Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘mascota’

Encontrar a tu perro por Facebook cuatro años después

Por Elena Zapata

Hace 4 años a mi madre le robaron el perro del jardín de casa y hace pocos días el perro fue abandonado.

Copi, el yorkshire hallado cuatro años después gracias a las redes sociales. (E.ZAPATA)

De esto me enteré porque una pareja lo encontró vagando por la noche, lo publicó en un grupo de Facebook sobre perros perdidos y entonces allí vi de nuevo al perro que tenía mi madre.

La pareja que lo encontró lo llevó al veterinario, quien les dio el teléfono del propietario real, el que constaba en el microchip y que era el número de mi madre, la cual se llevó una gran sorpresa.

Es un caso inusual que demuestra cómo la capacidad de organizarse logra hechos tan emotivos como este.

Desde que tengo perro he descubierto varios grupos en Facebook que promueven quedadas, comparten inquietudes sobre sus perros y se debaten problemas sociales.

También se informa de mejoras como el hecho de que se pueda llevar por fin al perro en el tren o de las normativas para llevarlo a la playa.

Gracias a páginas como estas, promovidas por los propios ciudadanos, estos casos pueden hacerse realidad. La comunicación juega un papel importante en nuestra sociedad y si sabemos usar las herramientas que Internet nos ofrece pueden ser muy útiles para el bien de todos.

Ahora el perro está en casa de nuevo y mi madre feliz de tenerlo.

¿Pero qué nos hemos creído?

Por Rosario Vila Domínguez

Mally mono de Justin BieberCuando pensábamos que las noticias ya no podían ser peores, la vida nos daba esta semana una buena lección de realidad. Mally, el mono capuchino de Justin Bieber, había sido retenido por las autoridades alemanas. Nuestro aprendiz de Marco se había quedado sin su indocumentado compañero de viaje.

Ironías aparte, y a riesgo de ser objeto de un escrache preadolescente, está claro que hemos sobrepasado los límites de la tontería y la inhumanidad. Tratamos a los animales como si tuviéramos todo el derecho sobre ellos. Los sacamos de sus hábitats naturales para jugar un rato y una vez domesticados acaban, en muchos casos, viviendo en zoológicos o refugios.

En este caso, puede que no llegue a ser así. Pero lo que sí es cierto es que Mally es un mono de solo quince semanas. Lo que significa que en sus escasos cuatro meses de vida ya ha pasado de estar con su madre a vivir con humanos y, de allí, a un refugio para animales.

Así que, esperemos que Bieber vuelva a por Mally. Aunque quizá sería mejor que no lo hiciera, porque así esta cría de mono al menos podría vivir con otros de su misma especie.

 

Solución: “Tirar la perrita a la basura”

Por Montse Caparrós Braña

El día 31 de enero me encontré a mi perrita Nuca a las 2 de la madrugada fallecida. La tapé con su mantita de siempre y esperé a que anocheciera para poder llamar al Ayuntamiento de Badalona para que me informaran si había algún servicio de recogida de animales en casa. Llamé y me contestó una señorita que me indicó que no, que solo se hacían recogidas en el caso de que el animal fuera atropellado o abandonado, pero en domicilio no. Añadió que lo mejor que podía hacer era meter a mi perrita en una bolsa de basura y tirarla al contenedor. Furiosa le contesté: “¿No cree que esto es poco ético?”. Entonces me pasó a una segunda persona y mi sorpresa fue que me contestó lo mismo. Por cosas de la vida, me pasó con una tercera que se comportó fenomental.

Enseguida me dijo que lo sentía. Le comenté mi problema y ella misma se puso en contacto con una clínica veterinaria. A los pocos minutos, el médico nos llamó para preguntarnos qué nos pasaba y al cabo de unas horas la vino a buscar. Para ser sincera, la broma nos costó 90 euros. Mi queja y el motivo de esta carta es que un día que necesito ayuda del Ayuntamiento, me cierran las puertas. Sin embargo, para cobrarme los impuestos sí que son buenos pero por tener un animal 17 años y cuatro meses lo tengo que tirar como si fuera una basura. Señor alcalde Xavier Garcia Albiol, por favor escúcheme y mire qué personas tiene trabajando en su Ayuntamiento. Los animales no son personas, es cierto, pero son más fieles que las personas y ellos nunca nos contestarían como sus dos trabajadoras. Espero que esto sirva para algo y que no quede en la nada.