Deportes
Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Entradas etiquetadas como ‘italia’

Chile 62. La batalla de Santiago: a patada limpia por un país ofendido

El árbitro inglés Ken Aston trata de poner paz entre chilenos e italianos el 2 de junio de 1962 en el Mundial de Chile (WIKIPEDIA).

El árbitro inglés Ken Aston trata de poner paz entre chilenos e italianos el 2 de junio de 1962 en el Mundial de Chile (WIKIPEDIA).

Partidos con polémica arbitral los ha habido en casi todos los Mundiales. Este mismo año lo estamos comprobando. Hoy os voy a hablar de uno de los más famosos por todo aquello que no tiene que ver con el juego, de un encuentro que pasó a la historia con el nombre de ‘la batalla de Santiago’, así que os podéis imaginar.

Estamos en el Mundial de Chile 1962. El Grupo B lo componen las selecciones de Alemania Federal, Italia, Chile y Suiza. Los anfitriones iban cargados de una gran responsabilidad, ya que aquel Mundial estuvo marcado por un terrible terremoto que tuvo lugar dos años antes, de 9,5 grados en la escala de Richter (el peor registrado en la historia), que dejó cerca de 2.000 muertos y numerosos daños materiales, hasta el punto de que provocó no pocos retrasos y problemas de infraestructuras.

El grupo comenzó con un Chile 3-1 Suiza y con un 0-0 entre alemanes e italianos. En la segunda jornada, la Roja (de Sudamérica) se enfrentaba a los transalpinos. El partido empezó caliente, más de lo previsto, después de que dos periodistas italianos, Antonio Ghirelli y Corrado Pizzirelli (enviados especiales a Chile), escribieran un artículo para el periódico Il Resto del Carlino en el cual hicieron una terrible descripción de Chile y de su capital, citando la “desnutrición, prostitución, analfabetismo, alcoholismo, miseria” como algunos de los males del país andino.

La prensa chilena se hizo eco de esta información pocos días antes del partido entre ambas selecciones, así que podéis imaginar con qué ganas esperaba la afición chilena el encuentro. El diario El Mercurio de Santiago recordaba que en una gira reciente de su selección por Europa, sus reporteros no hablaron de “la pobreza del sur de Italia“, sino de las maravillas de Florencia y Venecia”.

El día 2 de junio de 1962 se celebró el partido en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, ante algo más de 66.000 espectadores. Previendo un clima caliente, los jugadores italianos saltaron al campo con claveles blancos, que lanzaron al público como señal de buena voluntad. No se cumplió su deseo, ya que los chilenos devolvieron las flores al campo, con una sonora pitada.

Ferrini, siendo sacado del terreno de juego por la Policía (WIKIPEDIA).

Ferrini, siendo sacado del terreno de juego por la Policía (WIKIPEDIA).

Las hostilidades no tardaron en comenzar, para desgracia del colegiado, el inglés Ken Aston (al que se le debe adjudicar el honor de inventar las tarjetas -seguramente, su experiencia en Chile le influiría-). A los 12 segundos se produjo la primera falta y a los siete minutos, la primera expulsión (insisto, no había tarjetas, se expulsaba directamente): la sufrió el italiano Giorgio Ferrini, tras una dura falta sobre el chileno Landa. Ferrini se negó a abandonar el terreno de juego, por lo que la Policía tuvo que entrar al campo para llevárselo. Empezaba bien la cosa.

Ambos equipos hicieron un tremendo despliegue de juego violento, acompañado de constantes rifirrafes entre los futbolistas de ambos equipos. Dicen las crónicas que los chilenos se aplicaron con especial dureza y que Aston le perdonó la expulsión al chileno Landa. Pero el follón se formó cerca del final del primer tiempo, cuando el italiano Mario David le hizo una dura falta al chileno Leonel Sánchez, tras lo que volvió a golpear al sudamericano en el suelo. Sánchez reaccinó levantándose y dándole un puñetazo a David. Aston, temiendo mayores problemas, no expulsó a ninguno. La expulsión de David llegó cuando en el minuto 41, el italiano se vengó del puñetazo lanzándole una patada al chileno.

Los chilenos marcarían dos goles en el segundo tiempo y, para evitar problemas mayores, puesto que no cesaron las patadas y las tánganas, Ken Aston no añadió nada de tiempo y pitó justo en el 90. Italia quedó eliminada en esa primera fase y Chile llegaría a semifinales, su mejor actuación de la historia.

Os dejo con un resumen de aquel partido:

Hasta mañana.

Alemania 2006. El cabezazo de Zidane a Materazzi

Secuencia de capturas de televisión en las que se ve el cabezazo de Zidane a Materazzi y el momento de la expulsión del francés (ARCHIVO 20MINUTOS).

Secuencia de capturas de televisión en las que se ve el cabezazo de Zidane a Materazzi y el momento de la expulsión del francés (ARCHIVO 20MINUTOS).

Hay muchas listas de grandes momentos de los Mundiales. Seguramente habréis visto muchas en los últimos días. Y seguramente, en ellas habréis visto el momento que nos ocupa hoy. Es muy reciente, por lo que está aún fresco en nuestra memoria. Hoy os voy a hablar del celebérrimo cabezazo de Zidane a Materazzi.

Se disputaba la final del Mundial de Alemania 2006. La disputaban, como sabéis, Italia y Francia. A los 7 minutos del partido, Zinedine Zidane, capitán francés, marcó de penalti, tirado a lo Panenka y con suspense (el balón rozó el larguero). Cabe recordar que Zidane, considerado por muchos como el mejor jugador de la segunda mitad de los 90 y la primera de los 2000, había anunciado que tras el Mundial colgaba las botas, por lo que esa final era su último partido como profesional.  Doce minutos después del gol de Francia, Andrea Pirlo botó un córner y el central Marco Materazzi, de cabeza, empató para Italia.

No hubo más goles en los 90 minutos reglamentarios, pese a que Italia tuvo un lanzamiento al larguero y Francia un par de buenas ocasiones. Se llegó a la prórroga. Corría el minuto 108 de partido, es decir, el 3 de la segunda parte de la prórroga, cuando el árbitro, el argentino Horacio Elizondo, detuvo el juego. Marco Materazzi estaba tendido sobre el césped, boca abajo, doliéndose. Salieron las asistencias a instancias del colegiado, mientras italianos y franceses discutían. En ese momento, la realización de televisión encontró el motivo de la supuesta lesión de Materazzi: Zinedine Zidane le había propiando un fuerte cabezazo en el pecho, mientras ambos volvían tras un ataque francés y tras una breve conversación entre ambos. Todo el planeta sabía lo que había pasado, pero Elizondo aún no.

Gianluigi Buffon, meta de Italia, y Marco Materazzi, mientras era retirado a la banda, reciminaron vehementemente al cuarto árbitro, el español Luis Medina Cantalejo, y a los jueces de línea, que habían visto la agresión. Inmediatamente después, Elizondo se acercó a uno de sus asistentes, Darío García, y éste le dijo algo brevemente. El colegiado de Quilmes se dirigó raudo al centro del terreno de juego con la tarjeta roja en la mano. Cuando llegó a la altura de Zinedine Zidane, lo expulsó, ante las protestas de sus compañeros y los sarcásticos aplausos del seleccionador galo, Raymond Domenech.

El jugador del Real Madrid intentó dialogar con el colegiado, pero no hubo marcha atrás. Era el minuto 110 de la final y Zidane, tras entregarle el brazalete de capitán a su compañero Willy Sagnol, salió del terreno de juego. Era la última vez que lo hacía como futbolista profesional.

Otra toma del momento de la expulsión de 'Zizou' (YOUTUBE).

Otra toma del momento de la expulsión de ‘Zizou’ (YOUTUBE).

El partido llegó a la tanda de penaltis con el 1-1 y en ella, Italia ganó 5-3. Los transalpinos anotaron todos sus lanzamientos y los franceses fallaron uno, el de David Trezeguet. Italia conseguía su cuarta Copa del Mundo. Pero de lo que más se habló fue de la expulsión de Zidane.

Además de un torrente inagotable de parodias, memes, chistes, montajes fotográficos, gifs animados y todo lo que podáis imaginar, el gran punto de interés de medios y aficionados fue saber qué diablos le dijo Materazzi a Zidane para que éste reaccionara así en un momento como la prórroga de una final de un Mundial, entre otras cosas porque ninguno de los dos protagonistas quiso revelarlo. Tres periódicos británicos, The Times, The Sun y el Daily Star, publicaron que el central de Lecce había llamado a Zidane “hijo de una puta terrorista”, en referencia al origen argelino del astro marsellés. Materazzi iniciaría después procedimientos legales, los ganó y dos años después, los tres medios pidieron disculpas públicas.

Pero no tardó mucho en saberse la verdad. Zidane dijo al principio que Materazzi había insultado a la madre de Zidane, que casualmente estaba enferma en aquel entonces. El italiano lo negó, explicando que él había perdido con 15 años a su madre y que no haría algo parecido. Dos meses después de la final, Materazzi explicó que en el ataque inmediatamente anterior al suceso, había agarrado de la camiseta a Zidane. Al parecer, éste le dijo “si quieres mi camiseta, te la doy luego”, a lo que Materazzi respondió que prefería la de su hermana. En concreto, como especificaría el jugador del Inter un año después, le espetó “prefiero a la puta de tu hermana”, sin saber si el francés tenía una hermana, que en efecto la tiene (llamada Lila).

Tras conocerse todos los hechos, Materazzi fue sancionado por la FIFA con dos partidos y 5.000 francos suizos de multa, mientras que a Zidane le cayeron tres partidos y 7.500 francos. Como el jugador se había retirado, cumplió su castigo con trabajos para la comunidad en favor de la FIFA. Sobre la polémica de cómo Horacio Elizondo o su linier Darío García se enteraron del cabezazo, se cree que fue el cuarto árbitro Medina Cantalejo quien lo vio y quien avisó al trío arbitral. Aunque los franceses acusaron a Medina Cantalejo de haber utilizado ilegalmente el vídeo para ver los hechos, la FIFA lo negó y no hubo más investigación al respecto.

Os dejo con ese histórico momento, tal y como lo retransmitió la cadena Sky en español:

Hasta mañana.