Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Los calambres han vuelto

Recuerdo los primeros calambres que me dieron después del diagnóstico, al principio pensaba que los provoca algún movimiento que había hecho, creía que tenían el mismo mecanismo que cuando te pasa practicando deporte. Con el paso de los días, me di cuenta que era mi cuerpo el que de vez en cuando me daba esa descarga eléctrica.

pixabay.com

pixabay.com

Unas semanas después de que naciese Nora, tuve algún calambre, algo tímido, suave y se presentaban de forma esporádica. Un día sentía algo y pasados unos cuantos días o hasta la semana siguiente no volvía a sentir otro. Así me he pasado estos cuatro meses.

Pero hace un par de semanas, tuve un calambre en la espalda fuerte, de los que necesitas pararte y coger aire del dolor que provocan. Recuerdo que estaba en el sofá, comiendo, mientras Nora estaba en su hamaquita jugando y me quedé tiesa hasta que se me pasó. Creo que durante estos meses había olvidado el dolor que producían y sentí que todo esto volvía empezar, otra vez.

Desde ese día, han ido aumentando de manera gradual. Ahora suelen ser diarios, a veces noto solo uno, en otras ocasiones alguno más. Principalmente se concentran en la zona de la espalda y cadera-ingle cuando estoy andando. Tampoco son tan fuertes y continuados como antes, por el momento me permiten dormir bien y tampoco me dejan el cuerpo tan agotado como han sido estos últimos años.

Antes de quedarme embarazada, lo pasaba bastante mal, no me permitían dormir, me provocaban mucho dolor y se formaban contracturas. Me dejaban muy cansada, era como si ese músculo se hubiera estado moviendo durante horas sin parar. Probé tropecientas pastillas variando sus dosis y momentos de administración, al principio me funcionaban pero pasados unos meses, llegaba un punto que no me dejaban descansar e iba arrastrando una fatiga descomunal.

Veremos cómo van evolucionando.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Comprensión, resignación y paciencia , seguramente sea causa del embarazo.

    Lucho sin tregua para que leas en mi web EL EVANGELIO DEL CENTURION http://antoniolarrosa.com te quedan solo 9 dias gratis .77

    12 abril 2016 | 12:02

  2. Dice ser chloë

    Hola Paula, yo de vez en cuando también noto esas descargas eléctricas. Las mías son muy flojita e intermitentes. Suelen aparecerme en el párpado inferior,muslo, rodilla, pie. ahora mismo son muy flojitos, espero que siga así mucho tiempo, ojalá de por vida 🙂

    12 abril 2016 | 20:23

  3. Dice ser Virginia

    Yo tengo esos calambres diariamente en las piernas, sobre todo al final del día. Hay noches que no me dejan dormir, y por las mañanas me despierto y me siento agotada, peor de cuando me acosté. También he tenido varios tratamientos, pero ninguno ha conseguido acabar con ellos y ya estoy desesperada. Solo decirte que ánimo y que no nos queda otra nada mas que aprender a vivir con ello. Un beso

    14 abril 2016 | 13:47

  4. Dice ser Angela

    Hola Paula, te cuento mi experiencia con los calambres diarios, en mi caso tengo dos tipos de calambres, uno es el calambrazo que es continuo, repetitivo, como descargas, me pasa en todo el cuerpo, van alternándose, sobre todo en los dedos de las manos, y la zona lumbar, a mi me recuerda a cuando me hacen los potenciales evocados, yo los siento así, y luego los “dolores radiales”, así los llamo yo, que son los que me dejan tiesa, y los primero que siento, dolor y miedo, ya que hasta que no para no se si voy a tener el cuerpo bien o voy a tener que salir corriendo al hospital. Y las noches no se si por la poca actividad de no mover las piernas o que, pero empieza ese “dolor radial o calambrazo “en las piernas y del dolor me despierto, no puedo ni mover la pierna, o las piernas y hasta que no se para no llega el alivio, y me puede pasar hasta tres o cuatro veces a la noche, no siempre, menos mal. Los calambres se instalaron en mi cuerpo y yo creo que de aquí no se van. Se hace duro pero hay que vivir con ello. Animo!!

    14 abril 2016 | 18:46

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.