Entradas etiquetadas como ‘Hazlo tú mismo’

‘Recetas’ para crear objetos de diseño en casa

'Luminous Bulb' - HOBBY:DESIGN

‘Luminous Bulb’ – HOBBY:DESIGN

Una bombilla gastada, silicona y pigmento fosforescente son los elementos básicos para crear una “bombilla luminosa” digna de una revista de decoración. Una mínima cantidad de cemento puede servir para construir relojes-despertador y minimalistas vasos para velas: pequeñas piezas de aspecto industrial que contrastan con la calidez de una vivienda y hacen de un objeto ordinario algo más particular.

Con HOBBY: DESIGN los coreanos Han Kukil, Kim Bojoong y Lee Hogyu quieren enfocar el diseño como si fuera un pasatiempo cualquiera, bajarla del pedestal de la exclusividad y animar a cualquier persona a que cree diseños como quien cocina o se dedica al bricolaje los fines de semana. Cada trabajo es una demostración de que no hace falta demasiado para crear un producto de calidad en casa.

Uno de sus fundadores cuenta cómo hace un tiempo, mirando libros de cocina, se le vino a la mente que “sería genial que hubiera recetas para el diseño como las hay para cocinar” y decidió entonces crear online un “libro de referencias” para todos los que deseen enfocar el diseño como una aficción.

El resultado es una reciente página web en la que ya hay 14 ejemplos de creatividad que no exigen grandes instalaciones ni herramientas demasiado complejas. Cada idea de diseño se expone como una receta, con fotos de los ingredientes, del proceso y del resultado para facilitar la explicación a usuarios de cualquier nivel.

Helena Celdrán

'Concrete Alarm Clock' - HOBBY:DESIGN

‘Concrete Alarm Clock’ – HOBBY:DESIGN

'Helical Lighting' - HOBBY:DESIGN

‘Helical Lighting’ – HOBBY:DESIGN

'Pencil vase' - HOBBY:DESIGN

‘Pencil vase’ – HOBBY:DESIGN

'Tripod Lighting' - HOBBY:DESIGN

‘Tripod Lighting’ – HOBBY:DESIGN

 

‘DIY Cellphone’, Un teléfono móvil que cualquiera puede fabricar

El 'DIY cellphone' de David Mellis

El ‘DIY cellphone’ de David Mellis

A primera vista parece un juguete sin relación con la electrónica, un objeto de diseño que recuerda al más sencillo de los teléfonos. El DIY cellphone (el móvil Hazlo tú mismo) sin embargo funciona. El aparato es en esencia una tarjeta de circuito impreso con una carcasa de madera cortada con láser, acepta tarjetas SIM estándar y funciona con cualquier compañía telefónica.

Su creador, el estadounidense David Mellis, es un estudiante de doctorado “interesado en la relación (aplicada a la manufacturación, la electrónica y la programación) entre la información digital y los objetos físicos”. El aparato es una de las iniciativas con las que quiere crear herramientas y ejemplos que activen la capacidad y la inspiración de la gente corriente para “diseñar, construir y programar aparatos electrónicos”.

Prototipo del móvil de Mellis

Prototipo del móvil de Mellis

El autor es además uno de los creadores de Arduino, una plataforma de hardware y software de código abierto (que el autor también ha utilizado para el teléfono) de fácil programación y disponible para cualquiera que quiera realizar prototipos electrónicos sin ser un experto. Por supuesto, las instrucciones para fabricar un móvil como el suyo están colgadas en Internet a disposición de cualquiera. Mellis anima al usuario a hacer variaciones sobre el modelo para adaptarlo a las necesidades de casa uno, aunque sólo sea cambiando el diseño de la carcasa.

Con el DIY Cellphone se pueden hacer y recibir llamadas y mandar y recibir mensajes de texto, permite almacenar los números en una agenda, tiene fecha y hora: es un teléfono de la vieja escuela, utilitario y libre de cualquier opción que puede ofrecer un smartphone, pero su sola contemplación puede valer como recordatorio de la función original de un móvil, pensado para hablar con otra persona siempre que haya algo que decir, no para vivir zambullido en la soledad de una pantalla brillante mientras el mundo real pasa desapercibido.

Sólo hay una pequeña contradicción en el proyecto. El modelo definitivo de Mellis, tan sencillo como parece, ha costado en total 120 dólares (unos 92 euros), una suma que supera sin duda a los modelos de móvil más humildes y que convierte el teléfono de Mellis es un experimento sin posibilidad de prosperar si no se ofrece como una alternativa que seduzca por su rentabilidad.

Helena Celdrán

DIY cellphone - David Mellis - ok