…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperemos lo mejor mientras lo vamos haciendo

Caos apacible, hundimiento universal, desastre sincronizado

Los días se mecen en breves espantos bla bla

Desorientación absoluta, la incertidumbre se ha acercado tanto que nos atraviesa… y llega hasta el pasado!

Incertidumbre retroactiva ¿será posible?

 

Y en medio del Pandemónium renace la vida, chispas de emoción

y esperanza variada

¡Siempre hay sorpresas!

¿Qué va a traer este domingo sin nada interesante que leer?

Algo habrá, hay que buscar… las fuentes habituales se han secado… pero la vida siempre inventa cosas, poemas, aunque sea un virus

Quizá un virus es un poema fallido… o demasiado perfecto

El genoma de este virus que nos muta ahora (2020) es más largo que la Eneida y la Odisea juntas

 

Y el mundo sigue como siempre, desaparecen 1.900 M€ de una empresa…

Lo normal

Lo raro es que los pillen

Todo puede ser una alegría inesperada

si abres tu corazón, el core de tu ex negocio

al infinito azar

azahares

Y ahí pasa el domingo con todos estos cambios, micromoléculas en marcha, simbiotizando al albur

Bon jour

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo único normal en este caos es que a una empresa le faltan 1.900 M€

A la fintech alemana Wirecard le faltan de repente 1.900 millones de euros. Aquí se juega. Ha caído en bolsa, han cesado al jefe, etc.

Esos 1.900 M€ que faltan son el 25% del balance de la compañía.

Cosas que pasan en el sistema financiero. Nos acordamos de Enron y del CRACK del año 8.

También el Banco Popular cayó en un pis pas, y se vendió por un euro.

Pero ahora estamos en otra cosa, el Annus Covideo, el petit fin del monde conocido, etc.

Así que este pufo o fiasco de 1.900 M€ en una empresa de pagos alemana es un poco el regreso a esa normalidad añorada y denostada.

La era de los grandes fiascos sigue con nosostrxs.

.

Entretanto, en Tulsa han decretado toque de queda (municipal) porque Trump da mañana un mitin.

China dice que el rebrote viene de Europa. Ejem. En Italia estaba el virus en diciembre.

India y China forcejean en su frontera del Himalaya, veinte soldados indios cayeron por esas cumbres.

Australia denuncia ciberataques masivos de un Estado que no cita.

En la remota Hispania le lucha por el poder (el dinero) entra en la fase dicisiva: los cien mil millones de la UE los va a gestionar una banda de podemitas empesoizados, y claro, hay pelea, a todos los nivelazos. Mucha pasta para que la gestionen unos que no están acostumbrados.

Buen finde de lucha a muerte a todos los nivelazos.

Lo único normal en este caos es que a una empresa, al hacer la auditoría, le faltan 1.900 M€

 

 

 

 

 

 

 

Mondo webinario, entre el teletrabajo y el teleparo

Alemania rebrote: se le rebrinca el virus en un matadero. Síndrome Pekin, aviso del alcalde de Seúl…

Los bancos aprovechan el dinero barato del BCE, nunca han acudido tantas entidades (742) a estas operaciones. “Los bancos pueden ganar hasta un 1% solo con pedir prestado dinero al BCE y dar crédito a familias y empresas”.

La CNMV avisa en su informe anual. Aquí está la nota de prensa. Y aquí el Informe CNMV 2019 (resumen al final de este texto).

Covídeos. Triunfo del podcast. Informe Reuters de Medios.

Nadie está libre de tirar la primera piedra.

El nuevo puritanismo universal se apodera de todo.

Pero las realidades no cambian tan deprisa.

Merkel ha declarado que la UE afronta “el mayor desafío en su historia”, y que “la pandemia ha revelado cuán frágil es el proyecto europeo”.

Alemania comienza su mandato de la Unión el 1 de julio.

Las apps para controlar la pandemia triunfarían en España si incluyeran chistes.

El gob echa algo de dinero a turismo y coches, un aire, respiración asistida. El IMV, los 16.000M a las CCAAs… aquellos ertes que no se acaban de prorrogar…

Ha empezado a manar el money de Estado (deuda bizniet@s), y quizá eso explica la micropaz política, leve receso, quizá solo es un respiro.

Odón Elorza, el único dipu que ha renunciado a sus dietas, es un proscrito.

El país está medio parado, va todo al tran tran, webinarmente…

Entre el teletrabajo y el teleparo vienen los days

Tan ricamente

Alemania rebrota, cuidado.

 

FT sobre la respuesta fiscal a la pandemia y los problemas cuando se retiren las subvenciones (en USA, claro)

“la respuesta oficial a la crisis corre el riesgo de aumentar las desigualdades de ingresos en un momento en que la sociedad estadounidense menos puede permitírselo.”

En USA también se entretienen con el libro ue ha sacado ese Bolton, es ya un subgénero habitual: Trump te nombra ministro, asesor, etc. luego te echa a patadas, escribes un libro contando que es un ignorante zafio, bla bla, y todo sigue igual.

 

CNMV resumen Informe 2019

En 2019 aumentó en general el número de entidades registradas en la CNMV, sobre todo el de gestoras de entidades capital riesgo y entidades de inversión cerradas (SGEIC, 16 nuevas entidades),pero también el de gestoras de fondos (SGIIC, 4 más) y el de empresas de servicios de inversión (ESI, 4 adicionales). Asimismo, destacó la actividad de creación de fondos y sociedades de capital riesgo (106 adicionales)

La supervisión de las entidades en aspectos de conducta recayó especialmente en asuntos como la operativa online, los test de idoneidad y de conveniencia y la comercialización de productos complejos a inversores minoristas

En 2019 se difundieron más de mil advertencias sobre entidades no registradas, un 82% más que en 2018

La CNMV abrió 18 nuevos expedientes sancionadores, con propuestas de multas por 9,3 millones de euros (5,01 millones en 2018)

Por segundo año consecutivo el informe incluye indicadores de rendimiento y actividad de la CNMV

China recoge ADN de decenas de millones de hombres para completar el control total de la población

China toma muestras de sangre de hombres y niños de todo el país para construir una base de datos de adn para controlar a todos sus varones (aproximadamente 700 millones), según publica hoy The New York Times (hay que registrarse) basándose en este trabajo del Australian Strategic Policy Institute. También desvela que la compañía estadounidense Thermo Fisher es la que proporciona los kits para obtener las muestras.

Las muestras de adn se recogen desde fines de 2017 y ya cuenta con la mayor base de datos del mundo de perfiles genéticos. La razón de que solo sean varones es que son los que cometen los delitos. Con esa base de datos el gobierno chino completa el círculo de su sofisticado sistema de control tecnológico de la población a todos los niveles, que también alienta métodos tradicionales como la delación entre vecinos.

Según NYT “El informe publicado por el instituto australiano estimó que las autoridades tenían como objetivo recolectar muestras de ADN de 35 millones a 70 millones de hombres y niños, o aproximadamente del 5 al 10 por ciento de la población masculina de China. No necesitan tomar muestras de cada hombre, porque la muestra de ADN de una persona puede desbloquear la identidad genética de los parientes masculinos.”

Tanto el resumen del NYT como el extenso informe australiano, que aporta y traduce abundantes documentos, ponen los pelos de punta y dan a la palabra “distopía” un significado diáfano. Estremecedor.

 

 

 

Rebrote en Pekin y aviso del alcalde de Seúl: “Debemos sacudirnos la fantasía de que podemos volver al pasado al que estábamos acostumbrados”

Pekin ha incurrido en su virus, el bicho ha rebotado en un mercado de Pekin. China culpa al salmón europeo y el salmón baja en bolsa. Todo rebota sin mucho sentido. Causa/efecto. Causa vs efecto.

El virus rebotado en China puede ser diferente, estamos esperando que publiquen el genoma. Cada día nuevas aproximaciones al bicho metafísico (ni vivo ni muerto) que aun colea tanto, demasiado.

Pekin avisa, cuidado. Quizá deberían cerrar esos mercados húmedos de una vez. En China. Del pangolín no se ha vuelto a saber.

Vivimos en clave Pekín. (Cuanto más enrevesado se vuelve todo más adeptos gana el enfoque daliniano de Miguel Bosé).

Lo bueno de las explicaciones delirantes (conspiraciones y azares) es que dan una respuesta, aunque sea falsa o imposible. Cuando más imposible, más aceptable, puesto que no engaña. El pensamiento mágico abunda tanto porque la realidad es surreal.

Corea del Sur advierte de la “fantasía” de volver a la antigua normalidad.

El alcalde de Seúl, Park Won-soon, dice al FT que: “Debemos sacudirnos la fantasía de que podemos volver al pasado al que estábamos acostumbrados”.

Y eso en Corea del Sur, que lo ha hecho genial.

Los rebrotes y la ignorancia sobre el virus nos mantienen en máxima alerta.

Las calles del centro están medio vacías. Las tiendas y bares, al 50% aprox. Abren/cierran. Cierran a la hora de comer.

Las bolsas han subido de repente, el anuncio de la FED de gastar 120.000 millones de dólares al mes en bonos corporativos y otras fruslerías, así como el anuncio de Trump de invertir un billón (o dos, depende del tuit) en infraestructuras han disparado las cotizaciones.

Alegría y cautela.

Aquí, los 16.000 M€ para las CCAAs parece que van a sar verdad, a ver cuánto tardan en ir llegando. Y las ayudas a los coches, industria patria. ¡Y a la Cultura!: a quien compre un coche eléctrico lo regalarán un libro… y viceversa.

 

 

Así se gestó el foro de la CEOE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alternando confianza y miedo

Calle Alfonso I de Zaragoza y al fondo, el Pilar; domingo 14 de junio de 2020. Cola para comprar tabaco.

Lo regional pierde interés en la Era postCovídea, pandemia de ida y vuelta.

En China reaparece el coronavirus justo cuando más arraigan las teorías y los recelos sobre su origen.

Ya damos por hecho que en agosto había algo en el aire. Y el otoño, catarros de un mes, raros catarros largos. Hay quién recuerda que en agosto se le morían los gatos sin explicación… Estamos a esto de hacer caso a los cantantes.

España entra o sale a la pre normalidad, siempre en régimen de videoconferencia, frío primaveral y tormentas fuera de sitio.

Lo regional/autonómico palidece algo ante los embates del mundo mundial y el desafío de llegar a fin del día.

Lo personal/global desplaza los confictos anteriores, antiguos, exidados… excepto para el que vive de ellos.

Hay mascarillas que despellejan la cara, etc.

Hemos salido a salir. Encuentros, familias, niños y abuelos, con cuidado.

Con más miedo que alma… porque del virus apenas se sabe nada.

Es un enigma.

–¡Dios mío, ha entrado una mosca, mátala, mátala antes de que nos pegue el coronavirus!

-¡A saber qué habrá tocado!

El pánico salta cuando menos lo esperas. Está por todas partes. Dentro de cada cual, en el universo insondable, en las patas de una mosca.

Alternamos la confianza despreocupada del mundo anterior con el miedo súbito.

El recelo con el olvido.

Los actos imprudentes (fiestas en interiores, galería de arte, por ejemplo, roces de cuerpos al azar de McDonalds…), con las precauciones estremas.

Extremas extremaunciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una de cal y otra de CO2

La semana ha traído el Ingreso Mínimo Vital, aprobado sin votos en contra, una rara conformidad que da cierta esperanza.

La sociedad está pidiendo a gritos y encuestas que se pongan de acuerdo y aplacen la áspera pelea partidista, es posible que al final hagan algo de caso.

La polarización es un gran negocio mundial, el enfrentamiento es una commodity. Por eso esta semana abre una rendija.

Los acuerdos a largo plazo, con horizontes amplios, son básicos para salir de esta agonía.

La semana ha traído también nuevas contrariedades al rey emérito, que tiene que hacer frente a graves acusaciones. En medio de esta pandemia y crisis (pandemónium) ponernos a debatir sobre el tipo de jefatura de Estado no parece lo más prudente.

Es posible que la parte del gob que insiste en cuestionar la corona haya necesitado ese asidero teórico para ser diferente, pero ahora que el IMV ha salido adelante y que se reanudan las reformas es posible que no le haga tanta falta.

Dos novedades: el IMV votado por casi todos y el calvario del rey emérito; siempre con la pandemia pululndo por ahí y el CRACK que nos persigue por todos lados. Y, como siempre, con un ojo en la Unión Europea.

Y familias que se van juntando.

 

La juez archiva el 8M. El 70% de Esp en fase 3.

Vuelve el capazo callejero king size

La parte fabulosa del postconfin es encontrar amigxs por la calle. Qué derroche de efusividad y barbarie.

Hay quien se abraza con un crujido de plásticos, gafas y artilugios.

Casi ha valido la pena el encierro, si no fuera por lo que ha caído, y cae, pero estoy buscando algo positivo debajo de las piedras.

¡Hombreeee!

¡Cóóó!

Entonces, si el tiempo acompaña, ocurre el fenómeno más hispano de la época precolonial:

El Capazo Callejero.

El capazo genuino, de media hora de duración, ya solo se da en Huesca capital. En los pueblos también sobrevive, pero ahora están cosechando.

Aquella máquina inmensa que levanta bellísima polvareda es una cosechadora.

El postConfin ha resucitado el capazo urbano. Se ve que algo hemos cambiado.

Quizá hay otro tiempo.

O bien que no hay gran cosa que hacer.

Estamos a la espera de la Hiperrealidad, que abran la escuela para volver a aprender…

Saber si se van a vender coches o no… Si habrá turistas…

Estamos a la espera de lo que manden…

 

Entretanto (todo es un entretanto) nos agasajamos a media distancia.

Tras el abrazo o el codeo, enormes parrafadas hasta que… aparece alguien más.

El capazo king size, ya se sabe: o mengua o crece.

Qué maravilla de vida callejera enmascarada.

El capazo se está recuperando.

El tiempo quizá está también a la espera.