Entradas etiquetadas como ‘cloro’

Así se prepara una piscina para el primer chapuzón del verano

Imágenes: piscinassalgado.comabrisud.eshogaryconstruccion.wordpress.comreparaciondepiscinas.eslacubiertadepiscina.combravi.esmasterfile.comkevinsweeney.info, polarispool.comamazon.com y facilisimo.com.

Los primeros gritos de felicidad de cada verano llegan unos días antes que los de los vencedores de la Champions League. Suelen ser más agudos, casi tan alocados, y provenir de pandillas enteras de niños saltando a la vez sobre la superficie aún fresca de una piscina a estrenar.

Por fin llega ese momento del año en el que destapas tu alberca particular, te calzas el bañador de moda de esta nueva temporada y luces palmito mientras intentas disimular que, ¡mecachis!, ¡todavía está fría!

Y para que todo vaya como en el mejor de tus sueños invernales, vamos a repasar los pasos a seguir para que no se te olvide ni un solo detalle de una apertura impecable de piscina.

Si quieres ser el mejor, apúntate todos los trucos de los profesionales y empieza a practicarlos hoy mismo…

¿Preparado?

¡Al agua, patos!

1. Quita y guarda adecuadamente la cubierta de tu piscina

Lo primero -retirarla- parece obvio a todas luces. Lo segundo -guardarla en condiciones- muchas veces pasa más desapercibido.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Pero es muy importante que te asegures de eliminar cualquier resto de agua de su superficie antes de doblarla cuidadosamente y guardarla en un lugar de almacenaje limpio y seco. De lo contrario, se podrían producir humedades, hongos y un deterioro que llevaría a la cubierta a cuartearse y terminar rajándose, siendo inutilizable cuando el otoño la vuelva a hacer necesaria.

Lo mejor es que pidas la ayuda de otra persona para llevar a cabo esta labor, situándose una a cada lado de la piscina para realizar las dobleces con más facilidad y seguridad.

2. Limpia los exteriores de la piscina

La primera labor de limpieza debe asegurar que no entra más suciedad de la ya existente al agua.

Puedes usar una manguera (mejor aún si se trata de alta presión) para expulsar hojas, tierra y polvo desde el interior hacia el exterior de cada bordillo.

3. Si tu piscina estaba vacía, comprueba posibles fugas y repara daños

Pueden existir fugas en tuberías o desprendimiento de azulejos cerámicos. En el primer caso, cuenta con la ayuda de un fontanero profesional. En el segundo, puedes emplear un epóxido -masilla adhesiva con alta resistencia a la humedad- para devolver su flamante aspecto original a tu piscina.

Mantenimiento de piscinas en verano

Emplea ahora los cepillos adecuados para limpiar los posibles restos de suciedad acumulados a lo largo del invierno en las paredes y el fondo, acompañados de productos ácidos que deberás comprar teniendo en cuenta la composición de cada vaso (ya sea una piscina de obra, poliéster o liner).

Y eso sí: nunca, nunca emplees jabones, ya que reaccionan a su contacto con el cloro y otros productos químicos empleados en este punto de tu hogar, produciendo una gruesa espuma que no desaparecerá por mucho que aclares.

4. Puesta en marcha del motor de limpieza

Vamos ahora a preocuparnos por el estado del agua. Si tenías la piscina cubierta y la hibernación se ha llevado a cabo sin problemas, el nivel de suciedad no será muy alto, pero aun así necesitaremos darle un buen uso inicial a los filtros para poner el agua a punto.

Antes de nada, retira cualquier objeto de la superficie que pudiera haber quedado flotando durante el invierno, desde flotadores hasta los posibles tapones o elementos de hibernación.

Ahora le toca el turno al filtro: recuerda que, para esta función, el nivel del agua debe estar a 1/4 del de los skimmers, y que debes colocar los posibles tapones de purga en bombas y filtros.

Llena el filtro y el prefiltro y coloca sus tapas y después abre las válvulas en posición de filtración y pon en marcha el motor. Durante todo este proceso, debes comprobar si existe alguna fuga.

Si tu filtro es de arena, lávalo y enjuágalo, o sustituye el cartucho por uno limpio en su caso (lo mismo si tu filtro es de diatomeas: le toca recarga de diatomita).

5. Cómo controlar los niveles del agua

Ahora llega esa parte que te hace sentir como un químico en el plató de El Hormiguero: la regulación de niveles acuáticos.

Lo primero es comprobar la alcalinidad (TAC), que debe estar entre 80 y 150 PPM, y el PH, que oscilará entre el 7,0 al 7,6.

Una vez tomados los valores de estos dos niveles, toca regularlos con los productos químicos a este efecto. Recuerda comprobar que la válvula multivía está en posición de filtrado durante este proceso.

Es recomendable llevar a cabo un tratamiento de choque —una super cloración que servirá para matar las cloraminas, y las bacterias existentes— llegado este punto para garantizar una calidad perfecta del agua y evitar riesgos de contaminación durante el baño.

Sigue las instrucciones del fabricante para ello y no permitas que nadie se introduzca en el agua hasta que todos estos pasos estén completos, teniendo en cuenta los tiempos marcados en las instrucciones. Lo mismo si vas a usar productos antialgas, algo necesario para evitar este peligroso foco de hongos y bacterias.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Una vez terminado este paso, estabiliza el tratamiento del agua con electrolizador de sal y reguladores del PH, tal y como lo haces habitualmente durante cada verano.

6. Los últimos retoques antes del primer gran baño del verano…

Ahora toca comprobar el color del agua y cualquier resto de suciedad que quede en el fondo, paredes o superficie.

Si existen restos en el fondo, te recomiendo usar un cepillo de mano o un robot limpiador de fondos para eliminarlos. Pero si la suciedad acumulada todavía es grande, es mejor cambiar la válvula multivía a la posición de desagüe y filtrar el agua que hay durante, al menos, un día completo.

7. Respecto al mantenimiento que llevarás a cabo durante el resto del verano…

Recuerda pasar un recogehojas por la superficie cada día, usar un robot de limpieza de fondos a diario (puedes programarlo para que trabaje durante las horas en que nadie usa la piscina, como la noche), y añadir cloro de forma regular para desinfectar el agua (unos cuatro kilos al mes para una piscina estándar de 100 m³).

¡Y a disfrutar de la piscina durante todo el verano!

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

¿Qué problemas tiene el agua de tu grifo?… Además, ¡participa en nuestra encuesta con regalo!

Los expertos en reparación de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, técnicos especialistas en todos los gremios que puedas necesitar, te traen hoy consejos de fontanería para que disfrutes de una calidad de agua óptima en tus grifos, con seguridad y garantía para tu salud.

En jornadas como hoy, 17 de junio, Día de la lucha contra la Desertización y la Sequía, es especialmente importante dar valor al agua que consumimos en nuestras propias casas, aprender a detectar posibles problemas en nuestra canalización acuífera que afecten a nuestra salud y a resolverlos como un profesional de la fontanería.Los expertos en reparación de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, técnicos especialistas en todos los gremios que puedas necesitar, te traen hoy consejos de fontanería para que disfrutes de una calidad de agua óptima en tus grifos, con seguridad y garantía para tu salud.

Y es que beber agua limpia y cristalina, insípida e incolora, simplemente con abrir un grifo en casa, es algo que muchos occidentales damos por hecho sin ser conscientes a veces del privilegio que representa.

Haciendo clic en la imagen de la derecha podrás ampliar un mapa de cada continente que así lo atestigua y comprobar si la calidad del agua de tu país, o de aquella región a la que irás de vacaciones, es aceptable para el consumo humano o no.

Mientras tanto, nuestros profesionales han recopilado los problemas más habituales con los que te puedes encontrar al abrir el grifo y detectar que el agua que sale no es de la calidad que podrías esperar. Presta atención a su color, textura y olor antes de probarla para detectar sus inconvenientes entre los distintos problemas que te explicamos a continuación, pero antes:
.

> Estamos sorteando una pulsera de actividad y sueño FitBit Flex con Bluetooth valorada en 100€, ¡entre todos aquellos que contestéis esta encuesta sobre mascotas!
Participa ahora mismo
y estrena tecnología saludable este verano 😉

 

1. Tiene una película entre blanca y grisácea

Se denomina “agua dura” a aquella con altas cantidades de calcio y magnesio disueltos en su composición. No es un problema grave, pero te recomendamos emplear filtros en grifos o jarras especiales tipo Brita para eliminar el exceso de sedimentos como estos y otros metales pesados, más peligrosos.

Además, la excesiva dureza del agua terminará dañando electrodomésticos como tu lavadora y tu lavavajillas, y estropeando cristalería y cubertería de la forma que ves en esta imagen:
.Hard-water-dishwasher-1024x6802

2. Se acumulan en el fondo sedimentos marrones

Al principio, tu agua parece transparente. Pero pasado un rato comienza a aparecer una capa marrón, naranja o roja de sedimentos en el fondo de tu vaso. Esto puede estar causado por el exceso de hierro en tu agua. La solución es, igualmente, un filtro que suavice tu agua, o, si se trata de una concentración especialmente alta, un filtro de oxidación.
.

3. Hay motas negras

Es más probable que encuentres este problema en aguas estancadas, como la del wc. o la de la bañera.

El problema más habitual aquí es un exceso de manganeso, que puedes eliminar igualmente con filtros especiales que aplicar a todas las salidas de agua de tu casa.
.

4. Huele a huevos podridos

Este olor sulfuroso, o como a pescado, puede estar causado por una variedad de agentes indeseables en tu agua, incluyendo el exceso de sulfuro, cloro, moho, algas o bacterias.

Todas ellas viven en el agua y pueden multiplicarse en cualquier sistema de fontanería, residiendo en tus tuberías.

Deberás solucionar este problema de forma urgente, pues tu salud peligra al ingerir estos agentes. Puedes utilizar todo tipo de sistema de filtrado, aunque es recomendable la ayuda de un fontanero profesional para aplicar un sistema de osmosis inversa, y la instalación de filtros de carbón, para eliminar correctamente esta complicación y asegurar tu tranquilidad y la de aquellos que viven en tu hogar.
.

5. Agua turbia

La aparición de sólidos en suspensión puede provenir de diferentes complicaciones, como obras cercanas o tormentas.
.
Los expertos en reparación de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, técnicos especialistas en todos los gremios que puedas necesitar, te traen hoy consejos de fontanería para que disfrutes de una calidad de agua óptima en tus grifos, con seguridad y garantía para tu salud..

Consulta con nuestros profesionales de la fontanería para que te recomienden la solución más acertada.
.

6. Sedimentos

Si encuentras arena, tierra o polvo en tu agua, lo más probable es que haya una rotura en algún punto de tu sistema de fontanería o, antes incluso, en la conducción municipal del agua. Este problema suele manifestarse también en una disminución de la presión del agua.

 

Y cuando estés de vacaciones en otro país…

Recuerda informarte antes de la calidad del agua de tu destino. La gran mayoría de países del mundo no tienen tanta suerte con el agua de grifo como el nuestro, y no podrás beber directamente de ella.
.

Hay varios sistemas para hacer potable el agua que bebes.

El más básico es hervirlo en un cazo durante al menos 1 minuto de ebullición, algo que debería terminar con el 100% de los agentes patógenos que podrías encontrar. Eleva este tiempo a 3 minutos de ebullición si te encuentras en una región en altura, sobre los 2.000 metros.

Y presta mucha atención a otras fuentes de entrada de agua en tu cuerpo menos obvias, como los baños en playas, lagos, piscinas… o el hielo de tus bebidas, que casi con toda seguridad estará fabricado con agua del grifo y podrá provocarte exactamente los mismos problemas que un vaso del mismo.

Publicidad:
.
¿Quieres llevarte de regalo una pulsera FitBit Flex para monitorizar tu salud y conocer el número de calorías que quemas, la calidad de tu sueño mientras duermes, y muchas otras cosas más gracias a tus mascota más querida?

¡Entra aquí y sigue las instrucciones para llevártela!
.

 

15 trucos para tener tu piscina siempre a punto

Los técnicos de Reparalia, especialistas en reparación de todo tipo de averías y roturas en tu hogar, te traen consejos, trucos e ideas de mantenimiento y ahorro para disfrutar más de tu piscina este verano y con menos esfuerzo.

La piscina genera emociones muy contradictorias.

Diversión, relax, desconexión y amigos, sí.

Pero también trabajo, inversión, mantenimiento y PEREZA… cuando la piscina es tuya.

Si sabes cómo gestionarla y conoces sus trucos, tener piscina puede parecerse más a lo primero. Si no, además de flotar en un mar de dudas sobre productos químicos, incompatibilidades y resultados, puedes cometer errores que te cuesten mucho dinero.

El destino de este post puede ser estar impreso en la caseta de tu piscina o ser reenviado a ese amigo tuyo que siempre se queja de tenerla cuando le propones que haga una barbacoa.

¡Tú decides, rock star!
.

15 consejos para el mantenimiento de tu piscina: siempre limpia y saludable

.
1. Antes de poner a funcionar tu piscina, comprueba si durante el invierno se ha producido alguna rotura: grietas, azulejos desprendidos…
Para su reparación, usa epóxido, que es perfecto para lograr adherencia y resistencia en contacto con el agua.

2. Revisa también la depuradora: filtros, conexiones, bombas… y, para comenzar, aplica un filtrado durante al menos 24 horas antes de estrenar temporada.
.

Los técnicos de Reparalia, especialistas en reparación de todo tipo de averías y roturas en tu hogar, te traen consejos, trucos e ideas de mantenimiento y ahorro para disfrutar más de tu piscina este verano y con menos esfuerzo.

.
3. Nunca uses jabón para limpiar nada en la piscina
: reacciona con el cloro y esto supondría un riesgo para vuestra salud,

4. Comprueba los niveles químicos de tu piscina 2 o 3 veces por semana durante el verano.

Sí, tendrás que sacar el druida que llevas dentro y aprender para qué sirve cada producto, pero los encargados de tu tienda de productos habitual te darán las nociones básicas y te indicarán los componentes adecuados para ello.

5. Vacía y limpia la cesta del skimmer también 2 veces por semana, o más si hay árboles soltando hoja cerca o condiciones que la ensucien especialmente.

6. Recoge cabellos y pelusas de la bomba cada dos días como máximo (si le dais mucho uso a la piscina, cada menos). Apaga siempre la bomba para hacer esto.

7. Comprueba el nivel del agua cada dos semanas, y ajusta si es necesario. El nivel ideal de agua está en el centro del skimmer. Los cambios desmesurados en el nivel del agua podrían indicar fugas, y estas, roturas importantes. En caso de duda, consulta con un especialista de Reparalia para prevenir daños mayores con el tiempo.

8. Comprueba los niveles de cloro al menos tres veces por semana, y asegúrate de que se reparte correctamente por toda la piscina.
.

Los técnicos de Reparalia, especialistas en reparación de todo tipo de averías y roturas en tu hogar, te traen consejos, trucos e ideas de mantenimiento y ahorro para disfrutar más de tu piscina este verano y con menos esfuerzo.

.
9. Pasa la raqueta de malla por la superficie de la piscina cada mañana
, cuando el sol aún no aprieta, y repite el barrido de superficie a última hora de la tarde. Así te asegurarás un aspecto impoluto y evitarás que los residuos terminen descendiendo y ocupando el suelo y las paredes. Arroja los residuos lejos y recuerda que están clorados: no salpiques las plantas con ellos.

10. Hablando de la cloración del agua: comprobarás que, si tienes césped cerca, las zonas de más bullicio terminen amarilleando y secándose, terminando en calvas. Efectivamente, el agua de tu piscina es veneno para tus plantas. Plantéate introducir césped artificial en las inmediaciones para asegurarte una superficie verde y agradable que no sufra las salpicaduras.

11. Controla el PH de tu piscina cada dos días como mucho. Debe estar entre 7,2% y 7,6%. Tu piel y tus mucosas lo agradecerán infinitamente, evitarás escozor, caída del cabello e irritación de ojos. Y todo, con una simple comprobación que puede resultar un divertido ejercicio de química que enseñar a los niños. Si llueve, duplica la dosis de cloro.

12. El agua llama a las avispas, que suelen fabricar avisperos cerca. Ponles coto para evitar el mal trago de bañarte rodeado de ellas.
.

Los técnicos de Reparalia, especialistas en reparación de todo tipo de averías y roturas en tu hogar, te traen consejos, trucos e ideas de mantenimiento y ahorro para disfrutar más de tu piscina este verano y con menos esfuerzo.

.
13. Si tienes niños o animales de compañía, plantéate instalar una valla de seguridad
en el perímetro de la piscina para evitar caídas. Un pestillo a cierta altura o con sistema de seguridad te ayudará a que no puedan abrir la portezuela fácilmente.

Por cierto, tener un botiquín de primeros auxilios cerca del agua te ayudará a atajar rápidamente pequeños sustos como cortes o roturas.

14. Si el agua se pone verde, tienes algas: Aplica un tratamiento de choque con cloro líquido y regula el nivel de PH con un incrementador, hasta que vuelva al entorno del 7,5%. Pasada una jornada, cepilla paredes y fondo y succiona las algas muertas con la función de vaciado de la depuradora. Durante unos días, aumenta las dosis de alguicida y de cloro.

15. Si el agua presenta una capa espumosa, es que hay demasiado alguicida o una acumulación de residuos orgánicos en la superficie, como cremas, sudor, etc. Para eliminarla, evacúa parte del agua y rellena con agua nueva, además de aplicar le tratamiento de choque comentado antes.

 

¿Y una vez terminada la temporada de verano?

Para que el agua de la piscina se conserve bien hasta el próximo caloret, instala una lona con amarres que sirva de cubierta y proteja la piscina de suciedad de otoño a primavera.

Es una solución que requiere una pequeña inversión, pero que te dará muchas alegrías cuando compruebes que no necesitas cambiar el agua ni realizar una limpieza en profundidad cada temporada.

¿Cuál es tu experiencia como amo y señor de piscina?

 

Niños y piscinas: ¿conoces bien los riesgos y cómo prevenirlos? ¡9 consejos!

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.

El otro día una noticia me dejó helado: los ahogamientos suponen la causa del 8% de las muertes infantiles en verano. Piscinas, ríos, lagos y playas pasan en estas fechas a convertirse en el entorno de juego más deseado por los pequeños, pero esconden importantes peligros para su seguridad y su salud que requieren de nuestra supervisión más rigurosa y responsable.

Hay muchas cosas que puedes hacer para respirar más tranquilo cuando veas chapotear a tu prole. Toma nota y hasta los vigilantes de la playa te tomarán más en serio:

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.

 

1. Para evitar ahogos, natación. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) recomienda enseñar a nadar a los niños desde los 4 años para disminuir el peligro. Pero ojo, esto no sustituye en ningún caso la vigilancia continua del chiquillo en el agua.

2. Concienciación higiénica frente a enfermedades. No nades en aguas cerradas cuando padezcas algún tipo de enfermedad que puedas transmitir o que te provoque una indisposición: los gérmenes se propagan más fácilmente en este entorno.

3. Deja fuera todo antes de zambullirte. Y nos referimos a una buena ducha que elimine sudor, suciedad y cualquier elemento con el que no deseamos contribuir al agua de baño de todos.

4. Haz pausas de ida al baño cada hora, y lávate las manos y la cara a menudo.

5. ¡Qué bueno es beber 2 litros de agua al día! Pero no de la piscina.

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.6. Protege piel y ojos del Sol como si fuesen tu mayor tesoro. Los primeros años de vida son especialmente delicados frente a la exposición excesiva a la radiación UV: “Utilizar un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo en la edad adulta”.

7. Y si llevas comida a playa o piscina, mejor fresca y que no se deteriore ante el calor con la facilidad de, por ejemplo, los huevos.

8. Comprueba que las cosas se hacen bien. El cloro debe renovarse dos veces al día: ¿lo hacen en tu comunidad?

9. ¿Sabes si el socorrista de la piscina tiene la formación adecuada? Y no, no estamos pensando en ella. Bueno, sí.

 

Hay un décimo consejo que yo llamo el efecto boomerang: si practicas y compartes estas 9 reglas disfrutarás por partida doble de sus efectos, pues una conciencia colectiva sobre agua y seguridad nos interesa a todos para evitar enfermedades y riesgos de cualquier tipo.

¿Cuál es tu forma de cuidar a los más pequeños en sus momentos acuáticos? ¿Tienes trucos o consejos para compartir con el resto de lectores?

 

Actualización: como nos comentaba a través de nuestro Twitter nuestra amiga y compañera bloguera Madre Reciente, “es tan importante enseñar a los niños a nadar como que vayan en el coche en su silla de seguridad”. Y otra entrada muy interesante en su blog que también os invito a leer: “¿A qué edad se sueltan a nadar los niños?”.

 

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.PUBLICIDAD: Si no quieres liarla parda la próxima vez que te surja una urgencia en casa, aprovecha este regalo para nuestros lectores del blog:

Ahora te damos GRATIS 6 meses de Servicio de Urgencias de Reparalia, un regalo que estará disponible para su solicitud por tiempo limitado.

Solo tienes que llamar hoy al 902 810 554 indicando el código REKZR33 o hacer clic aquí ahora mismo para estar asegurado gratis el próximo medio año. Y nuestros profesionales se encargarán de cualquier avería e inconveniente que surga en tu casa: fontanería, cerrajería, albañilería, cristalería… ¡lo que sea!

¡Bienvenido a Reparalia, disfruta de la tranquilidad!