Una de cada mil Una de cada mil

Historias de la Esclerosis Múltiple

Siempre hay alguien que está peor

Si nos ponemos a hacer comparaciones, siempre vamos a encontrar a alguien que esté peor que nosotros mismos. En muchas ocasiones, muchas personas me suelen decir que sus problemas no son nada, comparados con los míos. Como si cada vez que lo dicen, se sintieran un poquito mejor y sus problemas se hiciesen un poco más pequeños y menos importantes. A mí esa frase, me resulta bastante cargante pero el resultado es que a la gente le consuela pero, ¿realmente es así?

Flickr/KellyB.

Flickr/KellyB.

Obviamente yo también puedo encontrar a alguien que esté peor, siempre habrá una enfermedad más grave o unas circunstancias económicas y sociales inferiores a las mías, y por supuesto que las hay incluso dentro de mi propia enfermedad. Pero a mí este argumento nunca me ha convencido, y después del diagnóstico mucho menos. No entiendo que tiene de reconfortante, relacionar tus problemas con los del resto simplemente para encontrar cierto alivio.

Incluso, las prioridades de cada uno, cambian. Lo que para mí, puede ser una tontería porque no le doy importancia, o porque existe una manera de solventarlo, para otra persona puede ser un auténtico contratiempo en su vida. Y ninguna de las dos posiciones, es mejor que la otra.

Lo que sí que se podían fijar todas esas personas que buscan consuelo es, en la manera que tenemos de seguir hacia delante, pese a todas las dificultades que muchos nos recuerdan a todas horas. Simplemente fijarse un poco más en los positivo, empatizar más y hasta tender una mano de ayuda.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Irene

    Hola Paula, en mi opinión personal no somos nadie, sin ninguna excepción para sentir pena por los demás. ¿En qué posición nos ponemos con respecto a la otra persona para sentir pena por él? ¿somos mejores que el otro? ¿crees que la otra persona se cambiaría al instante por ti que sientes pena de ella? De verdad que agradezco infinitamente cuando me preguntan cómo estoy y cómo me va. Oírme decir que la cosa va bien y que el tratamiento funciona me da alegría y no creo que por mucha pena que le dé a la gente mi situación yo me fuese a cambiar por ellos. Me gusta mi vida, aunque esté en el paro, mi familia y las cosas que me empeño en aprender, hacer y trabajar, y a pesar de la enfermedad no me cambiaría por otra persona para nada.

    La diferencia está en cada uno de nosotros y nadie va a venir a ponértela. Tienes que ser tú mismo el que marque esa diferencia (pensando en positivo).

    27 julio 2015 | 12:52

  2. Dice ser Hector

    A ver yo sí que pienso que a la gente le alivia ver que hay otra gente con sus mismos problemas o peores. Pero no es por ninguna maldad ni razón perversa. Es simplemente porque si queremos hacer una valoración de una situación, tenemos que compararla con algo que haga de patrón. Y ese algo muchas veces son las demás personas.
    Si el problema lo tienes solo tú, lo primero es que vas a estar más solo para enfrentarlo y lo segundo es que vas a atribuirlo a que es por tu culpa, o por mala suerte o a que algo no anda bien porque no es normal que te pase solo a ti. Y eso siempre va a ser angustiante.
    Hace muy poquitos años, si alguien no podía pagar la hipoteca y le desahuciaban, pues nadie se preocupaba por esa persona e incluso le culpaban por haber sido irresponsable. Han habido hasta suicidios por el tema como sabes de lo mal y solos que se han sentido algunos por verse así. Hoy en día, al ser este un problema tan generalizado y tenerlo tanta gente, alguien en esa situación ya no se siente tan solo. Tiene apoyo de mucha otra gente en su misma situación e incluso han habido sentencias judiciales pioneras, se han cambiado leyes como lo de las claúsulas suelo e incluso han caído gobiernos y han aparecido nuevos partidos políticos que estan revolucionando el panorama político como nunca en décadas. Luego ese mal de muchos consuelo de tontos, no es tan de tontos porque es algo que puede llegar a tener mucha fuerza y hasta cambiar la historia.

    Si tu vivieras en un planeta en donde nadie envejece ni muere menos tú, pensarías que tienes una enfermedad o algo raro. Pero como no es así piensas que es algo natural y normal y no te intranquiliza demasiado.

    En tiempos de mis abuelos y mis padres cuando eran niños casi nadie tenía nevera ni lavadora, y nadie se consideraba miserable por eso puesto que nadie tenía. Hoy en día si alguien no puede permitirse esas cosas pensaríamos que está en una situación muy miserable y que algo raro pasa ahí, porque todo el mundo tiene lavadora y nevera hoy en día. incluso habría quien insidiosamente insinuaría que si está así es porque se lo ha buscado o algo raro, puesto que algo así no es normal ni habitual.

    En fin, todo es porque necesitamos compararnos con algo para saber si una situación problemática es normal, sus causas y si tiene soluciones. Si no actuáramos así no seríamos seres inteligentes.

    A mi personalmente no me molesta si alguien se siente aliviado por ver que yo estoy igual o peor en algo que él, siempre y cuando no me falte al respeto y sea educado claro. Yo todo lo que pueda contribuir a que otros se sientan felices por mi encantado.

    27 julio 2015 | 16:18

  3. Dice ser Hector

    En el tema de problemas de salud por ejemplo es normal compararse con otros y preguntar. Mi madre ha empezado a tener problemas de salud circulatorios debidos a la edad. Y se asustó mucho porque pensaba que hasta se podía morir y le asustaron las contraindicaciones de la medicación. Pensaba esto porque la mayoría de sus amigas ocultan sus problemas de salud y las medicinas que toman por coquetería. Así que pensaba que le pasaba solo a ella. Pero al comentarlo con las amigas y verla tan preocupadas, muchas confesaron que tenían esos mismos problemas de salud y tomaban esa medicina desde hacía años. Mi madre se quedó más tranquila al ver que aún le quedaban años de vida. Ya sé que debería haber confiado en lo que decía el doctor, pero hoy en día por desgracia tú médico no es alguien con quien tengas fe y confianza como antaño, porque te lo cambian cada año y te atiende en 60 segundos sin dar demasiadas explicaciones y uno no sabe bien que pensar.
    Perdon por el rollo

    27 julio 2015 | 16:27

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.