Qué pasó en el Mundial de… Qué pasó en el Mundial de…

"Sólo tres personas en la historia han conseguido hacer callar el Maracaná con un solo gesto: el papa, Frank Sinatra y yo". Alcides Ghiggia, Mundial de 1950

Entradas etiquetadas como ‘maradona’

Italia 90. Cuando Argentina drogó al brasileño Branco

Momento en el que Branco recibe una botella de agua supuestamente intoxicada (YOUTUBE).

Momento en el que Branco recibe una botella de agua supuestamente intoxicada de manos de Giusti (YOUTUBE).

Italia 90 es uno de los Mundiales más criticados de la historia: hubo pocos goles y juego rácano, pero también hubo hueco para la polémica. Una de las más recordadas enfrentó a los dos grandes de América, Brasil y Argentina, en un curioso caso que os cuento brevemente.

Se enfrentaban ambas selecciones en los octavos de final, en un partido celebrado en el recién estrenado Stadio Delle Alpi de Turín. Pese a la proximidad a los Alpes, hacía muchísimo calor en la capital de Piamonte. En el minuto 39 de partido (0-0), el brasileño comete una falta sobre el argentino Troglio. Las asistencias de la albiceleste entraron para atender al futbolista de la Lazio. Jugadores de ambos equipos aprovechan para refrescarse, tomando bidones de agua que portaba el masajista argentino.

El lateral izquierdo brasileño Branco (entonces en las filas del Oporto) aprovechó la situación y pidió a los argentinos algo de líquido para refrescarse. El jugador de Independiente Ricardo Giusti le ofreció a Branco un bidón, que el brasileño bebió. Dos minutos después, en otro parón, Branco se quejó de algo ante el colegiado. El encuentro siguió y, finalmente, al argentino Caniggia aprovechó un gran pase de Maradona para marcar el único gol del partido, eliminar a Brasil y darle el pase a Argentina.

Al acabar el encuentro, Branco denunció que había pasado todo el segundo tiempo somnoliento, como drogado, y aseguraba que era por algo que le habían dado los argentinos. La denuncia de Branco se hizo famosa, si bien al no tener pruebas nunca fue más allá, hasta que en 2005, José Horacio Basualdo, uno de los integrantes de aquella selección argentina, reveló que en efecto, habían drogado a Branco: “Nosotros nos enteramos en el momento, cuando íbamos a tomar agua porque hacía más de 40 grados. En el momento en que un jugador se lesionó nos acercamos y ‘Galíndez’ (apodo de Miguel Di Lorenzo, el masajista argentino) se encargó de darnos los recipientes. Fue ahí cuando nos enteramos de que le habían echado una sustancia al agua y Branco fue el encargado de llevarse el bidón. Justo él, que cobraba los tiros libres”.

Branco, minutos después de haber sido intoxicado (YOUTUBE).

Branco, de pie junto a los jugadores argentinos, minutos después de haber sido intoxicado (YOUTUBE).

Pese a que el entonces seleccionador argentino Carlos Salvador Bilardo amenazó a Basualdo con revelar detalles íntimos de su vida privada si no se retractaba, a los pocos meses llegó otra voz confirmando los hechos, nada menos que la de Diego Armando Maradona. El ‘Pelusa’ contó en una entrevista televisiva que “Alguien había picado un Rohypnol (un somnífero) a una botella de agua… estaban todos y venían a tomar (agua) los buenos de ellos… Yo les decía tomá, tomá y Branco se la tomó toda. Después tiraba los tiros libres y se caía”. En este caso, fue la AFA la que desminitó las palabras de Maradona, pero ya quedaban pocas dudas.

El propio Branco, que todavía cuando le preguntan destaca el peligro que sufrió (“¿Se imaginan si después de ese partido me convocan para un examen antidopaje? ¿Qué habría sido de mí? ¿Cómo habría explicado la presencia de esa sustancia en mi organismo?”) reveló años después que coincidió con Bilardo en un acto años después y, tras preguntarle por aquellos hechos de 1990, el ‘Narigón’ le respondió “Branco, en el fútbol vale todo”.

Os dejo con un vídeo donde se explica muy bien lo que pasó aquel día:

Volvemos el jueves con más historias mundialistas.

USA 94. Diego Armando Maradona se convierte en un paria (y II)

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Captura de vídeo de Maradona celebrando su gol ante Grecia en 1994.

Seguimos analizando el ascenso y caída de Diego Armando Maradona en la historia de los Mundiales. Esta vez toca hablar de la parte menos agradable.

En Italia 90, Maradona jugó su tercer Mundial consecutivo. Pese a que llegó en peor forma que en el anterior, debido a una lesión de tobillo, el capitán albiceleste fue clave para que Argentina llegara de nuevo a la final, que fue una reedición de la de la edición anterior. Se recuerda bien el pase de gol que le dio a su íntimo amigo Claudio Paul Caniggia en el duelo de octavos de final entre Brasil y Argentina en Turín, así como la intensidad de la semifinal que se vivió en el San Paolo de Nápoles, territorio maradoniano 100%, entre Italia y Argentina. Maradona, que fue incluido en el Once Ideal del torneo, no marcó ningún gol, más allá del que hizo en la tanda de penaltis ante Italia en semis. En el partido de cuartos había fallado uno, también en la tanda de penas máximas, ante Yugoslavia.

Poco después, empezaron los problemas para Diego. El 17 de marzo de 1991, tras un partido de la Liga italiana entre en Nápoles y el Bari, Maradona dio positivo por cocaína. Fue suspendido por la Federación Italiana por 15 meses y así las cosas, regresó a Argentina. En julio de 1992, cuando se cumplió su sanción, en Nápoles quiso que el futbolista se reincorporara, pero Maradona quería estar alejado de Italia por sus problemas con la justicia. Así, tras un largo verano de negociaciones, Diego fichó por el Sevilla.

Con su selección, Maradona jugó dos partidos tras su suspensión, ambos amistosos. Alfio Basile no lo convocó para la Copa de América ni para los partidos clasificatorios para el Mundial. Pero precisamente por la desastrosa actuación de la albiceleste en esta fase (incluido el mítico 5-0 ante Colombia) y viéndose condenados a jugar la repesca contra Australia para ir a Estados Unidos 94, Basile pidió a Maradona regresar. Lo hizo para jugar esa repesca y Argentina pasó.

Llegó Maradona a Estados Unidos 94 con 33 años, con el 10 a la espalda y con el brazalete de capitán. El 21 de junio de 1994, Argentina debutaba contra Grecia en Foxborough. Diego marcó ese día. Fue un fantástico gol tras una serie de combinaciones que acabó con un disparo que entró por la escuadra de Minou. Maradona lo celebró con rabia. Fue corriendo hasta una de las cámaras situadas a ras de césped, con los ojos casi fuera de las órbitas y gritando. Parecía que le quería decir al mundo que él, el mejor de la historia, había vuelto. Pero no.

Tras el segundo partido de Argentina (ante Nigeria), en el que otro veterano como Caniggia marcó los dos goles de su equipo, Maradona dio positivo en el control antidoping. Se encuentran cinco sustancias: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina. El escándalo fue mayúsculo. El mito había caído de nuevo. Maradona fue suspendido durante 15 meses y ya no volvería a jugar más con su selección. El resto, es historia.

Os dejo con el gol de Maradona a Grecia:

Hasta mañana.

México 86 : Diego Armando Maradona se convierte en un dios (I)

Maradona, tras ganar el Mundial de México (Archivo 20minutos).

Maradona, tras ganar el Mundial de México (Archivo 20minutos).

Si hay un nombre propio aparejado a la historia del Mundial de Fútbol, ése es el de Diego Armando Maradona. Protagoniza algunos de los momentos más recordados de la Copa del Mundo, torneo que resume perfectamente lo que ha sido la carrera del que para muchos es el mejor jugador de todos los tiempos. Del cielo al infierno, de héroe a villano, de ser un dios a ser un paria. Vamos a empezar con esa primera parte, con la positiva.

Sin el menor género de dudas, el Mundial de México 86 fue el de Diego Maradona. El 10 había jugado ya la anterior Copa del Mundo, en España 82, pero ni sus actuaciones ni las de su selección fueron, ni de lejos, parecidas a las de México 86.

Llevaba dos años en el Nápoles y estaba en lo mejor de su carrera. Llegó como capitán de su selección y durante la Copa, jugó todos y cada uno de los minutos de los siete partidos que disputó su selección. En el primer partido de Argentina, disputado en el estadio Universitario de México ante Corea del Sur (y arbitrado por Victoriano Sánchez Arminio), Maradona dio las tres asistencias de los goles de Valdano (2) y Ruggeri. El partido acabó 3-1. En el segundo partido, Maradona marcó su primer gol del torneo, en un 1-1 ante Italia en Puebla. Tras derrotar a Bulgaria en el último partido del grupo y a Uruguay en octavos, en cuartos llegó el partido más recordado de aquella cita y uno de los más fundamentales de la historia del Mundial de fútbol.

Argentina e Inglaterra se enfrentaron el 22 de junio de 1986 en el estadio Azteca de México. En el primer tiempo, Argentina dominó más pero no pudo superar la defensa inglesa. Pero en el minuto seis del segundo tempo, llegó el primer tanto, uno de los más famosos de la historia del fútbol: el gol de la ‘Mano de Dios’: un centro de Valdano fue desviado por el defensa inglés Steve Hodge y Maradona, saltando junto a Peter Shilton, le dio a la pelota con la mano y el balón entró. El árbitro tunecino Ali Bin Nasser, pese a las protestas inglesas, dio por válido el gol.

Pero todo lo injusto e ilegal de ese gol quedó eclipsado con el gol que rivaliza con el de la ‘Mano de Dios’, el llamado ‘Gol del Siglo’: Maradona recibe el balón a unos diez metros de la línea del centro del campo en su propio terreno de juego. El jugador del Nápoles recorrió entonces 60 metros en 10 segundos, regateando a Peter Beardsley, a Peter Reid, dos veces a Terry Butcher y una a Terry Fenwick para finalmente regatear a Peter Shilton y marcar el 2-0. Gary Lineker marcó en el 81, pero fue insuficiente. En semifinales, otro doblete de Maradona doblegó a Bélgica y en la final, ante Alemania, los albicelestes lograron la victoria por 3-2, siendo el último gol a pase de Maradona. El Pelusa acabó siendo nombrado mejor jugador del torneo y alzando la Copa del Mundo. Estaba en lo más alto, era casi un dios.

Os dejo con el partido íntegro entre Argentina e Inglaterra:

CONTINUARÁ…