Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘principios’

Día del Padre: Gracias, héroes cotidianos y anónimos

Por Jorge Ipiña Pando

Un padre y su hijo jugando (GTRES).

Un padre y su hijo jugando (GTRES).

Ha llegado el día en el que el orbe católico celebra el día de San José, padre putativo de Jesucristo, ejemplo de entrega y sacrificio. Es por ello que en este día se festeja el Día del Padre.

El término de padre o madre no es importante desde el punto vista biológico, ya que al fin y al cabo, todos podemos tener hijos, pero sí es importante la tarea, la responsabilidad, obligación y entrega que supone formar una familia y tener hijos.

Mis padres lo hicieron en su día, e incluso en aquellos años del tardofranquismo donde era anatema la posibilidad de legalizar el divorcio; pese a ello siguieron adelante y en breve harán 40 años juntos. Como tantas otras parejas, nos han educado, dotado de unos principios y, modestia aparte, tanto mi hermana como yo creo que no hemos salido mal, así pues, poniendo voz a todos los hijos, quiero dar las gracias, felicitar a estos héroes cotidianos y anónimos que no son otros que nuestros padres. Cierto que deberíamos agradecerlo más a menudo, pero ya se sabe la condición humana…

 

 

Dimisiones (en el PP) y ética política

Por José Carlos Canalda

En el periódico del día 3 de septiembre leí en un titular que Teresa Gómez-Limón, diputada del PP en la Asamblea de Madrid, abandonaba su partido en protesta por el trato a las víctimas del accidente del tren Alvia del pasado año. Bien, pensé, al fin un político con principios éticos… pero no. Leyendo el artículo nos enteramos de que esta señora viajaba en el tren accidentado, por lo cual se trata, mucho me temo, de una cuestión puramente personal al estilo de cuando Iñaki Anasagasti “descubrió” que la kale borroka también era terrorismo el día que prendieron fuego al autobús en el que viajaba su madre, y no antes. Me gustaría saber si la señora Gómez-Limón hubiera actuado de igual manera de no haber ido en ese tren, aunque a juzgar por el silencio cómplice de la totalidad de los cargos públicos del PP, sospecho que no.

María Teresa Gómez-Limón, diputada del PP en la Asamblea de Madrid, durante una intervención en televisión. (RTVE)

María Teresa Gómez-Limón, diputada del PP en la Asamblea de Madrid, durante una intervención en televisión. (RTVE)

Pero aún hay más. La señora Gómez-Limón abandona el PP, pero no el escaño ni, por supuesto, su jugoso sueldo pese a que salió elegida en una lista cerrada bajo estas siglas, por lo que lo ético y lo decente sería que renunciara a ellos si tan disgustada está con el partido que la aupó al cargo.

Por último, resulta que también está muy molesta porque, según ella, se impidió participar a los familiares de las víctimas en un homenaje realizado el 24 de julio en Santiago. ¿No sería, pregunto, porque no pudo salir en la foto? En cualquier caso, este es un ejemplo claro, aunque por desgracia no único, de hasta donde ha llegado la mezquindad de nuestra clase política.

La fortaleza de una sociedad

Por Pedro Serrano Martínez

La consabida frase que asegura que una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil es una verdad incuestionable. Como incuestionable es que una sociedad es tan fuerte como su miembro más débil o vulnerable. En este sentido, podemos afirmar que la cadena social que está configurando  la política neoliberal imperante es extremadamente inconsistente por la irregularidad de sus eslabones, es decir, unos demasiado fuertes, otros considerablemente  endebles. Dinero en caja fuerte

A estas alturas, ya parece suficiente probado que el sistema económico actual, basado en la competitividad, el crecimiento y el beneficio sin límites que solo tiene en cuenta el fin y no los medios, no nos sacará de la crisis, sino todo lo contrario: seguirá provocando el aumento de la pobreza y las desigualdades que, inevitablemente, se traducirán en graves desequilibrios y conflictos sociales.

La economía, entendida como el conjunto de bienes y actividades que integran la riqueza de una de una sociedad, debe estar basada en principios morales, éticos y filosóficos. Solamente podremos considerar que una sociedad es madura y fructífera cuando se rige por valores humanos como la ayuda, la cooperación, la solidaridad y la equidad. Solamente podremos decir que una sociedad es evolucionada y justa cuando su economía está al servicio del bien común y no al de unos pocos.