Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El decreto 10/18 confirma un cambio de época

La familia ha dicho que se hará cargo de los restos de su antepasado dictador caudillo. Y que no son partidarios de pagar los gastos de la guerra civil, los flecos.

Entretanto Pedro Sánchez-84 ha despistado al país arrojándole el hueso franco y ha ganado tiempo y verano.

Sánchez, que no puede gobernar, se limita a figurar (que en un país top-deuda es lo mismo). Y lo hace bien. Tras algunos tropiezos, endereza su rumbo hacia quedarse. Hoy ha reunido a su ministrada en una finca con pedigrí aznaresco. Los símbolos los pilota bien: la continuidad del despotismo institucional, el Estado en toda su ruina y su fulgor.

Ha lanzado un decreto de verano para “resignificar” [sic] la ley aquella de 2007 y dar salida al Ínclito Ubérrimo, o sea, Franco. Todo un tótem y tabú, move y remove.

La redacción del decreto busca y consigue la ilegibilidad. Aquí está el pdf del BOE, solo tiene cuatro páginas, de las que sobran tres y media.

Es tan chapucero que si el Tribunal Constitucional supiera leer podría invalidarlo de oficio.

Lo mejor es que a veces pone “Guerra Civil y Dictadura” con mayúsculas, como en la ley de ZP de 2007, y en otros párrafos rebaja la segunda a “Guerra Civil y dictadura”. Esa mayúscula bailonga, reggetona, refleja la confusión emotiva del big data a medio hacer.

No es lo mismo Dictadura que dictadura.

Dice que la reforma de la ley del 2007 que se acomete con este decreto-ley es un símbolo.  (Aquí, ayer). ¡Un símbolo!

El mérito de Sánchez-84 es hacerle el exhumado a un ectoplasma y ponerse él en su lugar: El hombre que sacó a Franco.

El Caudillo, ya en plena resurrección pop, sufre y disfruta ahora del purgatorio tuitero, que no deja de ser una vidilla extra.

Gracias a esta exhumación de momento simbólica ya podemos permitirnos la nostalgia (siempre inventada) y la irreverencia sana.

Ahora que España y sus regiones ya ha admitido que la transición fue un buen apaño, un parche genial para no incurrir de nuevo en la masacre de siempre, ya se va cerrando el ciclo beatificante hacia aquella chapuza modélica: ya es posible hasta renegar de ella reconociendo que nos ha dado un respiro. La transición beatífica se acaba hoy con el edicto exprés del exhumado. 

A lo tonto a lo tonto nos estamos librando del ominoso oprobio doble: la transición y su abuelo ya se pueden evaluar sin resquemor. Solo big data.

Hemos cambiado de época sin darnos casi cuen.

Son las ventajas que tiene ir de la ley a la ley…

 

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

  1. Dice ser Santiago

    La transicion no fue un parche genial para no incurrir en la masacre de siempre, la transicion fue un parche genial para subirse al carro del ingreso y llenarse los bolsillos ciertos politicos como Felipe y Carrillo sin tener que dar un palo al agua y traicionando ideales, eso de los ruidos de sables que se lo cuenten a su peluquero, que hoy ya no cuela.

    25 agosto 2018 | 10:06 pm

  2. Dice ser Santiago

    Y tu, Mariano, se lo cuentas al tuyo, aunque yo creo que lo tuyo va de incordiar. No importa.

    25 agosto 2018 | 10:11 pm

  3. Dice ser gorrión

    Todavía nadie me ha dicho para que sirven el CONGRESO y el SENADO.

    Si están los DECRETOS LEY, ¿para qué queremos pargar tantos sueldos en las anteriores instituciones?

    26 agosto 2018 | 1:36 am

Los comentarios están cerrados.