Las maravillas de ‘La favorita’: un drama de época y una joya actual

En pantalla

Hay algo de personaje sacado de una fábula, ávido de descubrimientos y curiosidad, o tanteando el terreno, en esos ojazos de Emma Stone (quizás nunca tan bien aprovechados como hasta ahora), siempre alerta o escudriñando entre pasillos y estancias, a oscuras o recargadas de tapices y adornos, en la corte de la reina Ana de Gran Bretaña a inicios del siglo XVIII.

La misma habitación, aunque pequeña y austera, sin ornamentos, donde duerme su personaje, Abigail, parece extraída de un cuento (el hogar de una niña humilde que espera tener mejor destino), o su mismo principal pretendiente se asemeja a un príncipe azul. Y la caracterización de la reina Ana (Olivia Colman), enferma, depresiva y desorientada, recuerda a la Reina de Corazones de Alicia en el país de las maravillas de la versión Disney, sobre todo por su maquillaje o en los momentos en los que se muestra histérica y gritona.

La favorita (The Favourite, 2018)

(®Fox)

Cuando en un baile privado de la reina con Abigail la oímos gritar, entusiasmada, “¡Qué les corten las cabezas!” ya no hay duda. El cineasta Yorgos Lanthimos ha empapado su relato de época en torno a dos damas, despojadas de cualquier prejuicio a la hora de lograr sus propósitos, en la obra de Lewis Carroll.

Una de ellas es Lady Sarah, duquesa de Marlborough (Rachel Weisz), la otra Abigail Hill (Emma Stone), la hija de un noble caída en desgracia que busca recuperar posición y dignidad, y ambas luchando por ganarse el favor de la soberana Ana, una para sentirse a salvo, la otra para ejercer poder.

Puede que sea una película de época, pero el director griego no es precisamente un director convencional y La favorita (The Favourite) inspirada libremente en personajes y hechos históricos, tampoco lo es. Un juego de intrigas y maquinaciones, de ambiciones y supervivencia, de poder y vejaciones donde saca a relucir lo mejor y peor de cada personaje.

Ni la dulce Abigail, que solo parece haber conocido la crueldad de los hombres (empezando por su mismo padre, que la vendió a los quince años), y que únicamente espera de ellos dos cosas: o que intenten llevársela a la cama o que la traten a empujones, es tan inocente y buena cómo se nos pinta en un principio, ni Lady Sarah es la desalmada ávida de poder.

Lanthimos no busca agradar al espectador, sí sorprender o no dejar indiferente. Y películas y series de época se han hecho a montones. Huyendo de lo académico o de lo que pueda haberse filmado antes, intenta hacerla distinta recurriendo a las extorsiones de las líneas que producen los grandes angulares y el ojo de pez, otorgando a sus imágenes un halo de ensueño o pesadilla.

La favorita (The Favourite, 2018)

(®Fox)

Siguiendo con los paralelismos con el universo de Lewis Carroll, en esta extraña perversión del cuento de Alicia en el país de las maravillas que es La favorita, de entre los 17 conejos (que simbolizan a cada uno de los hijos muertos de la reina), será precisamente uno el que permita entrar a Abigail en ese reino de fábula, de lujos y privilegios, ganándose la confianza de su monarca; pero será también otro (y sin destripar nada) el que la haga volver a su lugar, a los ojos de la reina.

Y puede que sea la interpretación de Olivia Colman la que se lleve los mejores elogios (sin duda, está magistral), como la soberana que, en el fondo, lo que más ansía es ser amada, pero tanto Emma Stone como Rachel Weisz están igualmente magníficas. Mientras, Lanthimos consigue otra película admirable, y ya van unas cuantas, no fácilmente complaciente para todo tipo de público.

(En pantalla: recomendaciones de estrenos en cine, streaming o blu-ray/DVD)

Posts relacionados:

El regreso de Mary Poppins

( ®Disney )

Seis lecciones que hemos aprendido (o recordado) con ‘El regreso de Mary Poppins’

‘Roma’, una de las imprescindibles del año para los amantes del cine

1 comentario

  1. Dice ser Azulmarinocasinegro

    Con solo ver el trailer mucho me temo que va a ser un tostón.
    Pero iré a verla

    22 enero 2019 | 09:37

Los comentarios están cerrados.