Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Amamanta a sus perros para que nos preguntemos qué es ser humano

Usando la biotecnología Maja Smrekar ha explorado sendas y bosques pecaminosos. Los dóbermans de la moral no parecen estar contentos con ella pues recibe sus ladridos nocturnos, rabiosos improperios, dentadas advertencias, por unas exposiciones de arte híbrido en las que fusiona al ser humano con el perro.

Acciones sensibles que involucran a la ciencia y la bioética.

Mezclar tu genética con la de un perro es despertar fantasmas morales. Amamantar, por ejemplo, a un animal en frente del público puede parecer excesivo; o fusionar tus óvulos con material no humano para obtener una célula híbrida, del todo inviable, pero que se conservará helada como una escultura molecular que asombrará a los espectadores.

Los límites genéticos son barreras infranqueables. Un perro no es una mujer, una mujer no es un perro, y nunca deberán mezclarse. No hay espacio para las quimeras y los sortilegios de laboratorio, huimos de la biotecnología poética y provocativa que despliega la eslovena Smrekar en unas salas de arte que, como la Galerija Kapelica, deberán responder luego a estos ladridos de blasfemia.

Su arte plantea límites serios, diremos que mitológicos y tecnológicos. Licaón, el primer licántropo ya albergaba este pecado: fue un rey griego al que Zeus convirtió en lobo por sus aberraciones. Vemos que la unión íntima entre ambas especies ha sido considerada una ignominia desde la Edad de las Tinieblas.

 

Rey Licaon. Grabado anónimo del siglo XVI. Wikimedia Commons.

Rey Licaon. Grabado anónimo del siglo XVI. Wikimedia Commons.

Smrekar pervierte, amplia, deforma, la idea de ser humano. Está ejerciendo la igualdad teórica entre nosotros y los perros, es decir, rompe con la separación de las especies naturales que estableció Linneo en 1731 en la nomenclatura binaria: “Sapiens sapiens”, el humano, no puede ser “Canis lupus”, el lobo.

En la base teórica de su proyecto busca denunciar la instrumentalización del cuerpo de las mujeres, la problemática situación del antropocentrismo en un medio ambiente declinante, y plantea retos biotecnológicos en la posibilidad de un mundo pos humano en el que Linneo ya no sepa quién es quién o necesite de una denominación terciaria para explicarlo: “Sapiens sapiens lupus” podría ser “Canis lupus sapiens”.

Los chihuahuas, sin embargo, nos parecerán felices tengan uno, dos o tres nombres.

 

“COSMOS D’ÉCHANGES RÉCIPROQUES” [ 1/3 ] Commissaire invité d’ArtJaws, Ewen Chardronnet présente un projet fascinant intitulé “Cosmos d’échanges réciproques”. Au cours de son parcours, Ewen Chardronnet a “toujours privilégié une relation entre réflexion théorique et pratique artistique qui donne lieu à un véritable échange. L’exposition n'est pas une fin en soi mais une plateforme où chaque acteur enrichit ses connaissances sensibles et participe collectivement à ouvrir à de nouvelles manières de percevoir la société. Ce sont ces cosmos d’échanges réciproques qui donnent lieu à la « valeur » des œuvres d’art”. . L’artiste Maja Smrekar participe à ce projet. Cette série a vu le jour lors d’une résidence à Berlin en janvier 2016. La force de ce projet dérive de la communication non verbale mise en place entre un humain et un animal. Un processus de trois mois, pendant lequel l’artiste est devenue elle même animal, transcendant son entité humaine pour devenir mère porteuse d’un chien. . #NewMediaArt #newmediaartist #soundart #liveexperiment #interactiveinstallation #live #artscience #mixedmedia #digitalart #artnumérique #instaartist #artjaws #reseaux #majasmrekar

A post shared by ArtJaws (@artjaws) on

Mezcló la serotonina de su sangre con la de un perro para crear una fragancia con la que impregna las exposiciones. Utilizó uno de sus óvulos vacíos como huésped de una célula somática de su mascota Ada (no era semen, solo un intercambio de material genético básico). Manipuló su cuerpo para que pudiera amantar a una cría de la raza Spliz durante sus performances. Convivió en una cueva con lobos.

Plantea muchas preguntas en sus acciones artísticas: ¿Lo humano es un barrera infranqueable? ¿Qué define estos compartimientos estancos en la Naturaleza? ¿Son arbitrarios? ¿Seguimos siendo aquellos homínidos que entablaron la primera amistad con el lobo? ¿Es acaso el lobo el mismo ser desde aquel encuentro?

Entendemos por dos especies distintas aquellas que no pueden tener un nuevo espécimen viable en su descendencia. ¿Pero qué ocurre en un mundo donde la posibilidad tecnológica sí lo haga posible?

 

“Cosmos of mutual exchanges” [ 1/3 ] Curator Ewen Chardronnet is invited by ArtJaws to present a fascinating project entitled “Cosmos of mutual exchanges”. During his career, Ewen Chardronnet has always encouraged the dialogue between theoretical reflexion and artistic creation. He doesn’t perceive exhibition as an end in itself but as a platform in which every actor and artist may enrich his sensibility and participate collectively in opening new paths for social understanding. Exhibitions are cosmos of mutual exchanges that give way to art. . Artist Maja Smrekar participates in this project. This series was created during an artistic residence in Berlin. Learn more on ArtJaws.com #NewMediaArt #newmediaartist #soundart #liveexperiment #interactiveinstallation #live #artscience #mixedmedia #digitalart #artnumérique #instaartist #artjaws #majasmrekar

A post shared by ArtJaws (@artjaws) on

Maja Smrekar no busca crear un nuevo híbrido o un hombre lobo, aunque la posibilidad de su trabajo apunte a imágenes futuristas donde ambas especies compartan algo más que las correas, una especie evolucionada, dice, más sensible con la Tierra que estamos destruyendo desde una posición antropocéntrica, o al menos más adaptada tras la debacle capitalista del medio ambiente.

Su acción mezcla ciencia y arte, es biopolítica. Así lo afirma en su web:

La economía global trata de homogeneizar a las personas a través del denominador común más bajo (la capacidad de consumir) y nivelar todas las diferencias. Siento resistir a esos niveles de existencia al usar mi propia economía de emociones. Por lo tanto, me estoy sometiendo a la relación de parentesco perro-hombre como una acción íntima radical de “regresar a casa”.

Todas estas acciones –A R T E – m i sHybrid FamilyI Hunt Nature, and Culture Hunts Me- forman parte de su proyecto K-9 TOPOLOGY en el que ha investigado la coevolución de humanos, perros y lobos. Busca denunciar el cinismo global que apuesta por un código normativo que nos aleja de nuestra esencia animal, asegura.

 

El trabajo conecta tres especies carnívoras: humano, perro y lobo, donde las dos últimas son genéticamente idénticas en un 99.9%. Desde el comienzo de nuestra existencia, las tres especies han estado regulando el medio ambiente juntas, aunque el lobo ahora es una especie en peligro de extinción (…). Por otro lado, los humanos y los perros se convirtieron en la mayor especie invasora del planeta. Por lo tanto, coloqué simbólicamente nuestros materiales celulares en una relación igual de cohabitación, como un artefacto artístico. Una instalación configurada como una memoria emocional surrealista donde en una habitación íntima se alberga un microscopio a través del cual se ofrece una célula híbrida para observación.

Las salas que acogen sus exposiciones se han visto obligadas a publicar aclaraciones que hagan frente al sensacionalismo que acompaña en los medios su obra. Los científicos que participaron en estos experimentos prefirieron mantener el anonimato por posibles represalias nacidas de lo que ella llama “sentimientos de biofobia“.

Esto no le ha impedido ganar el más prestigioso premio de las artes emergentes, el Golden Nica del Ars Electronica, por “pensar más allá de las limitaciones humanistas a fin de asumir los riesgos que conlleva ser otro, diferente del humano, una obra poética que evoca los retos del dilema post antropocéntrico”.

Los comentarios están cerrados.