BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Un homenaje a la estética hortera y caótica de GeoCities

Captura de la web 'Cameron's World', que recupera la estética de las páginas personales de GeoCities - Cameron Askin

Captura de la web ‘Cameron’s World’, que recupera la estética de las páginas personales de GeoCities – Cameron Askin

Había páginas especializadas —educativas, divulgativas, informativas…—, pero GeoCities era conocida desde el principio por su cara más amateur. Aquellos que llevaban ya unos años usando Internet solían tacharlo de subproducto y se resistían a tomárselo en serio. Aquel servicio gratuito de alojamiento web nació en 1994 y muchos usuarios abrían en él su primera página personal, forrada de imágenes escogidas de aquí de allá, como haría un adolescente con las paredes de su cuarto.

Escenarios de fondos lisérgicos, gifs animados con toques New Age, mensajes escritos con la fuente Times New Roman, combinaciones irritantes de colores y abundancia de ventanas y subventanas que marean al visitante… Quien haya navegado por la Red antes del 2009 se ha encontrado alguna vez con esos despropósitos visuales, GeoCities era sólo la plataforma de aquel chapurreo de diseño con que había que lidiar a menudo en la World Wide Web.

El diseñador neozelandés residente en Berlín Cameron Askin fabrica una cápsula del tiempo con Cameron’s World (El mundo de Cameron), un proyecto que define como “una web collage” de textos e imágenes sacados de las catacumbas virtuales, en particular de páginas alojadas en GeoCities, el servicio estadounidense que fue en 1997 el cuarto sitio web más visitado y ahora es una leyenda de aquellos primeros tiempos.

'Cameron's World' - Cameron Askin

‘Cameron’s World’ – Cameron Askin

Askin apela a la atmósfera inocente, idealista y optimista de Internet y la contrasta con el presente, “una época en que nos relacionamos principalmente con contenidos web de marca y comercializados”. La ristra de escenarios horteras atestados de iconos en movimiento es “un homenaje a los días perdidos de expresión personal poco refinada” y poco tiene que ver con el histerismo con que muchos cuelgan en las redes sociales selfies hechos en el espejo del baño y en paños menores.

El auge del servicio de alojamiento duraría poco. GeoCities echó el cierre en 2009, formateando sus servidores y eliminando del frágil mundo virtual todas aquellas habitaciones tan torpes en diseño como auténticas en su trasfondo.

Su decadencia comenzó cuando decidieron introducir publicidad y después ofrecer un servicio avanzado de pago. Los internautas tampoco aceptaron con alegría que Yahoo! comprara la compañía en el año 2000 y montaron un escándalo cuando la gran corporación les hizo firmar un nuevo contrato que obligaba a los usuarios a renunciar a los derechos de contenido (textos, imágenes, sonido) de todo lo que alojaran en las páginas. El revuelo fue tan grande que Yahoo! tuvo que recular… Hubo un tiempo en que estas batallas tenían un final feliz en Internet.

Helena Celdrán

'Cameron's World' - Cameron Askin

‘Cameron’s World’ – Cameron Askin

1 comentario

  1. Dice ser Joaquín

    Qué hubiera sido de muchos webmasters de hoy en día si no hubiera existido GeoCities… Esa sensación nueva y excitante que te daba el ver aquella web que habías hecho en tu ordenador subida a Internet y a disposición del mundo. Webs hechas de forma artesanal, sin plantillas de WordPress ni gestores de contenido.

    01 septiembre 2015 | 18:48

Los comentarios están cerrados.