BLOGS Deportes
Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Archivo de la categoría ‘Suecia 1958’

Suecia 58. El Mundial que nunca se celebró

Los jugadores brasileños celebran su triunfo en Suecia 58 con una bandera sueca (YOUTUBE).

Los jugadores brasileños celebran su triunfo en Suecia 58 con una bandera sueca (YOUTUBE).

Uno de los Mundiales de los que aún no he hablado (mucho) es del de Suecia 58. Esta Copa del Mundo, que tiene la particularidad de ser la única celebrada en suelo europeo con campeón americano, tiene una divertida historia paralela, muy reciente, que os paso a contar en seguida. Y es que durante unos minutos, en el año 2002, el pueblo sueco quedó convencido de que nunca se celebró.

Como os decía, hace 12 años la televisión pública sueca emitió un documental llamado Konspiration 58 (Conspiración 58). El documental, dirigido por Johan Löfstedt, hacía una sorprendente revelación: el Mundial de Suecia de 1958 nunca se disputó. Según se explicaba, todo fue una conspiración de la CIA y la FIFA, en connivencia con el Gobierno sueco, para realizar un experimento sobre la efectividad de la propaganda televisada, para luego poder llevar a cabo pruebas similares de cara a la Guerra Fría contra el bloque soviético.

Así, la película consigue hablar con Bror Jacques de Wærn, un exmiembro de la Agencia Nacional Sueca, que fue quien descubrió el pastel tras haber llevado a cabo una investigación acerca del Mundial y no encontrar pruebas de su celebración. El documental aporta análisis de imágenes, tan detallados como las sombras de los futbolistas sobre el terreno de juego y la supuesta posición del sol en los días de la celebración de la Copa del Mundo para mostrar algunas inconsistencias. Análisis de los terrenos de juego o del urbanismo que rodeaba a los estadios eran otras de las claves que hacían ver que allí había pasado algo raro.

El documental partía de la base de que Suecia, en 1958, no disponía de las condiciones económicas y de infraestructura para acoger un evento de este tipo. Para reforzar la conspiración, el documental incluyó entrevistas con Lennart Johansson, expresidente de la UEFA entre 1990 y 2007, jugadores de la selección sueca del 58 como Kurt Hamrin o Sigvard Parling, periodistas deportivos de la época, psicólogos y exfuncionarios del Gobierno sueco. Todos coincidían en afirmar que se trataba de una farsa, de un montaje para hacer creer al mundo que en Suecia se celebró el Mundial.

No era hasta el final del documental cuando se revelaba toda la verdad: era un ‘mockumentary’, una obra de ficción con aspecto de realidad. Su objetivo, según el director, era demostrar cómo funciona el revisionismo histórico, sobre todo entre los negacionistas del Holocausto.

El documental está en Youtube, aunque me temo que en sueco. Aunque no entendáis ni jota, al menos os valdrá para ver el tono del trabajo:

Hasta mañana.

1958-1970. Pelé, el mundialista más grande

Pelé, abrazado a su compañero Jairzinho tras ganar el Mundial de 1970 (GTRES).

Pelé, abrazado a su compañero Jairzinho tras ganar el Mundial de 1970 (GTRES).

Al principio de la andadura de este blog le dediqué un capítulo a Diego Armando Maradona, uno de los grandes personajes de a Copa del Mundo. Si no es el más grande es porque hay otro que le discute, con mucha fuerza, ese título honorífico. Es más, muy probablemente sea el protagonista de hoy no sólo el mejor mundialista de todos los tiempos, sino también el mejor jugador de la historia. Es, cómo no, Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

La historia de Pelé como mundialista va muy pegada a su historia como internacional con su selección. El 10 de Brasil debutó con su selección sólo un año antes de jugar su primer Mundial. Lo hizo en 1957, con tan solo 16 años de edad. Al año siguiente, Pelé formó parte de la selección brasileña que viajó a Suecia para disputar la Copa del Mundo. Llegó mermado físicamente y no disputó los dos primeros partidos de su selección. Debutó contra la Unión Soviética en el tercer partido, convirtiéndose en el más joven en jugar un Mundial. En ese partido dio una asistencia a Vavá. En cuartos de final, ante Gales, Pelé marcó su primer gol en un Mundial. Y en semifinales, logró un hat-trick ante Francia. Pelé redondeó su actuación marcando dos de los cinco goles que Brasil le metió a la anfitriona Suecia en la final. Tenía 17 años y 249 días y ya era campeón del mundo.

Cuatro años después, en la época del Mundial de Chile 1962, Pelé ya estaba considerado como el mejor jugador del mundo. En el primer partido de Brasil, ante México, Pelé dio un gol y marcó otro, pero en el segundo partido, se lesionó y no volvería a aparecer en el torneo, que se llevó Brasil.

Otra imagen de Pelé tras la final del 70 (Archivo 20minutos).

Otra imagen de Pelé tras la final del 70 (Archivo 20minutos).

Consolidado como el mejor jugador del planeta, en Inglaterra 66 Pelé pagó un alto precio por ser el número 1. Las defensas le dieron mucho y muy fuerte. Aún así, marcó un gol, convirtiéndose en el primer jugador en marcar en tres Copas del Mundo seguidas. Sea como fuere, Brasil quedó apeada en la primera fase. Justo después, Pelé anunció que no volvería a jugar un Mundial.

Pero si Pelé había asombrado al planeta en las tres citas anteriores, fue en el Mundial de México de 1970 cuando se convirtió en leyenda. Le habían convencido para que regresara a la selección. Estaba a punto de cumplir 30 años, estaba en el cénit de su carrera y lo demostró con creces. Además, Brasil llegaba con una generación irrepetible: Carlos Alberto, Rivelino, Jairzinho, Tostao, Gerson o Clodoaldo hacían de Brasil un equipo casi invencible. En su grupo estaban Rumanía, Inglaterra y Checoslovaquia. Pelé marcó en el 4-1 a los checoslovacos e hizo un doblete en el 3-2 ante los rumanos. Ante los ingleses, Pelé propició la que se considera mejor parada de la historia. En cuartos, ante Perú, Pelé dio una asistencia, algo que repetiría en semifinales ante Uruguay, si bien en ese partido lo que más se recuerda es lo que se llamó “el mejor no-gol de la historia”. No lo describiré. Prefiero que lo veáis:

En la final ante Italia, Brasil arrasó por 4-1. Pelé marcó el primero y dio otros dos. Los brasileños se coronaron campeones por tercera vez, Pelé fue catalogado como mejor jugador del torneo y, sin lugar a dudas, se convirtió en el más grande.

Vídeos de Pelé hay muchos. Os voy a dejar con uno cortito, que recoge sus 12 goles mundialistas:

Volvemos el martes… que llegan las semifinales…