Deportes
Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Entradas etiquetadas como ‘estados unidos 94’

USA 94. La tragedia de Andrés Escobar

Andrés Escobar, instantes después de meter el gol en propia puerta que le costó al vida (YOUTUBE).

Andrés Escobar, instantes después de meter el gol en propia puerta que le costó al vida (YOUTUBE).

El fútbol, a veces, deja historias terribles, que conviven con la magia, la alegría y lo bonito del deporte. Hoy vamos a hablar de una de ellas. La protagoniza un hombre que tuvo la mala fortuna de meterse un gol en propia meta: Andrés Escobar.

Llegaba la selección colombiana al Mundial de Estados Unidos con el cartel de equipo llamado a hacer grandes cosas. Habían ganado 0-5 a Argentina en Buenos Aires en la fase de clasificación. Tenían una excelente plantilla, con jugadores consagrados como Carlos ValderramaFaustino Asprilla y habían recaído en el Grupo A, que a priori no parecía excesivamente fuerte, ya que compartían grupo con los anfitriones, Estados Unidos, con Rumanía y con Suiza.

Las cosas no empezaron bien para los cafeteros, ya que cayeron derrotados en su debut ante la Rumanía de Hagi por 3-1. El segundo partido, ante Estados Unidos en Pasadena, era fundamental para las aspiraciones del equipo a pasar de fase, como todo el mundo esperaba. En aquel encuentro, que se celebró el 22 de junio de 1994, el marcador lo abrió Estados Unidos. Lo hizo a través de un gol en propia puerta: su autor, el colombiano Andrés Escobar. Era el minuto 35 de partido y el estadounidense John Harkes centró desde la izquierda. Escobar, defensa central de 27 años, con casi medio centenar de internacionalidades de experiencia, intentó despejar, con tan mala suerte que introdujo el balón en la portería de su compañero Óscar Córdoba. Las cosas empeoraron cuando Earnie Stewart marcó el segundo de los norteamericanos a la vuelta del descanso. De nada sirvió el gol del ‘Tren’ Valencia al final del encuentro. Colombia estaba casi fuera. En la última jornada, los cafeteros derrotaron por 2-0 a Suiza, pero la victoria de Rumanía por 1-0 ante Estados Unidos los dejó últimos de grupo y eliminados.

Momento en el cual Escobar se mete el gol en propia puerta ante Estados Unidos (YOUTUBE).

Momento en el cual Escobar se mete el gol en propia puerta ante Estados Unidos (YOUTUBE).

Tras la enorme decepción mundialista, Andrés Escobar regresó a su Medellín natal. Diez días después de su autogol, en la madrugada del 2 de julio, Escobar se encontraba en el aparcamiento de una discoteca llamada El Indio, cuando un fanático del fútbol llamado Humberto Muñoz Castro empezó a increparle. Escobar le pidió que cesara con sus insultos, y Muñoz desenfundó un arma de fuego del calibre 38 y disparó seis tiros sobre el defensa, que murió 45 minutos después del tiroteo en el hospital. Sus compañeros de selección René Higuita, Víctor Hugo Aristizábal y Mauricio Serna tuvieron que acudir al depósito para reconocer el cadáver.

El suceso conmocionó a Colombia y al mundo. Los jugadores de la selección colombiana fueron fuertemente escoltados y vigilados los días posteriores al asesinato. Al funeral de Escobar acudieron 120.000 personas, incluido el presidente del país. Respecto a Humberto Muñoz, fue detenido gracias a la colaboración ciudadana. Trabajaba como guardaespaldas de dos empresarios vinculados con el narcotráfico. Sobre las teorías del asesinato, más allá de ser un castigo por su fallo, se cree que pudo haber influido una trama de apuestas que se frustraron con la eliminación de Colombia. El seleccionador colombiano de entonces, Pacho Maturana, en cambio, siempre dijo que el autogol fue incidental y que todo respondía al insoportable clima de violencia que sufría entonces el país. Sea como fuere, Muñoz fue condenado en junio de 1995 a 43 años de prisión, que por una reforma legal se quedaron en 26. Por buen comportamiento, trabajos en prisión y estudios, salió en libertad en 2005, apenas 11 años después de su crimen.

La memoria de Andrés Escobar sigue viva en Colombia. Los padres del futbolista crearon una escuela de fútbol con el nombre del defensa destinada a niños desfavorecidos y aún hoy, su figura es muy recordada por los hinchas del Atlético Nacional de Medellín, su club.

Saludos y hasta el sábado.

USA 94. Diego Armando Maradona se convierte en un paria (y II)

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Seguimos analizando el ascenso y caída de Diego Armando Maradona en la historia de los Mundiales. Esta vez toca hablar de la parte menos agradable.

En Italia 90, Maradona jugó su tercer Mundial consecutivo. Pese a que llegó en peor forma que en el anterior, debido a una lesión de tobillo, el capitán albiceleste fue clave para que Argentina llegara de nuevo a la final, que fue una reedición de la de la edición anterior. Se recuerda bien el pase de gol que le dio a su íntimo amigo Claudio Paul Caniggia en el duelo de octavos de final entre Brasil y Argentina en Turín, así como la intensidad de la semifinal que se vivió en el San Paolo de Nápoles, territorio maradoniano 100%, entre Italia y Argentina. Maradona, que fue incluido en el Once Ideal del torneo, no marcó ningún gol, más allá del que hizo en la tanda de penaltis ante Italia en semis. En el partido de cuartos había fallado uno, también en la tanda de penas máximas, ante Yugoslavia.

Poco después, empezaron los problemas para Diego. El 17 de marzo de 1991, tras un partido de la Liga italiana entre en Nápoles y el Bari, Maradona dio positivo por cocaína. Fue suspendido por la Federación Italiana por 15 meses y así las cosas, regresó a Argentina. En julio de 1992, cuando se cumplió su sanción, en Nápoles quiso que el futbolista se reincorporara, pero Maradona quería estar alejado de Italia por sus problemas con la justicia. Así, tras un largo verano de negociaciones, Diego fichó por el Sevilla.

Con su selección, Maradona jugó dos partidos tras su suspensión, ambos amistosos. Alfio Basile no lo convocó para la Copa de América ni para los partidos clasificatorios para el Mundial. Pero precisamente por la desastrosa actuación de la albiceleste en esta fase (incluido el mítico 5-0 ante Colombia) y viéndose condenados a jugar la repesca contra Australia para ir a Estados Unidos 94, Basile pidió a Maradona regresar. Lo hizo para jugar esa repesca y Argentina pasó.

Llegó Maradona a Estados Unidos 94 con 33 años, con el 10 a la espalda y con el brazalete de capitán. El 21 de junio de 1994, Argentina debutaba contra Grecia en Foxborough. Diego marcó ese día. Fue un fantástico gol tras una serie de combinaciones que acabó con un disparo que entró por la escuadra de Minou. Maradona lo celebró con rabia. Fue corriendo hasta una de las cámaras situadas a ras de césped, con los ojos casi fuera de las órbitas y gritando. Parecía que le quería decir al mundo que él, el mejor de la historia, había vuelto. Pero no.

Tras el segundo partido de Argentina (ante Nigeria), en el que otro veterano como Caniggia marcó los dos goles de su equipo, Maradona dio positivo en el control antidoping. Se encuentran cinco sustancias: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina. El escándalo fue mayúsculo. El mito había caído de nuevo. Maradona fue suspendido durante 15 meses y ya no volvería a jugar más con su selección. El resto, es historia.

Os dejo con el gol de Maradona a Grecia:

Hasta mañana.