‘Star Wars: La amenaza fantasma’, 20 años y ocho curiosidades

Cinefilia

Cuando George Lucas anunció que rodaría una nueva trilogía de Star Wars se desató la locura entre los fans. Él mismo volvería a ponerse tras las cámaras para dirigirla, tarea que no realizaba desde La Guerra de las galaxias de 1977.

Y no menos extrañeza causó el saber que se trataría de una precuela cuya acción transcurriría dieciséis años antes de los hechos de El retorno del Jedi, o que se centraría en los orígenes del icónico villano de la saga, Darth Vader.

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfim – Disney )

También sorprendió conocer que el título de ese primer episodio sería Star Wars: Episodio I – amenaza fantasma y que la trilogía original se rebautizaría, con el añadido de los episodios IV, V y VI y el de Una nueva esperanza en el caso de la cuarta.

Innovadora en cuanto a efectos digitales y rodeado de un reparto de excelentes intérpretes (entre ellos Liam Neeson o una jovencísima Natalie Portman), la jugada no le salió del todo redonda a George Lucas. La amenaza fantasma fue un enorme éxito de taquilla, pero también muy discutida.

A los cines norteamericanos llegaría el 19 de mayo de 1999. En España tuvimos que esperar tres meses, hasta el 20 de agosto (algo inconcebible hoy en un blockbuster de estas características, con spoilers, filtraciones e Internet).

Las anécdotas y curiosidades son numerosísimas (y de sobras conocidas por los más adictos a la saga galáctica). Recordemos algunas de ellas.

Solo el tráiler ya arrasó en los cines

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

La exhibición de los primeros tráilers causaron furor y solo en Estados Unidos no fueron pocos los espectadores que pagaron una entrada de cine solo para ver los avances y abandonar la sala inmediatamente después, sin tan siquiera esperar a ver la película que se proyectaba.

Estado de sitio, ¿Conoces a Joe Black?, o The Waterboy (El aguador) fueron algunas de las beneficiadas, o afectadas, según se mire. El hecho no era nuevo, diez años antes había ocurrido algo similar, pero no tan pronunciado, con los tráilers de Batman de Tim Burton o Indiana Jones y la última cruzada.

Favoreciendo el absentismo laboral

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

La expectación y ansiedad por ver la nueva entrega galáctica de George Lucas fue de tal magnitud que en Estados Unidos (como si fuera la final de la Super Bowl), las cifras de absentismo laboral el día del estreno se dispararon.

En cines fue la más taquillera de aquel año. Sumando los reestrenos posteriores, en 3D, ha recaudado hasta ahora 1.027 millones de dólares (474,5 de ellos en Norteamérica), y que ajustados a la inflación se corresponderían con unos 2.164.

Ewan McGregor, maestro jedi pero no de efectos de sonido

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

El actor escocés Ewan McGregor fue el elegido para encarnar a Obi-Wan Kenobi de joven. Y de la misma manera que niños, adolescentes y warsies hechos y derechos habían simulado antes, no pudo evitar emitir sonidos mientras blandía el sable láser, pero mientras rodaba.

Sus aportaciones vocales tuvieron que ser eliminadas en posproducción.

Homenajes de ciencia-ficción y aventuras

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm -Disney )

La carrera de vainas de Tatooine, situada estratégicamente en la mitad de la película, se inspiró en la famosísima carrera de cuadrigas de Ben-Hur (1959). Entre las razas alienígenas representadas en el senado de la República se puede apreciar a varios conciudadanos de E.T. El extraterrestre (1982).

En la escena del almacén en el desértico planeta Tatooine aparecen restos de una nave de transporte EVA pod (Extravehicular Activity pods), homenaje a 2001, una odisea del espacio de Kubrick. El robot que se enfrenta a Ja Jar lleva el número 1138, un guiño a THX 1138, el primer largometraje de George Lucas.

Sin Han Solo, Leia o Luke

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

Solo cuatro de los actores de la trilogía original repitieron en La amenaza fantasma: Kenny Baker en el interior de R2D2, Anthony Daniels haciendo lo propio con C3PO, Frank Oz poniéndole la voz a Yoda e Ian McDiarmid interpretando al canciller supremo Palpatine (tras el cual se oculta Darth Sidious, después erigido como el temible Emperador).

Mientras que, entre el numeroso nuevo reparto, el pequeño Jake Lloyd, con 9 años y cierta experiencia en alguna película y series, encarnó a Anakin Skywalker, futuro Darth Vader.

Querido Jar Jar Binks

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

Este ejemplar de anfibio de la especie de los gungan, del pacífico planeta Naboo, tuvo el honor de convertirse en el personaje más odiado de toda la saga galáctica. Tampoco ayudó su peculiar idioma con frases como: “Vosa no puen estar acuí. ¡Esen jército de Mákinaks que tusa dices es nueva cantinela!”.

Empalagoso, torpe o demasiado ingenuo, lo cierto es que cayó fatal e incluso el crítico Daniel Kimmel llegó a escribir el libro Jar Jar Binks Must Die (Jar Jar Binks debe morir). Siguió apareciendo en las dos siguientes entregas, pero poco (para que no se notara mucho). Lucas lo ha defendido como uno de sus personajes más queridos y la fuente de inspiración fue el entrañable perro Goofy, el famoso personaje de animación de Disney.

Darth Maul daba auténtica grima

Darth-Maul

( ©Lucasfilm – Disney )

En cambio para Darth Maul, el enemigo más peligroso de La amenaza fantasma, las cosas fueron muy distintas. Interpretado por el actor Ray Park, su Sith tenía un aspecto diabólico, con el rostro rojo y lleno de tatuajes.

Le bastó con apenas un total de seis minutos en pantalla, y tres líneas escasas de diálogo, para que su presencia fuera inquietante y perdurara.

Sin recompensa en los premios Oscar

Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma

( ©Lucasfilm – Disney )

Pese a sus innovaciones en efectos digitales no consiguió ninguna estatuilla. Obtuvo tres nominaciones, a los mejores efectos visuales, edición de sonido y efectos de sonido. Tres premios Oscar (más el de montaje) que se acabó llevando otra película de ciencia-ficción que marcaría una generación: Matrix.

Era la primera de las cuatro películas de la saga que se quedaba sin Oscar. Desde entonces, ninguna otra de Star Wars, ni siquiera las de la nueva trilogía (El despertar de la fuerza y Los últimos Jedi) y spin-off lo han logrado.

Posts relacionados

Lando-Calrissian-t1

( ©Disney/Lucasfilm )

Siete grandes momentos del tráiler de ‘Star Wars: The Rise of Skywalker’

¿Es ‘Los últimos jedi’ la más odiada por los fans de la saga ‘Star Wars’?

1 comentario

  1. Dice ser Jorge Arraiz Mendieta

    Estar wars eso es como el cine del oeste pero en vez de diligencias conducen naves espaciales, eso no tiene ningún interés.
    Lo que me importa es el Documental de OT 2017 que anunciaron a bombo y platillo
    y que todavía no se ha estrenado ¡¡y estamos en 2019!!
    Y todavía estoy esperando el documental de Operacion triunfo. Lo preparan mucho para no defraudar a los fans.
    ¿Y por qué no hacen una película en vez de un documental? que se estrene en todos los cines de España, o del mundo, una pelicula que dentro de 200 años se convierta en un clasicazo y que se reúnan en una mesa para hablar de la pelicula unos sesudos fumadores de opio a comentar lo buena que es, en un programa a altas horas de la madrugada. El programa llamado QUE GRANDE FUE EL CINE, que cuando se ilumina el plato es porque empieza a salir el sol, alguno es conde como el Dracula pero de Mirasol, que chupan también lo suyo como buenos aristócratas españoles, y además chupan cámara toda la noche, están enfrascados, son muy sesudos, lo dan todo y toda la noche, y les gusta, que eso es vicio, se pasan dos pueblos, solo es una película pero le sacan todo el jugo, le sacan hasta la ultima gota, como los pajilleros con el cine porno pero al revés, es un trabajo de sudar gota gorda, como el de picar piedra, pero pican otra cosa, que si Howar Hawks estaba rodando en el álamo Los hombres del salvaje oeste lloran con las botas puestas que no es tan buena como Mujeres de armas tomar. Eso fue en el 53, el mismo año que casualidad que operaron a Waler Harfor de una piedra en la vesicula, en el aparato renal, que por cierto la tenía torcida 190 grados y se hacia a si mismo lluvia dorada, que fue por eso que se pelearon Harfor y Gwarrrren Maison, lo acusó de salpicarle las botas, eso fue en el descanso de la película Sin vaqueros del 54, pero que tipos tan duros en esos tiempos, se peleaban por cualquier cosa, ¿os acordais de Duglas Winchester, de los Winchester de toda la vida, el tataranieto del Winchester que invento ya sabeis, la paella, el arroz caldoso, que luego copiaron los chinos de valencia, ese era un actor impresionante, ya no hay actores como esos, pero que hombres, que machos, que tipos duros de verdad, esos eran hombres, eso era un espectáculo verlo en pantalla grande, en cinemascope, pero que altos, que esbeltos, con sus cartucheras colgando del cinturón y sus chaparreras caidas y sus chorreras al viento y sus bolos impresionantes colgando también, pero que espectáculo y con esos andares de p…ta, eso ya no se ve en el cine, esa la de Sin Vaqueros la fui a ver el dia de su estreno 4 veces, os gano 4 a 3, jeje… fui por la mañana, al medio dia, por la tarde y por la noche, luego me quedé ciego, bueno ya sabeis lo que les pasa a los que se hacen gayolas, y por cierto ¿Qué opinais de la de detective Picachu? Cañita Brava habría hecho un papel estupendo en esa película, lastima que no se lo haya promovido lo suficiente en Hollywood, Banderas lo eclipso y por eso su carrera en Hollywood no termino de despuntar, yo me lo encontré en la puerta del sol y lo confundí con un bicho del pokemon go, está en plena forma. Es un tipo curtido, de los de antes, un grande como Charles Bronson, pero de España, ya sabeis: Cañita Brava, El risillas, Cacarrán, Guti…
    Y si se quedan dormidos Garci aprieta un botón debajo la mesa y los despierta con un calambrazo de muchos voltios, y encima están atados a las sillas aunque no se vea, lo peor es que cambio el botón por un pedal para no tener que dejar el ducados en el cenicero y que alguno avispado se lo robe, y con el pedal va mas suelto, lo chungo no es que se duerman los otros si no que se duerma el presentador con el pie en el pedal, por eso en cada programa son distintos, los tienen recuperandose una temporada. Y por eso no paran de hablar como enciclopedias aunque la mitad de las cosas se las inventan.
    Si en vez de haber nacido aristócrata dice uno, hubiese nacido en la república dominicana, ahora seria negrito, saludable, guapo, sobrado, con abdominales, comiendo langosta hasta para desayunar en vez de cereales con leche y nicotina en un cenicero sucio en vez de un bol como los tipos duros, me pasaría el dia en la playa de fiesta, ligando con turistas guiris, unas chicas en bikini que encima no hablan español, solo hacen que si con la cabeza y de rodillas, yo allí de animador social pero cobrando en especie !joder, que seria un fucker!, en vez de fijarme en los tipos duros del oeste, que me importan un bledo, si las películas del oeste son una mierda, ni tampoco habria sufrido 2 infartos cerebrales por tener que pensar tanto en las películas del oeste, que eso da que pensar, el pensar que estas pensando en películas del oeste, eso es un disgusto, que te entra panico… Me cago en el cine y la madre que lo pario, pero si el cine del oeste me aburre hasta matar pero no me mata solo me tortura, que antes prefiero hacer puenting sin cuerda que ver esos rollos de 3 horas que no hay quien los aguante, prefiero ver una de Almodobar o peor aun, una de las mias.
    El programa presentado por Jose Luis Garci, o por su esqueleto, o por un Garci virtual en 3d, se tendría que recrear también el humo de habano por computadora, o inventar la niebla artificial
    El gran Jose Luis Garci o el Pelopincho como lo conocen en Sausalito (Sausalito’s hedgehog).
    Los fans de Garci pillarán el chiste… Por eso no se ríe nadie.

    P.D.
    No he visto ninguna película de Garci, esto solo es una parodia de su programa.

    18 mayo 2019 | 16:38

Los comentarios están cerrados.