BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

La pintora que clona a sus modelos

'Truly, madly, deeply' - Korin Faught

'Truly, madly, deeply' - Korin Faught

Se duplican, se triplican. La estadounidense Korin Faught desdobla a las personas de sus óleos para componer escenas frágiles, íntimas y atemporales.

Primero saca fotos de sus modelos, vestidas en muchas ocasiones con ropa que ella misma diseña. Después de la sesión fotográfica, manipula las imágenes en el ordenador para crear docenas de composiciones entre las que elegir la definitiva para el óleo.

En ese proceso no puede evitar copiar a las personas varias veces. Ocurre con naturalidad: una mujer se queda ensimismada en la primera escalera mientras una de sus dos gemelas se va incorporando y la tercera sube los peldaños.

'Counting Reflections' - Korin Faught

'Counting Reflections' - Korin Faught

Por si no bastara con clonar, Faught se suele valer de los reflejos del agua, los espejos o del suelo pulido para duplicar la presencia de los personajes.

Dice que se inspira en los pintores victorianos, en la escritora Virginia Woolf (que se suició tirándose al río) y la Ofelia de Hamlet para dejarse llevar por la idea romántica de morir ahogado, dejarse llevar por el agua hasta perder la vida.

Sin embargo, la introspección y la melancolía de sus obras se contradicen en cierto modo con su persona.

Faught parece segura de sí misma, es presumida, le encanta la vida fashion de Los Ángeles (su ciudad de residencia), le gustaría colaborar con diseñadores de moda, habla de pintar como “un proceso largo y tedioso” y parece divertirse más con la escenificación que con el pincel.

Quizá es víctima del mismo desdoblamiento al que somete a sus personajes. Quizá tiene una gemela que va a las inauguraciones, conceden entrevista y se va de compras mientras ella, sudorosa y obsesiva, se esconde en un sótano y se entrega sumisa a la clandestinidad eterna de los doppelgänger.

Helena Celdrán

2 comentarios

  1. Dice ser segun

    interesante

    13 septiembre 2011 | 20:39

  2. Dice ser Agente K

    No es nada original…

    14 septiembre 2011 | 06:53

Los comentarios están cerrados.