Entradas etiquetadas como ‘Humedad’

Cuando tus ventanas y paredes lloran: cómo prevenir las humedades por condensación

El episodio natural que estás presenciando en tu ventana, en tu puerta, en el cuarto de baño o en la cocina se produce cuando el vapor de agua existente en el aire se condensa y las gotas se hacen visibles (y palpables), mojando paredes y marcos de carpintería.

Es propio del invierno porque sucede cuando la temperatura interior de la casa es muy superior a la exterior, y cuando esta está por debajo del punto del rocío del aire que está en contacto con ella.

Los puntos en que sucede esta condensación (marcos de ventanas, alicatados y cristales, sobre todo), son superficies no absorbentes, y esta humedad termina produciendo hongos, manchas negras de moho y el consiguiente olor a humedad.

Además de echar a perder la pintura y otros materiales de tu hogar, esta humedad es muy perjudicial para tu salud y la de toda la familia, convirtiéndose en un peligroso caldo de cultivo de enfermedades respiratorias, sobre todo para asmáticos, niños y mayores.

Para evitar estos problemas, toma buena nota de las causas comunes de humedades por condensación.

Nuestro propio uso del agua

Especialmente del agua caliente, cuando nos duchamos, cocinamos, secamos la ropa en el interior…

Incluso el mero hecho de respirar ya está produciendo condensación. Para que te hagas una idea, una familia de cuatro personas origina más de 8 litros de agua al día. Sorprendente, ¿verdad?

El aislamiento de tu casa

Para combatir dicha condensación, es importantísimo que la casa esté construida y rematada por materiales que ejerzan como barreras del vapor, combinadas con una buena ventilación. Las ventanas con doble acristalamiento, por ejemplo, funcionan de esa manera (pero no pierdas de vista otros elementos domésticos muy fundamentales para aislar, como puertas, paredes, etc.).

La ventilación

Ventilar la casa correctamente es, tal vez, la clave más importante para vencer la batalla al agua de aire condensada.

  > ¿Tienes humedades en el aseo? Aquí van 5 remedios naturales para eliminar el moho de tu baño.
.

Consejos para no propiciar la aparición de condensaciones

  • No seques la ropa en los radiadores, pues convertirá su humedad directamente en vapor.
  • Sécala en el exterior siempre que sea posible y, si has de hacerlo dentro, que sea en habitaciones bien ventiladas.
  • Ventila baño y cocina correctamente cuando te duches o cocines, para evitar que el vapor se concentre en un solo punto pequeño (especialmente, abre las ventanas una vez hayas terminado).
  • En el caso de la cocina, usa siempre la campana extractora para gestionar mejor ese torrente de vapor que, de lo contrario, puede empapar paulatinamente y echar a perder tu mobiliario.
  • Separa los muebles de paredes y ventanas para evitar que la humedad producida les perjudique.
  • Mantén la calefacción a bajo nivel durante largo tiempo para que todas las superficies de la casa tengan una temperatura mínima agradable que no atraiga esa condensación. Los cambios bruscos en la temperatura, derivados de un golpe exagerado de calefacción, son causas muy habituales de condensación en distintas partes de la casa.

¿Quieres más información sobre humedades y consejos de nuestros profesionales para enfrentarte con éxito a ellas?

Lee el post cómo prevenir, detectar y tratar las humedades y filtraciones en tu hogar.

Y si, para algunas de tus paredes, la condensación de tus ventanas ya ha causado estragos, es importante que revises, con la ayuda de profesionales, todas las humedades. Es importante localizarlas, de esta manera puedes conocer el lugar en el que se debe realizar un estudio de las paredes y contemplar la posibilidad de ponerse manos a la obra con dicha reparación.

No olvides que puedes contar con la ayuda de nuestros profesionales fontaneros y expertos en carpintería metálica cualquier día de la semana y a cualquier hora.

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

10 remedios caseros y naturales para eliminar mosquitos, avispas y otros insectos

Imágenes: salud180.com, hogarmania.com, recorriendoamericanews.com.

Todos los temas de conversación de aquí a septiembre giran en torno a lo mismo cada vez que me encuentro con un amigo: las vacaciones.
¿Dónde irás? ¿Cuánto te falta? Y allí donde vas, ¿hay mosquitos?

En algunos lugares del interior tenemos la suerte de no convivir con ellos a diario. Pero en cuanto nos acercamos a ambientes más húmedos o montañosos, estos indeseados compañeros de viaje suponen una de las rémoras de cada periodo vacacional.


.
Como ya sabéis, no soy nada amigo de las soluciones químicas que, igual que atacan con todo a esos pobres animalillos, también ponen en riesgo nuestra propia salud.

Por eso hoy toca recordar algunos de los mejores remedios naturales para ahuyentar a los molestos insectos tanto en nuestro propio hogar como en cualquier vivienda que alquilemos para disfrutar de nuestras escapadas o viajes largos en cualquier época del año.

Toma nota y disfruta de las soluciones eco friendly que la naturaleza pone a nuestra disposición

1. Aceite de eucalipto

Este poderoso repelente y antiinflamatorio, aplicado directamente en las zonas descubiertas de la piel, logrará tener alejados a los incordios voladores.

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Puedes mezclarlo también con tu champú y tu crema hidratante para reforzar y prolongar en el tiempo su efecto disuasorio.

Otra posibilidad, además de rociar su aceite por tu piel y en otras superficies cercanas para crear barreras aromáticas, es que decores tu casa con hojas de eucalipto y dejes que sus vapores se disipen solos.

2. Vinagre de manzana

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Su fuerte y penetrante olor resulta desagradable para los insectos, evitando que penetren en zonas donde no quieres verlos ni en pintura.

Solo necesitas mezclar en un recipiente con atomizador una parte de vinagre de manzana y otra de agua, y esparcir su esencia en lugares clave de la casa, como las entradas (puertas y ventanas) y allí donde más te estén molestando los invasores aéreos.

3. Laurel

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Una infusión creada con 20 gotas de aceite esencial de laurel y un cuarto de taza de agua en un atomizador te ayudará a alejar a las moscas de cualquier espacio doméstico. Machacar hojas de laurel y colocarlas en puntos estratégicos de las habitaciones (puedes incluso colocar cuencos con ellas en los armarios o junto a las camas) también tendrá un efecto inmediato.

4. Frutos cítricos

Aprovecha las cáscaras de las naranjas y limones que te comas para picar bien sus pieles y colocarlas en platitos por toda la casa, allá donde quieras ponérselo difícil a los mosquitos.

5. Romero y menta para las avispas

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Coloca ramos recién cortados de estas especies aromáticas para repeler a las peligrosas avispas de aquellas zonas en las que no quieras que circulen.

6. Los ácaros, grandes detectores de fugas de agua

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Se desarrollan especialmente bien en entornos muy húmedos. Tanto, que si detectas un problema con ellos en tu casa, puede tratarse de algo mayor y que implique alguna fuga en el circuito hídrico de tu hogar.

7. Canela, clavo y menta seca triturada para las hormigas

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Esto hará que no les apetezca rondar las zonas que trates con dicha solución. Además, limpia con agua y vinagre blanco las partes donde las hayas visto transitar, para eliminar los rastros de caminos marcados hacia la comida que las han llevado hasta allí.

8. Lavanda, el superhéroe frente a insectos

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Su espectacular aroma para nosotros, los humanos, resulta una tortura para los insectos. Por eso deberías llenar varios saquitos de lavanda y repartirlos por toda la casa, poniendo especial ahínco en zonas como armarios, lugares con comida y puntos de esparcimiento, como sofás y camas.

9. Ventiladores

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Nada hay más molesto para un insecto volador que las corrientes de aire. Genéralas en tu casa, y observarás cómo huyen de tus espacios hacia la tranquilidad del exterior. Puedes hacerlo abriendo una corriente entre dos ventanas abiertas de la casa, o con la ayuda de ventiladores (los de techo te proporcionarán frescor y este servicio de guardaespaldas frente a mosquitos, todo en uno).

10. Y, sobre todo, mucha higiene

Los expertos del hogar de HomeServe te dan remedios domésticos y eco sostenibles para ahuyentar moscas, mosquitos y otros insectos molestos en tu casa o de vacaciones

Los mosquitos aprovechan los espacios húmedos para reproducirse. Por eso, ataca el problema de raíz y no permitas que se acumule agua y suciedad en algunos lugares de tu casa tu jardín, como canaletas, contenedores de basura, cubiertas de alcantarillas, etc.

Cambia el bebedero de las aves al menos una vez por semana para que tampoco empleen esta superficie acuática como base de operaciones, y perfora la parte inferior de lugares que acumulen basura y agua para evitar estancamientos.

¿Tienes algún otro remedio natural frente a insectos que quieras compartir con nosotros en los comentarios?

¿Cómo ahorrar dinero en tu casa de la playa?

Imágenes: Mar Rojo 19, plataformaarquitectura.cl, myhouseidea.com

Antes de seguir te daré la respuesta: llevando a cabo un mantenimiento adecuado a sus condiciones específicas.

Las viviendas situadas junto al mar sufren inclemencias muy diferentes a aquellas del interior, dado que los elementos inciden de otra manera, especialmente la humedad y la sal del aire que las rodean.

La sal, uno de sus peores enemigos

Desde la pintura hasta cualquier componente metálico, pasando por muchas maderas, sufrirán especialmente la corrosión que causa el salitre transportado por la humedad del viento. Para frenar su acción, elige pinturas, acabados y protecciones especialmente eficaces contra este factor.

La humedad, un titán junto a la costa

Te habrás dado cuenta de que no hay humedades como las que se producen cerca del mar, y que causan un olor intenso y desagradable a la mínima que te descuidas.

Una solución a esto es colocar recipientes con vinagre blanco o bicarbonato de sodio en cada habitación, y airear durante el tiempo estrictamente necesario, cerrando después puertas y ventanas a conciencia.

Ten una vigilancia mayor frente a goteras y humedades en paredes, pues cuanto antes las detectes y trates, más barata y efectiva será la intervención. Además, instalar rejillas de humedad y extractores también es una buena idea, y por supuesto, si tenemos vecinos o familiares de confianza cerca, nunca está de más pedirle que puedan ventilar la casa cada semana durante las etapas en las que no estamos. Eso sí, un consejo general: en las casas con las ventanas orientadas hacia el mar es mejor ventilar por la mañana. A partir de entonces es mejor tenerlas cerradas.

La arena y tus suelos se llevan muy mal

Si siempre recomiendo tener cuidado con el calzado que se emplea en casa para no maltratar los suelos —especialmente tarimas y parquets— cerca de la playa esto cobra radical importancia.

Sus arañazos constantes irán eliminando brillo y posteriormente deteriorando mucho la madera, hasta hacerle perder su presencia al mejor de los suelos laminados.

Barre a diario y emplea zapatillas exclusivas para el interior y evita así esta fricción indeseada. También es una buena medida preventiva colocar alfombrillas de tejidos naturales en cada uno de los accesos a la casa que tengamos.

Y si puedes elegir el suelo porque te estás planteando una reforma, opta mejor por superficies cerámicas, más fáciles de limpiar y resistentes frente a la arena y la sal.

A no ser que tu idea en el interior sea tener… algo así 😉

Mantener cada rincón es cuestión de previsión

Como estás viendo, es necesario ampliar ese mantenimiento a varios puntos de la casa a los que quizás no sueles prestar tanta atención. ¿Te has dado cuenta, por ejemplo, de que las griferías en tu casa de la playa suelen verse más apagadas? Esto se debe, de nuevo, al sarro, de ahí que necesites productos especiales para quitarlo, sobre todo si posees superficies cromadas, doradas o de color. Ten en cuenta, además, que ese sarro también afecta a las tuberías, así que el mantenimiento de las mismas debe ser otra de tus prioridades, si no has optado por usar PVC.

La cercanía al mar también debe ser un punto de guía a la hora de elegir ciertos materiales. ¿Eres fan del papel de pared y te gustaría utilizarlo? Perfecto, pero te recomiendo que optes por un papel lavable y resistente al agua, el papel común se deteriora antes en estos climas.

O tal vez te has decidido por incorporar elementos de madera en la decoración, para aportar ese toque más natural a un entorno que se presta a ello. Pues bien, no te olvides de usar a uno de tus mejores amigos en estos casos: el barniz. Conseguirás una mayor resistencia en un ambiente más propicio a que se deterioren tus muebles y objetos decorativos.

Y del mismo modo que nuestros hábitos cambian cuando estamos de vacaciones, existen ciertas rutinas que debes tener en cuenta como desarmar y engrasar los mecanismos de chapas y cerrojos, así como aceitar las bisagras y carretes de ventanas. ¿El porqué? Esa misma arena que disfrutamos en la playa también acecha en cada rincón del hogar. De la misma manera que revisar con más frecuencia los sistemas de aire acondicionado, habituales en estas residencias.

En definitiva, esta previsión también debe guiar cualquier rincón de tu hogar playero, desde estructuras tan cruciales como la impermeabilización del techo, un punto de mantenimiento aún más importante en las zonas costeras, hasta detalles más prosaicos como las capas antioxidantes para rejas, puertas o ventanas con las que empezábamos este repaso.

Y si quieres tener más información para que tu hogar esté siempre protegido, consulta todos nuestros packs de protección y deja de lado los dolores de cabeza que producen las averías que llegan sin avisar a tu vivienda.

Eso sí, una vez revisado todo y con la puesta a punto hecha, no te olvides de lo más importante: disfrutar tu hogar y de las ventajas de ese aire marino.

4 grandes problemas con la pintura de tu casa y sus 4 soluciones

Los expertos pintores de Reparalia, especialistas en solución de todo tipo de problemas con la pintura, humedades, moho, grietas, etc. te traen ideas, trucos y consejos para pintar tu casa como un auténtico profesional.

Como bien sabéis muchos de nuestros seguidores habituales, aproximadamente cada 15 días tenemos un consultorio profesional en directo con nuestros mejores profesionales en todos los gremios: pintores, fontaneros, electricistas, cerrajeros

En esas sesiones respondemos a todas vuestras preguntas sobre los problemas más habituales en todos los hogares, que son el fiel reflejo de la realidad que nos solemos encontrar cada día en las miles de reformas y reparaciones que llevamos a cabo en todo el país.

Desde nuestro blog os animamos siempre a atreveros a desarrollar vuestro lado manitas en las tareas de bricolaje más accesibles de una vivienda, con consejos, trucos y tutoriales en vídeo. Pero nadie nace siendo maestro, y a veces las cosas se complican un poco
.

.
Por eso, periódicamente, recopilamos las preguntas más habituales sobre cada gremio. Y hoy nos toca repasar los problemas más consultados sobre el mágico mundo de la pintura.

Acompáñanos, porque es muy probable que hayas tenido, tengas o llegues a tener un inconveniente como los cuatro siguientes, y conviene estar preparados para afrontarlos:

 

1. Quiero quitar el gotelé de las paredes, pero no sé si lijarlas directamente o si aplicarles una pasta base para eliminar irregularidades, alisarla y lijar. -Luisbenhur (12-9-2016)

Dependiendo de si la pintura de tu pared es plástica o temple, te resultará más o menos fácil quitar el gotelé.

Si tu pared tiene pintura plástica, tienes dos opciones: puedes alquilar una lijadora grande específica para esto, lijar toda la superficie y, posteriormente, con ayuda de una llana o una espátula, rellenar todas las imperfecciones con Aguaplast.

Déjalo secar y, con un taco de lija de grano fino, alisa la superficie. Tras esto, ya lo tendrás listo para pintar. Solo, e insisto en esto, SOLO si eres habilidoso con la llana, rasca la primera capa del gotelé con la intención de que no sobresalga ningún grano y queden todos al mismo nivel.

También existen unas masillas de relleno específicas para estos casos, que completan los huecos entre los granos de gotelé para alisar las paredes. Los pasos siguientes serían los mismos que en la primera opción.

Por otro lado, si la pintura de tu pared es de temple, tendrás que mojar la pared con un rodillo. Una vez empapada, y con ayuda de una espátula, ármate de paciencia y raspa todo el gotelé. Como aún te quedarán imperfecciones, rellena con aguaplast y lija la superficie.

De todas formas, nuestros pintores profesionales saben que la eliminación del gotelé es un asunto de Estado. Por eso hemos hecho este vídeo consejo en el que os explicamos las opciones para acabar con él con todo lujo de detalles:
.

.
2. Tengo grietas en las paredes, y aunque las reparo periódicamente con yeso o masilla, al cabo de un tiempo vuelven a salir. ¿Cómo lo soluciono de una vez por todas? 
-Víctor Cerro (1-7-2016)

Si se trata de un espacio pequeño, lo mejor es taparlas con vendas de fibra de vidrio. Pero si se trata de una superficie grande, lo recomendable es colocar un velo específico para grietas -también de fibra de vidrio- que se puede encontrar fácilmente en cualquier tienda de pintura.

Para colocarlo, primero es necesario preparar la pared, tal y como se explica en este vídeo de Bricocrack TV:
.

.
Una vez lista la pared, solo hay que seguir estos pasos:

1. Aplicamos un fijador al agua en la superficie a trabajar.

2. Una vez seco, se corta el velo en tiras de la longitud que hay del suelo hasta el techo. Siempre es bueno dejar unos 5 centímetros de margen por si nos quedásemos cortos.

3. Colocamos el velo con una cola especial para este menester, que encontraremos en la misma tienda de pinturas. Para esparcir bien la cola, utilizamos un rodillo y dejamos reposar unos 5 minutos. Después, podremos colocar el velo.

4. Una vez que colocados todos los trozos, con la pared totalmente cubierta, volvemos a darle una capa de cola para asegurarnos de que queda bien fijado.

5. Cuando esté seco, podemos aplicar la masilla o el yeso, tal y como estabas haciendo hasta ahora. Recuerda ayudarte de una espátula metálica para colocar el velo, para evitar que salgan burbujas.

.
3. 
En las paredes y techos que dan al exterior me están saliendo manchas negras. Ya he probado con pinturas líquidas antimoho y el problema no se resuelve, ¿a qué se debe y cuál es la solución? 
-Peposor (6-6-2016)

Si ya has probado con líquidos y pinturas antimoho, solo te queda probar a utilizar antes de su próxima aplicación una pintura tixotrópica (especial para cubrir manchas y evitar que reaparezcan). Después de aplicarla, vuelve a la carga con pinturas antihumedad.

Los expertos pintores de Reparalia, especialistas en solución de todo tipo de problemas con la pintura, humedades, moho, grietas, etc. te traen ideas, trucos y consejos para pintar tu casa como un auténtico profesional.

Foto: Pisos.com

Si el problema volviera a darse de nuevo, estaría claro que existe un grave problema de mal aislamiento en las paredes, en cuyo caso, no sería suficiente con pintar y necesitarías llamar a un experto en eliminación de humedades y filtraciones.

Estos problemas no son fáciles de tratar y requieren de mucha experiencia.

 

4. Al quitar un papel pintado muy antiguo, la pared se ha quedado llena de baches y humedades. Hemos dado plaste, pero al lijar se cae la pintura antigua y hasta el poco yeso que hay detrás. ¿Hay alguna técnica o producto para resolver este problema? -Iratxe Pando (7-6-2016)

Efectivamente, la solución pasa por aplicar un fijador a la pared. En el mercado existen varios, rebajados con agua y que se deben aplicar igual que la pintura.

Una vez esté seco, y dejando 4 horas tras la fijación, ya se puede pintar sin problema con el color elegido.

Por cierto, si te estás planteando poner papel pintado en alguna de tus paredes -vuelve a estar de moda y gracias a esta tendencia tienes algunos diseños espectaculares– no te pierdas otro de nuestros vídeo consejos para hacerlo como un auténtico profesional:


.
¿Qué te han parecido estas ideas?

¿Tienes alguno de estos problemas o conoces a alguien que esté luchando contra gotelés, grietas, humedades o paredes que se caen a trozos?

Comparte con ellos estas soluciones para que vuelvan a disfrutar del placer digno de Stendhal de contemplar unas paredes lisas e impolutas.

 

¿Es tu hogar saludable? Check list de ventilación para asegurarte

La correcta ventilación de la vivienda es una parte fundamental para garantizar un ambiente saludable… que demasiadas veces pasamos por alto.

.
La correcta ventilación de la vivienda es una parte fundamental para garantizar un ambiente saludable… que demasiadas veces pasamos por alto.

Realizar estas sencillas pero importantes tareas debería ser una costumbre, parte de nuestra rutina diaria.

Aquí te dejamos algunos consejos para ventilar tu hogar:

Puertas y ventanas

La forma más rápida y económica de airear tus estancias es abrirlas durante un rato, preferiblemente por la mañana, mientras haces la cama o cambias las sábanas. También es totalmente recomendable hacerlo mientras barres o friegas, para evitar que el polvo se concentre en el interior de la casa y acelerar el secado del suelo.

En verano

Si abres puertas y ventanas que atraviesen la casa, lograrás crear corrientes de aire que refresquen el ambiente.

En invierno

Para no dejar pasar el frío, airea tu casa apenas unos minutos por la mañana, creando una corriente de aire que sanee el que respiráis.

Calefacción, condensación y humedades

Debes evitar problemas de condensación aireando baños y otras estancias con calefacción, especialmente después de usos muy intensos, como la ducha y sus vapores concentrados.

Durante la noche

La calidad del aire que estarás respirando durante una media de 8 horas es fundamental. Asegúrate de que no se vicia el ambiente debido a una excesiva estanqueidad de la habitación.

Comprueba también los niveles de humedad (lo correcto sería que oscilase en torno al 40%), y regúlalos si fuera necesario con aparatos humidificadores o deshumidificadores.

Extractores de aire en puntos conflictivos

Estos son la cocina, el baño y el cuarto de la colada, de haberlo. Invertir en extractores de aire húmedo o cargado es siempre una excelente elección que mejorará tu salud y tu bienestar, además de proteger tus paredes de humedades y las estancias de olores indeseados.

Recuerda limpiar sus filtros regularmente y encenderlos antes de la actividad, y no apagarlos hasta pasado un rato tras la ducha, limpieza o cocina.

 

¿Humedades? Conoce las 7 claves de los deshumidificadores

Aprende a elegir tu equipo deshumidificador como lo haría un profesional de Reparalia, teniendo en cuenta su consumo, el método de deshumidificación, las necesidades de tu hogar y el entorno climático que lo rodea.

Imagen: mator.es

¿Quieres saber si estos aparatos son lo que tu hogar necesita para olvidarse de humedades, complicaciones de asma y otros problemas corrosivos y de olores asociados en ropa, libros, electrodomésticos?

Fíjate bien:

#1  El porcentaje de humedad relativa conveniente para asegurar tu confort y salud está entre el 45% y el 55%, ya sea invierno o verano. Si tienes asma o alergia, un deshumidificador puede ser un aliado decisivo para mejorar tu salud.

#2  Los ácaros, para desarrollarse de forma óptima, necesitan una temperatura de 25ºC y una humedad del 85%. Por eso, en zonas de una humedad considerable, este aparato reducirá lo suficiente el crecimiento de ácaros y hongos.

#3  El deshumidificador se parece a un aire acondicionado, más pequeño, y su función es extraer el exceso de humedad del aire de tu hogar u oficina.

#4  Consiguen que el calor no sea tan pegajoso en verano. Solucionan problemas graves de habitabilidad en zonas como el norte de España (en Galicia o Asturias se utilizan mucho para combatir humedades y goteras).

#5  ¿Cómo funciona? Gracias al principio de condensación. El aire húmedo es aspirado por el ventilador y se hace pasar a través de la batería del evaporador, donde se enfría por debajo de su temperatura de rocío. De esta forma, la humedad del aire se condensa en forma de agua y se recoge en la bandeja de condensación, siendo evacuada desde aquí a una tubería de desagüe. El aire frío y seco pasa a través de la batería condensadora donde se recalienta y envía nuevamente al entorno.

#6  Existen modelos domésticos e industriales. Los primeros son mucho más pequeños, no requieren instalación y son portátiles (con ruedas) para que los puedas mover por la casa. Los industriales son mucho más grandes y requieren una pequeña instalación para repartir bien el aire por toda la superficie tratada.

#7  ¿El precio? Desde 100€ en los modelos domésticos, y hasta 30.000€ si hablamos de los industriales.

 

¿Quieres saber cómo elegir tu modelo de deshumidificador y cómo se usan?

Sigue este enlace y te lo contamos en detalle  😉

 

Publicidad: si aún no nos sigues en Facebook, te estás perdiendo ideas, trucos, consejos, concursos, sorteos, premios para tu hogar ¡y un montón de cosas más!

Los fontaneros profesionales de Reparalia te cuentan todo lo que necesitas saber para elegir un deshumidificador que te ayude a reducir la humedad de tu hogar, y con ella los problemas de salud, higiene y mantenimiento que provocan en tus paredes, electrodomésticos y tus enseres personales.

 

6 consejos para evitar el moho en tu baño (y cuidar la salud de tu hogar)



6 Trucos y consejos para evitar la formación de moho y humedades en tu baño y tu casa, por los fontaneros expertos de Reparalia, asistencia en tu hogar para toda España.

A estas alturas de año ya nos han caído algunos buenos chaparrones, la temperatura entre el interior y el exterior de la casa empieza a estar muy contrastada, y nos hemos olvidado de esos buenos días en que la ropa se secaba al cabo de una hora.

Sí, amigos: está de vuelta con nosotros la temporada de humedades.

6 Trucos y consejos para evitar la formación de moho y humedades en tu baño y tu casa, por los fontaneros expertos de Reparalia, asistencia en tu hogar para toda España.Y el primer lugar de tu casa al que van a llamar es siempre el cuarto de baño. Agua por todas partes, condensación, temperaturas elevadas durante las duchas… tu w.c. lo tiene todo para sorprenderte cualquier mañana de estas con unos puntitos negros.

Te saludarán desde las juntas de la ventana, desde la silicona de la ducha o bañera, desde la esquina entre el techo y la pared. Tú fruncirás el ceño y pensarás que estás perdiendo vista o que simplemente es suciedad.

 

Pero no, hablamos de Stachybotrys chartarum. Moho negro tóxico, para los amigos. Aunque nosotros no lo somos: es muy peligroso para humanos. Alergias, problemas respiratorios, complicaciones del sistema inmunológico… juzga tú mismo.

Para evitar que el moho aceche tu baño:

1. Ventila frecuentemente

Abre las ventanas siempre después del baño o ducha, para que se seque más rápido. Si tu baño tiene ventilador mecánico, úsalo siempre para conseguir que el aire se renueve. Si no, plantéate instalar un extractor de aire con sistema “antirretorno”.

 

2. Estira bien tu cortina de ducha

Esos pliegues que forma son uno de los lugares favoritos del moho para montar su campamento base.

 

3. Limpia con lejía

Todo el baño: paredes, sanitarios… la lejía y el cloro son los archienemigos del moho. Lava también la cortina y las alfombras al menos una vez cada 10 días.

 

4. No permitas atascos o tuberías lentas

La suciedad que forman acumula más humedad y favorece la aparición de microorganismos que no quieres tener cerca. ¿Quieres un remedio casero 100% natural y ecológico para acabar con tuberías lentas en casa? ¿Quieres saber cómo evitar que se formen? Ambas respuestas están aquí, en forma de vídeo consejo.

 

6 Trucos y consejos para evitar la formación de moho y humedades en tu baño y tu casa, por los fontaneros expertos de Reparalia, asistencia en tu hogar para toda España.5. Comprueba que no tienes filtraciones

Revisa periódicamente que no hay fugas en las conexiones de todos tus sanitarios. Son otra de las fuentes de agua en lugares oscuros que le encanta al moho para entrar a vivir.

 

6. Cambia periódicamente la silicona del baño

Es más fácil de lo que crees. Y una silicona nueva, blanca y radiante realzará que ni te imaginas la estética de tu servicio. Te enseñamos cómo cambiar la silicona en este vídeo consejo.

¿Qué me dices? ¿Tú también tienes ya algún puntito negro dando guerra por la casa? Si quieres sentirte seguro con la ayuda de un fontanero experto para olvidarte de esta amenaza con totales garantías, cuenta con nosotros.

Este invierno, ¡protégete contra enfermedades domésticas como ningún otro!

 

Publicidad: mira lo que hacen los profesionales del hogar de Reparalia en su tiempo libre.
Vas a alucinar…

Spoiler: a nosotros se nos saltaron algunas lagrimillas al ver este vídeo

Los profesionales de mantenimiento del hogar de Reparalia hemos lanzado una encuesta nacional para conocer el nivel de manitas de nuestro país. Aquí están las respuestas.

4 maneras de limpiar tus esponjas y estropajos (sí, tienes que hacerlo)

Las esponjas y los estropajos acumulan bacterias y gérmenes muy perjudiciales para la salud. Nuestros expertos del hogar de Reparalia te cuentan cómo acabar con ellos de forma rápida y sencilla.

 

Hasta los que parecen estar limpios y nuevos almacenan miles de gérmenes y bacterias. Por centímetro cuadrado. Y en constante contacto con tu piel y la vajilla en que os alimentáis.

¿Recuerdas aquellos libros y dibujos animados que nos enseñaron que los glóbulos rojos llevaban burbujas de oxígeno a sus espaldas? ¿Y cómo los gérmenes se pasaban la vida intentando hacernos enfermar? Pues es cierto. Palabra de Escherichia Coli.

Las esponjas y los estropajos acumulan bacterias y gérmenes muy perjudiciales para la salud. Nuestros expertos del hogar de Reparalia te cuentan cómo acabar con ellos de forma rápida y sencilla.

¿No crees que merece la pena incorporar unos sencillos y rápidos hábitos de higiene doméstica a tu día a día para evitarlo? Tu salud y la de tu familia lo agradecerán…

 

LIMPIA TUS ESPONJAS Y ESTROPAJOS ALMENOS 1 VEZ CADA 4 DÍAS

Te enseñamos cómo. Verás qué fácil es (y lo notarás).

 

Las esponjas y los estropajos acumulan bacterias y gérmenes muy perjudiciales para la salud. Nuestros expertos del hogar de Reparalia te cuentan cómo acabar con ellos de forma rápida y sencilla.

1. Mantenimiento diario tras cada uso

A) Elimina restos de comida siempre tras cada uso del estropajo. Son el principal foco de proliferación de vida indeseable, una vez comienza el proceso de descomposición de estos alimentos.

B) Ten especial cuidado si usas el estropajo para limpiar la tabla de cortar, tras trocear carne cruda (el manjar por excelencia de los gérmenes).

 

Las esponjas y los estropajos acumulan bacterias y gérmenes muy perjudiciales para la salud. Nuestros expertos del hogar de Reparalia te cuentan cómo acabar con ellos de forma rápida y sencilla.

 

C) Escurre el agua lo máximo posible.

A las bacterias les encanta la humedad para reproducirse, y si lo unimos al calorcito que suelen encontrar en las cocinas… un estropajo bien empapado de agua es el caldo de cultivo perfecto para enemigos íntimos como el Campylobacter jejuni, responsable de varias enfermedades humanas.

 

3. Mételas al microondas.

(ojo, solo si no tiene partes metálicas: ¡prohibido con los nanas!)Las esponjas y los estropajos acumulan bacterias y gérmenes muy perjudiciales para la salud. Nuestros expertos del hogar de Reparalia te cuentan cómo acabar con ellos de forma rápida y sencilla.

Algunas esponjas y estropajos hechos de plástico de poca calidad pueden derretirse si no están bien empapados. Por ello, enchárcalo completamente y ponlo en un bol, también con un poco de agua.

Ahora introdúcelo en el micro durante dos minutos. Los estudios revelan que este método acaba con la mayoría de las bacterias y levaduras de crecimiento doméstico.

Notarás que este método funciona de forma inmediata si tu esponja o estropajo han cogido olor a humedad: verás cómo este ha desaparecido al salir del microondas. Eso sí, enfríalo con más agua antes de tocarlo, ¡puedes quemarte!

 

3. Mételas al lavavajillas

También funciona a la perfección, matando, según los estudios, el 99.9998% de las bacterias existentes (¡suficiente para mi tranquilidad!). Échalo directamente al compartimento de los cubiertos con el próximo ciclo completo que realices y, voilà!

 

4. Báñalos en lejía

Es el método más clásico, pero también el más engorroso.Escurre el agua lo máximo posible (a las bacterias les encanta la humedad para reproducirse).

Necesitas ponerte guantes, limpiar bien el utensilio con agua y jabón bajo el grifo, y enjuagar completamente.

Después, crea una solución con agua (caliente es mucho más efectiva) y un 10% de lejía en un recipiente (reutilizar alguno plástico de comida es una buena idea), e introduce la esponja o estropajo.

Escurre el agua lo máximo posible (a las bacterias les encanta la humedad para reproducirse).Déjala ahí durante un periodo de entre 5 y 10 minutos, y ayúdala a empaparse completamente estrujándola un par de veces (¡guantes!).

Finalmente, aclárala insistentemente bajo el agua del grifo antes de devolverla a su uso corriente.

 

 

Y por último e igual de importante: sustituye periódicamente tanto estropajos como esponjas por otros nuevos cuando veas que se empiezan a deteriorar. También puedes comprar los que se presentan como “antibacterias” (funcionan de verdad, impidiendo su crecimiento).

¿Verdad que no cuesta nada seguir alguno de estos métodos?

¿Qué otros trucos tienes tú para evitar que los gérmenes campen a sus anchas?

 

Reparalia está en Twitter: obtén nuestros consejos en cualquier momento y lugar desde tu móvilPublicidad: Estamos en Twitter para resolver tus dudas y repartir consejos e ideas brillantes a diario…

-Trucos para tu hogar

-Ideas para proyectos DIY

-Consejos para ahorrar en casa

-Reciclaje y reutilización de objetos

…¡y muchas cosas más!

¿Qué haces que aún no nos sigues?

 

 

¿Tus puertas están intentando decirte algo? Aprende a silenciarlas como un profesional

¿Tus puertas chirrían como las rodillas de un octogenario? ¿Cuando cambia el tiempo rascan y cuesta más cerrarlas? Este vídeo es para ti.

Las puertas también necesitan su propio mantenimiento. Y hoy vamos a aprender a ponerlas a punto.

Las puertas de madera que tenemos en casa no están expuestas a los elementos, de acuerdo. Pero sufren igualmente los cambios estacionales y, por tanto, de temperatura y humedad. En climas especialmente húmedos pueden hincharse si no hay espacio suficiente para acomodar la dilatación entre la puerta y el marco. Si notas que la puerta no encaja adecuadamente en su hueco, inspecciónala para asegurarte de que las bisagras no están deterioradas o tienen tornillos sueltos, que podrían causar este problema.

Para aprepuerta_friendstar los tornillos puedes ayudarte colocando una cuña en el suelo, bajo el borde exterior de la hoja de la puerta, que te ayude a equilibrar y sostener el peso mientras solucionas el inconveniente. Si los tornillos están bien pero aún cuesta cerrar la puerta –especialmente si solo se comporta así en épocas húmedas- puede que necesite ser cepillada.

Para ello primero necesitaremos saber cuáles son los puntos en los que se produce esa presión. Y lo conseguiremos con la ayuda de una cartulina fina que iremos pasando por el hueco entre puerta y marco con el conjunto cerrado y de arriba abajo. Cuando la cartulina se atasque, bingo, tenemos un punto de fricción. Márcalo con un lápiz ycoloca cinca adhesiva en ambas caras de la puerta para marcar el límite y evitar que se astille la madera al trabajarla.

Si tus puertas rascan al abrirse o cerrarse, descubre aquí cómo solucionarloPara cepillar la puerta necesitarás un cepillo de carpintero, una lijadora automática o una lija gruesa si prefieres hacerlo a mano (te llevará más tiempo y esfuerzo, pero el resultado puede perfectamente ser el mismo).

Necesitarás sacar la puerta de su quicio, teniendo mimo para no dañar el marco. Una vez fuera, colócala en una superficie de trabajo estable y sostenla firmemente. Puedes emplear unas cuñas, una sargenta o la ayuda de otra persona para ello.

Ahora empieza a lijar suavemente y controlando el resultado. Comprueba cada poco tiempo si ya es suficiente colocándola de nuevo en su sitio, para evitar pasarte (¡la puerta dejaría pasar más ruido o pasar calor o frío si te excedes en tu misión!).

puertas_1Una vez terminado de lijar, puedes añadir barniz del color original para afinar el resultado y, una vez seco, devolverla a sus bisagras para disfrutar de un giro suave y sin resistencia.

Para rematar la faena, y siempre en cualquier caso, puedes engrasar la puerta con aceite o spray de polvo de grafito, que ayudarán a eliminar chirridos molestos.

¡Y listo en un abrir y cerrar… de puertas!

PUBLICIDAD: Si quieres más ideas y consejos para tu hogar, recíbelos a diario siguiendo nuestro Twitter y entra en nuestro canal de Youtube. ¡Todos los días tuiteamos los mejores trucos de nuestros profesionales!

La humedad no es cosa de broma: aprende a prevenirla y tratarla


En verano nos olvidamos de ellas, pero este tiempo frío y húmedo nos las trae de nuevo a casa. Son manchas que empiezan siendo casi imperceptibles, motitas oscuras en las paredes que dan al exterior, o en baños, armarios…

Se producen por la condensación fruto del contraste entre la temperatura interior y la exterior, y son evitables.
Pero sus efectos se notan enseguida: olor a yeso húmedo, sensación más fría, y con el tiempo un aire insalubre que termina ocasionando enfermedades pulmonares como asmas o alergias.

¿Cómo prevenirlas?

En primer lugar, debemos disminuir la cantidad de vapor de agua en el ambiente. Lo más importante es ventilar bien la casa a diario. Además, es preferible tender la ropa fuera siempre que sea posible, así como realizar con ventilación al exterior actividades como lavado y planchado de ropa. También mantener aisladas las partes húmedas de la casa, como baños y cocinas.

Debemos evitar los golpes de calor provenientes de fuertes subidas de la calefacción, pues condensarán el agua del ambiente y se acumulará en techos y ventanas. Instalar ventiladores mecánicos para airear y renovar nuestro hábitat nos ayudará igualmente.

¿Y si ya tengo manchas de humedad?

Llegado ese caso debes ocuparte de ellas por dos vías: higiénica y estética.

Antes de nada, hay que matar las bacterias acumuladas limpiando las manchas con agua y lejía, para que el moho no vuelva a crecer. Una vez saneada la zona afectada, puedes pintar encima para hacer desaparecer el resto.

 

Ya ves, las humedades no son un problema menor. Hay que atajarlas en cuanto aparecen y prevenirlas en todo caso para ahorrarnos tiempo, dinero y, lo más importante, salud.

¿Y tú? ¿Has tenido algún problema de humedad o filtraciones en casa? ¿Cómo lo has combatido?

 

 

Publicidad: ¿Te ha salido humedad en el baño o en alguna habitación? Puede que se trate de una filtración. Llámanos y te mandamos un profesional de Reparalia a echarle un vistazo.