BLOGS Deportes
Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Archivo de la categoría ‘Estados Unidos 1994’

España y sus días negros en los Mundiales

En el penúltimo día mundialista y penúltima día del blog, vamos a hacer algo ligerito: un repaso de los peores momentos de la selección española en los Mundiales. Se ha hablado mucho de nuestra victoria en Sudáfrica, así que vamos a hacer un ejercicio para recordar que los malos momentos actuales no son cosa nueva.

1. Los penaltis ante Bélgica (México 86). España había hecho un Mundial de México fantástico, clasificándose muy brillantemente a cuartos de final tras golear a Dinamarca por 5-1. Pero en esa eliminatoria de cuartos se encontraron con Bélgica. El portero Jean-Marie Pfaff y la tanda de penaltis nos dejaron fuera:

2. El fallo de Cardeñosa (Argentina 78). España se enfrentó en la primera fase del Mundial de Argentina 78 ante Brasil, entre otros equipos. Aquel partido acabó 0-0. Pero por su algo se recuerda, es por el fallo de Cardeñosa. El jugador del Betis cometió uno de los fallos más increíbles de la historia del fútbol. Si España hubiera ganado aquel partido, muy probablemente hubiera pasado a la segunda fase:

3. El fallo de Julio Salinas (USA 94). No fue tan escandaloso como el de Cardeñosa, pero casi. En el partido de cuartos de final entre España e Italia, el resultado era de 1-1. En el minuto 85, Hierro daba un pase largo a Julio Salinas, que se plantó solo ante Pagliuca. El delantero vasco falló la ocasión. Sólo tres minutos después, Roberto Baggio marcaba el 2-1 y España quedaba eliminada:

4. Los penaltis ante Corea del Sur (Corea/Japón 2002). Más allá de las comentadas polémicas de aquel partido, España se quedó de nuevo apeada en unos cuartos de final. Esta vez fue ante Corea del Sur y de nuevo en una tanda de penaltis. El entonces bético Joaquín fue el que falló el decisivo para la Roja:

5. El fallo de Zubizarreta (Francia 98). España empezó con muy mal pie el Mundial de Francia 98 y eso supuso su salida prematura del torneo. De aquel partido, en el que empezó ganando España, se recuerda sobre todo el gol en propia puerta de Andoni Zubizarreta. Fue el 2-2 de un partido que acabó 3-2 para Nigeria, nuestro rival aquella tarde en Nantes:

Hasta mañana.

USA 94. La tragedia de Andrés Escobar

Andrés Escobar, instantes después de meter el gol en propia puerta que le costó al vida (YOUTUBE).

Andrés Escobar, instantes después de meter el gol en propia puerta que le costó al vida (YOUTUBE).

El fútbol, a veces, deja historias terribles, que conviven con la magia, la alegría y lo bonito del deporte. Hoy vamos a hablar de una de ellas. La protagoniza un hombre que tuvo la mala fortuna de meterse un gol en propia meta: Andrés Escobar.

Llegaba la selección colombiana al Mundial de Estados Unidos con el cartel de equipo llamado a hacer grandes cosas. Habían ganado 0-5 a Argentina en Buenos Aires en la fase de clasificación. Tenían una excelente plantilla, con jugadores consagrados como Carlos ValderramaFaustino Asprilla y habían recaído en el Grupo A, que a priori no parecía excesivamente fuerte, ya que compartían grupo con los anfitriones, Estados Unidos, con Rumanía y con Suiza.

Las cosas no empezaron bien para los cafeteros, ya que cayeron derrotados en su debut ante la Rumanía de Hagi por 3-1. El segundo partido, ante Estados Unidos en Pasadena, era fundamental para las aspiraciones del equipo a pasar de fase, como todo el mundo esperaba. En aquel encuentro, que se celebró el 22 de junio de 1994, el marcador lo abrió Estados Unidos. Lo hizo a través de un gol en propia puerta: su autor, el colombiano Andrés Escobar. Era el minuto 35 de partido y el estadounidense John Harkes centró desde la izquierda. Escobar, defensa central de 27 años, con casi medio centenar de internacionalidades de experiencia, intentó despejar, con tan mala suerte que introdujo el balón en la portería de su compañero Óscar Córdoba. Las cosas empeoraron cuando Earnie Stewart marcó el segundo de los norteamericanos a la vuelta del descanso. De nada sirvió el gol del ‘Tren’ Valencia al final del encuentro. Colombia estaba casi fuera. En la última jornada, los cafeteros derrotaron por 2-0 a Suiza, pero la victoria de Rumanía por 1-0 ante Estados Unidos los dejó últimos de grupo y eliminados.

Momento en el cual Escobar se mete el gol en propia puerta ante Estados Unidos (YOUTUBE).

Momento en el cual Escobar se mete el gol en propia puerta ante Estados Unidos (YOUTUBE).

Tras la enorme decepción mundialista, Andrés Escobar regresó a su Medellín natal. Diez días después de su autogol, en la madrugada del 2 de julio, Escobar se encontraba en el aparcamiento de una discoteca llamada El Indio, cuando un fanático del fútbol llamado Humberto Muñoz Castro empezó a increparle. Escobar le pidió que cesara con sus insultos, y Muñoz desenfundó un arma de fuego del calibre 38 y disparó seis tiros sobre el defensa, que murió 45 minutos después del tiroteo en el hospital. Sus compañeros de selección René Higuita, Víctor Hugo Aristizábal y Mauricio Serna tuvieron que acudir al depósito para reconocer el cadáver.

El suceso conmocionó a Colombia y al mundo. Los jugadores de la selección colombiana fueron fuertemente escoltados y vigilados los días posteriores al asesinato. Al funeral de Escobar acudieron 120.000 personas, incluido el presidente del país. Respecto a Humberto Muñoz, fue detenido gracias a la colaboración ciudadana. Trabajaba como guardaespaldas de dos empresarios vinculados con el narcotráfico. Sobre las teorías del asesinato, más allá de ser un castigo por su fallo, se cree que pudo haber influido una trama de apuestas que se frustraron con la eliminación de Colombia. El seleccionador colombiano de entonces, Pacho Maturana, en cambio, siempre dijo que el autogol fue incidental y que todo respondía al insoportable clima de violencia que sufría entonces el país. Sea como fuere, Muñoz fue condenado en junio de 1995 a 43 años de prisión, que por una reforma legal se quedaron en 26. Por buen comportamiento, trabajos en prisión y estudios, salió en libertad en 2005, apenas 11 años después de su crimen.

La memoria de Andrés Escobar sigue viva en Colombia. Los padres del futbolista crearon una escuela de fútbol con el nombre del defensa destinada a niños desfavorecidos y aún hoy, su figura es muy recordada por los hinchas del Atlético Nacional de Medellín, su club.

Saludos y hasta el sábado.

Los balones mundialistas (I). 1970-1994: iconos aún vivos

Además de las mascotas, las sedes, y otros lugares comunes de los Mundiales de fútbol, existe un clásico que siempre tiene su lugar en los medios y en el comercio: los balones oficiales. Vamos a hacer un repaso a los balones de los Mundiales y vamos a empezar con la primera época.

AAA TELSTARTelstar (México 1970 y Alemania 1974).- El Mundial de México en 1970 fue una cita revolucionaria por varias razones. Fue la primera televisada en color, si bien en muchos reproductores todavía se veía en blanco y negro. Ese es el motivo por el cual este balón fue revolucionario y por ello es por lo que he decidido empezar con él.

Hasta el momento (es decir, hasta Inglaterra 66), los balones que se utilizaban eran las clásicas pelotas de cuero con láminas cosidas. Pero llegó la tele para todos y la tele en color para algunos, por lo que había que cambiar el diseño. Así que Adidas, que era y es la que se encargaba de las pelotas mundialistas, tomó prestado un diseño del arquitecto americano Richard Buckminster Fuller y creó el ya mítico balón formado por 32 piezas: 12 pentágonos y 20 hexágonos que unidos, forman una esfera. Los pentágonos se pintaron de negro y los hexágonos eran blancos. Este diseño se veía mejor en televisión. Precisamente se le bautizó con un nombre televisivo: Telstar, el satélite que transmitía la señal de televisión para Europa y América. El material era cuero, pero era bastante resistente al agua porque estaba recubierto de una fina película sintética. Para el Mundial de Alemania en 1974 se mantuvo el diseño, si bien al nombre de Telstar se le añadió el apellido Durlast. Este balón, o mejor dicho, su diseño, es quizá el más exitoso de todos los tiempos y se ha convertido en un icono del deporte del fútbol en sí mismo. Dibujos animados, escudos deportivos… todo lo que os podáis imaginar en relación al fútbol viene ilustrado con un Telstar. El diseño, ya a espaldas de Adidas, se ha repetido hasta la saciedad. En ocasiones los pentágonos negros se sustituyeron por otros colores en función de lo que se quisiera representar, como por ejemplo, colores de equipos, etc.

AAA TANGOTango (Argentina 1978 y España 1982): El nombre del balón estaba claro. Llegaba el Mundial de Argentina en 1978 y qué mejor que bautizar al balón oficial con el nombre del baile argentino por antonomasia, con uno de los símbolos del país sudamericano. Con respecto al anterior modelo, el Tango ofrecía mejoras en el apartado de impermeabilidad. De nuevo fabricado en cuero 100%, la principal diferencia del Tango con el Telstra era el diseño. Aunque mantenía el formato de 12 pentágonos y 20 hexágonos, el dibujo era diferente. Se crearon unas estructuras triples que, unidas, creaban el efecto óptico de que había dibujadas 12 esferas. Este diseño tan atractivo duró 20 años, puesto que hasta el Mundial de Francia 1998 fue el que utilizó Adidas. Cuatro años después, de cara a nuestro Mundial, Adidas no renovó el diseño ni el nombre (lo cual me parece indignante, con lo bien que hubiera quedado un Adidas Fandango o algo así, si bien le añadió el apellido ’España’), aunque llevó a cabo mejoras técnicas. Así, las costuras estaban hechas con material impermeable, lo cual mejoraba algo más si cabe la resistencia del balón a la humedad. Aún así, durante el campeonato mundialista de España, el balón fue sustituido en varios partidos por problemas de presión. También os diré que el Tango España fue el primer balón de la historia que tuvo versiones coloreadas para jugar sobre la nieve (en naranja y amarillo). Fue, además, el último balón mundialista confeccionado en cuero 100%.

AAA AZTECAAzteca (México 1986): Tras ’saltarse’ cualquier referencia a España y su cultura, Adidas recuperó un nombre muy apropiado para el balón del Mundial de México: Azteca. En cuanto a diseño, el esférico repetía la estructura fundamental del Tango (las famosas estructuras triangulares) pero por primera vez las aprovechaba para incluir en su interior un dibujo. En este caso, en cada una de las estructuras se dibujaron figuras geométricas inspiradas en el arte tradicional azteca. En el apartado técnico, hay que destacar que fue el primer balón enteramente sintético para jugar un Mundial. Esta fabricación le permitió tener una resistencia a la humedad nunca antes vista. De nuevo en esta ocasión se crearon otros dos modelos, uno amarillo y otro naranja, para jugar en condiciones atmosféricas adversas. Además, se crearon otros balones bajo el paraguas de la denominación Azteca: el Puebla, el Acapulco y el Maya.

AAA ETRUSCOEtrusco (Italia 90): Empecemos por el nombre. Etrusco hace referencia a una tribu de la antigüedad que poblaba el centro de la península itálica. El diseño del esférico, al igual que ocurrió con el Azteca, hacía referencias al arte antiguo del país. Así, en las ya famosas triadas de la base Tango, Adidas introdujo unas estructuras triples con cabezas de león, que fueron el santo y seña de esta pelota. En el aspecto técnico, la principal novedad es que el Etrusco llevaba una capa de poliuretano bajo el cuero que impermeabilizaba la pelota, el gran caballo de batalla de Adidas durante años. Por lo demás, cabe reseñar que dos años después, fue de nuevo utilizado, esta vez en los JJ OO de Barcelona 92 (esta versión incluía el logo de los Juegos en una de las caras). Así que se puede decir que España fue campeona olímpica con un Etrusco.

AAA QUESTRAQuestra (Estados Unidos 1994): Cuatro años después, lo que se produjeron fueron grandes cambios técnicos. El nuevo balón fue bautizado como Questra, una palabra que al parecer significa “búsqueda de estrellas”. La astronomía fue la referencia principal en la decoración de las triadas, que siguen firmes. Planetas, estrellas y nebulosas adornaban el balón. Pero como os decía, el componente técnico fue lo principal: Se usaron cinco diferentes materiales, incluido una capa externa de poliuretano, lo que le dio al balón condiciones únicas: Era más rápido y, por desgracia para los porteros, más imprevisible, sobre todo en vuelo. Se dice que estas condiciones se multiplicaban en ambientes húmedos (sobre todo en los partidos disputados en Florida y California), lo cual desató cierta polémica. Así, cabe recordar algún gol como el que le hizo Hagi ante Argentina. Aún así, el balón fue un éxito y se hicieron dos versiones más, el Questra Olympia, para Atlanta 96 y el Questra Europa, para la Eurocopa de Inglaterra del 96, que incluía un precioso diseño basado en los míticos tres leones del escudo de la Football Association inglesa.

Continuará…

FOTOS: WIKIPEDIA

USA 94. Diego Armando Maradona se convierte en un paria (y II)

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Seguimos analizando el ascenso y caída de Diego Armando Maradona en la historia de los Mundiales. Esta vez toca hablar de la parte menos agradable.

En Italia 90, Maradona jugó su tercer Mundial consecutivo. Pese a que llegó en peor forma que en el anterior, debido a una lesión de tobillo, el capitán albiceleste fue clave para que Argentina llegara de nuevo a la final, que fue una reedición de la de la edición anterior. Se recuerda bien el pase de gol que le dio a su íntimo amigo Claudio Paul Caniggia en el duelo de octavos de final entre Brasil y Argentina en Turín, así como la intensidad de la semifinal que se vivió en el San Paolo de Nápoles, territorio maradoniano 100%, entre Italia y Argentina. Maradona, que fue incluido en el Once Ideal del torneo, no marcó ningún gol, más allá del que hizo en la tanda de penaltis ante Italia en semis. En el partido de cuartos había fallado uno, también en la tanda de penas máximas, ante Yugoslavia.

Poco después, empezaron los problemas para Diego. El 17 de marzo de 1991, tras un partido de la Liga italiana entre en Nápoles y el Bari, Maradona dio positivo por cocaína. Fue suspendido por la Federación Italiana por 15 meses y así las cosas, regresó a Argentina. En julio de 1992, cuando se cumplió su sanción, en Nápoles quiso que el futbolista se reincorporara, pero Maradona quería estar alejado de Italia por sus problemas con la justicia. Así, tras un largo verano de negociaciones, Diego fichó por el Sevilla.

Con su selección, Maradona jugó dos partidos tras su suspensión, ambos amistosos. Alfio Basile no lo convocó para la Copa de América ni para los partidos clasificatorios para el Mundial. Pero precisamente por la desastrosa actuación de la albiceleste en esta fase (incluido el mítico 5-0 ante Colombia) y viéndose condenados a jugar la repesca contra Australia para ir a Estados Unidos 94, Basile pidió a Maradona regresar. Lo hizo para jugar esa repesca y Argentina pasó.

Llegó Maradona a Estados Unidos 94 con 33 años, con el 10 a la espalda y con el brazalete de capitán. El 21 de junio de 1994, Argentina debutaba contra Grecia en Foxborough. Diego marcó ese día. Fue un fantástico gol tras una serie de combinaciones que acabó con un disparo que entró por la escuadra de Minou. Maradona lo celebró con rabia. Fue corriendo hasta una de las cámaras situadas a ras de césped, con los ojos casi fuera de las órbitas y gritando. Parecía que le quería decir al mundo que él, el mejor de la historia, había vuelto. Pero no.

Tras el segundo partido de Argentina (ante Nigeria), en el que otro veterano como Caniggia marcó los dos goles de su equipo, Maradona dio positivo en el control antidoping. Se encuentran cinco sustancias: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina. El escándalo fue mayúsculo. El mito había caído de nuevo. Maradona fue suspendido durante 15 meses y ya no volvería a jugar más con su selección. El resto, es historia.

Os dejo con el gol de Maradona a Grecia:

Hasta mañana.

USA 94: el codazo de Tassotti a Luis Enrique

Sándor Puhl, desatendiendo las quejas de Luis Enrique enel Mundial de 1994 (EFE).

Sándor Puhl, desatendiendo las quejas de Luis Enrique en el Mundial de 1994 (EFE).

Desde el punto de vista de España, si por algo recordamos el Mundial de Estados Unidos de 1994 es por nuestra eliminación en cuartos de final, a cargo de Italia. Pero más en concreto, lo hacemos por la forma en que caímos. Culpable de aquella eliminación fue, en gran medida, el colegiado del encuentro: Sándor Puhl.

Puhl fue el colegiado que dirigió aquel Italia-España de los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos en 1994, un partido que se disputó el 9 de julio de ese año en el estadio de Foxboro, en Massachusetts. Este árbitro no estimó ni penalti ni expulsión en el famoso codazo que el defensa italiano Mauro Tassotti propinó a Luis Enrique, cuando ya campeaba el 2-1 (que sería definitivo).

Si recordáis, Mauro Tassotti fue sancionado con ocho partidos, lo que significó que nunca más volvió a jugar con la azzurra. Pero lo increíble, lo incomprensible (aunque muy típico de FIFA) fue que Puhl fue premiado con la final. La FIFA estudió la actuación de Puhl en el partido y dictaminó que no vio el codazo, por lo que salió indemne. Años después, en la temporada 1997/1998 la UEFA lo metió en la nevera un año por no haber sancionado ni reflejado en el acta una agresión del holandés Bosvelt sobre el irlandés Irwin en un Feyenoord – Manchester United de Champions. Eso le privó de estar en el Mundial de Francia 98.

La presencia de Puhl en la final del Mundial 94 no estuvo exenta de polémica. El entonces presidente de FIFA, Joao Havelange, tuvo un fuerte enfrentamiento con Paolo Casarin, presidente del Comité Italiano de Árbitros y miembro del Comité de selección de la FIFA. La insistencia de Casarin puso a Puhl en la final y eso le costó el puesto.

Puhl colgó el silbato en 2000. Desde entonces hasta 2006 fue director del Comité de Árbitros de la Federación Húngara de Fútbol. También fue comentarista televisivo y en la actualidad es observador de la UEFA y monitor en la escuela de árbitros húngara.

Por su parte, de todos es sabido que Luis Enrique acaba de ser nombrado entrenador del FC Barcelona. Y Mauro Tassotti ha sido esta temporada segundo entrenador del AC Milan. Se ha rumoreado que podría unirse a su excompañero de equipo y selección, Carlo Ancelotti, en el banquillo del Real Madrid. Ambos exjugadores, por cierto, sellaron la paz públicamente cuando el asturiano entrenó a la Roma.

Os dejo con el vídeo… que no podía ser otro. Narrado por la televisión venezolana:

Hasta mañana.