Entradas etiquetadas como ‘Interior’

Cuando tus ventanas y paredes lloran: cómo prevenir las humedades por condensación

El episodio natural que estás presenciando en tu ventana, en tu puerta, en el cuarto de baño o en la cocina se produce cuando el vapor de agua existente en el aire se condensa y las gotas se hacen visibles (y palpables), mojando paredes y marcos de carpintería.

Es propio del invierno porque sucede cuando la temperatura interior de la casa es muy superior a la exterior, y cuando esta está por debajo del punto del rocío del aire que está en contacto con ella.

Los puntos en que sucede esta condensación (marcos de ventanas, alicatados y cristales, sobre todo), son superficies no absorbentes, y esta humedad termina produciendo hongos, manchas negras de moho y el consiguiente olor a humedad.

Además de echar a perder la pintura y otros materiales de tu hogar, esta humedad es muy perjudicial para tu salud y la de toda la familia, convirtiéndose en un peligroso caldo de cultivo de enfermedades respiratorias, sobre todo para asmáticos, niños y mayores.

Para evitar estos problemas, toma buena nota de las causas comunes de humedades por condensación.

Nuestro propio uso del agua

Especialmente del agua caliente, cuando nos duchamos, cocinamos, secamos la ropa en el interior…

Incluso el mero hecho de respirar ya está produciendo condensación. Para que te hagas una idea, una familia de cuatro personas origina más de 8 litros de agua al día. Sorprendente, ¿verdad?

El aislamiento de tu casa

Para combatir dicha condensación, es importantísimo que la casa esté construida y rematada por materiales que ejerzan como barreras del vapor, combinadas con una buena ventilación. Las ventanas con doble acristalamiento, por ejemplo, funcionan de esa manera (pero no pierdas de vista otros elementos domésticos muy fundamentales para aislar, como puertas, paredes, etc.).

La ventilación

Ventilar la casa correctamente es, tal vez, la clave más importante para vencer la batalla al agua de aire condensada.

  > ¿Tienes humedades en el aseo? Aquí van 5 remedios naturales para eliminar el moho de tu baño.
.

Consejos para no propiciar la aparición de condensaciones

  • No seques la ropa en los radiadores, pues convertirá su humedad directamente en vapor.
  • Sécala en el exterior siempre que sea posible y, si has de hacerlo dentro, que sea en habitaciones bien ventiladas.
  • Ventila baño y cocina correctamente cuando te duches o cocines, para evitar que el vapor se concentre en un solo punto pequeño (especialmente, abre las ventanas una vez hayas terminado).
  • En el caso de la cocina, usa siempre la campana extractora para gestionar mejor ese torrente de vapor que, de lo contrario, puede empapar paulatinamente y echar a perder tu mobiliario.
  • Separa los muebles de paredes y ventanas para evitar que la humedad producida les perjudique.
  • Mantén la calefacción a bajo nivel durante largo tiempo para que todas las superficies de la casa tengan una temperatura mínima agradable que no atraiga esa condensación. Los cambios bruscos en la temperatura, derivados de un golpe exagerado de calefacción, son causas muy habituales de condensación en distintas partes de la casa.

¿Quieres más información sobre humedades y consejos de nuestros profesionales para enfrentarte con éxito a ellas?

Lee el post cómo prevenir, detectar y tratar las humedades y filtraciones en tu hogar.

Y si, para algunas de tus paredes, la condensación de tus ventanas ya ha causado estragos, es importante que revises, con la ayuda de profesionales, todas las humedades. Es importante localizarlas, de esta manera puedes conocer el lugar en el que se debe realizar un estudio de las paredes y contemplar la posibilidad de ponerse manos a la obra con dicha reparación.

No olvides que puedes contar con la ayuda de nuestros profesionales fontaneros y expertos en carpintería metálica cualquier día de la semana y a cualquier hora.

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

Siestas de verano, nivel supremo, con tu propia hamaca

¿Sabías que el término ‘hamaca’ proviene del idioma taíno (haitiano) y significa, según versiones, ‘árbol’ o ‘red para pescado’? Otras opiniones sostienen que la hamaca tiene un origen polinesio, pero casi todos coinciden en que Colón quedó fascinado por estos artilugios al verlos colgados en las tierras que descubrió cruzando el Atlántico.

Pues mira tú por dónde, en plenas vacaciones y a través de este post voy a cumplir uno de los sueños de mi infancia, y quizá hasta también de la tuya: tener una hamaca en casa. Sí, sí, claro, ya oigo llegar los rumores entre el público que convierten a este increíble objeto de deseo doméstico en un mito inalcanzable: que si “una hamaca es cara“, que si “una hamaca es complicada de colocar”, que si “necesita mucho espacio“… bueno, pues ninguna de las tres afirmaciones es cierta:
1. Hay hamacas desde 34,99€ en grandes tiendas de muebles y complementos del hogar.
2. Son artilugios fáciles de colocar con un poco de maña y las herramientas precisas (un taladro decente y las superficies de fijación y sostén adecuadas).

3. Se pueden montar en distintos espacios de interior o exterior disponiendo simplemente de una superficie equivalente a la que ocuparía un sofá mediano.

Echa un vistazo a las imágenes que acompañan este texto: verás que hay hamacas de muy distintos tipos, tamaños y precios para ajustarse a cualquier espacio y hogar. Y le darán a tu casa un aspecto muy original y atractivo, con un rinconcito de relax que será la envidia de todas tus amistades.

Las hamacas se pueden montar entre dos árboles, entre un árbol y una pared, y entre dos paredes. Y lo primero que debes comprobar es que tienes el espacio suficiente para abordar su instalación:

-La distancia de extremo a extremo (ya sea árbol-árbol, árbol-pared o pared-pared), tiene que superar, al menos, el 90% de la longitud de la hamaca.

-La altura de las fijaciones ha de ser, al menos, un 40% mayor que la longitud de la hamaca.

También se pueden colocar las sujeciones en el techo, lo que en una vivienda o espacio altos puede darle un atractivo muy especial.

Con estas medidas los fabricantes nos aseguran el ángulo ideal para una siesta perfecta al más puro estilo indígena. Ahora, lo importante: todos los fabricantes de hamacas insisten en que no es posible caerse de una hamaca de calidad excepto por un mal montaje. Por eso lo más importante es fijar bien los elementos de sujeción.

AL LÍO: INSTRUCCIONES DE MONTAJE:

Mide la distancia disponible (ya sabes, de extremo a extremo sea la superficie que sea).

-Alarga la hamaca con cuerdas hasta que la hamaca + cuerda sean un 20% más largas que la distancia disponible (Longitud de la cuerda + longitud de la hamaca = distancia disponible x 1,20).

-Monta la hamaca a una altura que sea un 45% de la distancia disponible (la altura de montaje = distancia disponible x 0,45).

Ten en cuenta que la hamaca se alarga por el uso hasta un 15%. Como consecuencia, la podría llegar a tocar el suelo. Si esto sucediese, acorta la cuerda, pero ten también en cuenta que el punto más profundo de la hamaca cargada tiene que estar a entre 20cm y 40cm del suelo.

¿Y SI SE TRATA DE UNA HAMACA CON PALO?

Bueno, en ese caso las medidas cambian. Verás:

-La distancia (¡sí, en horizontal!) tiene que superar por lo menos el 120% de la longitud de la hamaca.

-La altura de la fijación tiene que ser por lo menos un 25% mayor que la longitud de la hamaca.

Entonces, solo tienes que…

-Medir la distancia disponible.
-Alargar la hamaca mediante las cuerdas hasta que la hamaca tenga la misma longitud que la distancia disponible (Longitud de la cuerda + longitud de la hamaca = distancia disponible).
-Montar la hamaca a una altura que sea un 25% de la distancia disponible (altura de montaje = distancia disponible x 0,25).

¡Y ya está! ¿Verdad que no es nada del otro mundo? Hay multitud de marcas de hamaca y proveedores de sistemas de sujeción. Yo os recomiendo que invirtáis en una hamaca de calidad, resistente, cómoda y de colores alegres, y consultéis con vuestro proveedor qué sujeciones se ajustan mejor a vuestras condiciones de instalación.

Ya veréis lo que pueden dar de sí una buena sombra y el canto de los pájaros después de comer… ¡a disfrutar, amigos!

____________________________________________________________________________________________________________________________

¡PARTICIPA EN NUESTRO CONCURSO DE VERANO!: Cuéntanos tu aventura más “Manitas” en vacaciones comentando aquí y te puedes llevar un práctico atornillador eléctrico Black&Decker reversible, de 7V y con batería de litio. Ligero, compacto… ¡el premio ideal de Reparalia para los auténticos fans del bricolaje casero!