Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘contenedor’

Prefiero abandonar a mi hijo en la basura antes que dárselo a otra que lo quiera

Por Miguel Ángel Loma Pérez

Ha abierto las noticias de estos días, la tremenda y feliz historia de un bebé salvado milagrosamente de una inminente muerte, al ser rescatado de un contenedor de basura donde su desgraciada madre lo había arrojado porque, según ella misma ha confesado, ya tenía tres hijos y se sentía muy agobiada con la llegada de un cuarto. En otros tiempos, en que en los colegios se estudiaba una asignatura tan formativa como la Historia Sagrada, uno de los episodios bíblicos más impactantes era el del llamado ‘Juicio de Salomón’.

Foto del bebé en brazos de los agentes que le rescataron. (Guardia Civil/ EFE)

Foto del bebé en brazos de los agentes que le rescataron. (Guardia Civil/ EFE)

A este rey de Israel, famoso por su sabiduría y prudencia, se le presentaron dos mujeres que acababan de dar a luz con los dos niños nacidos, uno vivo y el otro muerto. Disputábanse entre las dos la maternidad del vivo, y se atribuían mutuamente la del muerto. Careciendo el rey de medios para averiguar quién decía la verdad, pidió una espada y ordenó que se cortase por la mitad al niño vivo, para repartirlo a cada una de las madres y así acabar con el pleito. Pero al oír la terrible sentencia, una de ellas renunció a su reivindicación, pidiendo al rey sabio que el niño vivo se lo entregase a la otra, mientras esta sí que aceptaba que se cortase al niño. Este gesto sirvió a Salomón para comprender que la auténtica madre era aquella en la que había prevalecido el deseo de que su hijo viviera, aunque fuese entregado a otra mujer.

El episodio de este nuevo ‘Moisés rescatado’ no de las aguas, sino de un contenedor de basura, demuestra que de poco nos sirve ya la sabiduría de Salomón. Porque lo que impera estos días entre muchas embarazadas y madres es justo la idea contraria del antes muerto mi hijo, que de otra que lo quiera y pueda criar. Una idea, por cierto, similar a la de los asesinos de sus parejas y el la maté, porque era mía; o antes muerta, que de otro.

Reciclaje casero de bombillas en Madrid

Por Marina Ramón Medrano

BombillaEste verano han aparecido, dentro de algunos conocidos supermercados, cajas de cartón para depositar material tóxico, como son las bombillas de bajo consumo y los tubos fluorescentes. Incluso, a veces, se puede ver los fluorescentes en una caja de cartón abierta, muy apropiado para que los niños los cojan y jueguen a La Guerra de las Galaxias y se rompan.

La disposición de material tóxico, por el vapor de mercurio liberado por la mínima fractura, se hace en países europeos en contenedores específicos (no de cartón obviamente) fuera de los comercios e interviniendo personal especializado. ¿A quién se le ha ocurrido y quién ha autorizado ese supuesto reciclaje tipo casero?

Solución: “Tirar la perrita a la basura”

Por Montse Caparrós Braña

El día 31 de enero me encontré a mi perrita Nuca a las 2 de la madrugada fallecida. La tapé con su mantita de siempre y esperé a que anocheciera para poder llamar al Ayuntamiento de Badalona para que me informaran si había algún servicio de recogida de animales en casa. Llamé y me contestó una señorita que me indicó que no, que solo se hacían recogidas en el caso de que el animal fuera atropellado o abandonado, pero en domicilio no. Añadió que lo mejor que podía hacer era meter a mi perrita en una bolsa de basura y tirarla al contenedor. Furiosa le contesté: “¿No cree que esto es poco ético?”. Entonces me pasó a una segunda persona y mi sorpresa fue que me contestó lo mismo. Por cosas de la vida, me pasó con una tercera que se comportó fenomental.

Enseguida me dijo que lo sentía. Le comenté mi problema y ella misma se puso en contacto con una clínica veterinaria. A los pocos minutos, el médico nos llamó para preguntarnos qué nos pasaba y al cabo de unas horas la vino a buscar. Para ser sincera, la broma nos costó 90 euros. Mi queja y el motivo de esta carta es que un día que necesito ayuda del Ayuntamiento, me cierran las puertas. Sin embargo, para cobrarme los impuestos sí que son buenos pero por tener un animal 17 años y cuatro meses lo tengo que tirar como si fuera una basura. Señor alcalde Xavier Garcia Albiol, por favor escúcheme y mire qué personas tiene trabajando en su Ayuntamiento. Los animales no son personas, es cierto, pero son más fieles que las personas y ellos nunca nos contestarían como sus dos trabajadoras. Espero que esto sirva para algo y que no quede en la nada.