BLOGS Deportes
Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Archivo de la categoría ‘Todos’

Las mascotas mundialistas (y II) 1994-2014: las aguas vuelven a su cauce, con permiso de los asiáticos

Seguimos con la segunda y última parte del repaso a las mascotas mundialistas. Conoceremos ahora las más recientes, hasta la actualidad.

mascot for the 1994 World Cup FinalsStriker. Estados Unidos, 1994. Después del fiasco total de Ciao, Estados Unidos presentó una mascota poco arriesgada pero efectiva. 28 años después, además, un animal volvía a ser el protagonista. Los americanos eligieron al perro, animal que puede parecer convencional, pero nada más lejos de la realidad: se estima que en Estados Unidos hay alrededor de 80 millones de perros (sin contar los callejeros), por lo que los canes son una apuesta tan válida como cualquier otro animal más relacionado con la fauna de Norteamérica. Nacido el 12 de marzo de 1984, nuestro protagonista se llamaba Striker (una de las voces en inglés para designar a un delantero) y además, tenía mucho pedigrí: salió de los estudios de la Warner Bros. Vestido de futbolista, Striker simboliza la fidelidad y el trabajo. Sin llegar a ser una de las mascotas más icónicas de la historia, supuso un aporte de oxígeno tras Ciao y tras varios mundiales protagonizados por vegetales y niños. Se dejó ver bastante, además. Podemos decir que Striker fue el adelanto de lo que veríamos más adelante.

FootixFootix. Francia, 1998. Con el siglo XXI a las puertas, la mascota del Mundial de Francia fue la primera de una época. De nuevo un animal antropomorfo, pero esta vez sin estar vestido de futbolista, lo cual fue una novedad. Footix es un gallo nacido el 14 de julio de 1989. Recordemos que el gallo es uno de los símbolos de Francia y está presente en el escudo de la selección francesa. Y lo es por un juego de palabras derivado del latín. La palabra gallus servía para describir igual a los galos, los antiguos habitantes de lo que ahora es Francia, como para denominar al animal de corral. No obstante, Footix es un gallo bastante moderno, modelado en dos colores (cuerpo azul y cabeza roja). Por primera vez vemos un nombre nacido de la composición de dos conceptos: ‘Foot’ por football y la terminación -ix, como guiño a otro de los símbolos del país vecino, Astérix el galo. Footix, salido del estudio de diseño de Fabrice Pialot, ganó un concurso a nivel nacional, pero salió de él sin nombre. Éste se eligió en una encuesta en la que participaron 18.500 franceses. Los votantes se decantaron por Footix por delante de Zimbo, Houpi, Gallik y Raffy. Footix tuvo bastante éxito en Francia, entre otras cosas porque el país anfitrión ganó el Mundial. Como curiosidad, os diré que footix se ha convertido en adjetivo en Francia. Designa a aquellos aficionados casuales que sólo muestran entusiasmo en grandes eventos o cuando el equipo de turno gana algún título, así como aquellos que acuden a los estadios y, en lugar de animar, pasan la mayor parte del tiempo criticando a su propio equipo.

Japon y CoreaAto, Kaz y Nik. Corea y Japón, 2002. ¿Vosotros os acordábais de las mascotas del Mundial de 2002? Yo tampoco. Y es que Ato, Kaz y Nik fueron, en mi opinión, una arriesgada apuesta en este campo, pero hay que tener en cuenta que por primera vez, la Copa del Mundo viajaba a Asia, donde todo es diferente. Los tres personajes no son animales ni personas ni palos. Se trata de tres criaturas alienígenas, llegadas del planeta Atmozone y creadas a partir de energía. Ato (1 de agosto de 1987), el amarillo, es un entrenador de atmoball, un deporte muy típico en el planeta Atmozone y muy parecido al fútbol. Kaz (13 de diciembre de 1992) es el morado, mientras que Nik (22 de mayo de 1991) es de color azul. Kaz y Nik son enviados por Ato a Corea del Sur y Japón, respectivamente, para velar por la disputa de un Mundial con fair-play. Los nombres fueron elegidos a través de una votación en Internet y en los restaurantes McDonald’s de los países anfitriones. Pese a que son tres mascotas poco tradicionales, en Asia gozaron de muchísima popularidad, llegando a tener su propia serie de televisión: Spheriks, creada toda por ordenador. Para gustos colores, pero creo que no supieron captar bien el espíritu del Mundial.

goleo2Goleo VI. Alemania, 2006. El Mundial volvía a Alemania y la mascota volvía al reino animal. La de Alemania 2006 es, junto a la de Italia 90, una de las mascotas más criticadas de la historia. No hay que ser ningún experto en simbología para saber que el león no es un animal muy vinculado con Alemania y aún más, como vimos en el artículo anterior, el león es el animal futbolístico por excelencia del eterno rival de los alemanes a nivel de selecciones: Inglaterra. Los alemanes acogieron a este león torpe nacido el 3 de octubre de 1985 con bastantes malas críticas. Salido de la factoría de Jim Henson, crearlo costó 250.000 euros. Fue presentado en noviembre de 2004 nada menos que por Pelé y Beckenbauer y su nombre es un juego de palabras entre la interjección inglesa go! (¡vamos!), la palabra ‘gol’, el muy español ‘olé’ y el nombre del animal. El ingenio del nombre parece lo único positivo de una mascota realmente gafe: la empresa poseedora de los derechos de comercialización de productos de Goleo VI se fue a la bancarrota debido al escaso éxito del león, además de que sufrió un duro varapalo cuando se conoció que la ropa de cama oficial de Goleo VI llevaba un colorante con sustancias cancerígenas y los peluches una sustancia llamada dibaticilina, que es tóxica y puede causar esterilidad. Un desastre total (y eso que era Alemania). Por criticar, fue criticado hasta el hecho de que el bueno de Goleo VI no llevara pantalones.

zakumi okZakumi. Sudáfrica, 2010. Con el Mundial sudafricano llegó una mascota clásica en cuanto a concepto pero perfectamente ejecutada. Zakumi es un leopardo con el pelo verde (para representar así los colores de la selección anfitriona) que, a diferencia de otros animales, viste un uniforme de futbolista neutro. Su nombre también está formado por dos conceptos: ‘ZA’ son las siglas oficiales (también el dominio en Internet) de Sudáfica (procede del nombre del país en afrikaans: Zuid Afrika) y ‘kumi’ es una voz que significa ‘diez’ en diferentes lenguas africanas. Zakumi es la obra del diseñador Andries Odendaal y su fecha de nacimiento, el 16 de junio de 1994, no es casual: el 16 de junio es el día de la Juventud en Sudáfrica y 1994 se considera como el año en el que nació la democracia en la patria de Nelson Mandela. Tuvo su propia serie de dibujos animados, Kung Fu Zakumi, y también su propia polémica: fue muy criticado que los peluches de Zakumi se fabricaran en China (por contrato de algo más de 100 millones de dólares), cuando hubiera sido deseable que se fabricaran en la propia Sudáfrica, así como también que el adjudicatario de los derechos de fabricación de los muñecos fuera un parlamentario del Congreso Nacional Africano, el partido en el poder.

FulecoMascotFuleco. Brasil, 2014. Pues llegamos ya al Mundial de este año y su mascota, que sigue una línea continuista con lo anterior (con buen critero, en mi opinión). Fuleco es la mascota de Brasil 2014. Se trata de un armadillo brasileño de tres bandas, una especie en peligro de extinción y endémica de Brasil. Nacido el 1 de enero de 2000, Fuleco debe su nombre al fútbol y a la ecología. Este nombre fue elegido por mayoría aplastante ante sus rivales: Zuzeco y Amijubi. Este simpático armadillo, que se declara fan de Pelé y de Ronaldo, nació en la ecorregión de Cerrado, un ecosistema del país sudamericano, que no le impide ser la primera mascota con perfiles en Facebook y en Twitter. Fuleco es la mascota con más conciencia ecológica de cuantas han existido, es vegetariano y, al igual que su predecesor, viste camiseta blanca y pantalón verde.

Ya sólo falta por ver qué nos tiene preparado Rusia para el Mundial de 2018. Apuesto por un oso… o un águila bicéfala… o el presidente Putin mismo.

También quiero aprovechar para sacar a colación una propuesta que hace unos meses hizo mi amigo y compañero de blog César-Javier Palacios: ¿A qué estamos esperando para que el amenazadísimo lince ibérico sea la mascota de la selección española de fútbol? No esperemos a que se extinga…

Fotos: FIFA.

Las mascotas mundialistas (I) 1966-1990: El león, los niños, productos de la huerta y ¡un palo!

Hay un clásico de todos los mundiales que nunca falla: las mascotas. Desde 1966, no ha habido cita mundialista en la que no haya existido un simpático personaje que representara la cara más amable del evento y, a la vez, se convirtiera en fuente inagotable de ingresos a través de la mercadotecnia. Hoy vamos a ver, en  una primera entrega, algunas curiosidades de estos simpáticos personajes.

willieokWorld Cup Willie. Inglaterra, 1966. La primera mascota de los Mundiales de fútbol se estrenó en Inglaterra. El personaje, cómo no, rezumaba britishness por los cuatro costados: era un león, animal tradicionalmente vinculado al fútbol inglés y a Inglaterra en general, desde la dinastía de los Plantagenet. Además, lucía una camiseta con la Union Jack o bandera del Reino Unido. Su creador fue Reg Hoye, un ilustrador que solía trabajar creando los dibujos de los famosos libros de Enid Blyton. La FA directamente se puso en contacto con él para que creara a la mascota del Mundial. Hoye creó cuatro modelos: un niño y tres tipos diferentes de león. Willie tuvo un éxito arrollador. Se crearon numerosos productos con su imagen: muñecos, toallas, tazas, camisetas, cosas que en aquel entonces no estaban tan de moda como ahora. Tuvo incluso una canción. A día de hoy sigue siendo muy reconocido en Reino Unido. Como curiosidad, añadir que la fecha de ‘nacimiento’ (que no de creación, obviamente) del personaje es el 11 de enero de 1931.

JuanitoJuanito. México, 1970.  La segunda mascota mundialista de la historia fue la primera que representaba un ser humano. Era un niño de 11 años, vestido con el uniforme de la selección mexicana y, cómo no, un sombrero. Con la elección de un niño, la Federación Mexicana quería representar la inocencia y, llevada al fútbol, el fair-play. Tuvo una ventaja sobre Willie, y es que al ser el Mundial de México el primero televisado en todo el mundo, fue mucho más reconocido. No obstante (y esto es una opinión personal), a efectos de diseño Willie es superior. El nombre, por cierto, no fue casual. En todo el mundo, sobre todo en el anglosajón, Juan es el nombre por antonomasia de los mexicanos. Su fecha de nacimiento, el 5 de mayo de 1959.

tiptapTip y Tap. Alemania, 1974. Seguimos con los niños. Para el Mundial de 1974, los alemanes eligieron no sólo una mascota, sino dos. Sus nombres, Tip y Tap, nacidos el 23 y el 24 de agosto (como yo) de 1965. Tip es moreno y Tap, más alto y rubio. Ambos llevan el uniforme de la selección alemana, pero Tip lleva las letras ‘WM’ en la camiseta (las siglas de Weltmeisterschaft, Copa del Mundo en alemán) y Tap un 74. Curiosidades: la cabeza de Tap tiene forma de salchicha, el alimento alemán por excelencia. Además, la elección de que fueran dos no fue casual. Se querían representar las dos Alemanias, por aquel entonces (y por quince años más), todavía separadas. Esta es la primera referencia política de las mascotas mundialistas. Sobre el nombre: hace referencia a un juego llamado Tip-Top, popular en Alemania, que llevaban a cabo los niños antes de jugar al fútbol. Dos ‘capitanes’ tenían como objetivo tocar con su pie el pie del contrario. El que primero lo consiguiera, elegía primero a sus compañeros de equipo. Por eso Tip tiene el pie por delante de Tap.

gauchitoGauchito. Argentina, 1978. Y seguimos con niños. Argentina presentó a un pequeño gaucho como mascota de la Copa del Mundo. La elección, por cierto, fue muy criticada, porque recordaba demasiado al mexicano Juanito, al menos en su concepto global. Salido del popular estudio gráfico bonaerense de Manuel García Ferré, donde nacieron numerosos y populares personajes de dibujos animados en Argentina, su autor fue el dibujante Néstor Córdoba. El personaje hace referencia al gaucho, al habitante de la Pampa, símbolo por antonomasia del país suramericano. Así, Gauchito lleva un sombrero típico de estos vaqueros, un pañuelo anudado al cuello y un ‘rebenque’, el látigo corto que usan los gauchos. Ataviado con el uniforme de la selección argentina, Gauchito tenía como fecha de nacimiento el 24 de diciembre de 1968. Originalmente, estaba previsto que el niño tuviera su propia serie de dibujos, pero no se llevó a cabo. Una curiosidad: el lector atento habrá observado que tanto las botas como la camiseta de Gauchito llevan los logotipos de la marca alemana Puma. Es un misterio cómo lograron encontrar su hueco en la mascota, habida cuenta de que FIFA ya entonces mantenía una estrecha relación con Adidas, principal rival de la marca del felino.

naranjitoNaranjito. España, 1982. Sí, amigos, llegamos a España y a la que, para nosotros, es la mascota mundialista por antonomasia. Con Naranjito se acabó la tendencia de los niños-mascota y por primera vez, un producto hortofrutícola se convertía en la cara simpática de una Copa del Mundo. Hay que decir que Naranjito, que ahora nos mola mucho a todos, fue muy criticada en su época. Pero ha envejecido bastante bien y desde hace unos años, ha sido beneficiada por un revival muy acorde con la nostalgia y el hipsterismo tan en boga. Su fecha de nacimiento ficticia era el 19 de agosto de 1970. Sus autores, dos creativos publicitarios sevillanos llamados María Dolores Salto y José María Martín Pacheco. Precisamente la visión de los naranjos de la zona de la Plaza Nueva de Sevilla fue la que le hizo a Martín Pacheco encenderse la bombilla. Además, el colorido del personaje era un canto a los cambios que se producían en el país, con pocos años de democracia. El estudio publicitario recibió un millón de las pesetas de entonces por el trabajo. A nivel de mercadotecania, Naranjito fue explotado ampliamente. Los más veteranos recordarán también la serie de dibujos animados protagonizada por esta naranja con uniforme de la selección española: Fútbol en acción. En ella, Naranjito compartía aventuras con su novia Clementina, su amigo Citronio y el robot Imarchis y luchaba contra Zruspa y los malvados Cocos. Los dibujos se crearon con la ayuda de un estudio japonés y contaron con Alfredo di Stéfano como asesor deportivo y Matías Prats sénior como narrador.

piqueokPique. México, 1986. Los Mundiales volvían a México y esta vez, los aztecas hicieron un trabajo centrado en alejarse de Juanito. Siguieron el ejemplo de España y crearon una mascota procedente de la huerta, también antropomorfa. El producto elegido fue nada menos que un pimiento o chile jalapeño (de ahí el nombre). Eso sí, Pique tenía unos rasgos muy muy mexicanos: enorme sombrero (cuya copa era en realidad la punta del propio jalapeño) y enorme mostacho. Además, como todos sus antecesores, iba vestido de futbolista, con unos enormes pies metidos dentro de unas también enormes botas. Se desconoce quién fue el autor, ya que el Comité Organizador encargó un concurso en 1983 y presentó a la mascota ganadora, pero no a su creador. Con una fecha de nacimiento del 14 de mayo de 1943, Pique supone el salto de los diseños antiguos a los más actuales. Como Naranjito, Pique tuvo una acogida desigual, sobre todo entre los propios mexicanos.

ciaoCiao. Italia, 1990. El cambio fue radical en el Mundial de Italia. Tan radical que esta vez no hubo ni niños, ni animales, ni productos hortofrutícolas. El resultado fue bastante polémico, ya que aún hoy se considera a Ciao como la peor de todas las mascotas futbolísticas. Y es que consiste en una figura formada por palos con los colores de la bandera italiana, coronados con un balón a modo de cabeza. Una mascota que, la verdad, no decía nada. De autor desconocido y con fecha de nacimiento ficticia en el 1 de enero de 1979, Ciao fue un accidente en el camino del diseño de mascotas mundialistas. Era muy difícil sentirse identificado con un objeto totalmente inanimado. El nombre no merece mucha explicación. Ciao es una palabra que, como todos sabéis, sirve para saludar y despedirse en tono informal en italiano.

Continuará…

Fotos: FIFA.

¡Ya está aquí el Mundial!

Aficionados brasileños en la grada (ARCHIVO).

Aficionados brasileños en la grada (ARCHIVO).

No se habla ya de otra cosa… En apenas 15 días, empieza en Brasil el vigésimo Mundial de fútbol, el mayor acontecimiento deportivo del planeta (con permiso de los Juegos Olímpicos).

Por este motivo nace esta bitácora, que durante los próximos días y a lo largo del mes que va a durar la Copa del Mundo, va a servir para echar una mirada atrás y descubrir o recordar las historias que han hecho grandes esta competición en los 19 Mundiales anteriores.

Algunas de ellas las conoceréis, otras ni os sonarán, pero en todas ellas está impregnado el espíritu de un evento que paraliza el mundo y que convierte a hombres normales y corrientes en inmortales.

Que ruede el balón…