BLOGS

¿Cómo ahorrar dinero en tu casa de la playa?

Imágenes: Mar Rojo 19, plataformaarquitectura.cl, myhouseidea.com

Antes de seguir te daré la respuesta: llevando a cabo un mantenimiento adecuado a sus condiciones específicas.

Las viviendas situadas junto al mar sufren inclemencias muy diferentes a aquellas del interior, dado que los elementos inciden de otra manera, especialmente la humedad y la sal del aire que las rodean.

La sal, uno de sus peores enemigos

Desde la pintura hasta cualquier componente metálico, pasando por muchas maderas, sufrirán especialmente la corrosión que causa el salitre transportado por la humedad del viento. Para frenar su acción, elige pinturas, acabados y protecciones especialmente eficaces contra este factor.

La humedad, un titán junto a la costa

Te habrás dado cuenta de que no hay humedades como las que se producen cerca del mar, y que causan un olor intenso y desagradable a la mínima que te descuidas.

Una solución a esto es colocar recipientes con vinagre blanco o bicarbonato de sodio en cada habitación, y airear durante el tiempo estrictamente necesario, cerrando después puertas y ventanas a conciencia.

Ten una vigilancia mayor frente a goteras y humedades en paredes, pues cuanto antes las detectes y trates, más barata y efectiva será la intervención. Además, instalar rejillas de humedad y extractores también es una buena idea, y por supuesto, si tenemos vecinos o familiares de confianza cerca, nunca está de más pedirle que puedan ventilar la casa cada semana durante las etapas en las que no estamos. Eso sí, un consejo general: en las casas con las ventanas orientadas hacia el mar es mejor ventilar por la mañana. A partir de entonces es mejor tenerlas cerradas.

La arena y tus suelos se llevan muy mal

Si siempre recomiendo tener cuidado con el calzado que se emplea en casa para no maltratar los suelos —especialmente tarimas y parquets— cerca de la playa esto cobra radical importancia.

Sus arañazos constantes irán eliminando brillo y posteriormente deteriorando mucho la madera, hasta hacerle perder su presencia al mejor de los suelos laminados.

Barre a diario y emplea zapatillas exclusivas para el interior y evita así esta fricción indeseada. También es una buena medida preventiva colocar alfombrillas de tejidos naturales en cada uno de los accesos a la casa que tengamos.

Y si puedes elegir el suelo porque te estás planteando una reforma, opta mejor por superficies cerámicas, más fáciles de limpiar y resistentes frente a la arena y la sal.

A no ser que tu idea en el interior sea tener… algo así 😉

Mantener cada rincón es cuestión de previsión

Como estás viendo, es necesario ampliar ese mantenimiento a varios puntos de la casa a los que quizás no sueles prestar tanta atención. ¿Te has dado cuenta, por ejemplo, de que las griferías en tu casa de la playa suelen verse más apagadas? Esto se debe, de nuevo, al sarro, de ahí que necesites productos especiales para quitarlo, sobre todo si posees superficies cromadas, doradas o de color. Ten en cuenta, además, que ese sarro también afecta a las tuberías, así que el mantenimiento de las mismas debe ser otra de tus prioridades, si no has optado por usar PVC.

La cercanía al mar también debe ser un punto de guía a la hora de elegir ciertos materiales. ¿Eres fan del papel de pared y te gustaría utilizarlo? Perfecto, pero te recomiendo que optes por un papel lavable y resistente al agua, el papel común se deteriora antes en estos climas.

O tal vez te has decidido por incorporar elementos de madera en la decoración, para aportar ese toque más natural a un entorno que se presta a ello. Pues bien, no te olvides de usar a uno de tus mejores amigos en estos casos: el barniz. Conseguirás una mayor resistencia en un ambiente más propicio a que se deterioren tus muebles y objetos decorativos.

Y del mismo modo que nuestros hábitos cambian cuando estamos de vacaciones, existen ciertas rutinas que debes tener en cuenta como desarmar y engrasar los mecanismos de chapas y cerrojos, así como aceitar las bisagras y carretes de ventanas. ¿El porqué? Esa misma arena que disfrutamos en la playa también acecha en cada rincón del hogar. De la misma manera que revisar con más frecuencia los sistemas de aire acondicionado, habituales en estas residencias.

En definitiva, esta previsión también debe guiar cualquier rincón de tu hogar playero, desde estructuras tan cruciales como la impermeabilización del techo, un punto de mantenimiento aún más importante en las zonas costeras, hasta detalles más prosaicos como las capas antioxidantes para rejas, puertas o ventanas con las que empezábamos este repaso.

Y si quieres tener más información para que tu hogar esté siempre protegido, consulta todos nuestros packs de protección y deja de lado los dolores de cabeza que producen las averías que llegan sin avisar a tu vivienda.

Eso sí, una vez revisado todo y con la puesta a punto hecha, no te olvides de lo más importante: disfrutar tu hogar y de las ventajas de ese aire marino.

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.