BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

¿Y si Gregorio Samsa hubiera despertado siendo un maravilloso insecto?

“Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto”.
Cucharacha común. Dominio Público. Wikimedia Commons.

Cucharacha común. Dominio Público. Wikimedia Commons.

Así empieza Kafka su relato de La Metamorfosis. El Sr. Samsa despierta reencarnado en una cucaracha o plaga doméstica de “vientre convexo y oscuro, surcado por curvadas callosidades”.

Es de sobra conocida su historia, una de las más célebres de la literatura. Lo cual no excluye que mi cliente, el Sr. Samsa, comerciante de profesión, no tenga razones para demandar a su creador, por padecer el odio y asco irracional de su familia y amigos a consecuencia de esta decisión creativa.

Si en esa triste mañana, tras el sueño intranquilo, el Sr. Samsa hubiera despertado convertido, por ejemplo, en uno de los insectos del fotógrafo Igor Siwanowicz, la cosa habría sido distinta, su destino, otro.

 

Idolomantis diabolica 2016 #prayingmantis #acrylic #acrylicpainting #igorsiwanowicz

A post shared by Weyrie (@weyrie) on

Un colorido bicho de Siwanowicz. Un Don Juan en la colmena. Atractivo. Notorio. Influencer. No de color marrón. No un escarabajo convexo del tamaño de un perro.

Kafka debería haber obrado con la diligencia del buen padre de familia al imaginar su personaje, su hijo, motivo por el cual, mi cliente, el inmortal Gregorio Samsa, accede a interponer esta demanda contra sus herederos.

Reclamamos el resarcimiento del daño moral y la reescritura del relato.

No pretendemos invadir el marco jurídico que protege en nuestras constituciones democráticas la libertad de creación. No discutimos el destino del Sr. Samsa y su inesperada mutación en insecto. Discutimos las posibilidades, los otros cuerpos de insecto legítimos. Por tanto, creemos que es ajustada a derecho esta reclamación. Adjuntamos las pruebas pertinentes extraídas del trabajo del Sr. Siwanowicz.

Exigimos un nuevo inicio para este relato.

Por ejemplo:

“Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en una bella mantis”

 

 

O quizás en una oruga dragón

 

 

O en esta cosa, que sin saber bien lo que es (solo estudié judicatura, Señoría), tiene un encanto objetivamente mayor que el de una cucaracha común…

 

 

O en esta adorable lepidóptera, digna bailarina del Bolshói.

 

photo by #IGORSIWANOWICZ

A post shared by Chris Porter (@eratk666) on

 

Al tenor de las pruebas presentadas entendemos que existían otras posibilidades menos lesivas para la dignidad de nuestro representado. La obra del naturalista Igor Siwanowicz demuestra que no todos los insectos deberían ser monstruosos. Atestigua que si el Sr. Samsa hubiera sufrido otra clase de transformación, con toda seguridad, no hablaríamos de trágico final o desencanto.

 

#igorsiwanowicz

A post shared by festina (@ozvlvzo) on

Rogamos que atiendan a nuestra petición.

Los comentarios están cerrados.