BLOGS

Cómo limpiar tus canalones y evitar atascos en otoño

Nuestros profesionales y expertos del hogar te dan trucos y consejos para evitar atascos en canalones, bajantes y tejados en épocas de lluvias, resguardándolos de las hojas caídas en otoño y evitando molestias e incluso ahorrándote averías y roturas.

El otro día hablaba contigo de la vida secreta de las campanas extractoras, esas trabajadoras impenitentes, capaces de librarnos de gases nocivos y humedades corrosivas.

Y todo ello, sin recibir reconocimientos ni esas loas que sí ameritan otros electrodomésticos por servicios menos higiénicos, como la televisión.

Pero, como reparador, mi espíritu de defensor de las causas perdidas me hace ponerme de parte de esos útiles que, sin llamar mucho la atención, nos facilitan la vida enormemente.

Por eso hoy es el turno de un gran aliado silencioso que solo recordamos cuando llueve. Literalmente.

Los canalones protegen nuestras fachadas de la suciedad y encauzan el agua de lluvia de forma que toda la superficie del tejado no descargue su mercancía acuática sobre nuestras cabezas.

Entre sus cilíndricas paredes fluye el agua ensuciada por polvo, tierra, hojas de árbol, musgo, papeles y otros tantos elementos de todos los tamaños y formas.

Nuestros profesionales y expertos del hogar te dan trucos y consejos para evitar atascos en canalones, bajantes y tejados en épocas de lluvias, resguardándolos de las hojas caídas en otoño y evitando molestias e incluso ahorrándote averías y roturas.

Y esto hace que, con el tiempo, se puedan acumular masas sólidas importantes que causen atascos, reventones y otros contratiempos evitables.

Estos días vivimos los últimos coletazos calurosos de 2017, con la vista en un cielo que pronto nos deparará las esperadas lluvias otoñales. Está a punto de estrenarse, por tanto, la época de más trabajo para esos canalones, que se une a la de la caída de las hojas para formar una combinación muy peligrosa.

Nuestros profesionales y expertos del hogar te dan trucos y consejos para evitar atascos en canalones, bajantes y tejados en épocas de lluvias, resguardándolos de las hojas caídas en otoño y evitando molestias e incluso ahorrándote averías y roturas.

Evita con atención un atasco que derive en avería de tus canalones

Lo mejor que puedes hacer para prevenir esa acumulación de materiales en tus canalones es colocar un salvahojas.

Hay muchos tipos diferentes que se acomodan a las necesidades y proporciones de cada canalón.

Nuestros profesionales y expertos del hogar te dan trucos y consejos para evitar atascos en canalones, bajantes y tejados en épocas de lluvias, resguardándolos de las hojas caídas en otoño y evitando molestias e incluso ahorrándote averías y roturas.

Te ayudarán a filtrar esa hojarasca, que podrás recoger fácilmente cada cierto tiempo.

El modelo más eficaz es un husillo de forma semiesférica, un casco de alambre, que se monta sobre el salidero. Aunque lleguen hojas flotando y se acumulen al pie del casquillo haciendo subir el nivel del agua, siempre quedará cota libre para desaguar.

En otros países europeos, con más arbolado y más lluvias, resulta fácil encontrar distintos tipos de salvahojas. En España hay pocos proveedores, así que ante una emergencia recurriremos a un invento casero. Para ellos podremos emplear dos sencillos utensilios: una simple panera de caña, y un colador. Haz la prueba, ambos funcionan perfectamente.

¿Y si el atasco está ya montado?

En ese caso, hay dos acciones que debemos llevar a cabo, cada una a distintas alturas, para deshacer el entuerto.

En primer lugar, accedamos a la parte superior del canalón y recojamos toda la suciedad que podamos a mano.

Para ir echando los restos llevaremos una simple bolsa de basura. Podemos ir apoyándola en las tejas o salientes del tejado para mayor comodidad, sujetándola por el asa allá donde nos quede a mano (sobre todo si los residuos no pesan mucho).

Una vez hayamos retirado los restos sólidos, con un cepillo de cerdas fuertes y una manguera podemos barrer la tierra y el resto de incrustaciones.

Si esto es suficiente para terminar con el atasco, nuestro trabajo estará hecho. Si no, hazte con unos metros de guía pasacables de electricista (firme, de buen calibre, para que no se doble al ejercer presión sobre el material sólido y compactado que ha causado la obturación) y remángate las manos.

 

Mételo por la salida inferior de la bajante y ve empujando poco a poco, con toda la atención y la sensibilidad puesta en ese momento en que notes que has llegado al atolladero.

Con delicadeza, ve empujando y girando hasta que la congestión se vaya deshaciendo. Puede ayudar que alternes esos movimientos con el cable con un chorro de agua de una manguera.

Nuestros profesionales y expertos del hogar te dan trucos y consejos para evitar atascos en canalones, bajantes y tejados en épocas de lluvias, resguardándolos de las hojas caídas en otoño y evitando molestias e incluso ahorrándote averías y roturas.

Finalmente, vierte agua para dejar impecable el interior de los tubos y la superficie vista junto al tejado.

Consejo extra de nuestros profesionales:

Si la vida útil de tus canalones se ha estirado demasiado y se encuentran viejos y oxidados, te redomendamos reemplazarlos por unos de aluminio, que se oxidarán menos y serán más limpios.

Y si no quieres o no puedes cambiar los canalones, al menos retira todo el óxido que puedas y dales una pasada de esmalte y otra de pintura, para protegerlos durante otro periodo de las inclemencias y mantener los canalones en buen estado por más tiempo.

Y si quieres seguir disfrutando del otoño sin sustos ni problemas que puedas evitar, pídenos presupuesto, de manera totalmente gratuita, para tener tu casa mucho más segura.

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.