20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘resident evil 6’

Resident Evil 6 siembra discordia a tiros

En un extremo, duras críticas, acusaciones de destrozar el espíritu clásico de la saga, sentimientos de decepción, calificaciones de suficiente e incluso algún suspenso. En el otro extremo, halagos desmesurados, declaraciones de amor a Capcom, odas al espectáculo interactivo y notas de sobresaliente. Hacía mucho que un Resident Evil no generaba tanta controversia. ¡Resident Evil 6 lo ha conseguido!

Aún me falta mucho para completar el juego, lo reconozco, pero creo que he jugado lo bastante como para comprender lo exagerados que resultan un extremo y otro. Muchos, muchísimos fans esperábamos que Capcom retornase a los orígenes de la saga con Resident Evil 6Yo ya manifesté mi deseo en 2009, poco después del lanzamiento de RE5, en un post que es con diferencia el que más comentarios ha tenido en este blog. Las escenas de Leon Kennedy alimentaron mis esperanzas de ver un nuevo Racoon City. Pero no, yo —como tantos otros— me equivoqué. La evolución de la saga hacia la acción ya era imparable.

¿Es justo poner verde a un juego tan solo porque no es lo que esperábamos? No lo creo. A pesar del anhelo por ver nuestros sueños hechos realidad, hay que tratar de ser mínimamente realistas y evaluar un juego por sus virtudes y defectos palpables y no por sus carencias respecto a lo que nosotros habíamos imaginado.

Dicho esto, estoy de acuerdo con muchos de los puntos más criticados de Resident Evil 6: la cámara está demasiado pegada al cuerpo de los personajes y a menudo dificulta la visión, su movimiento también resulta incómodo en no pocas situaciones, el guión es flojo, el sistema de cobertura es malo y si hablo de abuso y mal uso de los Quick Time Events me estoy quedando corto. Capcom supo popularizar este vistoso recurso con Resident Evil 4 pero, siete años después, los QTE ya han perdido frescura. Desde un punto de vista más general, podríamos decir que el gran fallo de este juego es que no ha sido capaz de ofrecer nada único que lo haga novedoso o memorable.

Al margen de esa escasa originalidad y de los defectos puntuales, Resident Evil 6 es una superproducción hollywoodiense interactiva como hay pocas. El ritmo es trepidante, las escenas de acción son capaces de convertir cualquier rostro en asombro puro, el multijugador (que puede llegar a ser cooperativo a cuatro en los momentos en que la narración cruza a dos parejas de protagonistas) garantiza un incremento de la diversión exponencial, el detalle visual es admirable y a la banda sonora no se le pueden poner pegas.

Yo seguiré esperando un RE que sacie las ansias de los viejos jugones, más que nada porque no comparto el simplista argumento de Capcom de que los últimos Resident han vendido más que los primeros y que por eso se sigue potenciando la acción. Teniendo en cuenta el gran crecimiento que ha vivido la industria en los últimos 15 años, lo raro sería lo contrario, ¿no? Pero estos deseos de retorno al pasado no me ciegan ni me impiden disfrutar. Resident Evil 6 es divertido,  muy divertido si se juega con ganas. Al que le parezca lo contrario, probablemente es porque no ha sido capaz dejar totalmente de lado los prejuicios.

Demostración de fuerza de RE6

Desde que viese la luz hace unos meses el espectacular primer tráiler de Resident Evil 6 ya estaba claro que nos encontrábamos ante uno de los videojuegos del año. Cada nueva imagen y cada nuevo vídeo no han hecho más que confirmar que, si bien no vamos a encontrarnos nada revolucionario, el espectáculo está más que garantizado.

Ahora, cuando todavía faltan cuatro meses para el lanzamiento (saldrá el 2 de octubre en PS3 y Xbox 360, Capcom nos ha proporcionado un nuevo acercamiento a Resident Evil 6 mediante la demo, ya disponible en Xbox Live en exclusiva para los poseedores de Dragon’s Dogma.

Ayer, en cuanto tuve un momento, descargué la demo y comprobé lo que ya se intuía: pese a tener unas mecánicas y controles similares, cada uno de los tres personajes protagonistas (seis en realidad, puesto que todos tienen un acompañante pensado sobre todo para el modo cooperativo) protagonizan etapas de diferente corte dentro de la aventura, algo que contribuirá de forma muy positiva a la variedad del desarrollo.

Leon (y Helena): En esta etapa protagonizada por Leon Kennedy se aprecia un intento de Capcom de conectar con los orígenes de la saga. Si bien no parece que vayamos a volver a los puzles y el avance pausado de los primeros Resident Evil, sí que hay un retroceso hasta RE4 con toques incluso más oscuros. Los escenarios poco iluminados están llenos de formas y sombras que te mantienen tenso en todo momento. Aquí vuelve a demostrarse que es la incertidumbre y la sensación de amenaza la que crea mayor congoja. La posibilidad de que haya enemigos y no los enemigos en sí mismos es lo que hace que la adrenalina se dispare. En cuanto a la trama y los diálogos, las referencias a Racoon suponen una agradable golosina para los veteranos.

Chris (y Piers): La calma inquietante desaparece y las armas de fuego se convierten en las absolutas protagonistas de esta etapa en la que Chris Redfield y su equipo recorren los tejados y azoteas de una ciudad china disparando a todo lo que se mueve. Aunque los disparos siguen siendo la táctica ofensiva más común, he notado en esta fase (y un poco también en las de Leon y Jake) que el combate cuerpo a cuerpo ha adquirido mucha importancia. En algunos momentos me han parecido tan letales los golpes de Chris que he visto innecesario gastar munición a lo tonto.

Jake (y Sherry): En esta etapa, el protagonismo está repartido entre los dos héroes y el villano, un Ustanak, nueva arma biológica que ha heredado las malas costumbres del viejo Némesis. Delmismo modo que este acosaba a Jill Valantine en Resident Evil 3, el nuevo monstruo persigue de manera incansable a Jake y Sherry. Todo parece indicar que los paralelismos entre esta parte del juego y RE3 serán muchos: persecuciones constantes con algún enfrentamiento puntual en el que aturdir al bicho para culminar con una espectacular lucha final. Que conste que esto tan solo es una suposición que planteo a partir de lo que he visto en la demo.

Si tengo que elegir, me quedo con la parte de Leon, aunque aún falta muchísimo juego por descubrir. Quién sabe qué sorpresas nos tiene preparadas Capcom dentro de Resident Evil 6. En unos meses lo sabremos, cuando los zombis regresen para consolarnos por el verano recién terminado.

Resident Evil 6, maravillosa decepción

Hace casi tres años reflexionaba sobre cómo podría ser Resident Evil 6, sobre cómo me gustaría que fuese. Resident Evil 5 estaba a punto de ver la luz y ratificaba el giro hacia la acción que se dio en el cuarto capítulo de la línea canónica de la saga. A mí me apetecía mucho un regreso a los orígenes, una vuelta a los ambientes terroríficos, a la importancia de los puzles en la aventura, al desarrollo más pausado pero también más tenso de los primeros juegos.

Capcom ya ha presentado Residen Evil 6 y no tiene nada que ver con ninguno de mis deseos. ¿Decepcionado? Pues en teoría sí, pero lo cierto es que a los cinco segundos del vídeo de presentación (uno de los mejores que he visto en mucho tiempo) ya estaba con la carne de gallina. Leon desgastado por el paso de los años, el presidente de los Estados Unidos, una nueva ciudad infestada de zombis, Chris Redfield en modo shooter hero, un tercer personaje bastante cañero y mucho bicharraco suelto.

El tráiler, de tres minutos y medio, deja ver muchísimo e intuir otro tanto. Además, Capcom no se ha cortado a la hora de dar detalles: el juego llegará el 20 de noviembre a consolas y algo más tarde a PC, el modo historia podrá jugarse a dobles, tendrá otro modo cooperativo para seis personas y uno competitivo para ocho.

En cuanto al argumento, sabemos que todo girará en torno a una amenaza bioterrorista a escala global, que Leon S. Kennedy estará implicado en una historia relacionada con el presidente estadounidense y su hija (por fortuna parece que Ashley no molestará como hacía en RE4) y que Chris Redfield viajará hasta China en una misión para defender la seguridad del país.

Por otro lado, aunque no se volverá a los planos cinematográficos de las primeras entregas y las lentas aperturas de puertas, sí parece que habrá varios estilos de juego en función del personaje que controlemos. La historia de Leon representa el retorno espiritual a Racoon City, con zombis, escenarios oscuros y atmósfera terrorífica. Puede que no nos haga pensar mucho en RE2, pero sí tiene un punto cercano a RE4, que aún conservaba cierta esencia de aventura de miedo.

La parte de Chris es pura acción. Algo así como RE5 elevado al cubo. De hecho, aquí radica lo que menos me ha gustado de momento de RE6: la explicación de por qué se le ha dado más peso a la acción que a la aventura. “Hemos visto incrementar enormemente la popularidad de Resident Evil cuando la saga se orientó a la acción, Resident Evil 5 es el más vendido de la serie. Así que para nosotros tiene sentido seguir este camino más intensamente”, ha explicado Dave Turner, jefe de marketing en Capcom UK.

En mi opinión, este razonamiento no tiene ni pies ni cabeza. Obviamente, en una saga superventas (y mientras no se haga un disparate), la última entrega siempre va a ser más exitosa que la primera, que se lanzó hace más de una década en un mercado del videojuego que no era ni la mitad de lo que es hoy día. Por lo visto el objetivo es atraer a jugadores aficionados a títulos como Call of Duty. Eso al menos tiene algo más de sentido.

Por último, el nuevo personaje es un tipo que recuerda a Albert Wesker y cuyos momentos de protagonismo parecen estar centrados en combates cuerpo a cuerpo y la huida de un B.O.W, una criatura monstruosa que le perseguirá del mismo modo que Némesis acosaba a Jill Valentine en RE3. Por cierto, ¿el aspecto del B.O.W. no es un pequeño gran spoiler? Tal vez sólo sea mi imaginación…

No, Resident Evil 6 no ha recuperado la esencia de los survival horror, pero si tienen que decepcionarme, ojalá siempre sea así.

Resident Evil 6, ¿sólo para Play?

De momento sólo son rumores, pero resultan inquietantes. En una generación en la que las grandes desarrolladoras lanzan sus videojuegos más potentes para todas las pltaformas (con contadas excepciones como Konami y su Metal Gear Solid 4), se está comenzando a hablar de un posible as en la manga de Sony.

Al parecer, la compañía nipona habría ofrecido una suculenta oferta a Capcom que permitiría que los usuarios de PlayStation 3 disfrutasen en exclusiva de Resident Evil 6 durante un periodo de entre seis meses y un año. No sería el primer caso de exclusividades temporales en las actuales consolas (recordemos el caso de Ninja Gaiden 2), pero sí sería el ejemplo más significativo.

Esta estrategia podría ser el revulsivo final que necesitaría la máquina de Sony para alcanzar a la Xbox 360 de Microsoft, a la que ya sigue muy de cerca en el cómputo de ventas globales. No me cabe duda de que además, en caso de que Capcom aceptase el acuerdo, se pondría a la venta un interesante pack con el juego y la consola, quizá un modelo personalizado de ésta.

Sí, Resident Evil 6 acabaría viendo la luz en la consola de la competencia, pero no hay nada comparable al tirón inicial de un nuevo juego y más cuando se trata de una saga tan popular. Es muy complicado que una conversión, por muy clavada que sea al original, obtenga los mismos resultados de ventas.

Aún no se sabe nada de este hipotético Resident Evil 6. No sabemos si regresará a los zombies ahora que están tan de moda, si mantendrá los tintes de acción que caracterizaron a la cuarta y sobre todo a la quinta entrega, si veremos a viejos personajes o todos serán nuevos… Sea como sea, el éxito lo lleva de serie en el nombre.

¿Qué os parece esta posible exclusividad?, ¿creéis que podría ser significativa en la guerra entre Sony y Microsoft?